EMVISESA culmina su plan de reestructuración financiera, mejorando el margen de tesorería para afrontar sus proyectos.

EMVISESA va a disponer de cinco años más (un total de 15 años a contar desde ahora) para poder amortizar préstamos vinculados a promociones inmobiliarias, tras los acuerdos alcanzados con Unicaja, Bankia y BBVA.

De esta manera se reduce la salida de caja en 5 millones de euros al año, permitiendo a la Empresa Municipal tener una mayor disponibilidad para afrontar proyectos pendientes.

El Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha destacado la “reactivación” de EMVISESA en el último año, tanto dentro de la función social de la vivienda como en lo referente al impulso a los proyectos emprendedores y empresariales.

Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.
Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.

La Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla, EMVISESA, y Unicaja han firmado un acuerdo para la novación de los dos últimos préstamos de esta entidad financiera que recaen sobre dos promociones situadas en los barrios de Torreblanca y Sevilla Este.

Con ello, EMVISESA da por cerrada su reestructuración financiera, logrando un margen mayor para abonar los préstamos y disponiendo, además, de más tesorería adicional para afrontar sus proyectos.

En concreto, se trata de dos préstamos hipotecarios sobre sendas promociones de viviendas públicas en régimen de alquiler, firmados a un plazo de amortización muy reducido (10 años) y que generaban unos pagos mensuales superiores a los 170.000 euros, ampliándose ahora el periodo de amortización en 5 años.

EMVISESA había solicitado a tres bancos (Bankia, Unicaja y BBVA) la modificación de las condiciones de cuatro préstamos, ampliando, así, el periodo de amortización en 15 años. Los préstamos con Bankia y BBVA ya fueron novados con fecha de 5 y 23 de mayo pasado, respectivamente, por lo que, si tenemos en cuenta el acuerdo con Unicaja, la disminución en la salida de caja para la empresas municipal ronda los 5 millones de euros anuales.

Con estos acuerdos culmina el plan de reestructuración financiera de EMVISESA, tras el alcanzado con la propia Agencia Tributaria de Sevilla para aplazar sus deudas y el posterior levantamiento del embargo sobre la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla.

El pasado mayo, un plan de pago a cuatro años levantó el embargo preventivo que pesaba sobre la sede de EMVISESA en calle Bilbao, desde que la Hacienda Local tomó esta medida para asegurarse el cobro de diversos impuestos atrasados por valor de más de 1,4 millones de euros. EMVISESA solicitó el fraccionamiento de los tributos atrasados y se comprometió a un calendario de abono para ponerse al día con el Ayuntamiento de Sevilla en julio de 2020, después de haber devuelto 1,70 millones (sumando intereses, apremios y costas al principal).

Para el Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, culminar el proceso de reestructuración financiera en EMVISESA supone un hito más en la “reactivación” de la empresa en el último año.

Desde el gobierno de la ciudad consideramos que EMVISESA está llamada a desempeñar un papel importantísimo en la socioeconomía y en el mercado inmobiliario en próximos cuatro años, y todo dentro de la función social de la vivienda”, ha explicado Antonio Muñoz.

Entre tales hitos, ha citado las adjudicaciones de viviendas vacías vía sorteos, la puesta en régimen de alquiler de viviendas catalogadas para la venta para, así, facilitar el acceso a las familias, la puesta en marcha de la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna (OMDV), la habilitación de locales vacíos para proyectos de emprendedores o el impulso a la instalación de empresas en el parque empresarial Arte Sacro.