El Plan Municipal de Vivienda de Sevilla (PMVS) se presenta a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras

La pasada semana se presentó el nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla (PMVS) a los representantes de los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Antonio Ibañez, de Espacio Común, presentando el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla a Marta Bracho Núñez, Secretaria de Politica Social, Seguridad Social y Medio Ambiente de UGT, Manuel Ponce González, Vicesecretario General de FICA UGT Sevilla
y José Manuel Torres Ayala, Secretario de Comunicación de la Unión Provincial CCOO de sevilla.

Durante la presentación desarrollada por Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Antonio Ibáñez, corredactor del Plan, se ha hecho mención a las 3.500 viviendas protegidas que prevé el Plan en el plazo 2018-2023 a través de una estrategia en la que se prioriza el alquiler, la rehabilitación, la captación de viviendas vacías y los programas sociales.

Imagen de la reunión que Juan Espadas mantuvo en marzo con representantes de empresarios y sindicatos para presentarles la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“ y el avance del Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.
Imagen de la reunión que Juan Espadas mantuvo en marzo con representantes de empresarios y sindicatos para presentarles la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“ y el avance del Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ya mantuvo en marzo una reunión con el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus; el secretario general de CCOO-Sevilla, Alfonso Vidán; y el secretario general de UGT-Sevilla, Juan Bautista Ginés, para presentar la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“, así como el avance diagnóstico y las bases sobre las que se asienta el Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.

Se trata de reuniones enmarcadas dentro del objetivo municipal de lograr la mayor participación e implicación ciudadana y de los agentes sociales y económicos en el PMVS.

Este Plan, el primero con el que cuenta la ciudad desde la derogación sin alternativa del anterior documento en el año 2012, es el resultado de un trabajo de diagnóstico que está publicado en la web de Emvisesa y de un proceso de participación que se ha prolongado durante el último año.

El Plan Municipal de Vivienda (PMVS) establece un total de 20 medidas de intervención en el sector de la vivienda, diseñadas para favorecer el acceso a la misma por parte de la ciudadanía y dar respuesta a los distintos tipos de necesidades de la población. El PMVS parte de una intervención público-privada y cuenta con un presupuesto de 318 millones de euros para el periodo 2018-2023.

Una de las ideas más destacadas durante la presentación ha sido que la práctica totalidad de  medidas contempladas en el PMVS ya se ha venido aplicando con éxito durante los últimos años.

Esta urgencia en la aplicación de medidas que venían demostrando ser eficaces ha posibilitado la adjudicación de más de 670 viviendas protegidas (175 de ellas a través de la OMDV a familias en riesgo de quedarse sin alojamiento), la ampliación del parque de alquiler en 241 viviendas valoradas en 20 millones de euros, la firma de convenios con entidades sin ánimo de lucro para facilitar la integración de más de 1.000 personas con discapacidad, inmigrantes, refugiados y personas en riesgo grave de exclusión social en 19 viviendas municipales, la captación de más de 90 viviendas vacías o la puesta en uso del 100% de las viviendas del parque público municipal.

Emvisesa prevé terminar 2018 con 144 viviendas vacías captadas para ponerlas a disposición de otras tantas familias.
Emvisesa prevé terminar 2018 con 144 viviendas vacías captadas para ponerlas a disposición de otras tantas familias.

Los Programas de Ayudas gestionados por Emvisesa y la delegación de Bienestar Social (PPC y PPR) han servido para ayudar con más de 730.000 euros a familias con pocos recursos inquilinas de Emvisesa.

Dichas familias abonan una renta mínima que habitualmente responde a 25, 45 o 75 euros, según sus ingresos, y el resto del recibo es abonado por las PPC-PPR.

Según estudio a 10 de octubre, sin contabilizar las últimas partidas de 2018, las nuevas PPC-PPR están mejorando en un 50% la ayuda anterior, denominada Renta Social. Por cada euro invertido mediante Renta Social se están invirtiendo 1,5 euros en PPC-PPR.