EMVISESA tramita 485 solicitudes de ayuda al alquiler para rentas bajas

EMVISESA ha tramitado un total de 485 solicitudes dentro del Programa de Ayudas al Alquiler para Rentas Bajas de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía.

342 de dichas solicitudes han sido recepcionadas en nuestra oficina de San Jerónimo, mientras que 139 han sido recogidas por la Consejería y otras 4 por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para su posterior tramitación por parte de EMVISESA.

La mayoría de las solicitudes presentadas proceden de inquilinos de Pino Montano, Sevilla Este y Torreblanca.
La mayoría de las solicitudes presentadas proceden de inquilinos de Pino Montano, Sevilla Este y Torreblanca.

Atendiendo a su clasificación por zonas, se han gestionado 3 expedientes de viviendas situadas en Aeropuerto Viejo, 40 de Amate, 7 del Casco Antiguo, 37 de Cros-Pirotecnia, 150 de Pino Montano, 2 de la avenida Ramón y Cajal, 54 de San Jerónimo, 80 de Sevilla Este y otros 80 de Torreblanca, todas ellas viviendas de EMVISESA.

El importe total de estas rentas sobre las que se pueden aplicar ayudas es de 1.258.992,58 €. Asimismo, la cuantía de las ayudas va del 40% al 80% de dicho importe, en función de la situación de la unidad familiar. A ello se suma la tramitación de otras 32 viviendas privadas.

Tal y como anunciamos en nuestra web, EMVISESA suscribió el convenio para convertirse en entidad colaboradora y sumarse al programa de concesión de ayudas al alquiler para personas en situación de vulnerabilidad o con ingresos limitados de la Consejería de Fomento de la Junta en régimen de concurrencia competitiva.

Así, la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) ha recogido las solicitudes presentadas para el acceso a este programa que cuenta con un presupuesto en esta convocatoria de 16,3 millones de euros para toda Andalucía.

Esta convocatoria de ayudas está dirigida a facilitar el pago del alquiler de la vivienda habitual a personas en situación de vulnerabilidad o con ingresos limitados.

Entre los requisitos se ha exigido estar empadronado en la vivienda, contar con una renta de alquiler mensual no superior a los 500 € y disponer de ingresos inferiores a 2,5 veces el IPREM.

La cuantía de las ayudas, tras una evaluación de las solicitudes y hasta agotar el presupuesto, permitirá abonar el 40% de la renta mensual, con un máximo de 200 euros al mes, aunque está situación se puede ampliar hasta el 80% en aquellos casos que se encuentren en riesgo de exclusión social, previa acreditación por parte de los servicios sociales comunitarios.

El plazo de presentación de esta convocatoria se abrió el pasado 5 de julio y concluyó el 5 de agosto.