Emvisesa aprueba comercializar en régimen de alquiler con opción a compra 69 viviendas protegidas que estaban disponibles para su venta.

La Comisión Ejecutiva de Emvisesa ha aprobado la comercialización en alquiler de 69 viviendas protegidas disponibles calificadas para su venta, constituyendo a favor de los futuros arrendatarios un derecho de opción de compra sobre las mismas. Para la adjudicación se recurrirá al Registro Municipal de Demandantes, siguiendo el orden entre quienes estén interesados e inscritos y así lo acrediten.

Se trata de 69 pisos protegidos que estaban disponibles para la venta en Emvisesa, de ellos 56 en el Polígono Aeropuerto (50 en la Manzana MC-2.2, que tienen cocina amueblada y 6 en la Manzana A-1.4) y los 13 restantes en diferentes promociones de Pino Montano. Se da cumplimiento, así, a acuerdos alcanzados la pasada semana en el Pleno extraordinario de Vivienda.

Interior. Piso piloto en la manzana MC 2.2 de Sevilla Este.
Interior. Piso piloto en la manzana MC 2.2 de Sevilla Este.

El derecho de opción de compra sobre estas viviendas se podrá ejercitar en el plazo máximo de 4 años, abonando la totalidad del precio pactado en el correspondiente contrato. El derecho caducará si, pasado este periodo, no se ha ejercitado por parte del inquilino. En ese caso, podría firmarse un nuevo contrato de alquiler incluyendo la opción de compra, siempre, eso sí, que el inquilino cumpla los requisitos exigidos por la normativa aplicable en materia de vivienda protegida.

Para apoyar a los interesados, se reducirá del precio total de la vivienda el importe abonado en concepto de renta (excluido IVA, y gastos repercutidos en el recibo de alquiler), de acuerdo con los porcentajes y plazos establecidos en las normas de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla, y que incluso pueden alcanzar el 100 por ciento si el derecho de opción de compra se ejecuta el primer año.

La renta a abonar será la que corresponda de conformidad con la normativa aplicable en el momento de la formalización del contrato. Actualmente, será de un máximo del 3,5 por ciento del precio máximo de venta establecido para viviendas con la concesión de Calificación Definitiva. Se garantiza, así, una renta adecuada y asequible que se adapta a los ingresos de las unidades familiares que accedan a las mismas.