La Junta de Gobierno aprueba un convenio para agilizar y mejorar las ayudas sociales a inquilinos y personas alojadas en viviendas de Emvisesa

FOTO: Pepo Herrera/Ayuntamiento de Sevilla

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy un convenio entre el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa que tiene como objetivo mejorar, coordinar, agilizar y reforzar el pago de las ayudas sociales a inquilinos y familias alojadas en viviendas de Emvisesa con bajos recursos. De esta forma, la gestión de estas ayudas se realizará a través de los Servicios Sociales del Ayuntamiento con cargo al presupuesto aprobado destinado al plan por el derecho a una vivienda digna acordado por todos los grupos políticos y siguiendo los mismos criterios de concesión que los establecidos en el Programa de Prestaciones Complementarias.

El convenio, que ha sido presentado por el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, supone un “paso más” dentro del compromiso del gobierno en materia de vivienda recogido en el pleno extraordinario de noviembre de 2015 y en el Plan por el derecho a una vivienda digna aprobado por Emvisesa. “Es un nuevo modelo de gestión que permitirá a todo el que tenga ayudas sociales en el parque público de viviendas mantenerlas o mejorarlas y que incluso incrementará el número de beneficiarios al incorporarse condiciones que son más favorables”, explicó Juan Manuel Flores.

A partir de la aprobación de este convenio los inquilinos y las personas alojadas en viviendas de Emvisesa a través de programas sociales tendrán una vía más clara de acceso a ayudas al pago de los alquileres a través de los Servicios Sociales y con un claro respaldo presupuestario. “Habrá además nuevos beneficiarios puesto que el sistema actual de ayudas sociales, que asume Emvisesa, es más restrictivo en cuanto a los recursos económicos máximos que puede tener un hogar para acceder a la ayuda que el que tiene Bienestar Social a través del Programa de Prestaciones Complementarias”, explicó Juan Manuel Flores.

El Plan por el derecho a una vivienda digna preveía la puesta en marcha de un programa de alquiler social en Emvisesa ajustado a las rentas de los hogares. Hasta ahora esta medida se realizaba a través de la Empresa de la Vivienda, que renunciaba al cobro de una parte de los alquileres asumiendo en solitario el coste que en 2016 se sufragó a través de una ampliación de capital al final del año. Esta situación ahora se regula y se mejora con este convenio, de forma que son los Servicios Sociales quienes conceden las ayudas que se gestionan a través de Emvisesa con unos mejores criterios que permitirán acceder a más familias y ofrecerán más facilidades en la tramitación.

Para ello, de acuerdo con el presupuesto del año 2017 aprobado por el Pleno previo debate y votación de las enmiendas de los grupos políticos, se contaba con más de un millón de euros vinculados al plan municipal por el derecho a la vivienda digna que se aplicará a este nuevo modelo de gestión de las ayudas sociales. “Seguimos por tanto cumpliendo con los compromisos de este gobierno y los suscritos con otros grupos políticos para dar una respuesta adecuada a los hogares con bajas rentas de Emvisesa”, explicó Juan Manuel Flores.