Emvisesa expone su gestión y presenta sus planes de futuro en la Mesa especializada en vivienda del Plan Estratégico Sevilla 2030

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, ha participado en la Mesa de trabajo relacionada con la vivienda, en el marco de los encuentros que se vienen produciendo para desarrollar el Plan Estratégico Sevilla 2030.

Se trata de reuniones a las que asisten destacados agentes sociales y económicos de la ciudad, con el objeto de debatir sobre los asuntos que se consideran vitales en el presente y , especialmente, en el futuro de Sevilla. En esta ocasión ha tenido lugar en el Centro de Recursos Empresariales Avanzados del Ayuntamiento de Sevilla (CREA).

Felipe Castro comenzó su intervención refiriéndose a la evidente demanda de vivienda en nuestra ciudad que, en el caso de la VPO, se mantiene estable durante los últimos años entre los 10.000 y los 13.000 solicitantes y, mayoritariamente, responde a un perfil de joven menor de 35 años con ingresos inferiores a 540 euros mensuales. El 57% de los demandantes de VPO en Sevilla son menores de 35 años, alrededor de un 20% no declaran ingresos y otro 45% posee menos de una vez el IPREM.

Si hablamos de un marco global, para responder a este reto“, afirmó el gerente de Emvisesa, “el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa han apostado por dos planes fundamentales, uno a corto plazo para responder a la demanda más urgente, y otro a medio y largo plazo para satisfacer una demanda más estable. Me refiero a la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Vivienda y al Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación para los años 2018 a 2023. El PMVS, cuya aprobación definitiva esperamos sea inminente, ha absorbido toda una serie de medidas contenidas en la Estrategia de Ampliación Urgente, que ya han sido puestas en práctica con éxito”.

Felipe Castro fue desgranando las medidas aplicadas por Emvisesa durante los últimos tres años, “algunas de las cuales están dando resultados mesurables y otras empezarán a darlos en los próximos meses, tras una adecuada planificación“.

Una de las soluciones evidentes a la necesidad de vivienda de este sector de población es la nueva promoción de vivienda. Está recién aprobado por la Comisión Ejecutiva de Emvisesa un acuerdo histórico, en tanto supone la recuperación de la promoción de nueva vivienda protegida en Sevilla mediante la convocatoria de un concurso público de ideas. Dicho concurso permitirá a los estudios de arquitectura presentar proyectos para diseñar ocho nuevas promociones con un total de 628 viviendas protegidas.

En paralelo, Emvisesa avanza con medios propios en otra serie de promociones y el objetivo es dar cumplimiento al PMVS y promover (y rehabilitar) un total de 1.098 nuevas VPO durante el próximo lustro, teniendo en cuenta que las primeras obras comenzarán en 2019. El PMVS destina 120 millones de euros a este programa de nueva promoción y rehabilitación.

Mientras se completa el proceso que nos llevará a la entrega de llaves de una vivienda terminada, hemos apostado por la utilización de soluciones creativas basadas en la puesta en uso de viviendas vacías, empleando recursos que ya existen”

En ese sentido, Felipe Castro remarcó que todas las viviendas pertenecientes al parque de Emvisesa están en uso.

Desde el inicio de la presente legislatura la Empresa Municipal ha adjudicado más de 720 viviendas.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, durante su exposición.

La Comisión Ejecutiva de Emvisesa acaba de aprobar la puesta en marcha del Segundo Programa de Captación de Viviendas Vacías en Compra, lo que supone una nueva línea de actuación de la empresa municipal con el objetivo claro de continuar ampliando el parque público de viviendas, especialmente accediendo a inmuebles privados que se encuentren desocupados.

Tenemos en estos momentos 108 nuevas viviendas adquiridas a través de distintos procesos de captación de pisos llevados a cabo en los últimos tres años. La incorporación de estas 108 viviendas al parque público de viviendas sociales de Emvisesa ha sido posible gracias a una estrategia mixta de captación que incluye compra y alquiler a particulares y personas jurídicas, acuerdos con entidades financieras y ejercicio del derecho de tanteo”.

Desde el 26 de noviembre aquellas personas poseedoras de viviendas vacías en el término municipal de Sevilla pueden presentar en Emvisesa ofertas de venta en el marco del Segundo Plan de Captación. El PMVS se fija como objetivo la captación de 550 viviendas vacías (venta y alquiler) y destina 15 millones de euros a tal fin.

Una de las primeras medidas útiles para facilitar el acceso a la vivienda de jóvenes y unidades de convivencia con pocos recursos consiste en adjudicar todas las viviendas públicas disponibles“.

En el presente mandato, Emvisesa ha adjudicado más de 720 viviendas protegidas (contabilizando las 51 viviendas actualmente en proceso de adjudicación en el edificio Cátodo), 291 de las cuales se hallaban vacías y 35 ocupadas por personas que no cumplían los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida.

Con la colaboración de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), inaugurada en junio de 2016, y de la Delegación de Bienestar Social, se han adjudicado 175 viviendas por la vía de urgencia a otras tantas familias vulnerables y en riesgo de exclusión social. Desde la OMDV nos indican que una gran parte de estas adjudicaciones urgentes han correspondido a unidades de convivencia con menores a su cargo.

Emvisesa tiene abierta, hasta el 4 de diciembre, la convocatoria para adjudicar 51 viviendas nuevas en régimen de alquiler con opción a compra en el edificio “Cátodo” (avenida de Andalucía), obtenidas por la empresa municipal gracias a la permuta del solar de Ramón Carande.

Los destinatarios de estas viviendas son jóvenes menores de 35 años, salvo dos viviendas reservadas para el cupo de personas con certificado de necesidad de vivienda adaptada y ya se han recibido 390 solicitudes.

La renta de arrendamiento de las viviendas ofertadas se encuentra en torno a los 330 euros y la unidad de convivencia ha de contar con unos ingresos inferiores a 3,5 veces el IPREM para las viviendas en régimen general y 2,5 veces el IPREM para las viviendas en régimen especial.

Otra medida importante para facilitar el acceso a la vivienda a familias con recursos limitados es el diseño de un programa eficaz de ayudas, como el  Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC), en el que es la delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa, estudia la situación socioeconómica de la familia y le presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas.

Durante 2017 los inquilinos de Emvisesa han recibido 530.730,88 euros de ayudas provenientes de Bienestar Social y durante lo que llevamos de 2018 han sido más de 200.000 euros. Los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) han servido, por tanto, para ayudar con más de 730.000 euros a familias con pocos recursos inquilinas de Emvisesa.

Dichas familias abonan una renta mínima que habitualmente responde a 25, 45, 75 ó 125 euros, según sus ingresos, y el resto del recibo es abonado por las PPC-PPR.

Desde el 4 abril de 2018 Emvisesa ha gestionado directamente 430 expedientes PPR, que han supuesto la emisión de certificados de deuda por unos 2 millones de euros. Estos certificados se presentan a Bienestar Social, que emite ayudas por una parte de dicha deuda en base a un estudio de las circunstancias de las familias.

Es indudable que existe un importante número de familias con una necesidad urgente de vivienda y/o en riesgo de perder la que disfrutan“.

El Ayuntamiento de Sevilla creó en junio de 2016 la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV). Desde entonces ha atendido, gracias a un presupuesto de 1 millón de euros anual, a cerca de 10.000 personas que han recibido asesoramiento, apoyo o a las que se han tramitado expedientes. Además, se han ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 175 familias en situación de emergencia habitacional.

De los 10.000 casos atendidos, 1.030 unidades de convivencia se encontraban en situación de riesgo de pérdida de vivienda debido a todo tipo de circunstancias y situaciones personales y ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

Otra vía de actuación importante es la dirigida a fomentar el emprendimiento y la creación de empleo“, afirmó Felipe Castro.

Cuando finalizó la anterior legislatura Emvisesa tenía 105 locales vacíos, lo que representaba un 30% de su patrimonio en cuanto a locales.  Existía demanda por parte de entidades y emprendedores pero la mayor parte de los locales estaban en bruto y el elevado coste de las obras de adecuación, así como la obligación de abonar rentas de alquiler antes de que el negocio estuviese en funcionamiento, provocaban que permanecieran sin uso.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha culminado durante el presente mandato la primera convocatoria del plan de empleo municipal a través de locales sin uso. Este programa, iniciado en 2016, ha permitido la adecuación de un total de 16 locales que estaban en bruto y que, tras una inversión de 800.000 euros, ahora albergan distintas iniciativas que generan 60 puestos de trabajo, además de las 18 contrataciones que se han realizado para las distintas obras de adecuación.

Emvisesa ya ha abierto una segunda convocatoria del Plan de Empleo y Adecuación de Locales. En total, este segundo plan de empleo tiene un coste programado para Emvisesa de otros 200.000 euros y está previsto, de acuerdo con los proyectos presentados por las iniciativas que han sido seleccionadas, que genere 26 empleos: 20 contratos vinculados a la actividad y otros 6 empleos vinculados a las obras de adecuación.

En estos momentos, apenas iniciado el Segundo Plan de Empleo,  Emvisesa se acerca a su objetivo de plena ocupación de su parque de locales comerciales.

La barriada de “Los Pajaritos” se encuentra con graves problemas de accesibilidad e infravivienda en buena parte de sus edificios de viviendas públicas municipales. Por ello, durante el actual mandato, se ha puesto en marcha un Plan Integral de Renovación Urbana.

Emvisesa se está encargando del realojo de los inquilinos yde la gestión de la Bolsa de Permutas a la que han presentado 39 solicitudes de otras tantas unidades de convivencia que han solicitado dejar su vivienda en mal estado para su derribo y acceder a una vivienda de las nuevas en los bloques recién construidos.

La colaboración de Emvisesa en la gestión de ayudas al alquiler tiene su plasmación en el Plan “Alquila”.

En 2016 Emvisesa tramitó 520 solicitudes de ayuda al alquiler para familias con ingresos limitados, mientras que el pasado año la cifra se incrementó hasta las 756. Durante 2016, las ayudas tramitadas sólo para los inquilinos de Emvisesa supusieron 364.790 euros, mientras que en 2017 (aún sin cifras definitivas) también superarán los 300.000 euros. Se trata por tanto de unos 700.000 euros de ayudas para inquilinos de VPO de Emvisesa en los dos últimos años.

La convocatoria del presente ejercicio 2018 se abre el 10 de diciembre y posee una serie de novedades y características que la hacen especialmente atractiva.

Emvisesa ya está asesorando a sus más de 2.600 inquilinos con los que está contactando a través de cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas para que, en su caso, presenten la solicitud en tiempo y forma.

Felipe Castro finalizó su intervención refiriéndose a los convenios y colaboraciones con entidades sin ánimo de lucro.

Al iniciarse el mandato Emvisesa tenía un total de 18 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la integración de colectivos en riesgo de exclusión.

Durante estos 3 años y medio se ha incrementado en más de un 105% la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro respecto al total histórico y más de un 380% respecto a la anterior legislatura. Emvisesa tiene un total de 37 viviendas cedidas a entidades SAL y pensamos aumentar dicha cifra antes de finalizar 2018“.

Estas asociaciones trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos. Durante estos tres años y medio los programas de cesión de viviendas han creado más de 50 empleos y atendido a más de 1.000 personas, en su mayor parte menores de 35 años.