Emvisesa inicia las obras de demolición de las dos primeras viviendas adquiridas en Guadaíra Sur.

El martes 24 de octubre han comenzado las obras de demolición de dos viviendas propiedad de Emvisesa situadas en las calles Azuaga y Denia, enmarcadas en el proceso de regularización del entorno Guadaíra Sur.


El Consejo de Administración de Emvisesa autorizó, en sesiones celebradas el 12 de enero y el 24 de marzo de 2017, la adquisición por parte de Emvisesa de las dos viviendas para su posterior demolición.

Las viviendas pertenecían a dos parejas compuestas de personas de avanzada edad, que habían quedado aisladas en Guadaíra Sur por carecer sus viviendas de las mínimas condiciones de habitabilidad necesarias.

Algunas de las viviendas situadas en el sector ya fueron adquiridas por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla en un Plan iniciado en 2012, cuyo fin es la demolición completa de la zona.

El nuevo planeamiento del sector, denominado ARI-DBP-3, prevé la construcción de 143 nuevas viviendas y zonas libres en el lugar en el que ahora se encuentran 55 viviendas, algunos de cuyos propietarios desean ser realojados en nuevas viviendas con mejores condiciones de habitabilidad.

Vivienda de la calle Denia momentos antes de proceder a su demolición.
Vivienda de la calle Denia momentos antes de proceder a su demolición.

En el marco de las medidas orientadas a garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada, impulsadas por el Ayuntamiento en la sesión plenaria celebrada el pasado 24 de noviembre de 2015, y teniendo en cuenta la función eminentemente social de Emvisesa, se procedió a la adquisición de las viviendas sitas en calle Azuaga y calle Denia, ofreciendo a sus propietarios el acceso a sendas viviendas del parque de alquiler de la Empresa Municipal en la zona donde viven sus familias (dos sectores distintos de la barriada de Pino Montano). Las nuevas viviendas se encuentran en promociones que disponen de ascensor y fueron adecuadas a las necesidades de sus nuevos inquilinos.

El pasado 27 de abril Emvisesa supervisó las dos mudanzas que han posibilitado el traslado de los matrimonios, que ya disponen de asistencia familiar y gozan de los numerosos servicios sanitarios, comerciales y de transporte que ofrece Pino Montano.