Propuesta para bonificar el 95% del IBI a 2.663 inquilinos de VPO municipales.

El gobierno de la ciudad, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVISESA) y de la Agencia Tributaria, dependiente de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, presentará al próximo Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Sevilla el expediente que permitirá aplicar una bonificación del 95% a todos los inquilinos de VPO municipales en régimen de alquiler o en alquiler con opción a compra. Esta medida afectará a 2.663 hogares que tendrán una reducción media de 220 euros al año y tendrá una repercusión económica en el Ayuntamiento de Sevilla de casi 600.000 euros.

Para llevar a cabo esta medida, sin precedentes en la ciudad de Sevilla, EMVISESA y la Agencia Tributaria han realizado un proceso de revisión de todos los expedientes de cada una de las viviendas y han alcanzado los acuerdos necesarios para resolver problemas, como el embargo que pesaba sobre la sede de EMVISESA desde el pasado mandato.  Ahora, la Corporación Municipal deberá votar en el Pleno si las viviendas protegidas de EMVISESA son declaradas como actividad de especial interés o utilidad pública y reconocer en consecuencia el derecho a una bonificación del 95% en el Impuesto de Bienes Inmuebles, el máximo legal permitido.

Esta medida quedó recogida en el Pleno extraordinario de vivienda celebrado en el Ayuntamiento de Sevilla en noviembre de 2015 y se incorporó a continuación en el proyecto de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2016 en el marco de la ordenanza de medidas de solidaridad social, impulso de la actividad económica y fomento del empleo.

Aunque los efectos de la aplicación de esta medida serán inmediatos a partir de su aprobación en su caso en el próximo Pleno ordinario, tendrá repercusión en los recibos de los inquilinos de EMVISESA, en los que se repercute mensualmente una proporción de los recibos del IBI, a partir del próximo ejercicio.