El Ayuntamiento de Sevilla alcanza un acuerdo con Caixabank para la cesión de viviendas disponibles para alquileres sociales.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el director territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, Rafael Herrador, han anunciado hoy los términos de un acuerdo marco de colaboración para poner a disposición del Ayuntamiento viviendas disponibles gestionadas en estos momentos por la sociedad Buildingcenter y que serán adjudicadas a personas en riesgo de exclusión social o riesgo inminente de pérdida de la vivienda por parte de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de Emvisesa. En una primera fase este acuerdo, que será presentado al próximo Consejo de Administración de la Empresa Municipal de la Vivienda, abarcará entre 15 y 25 pisos distribuidos por distintos puntos de la ciudad.

“Con este acuerdo avanzamos en la ampliación del parque social de vivienda, respondiendo además a los compromisos y acuerdos que compartimos todos los grupos políticos de la Corporación, como así quedó de manifiesto en el Pleno extraordinario de vivienda celebrado en noviembre de 2015. Y esto es parte del resultado de un trabajo que se viene produciendo desde hace meses y que ya se puso de relieve en la reunión que mantuvimos con todas las entidades bancarias que operan en la ciudad en abril de 2016”, ha explicado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha estado acompañado por el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

Las viviendas pasarán a ser adjudicadas a familias que cumplan una serie de requisitos sociales y que estén en situación de riesgo de exclusión social sin que, en ningún caso, abonen en concepto de alquiler más del 30% de sus ingresos. Se establecen, en cualquier caso, unos máximos de entre 75 y 125 euros en función del tamaño de la vivienda. Aunque el número mínimo inicial está en torno a las 15 viviendas, se trata de un convenio abierto al que se podrán ir incorporando viviendas disponibles una vez que hayan sido evaluadas por la empresa municipal de vivienda.

Esta medida se suma a otras ya realizadas en los últimos meses para la ampliación del parque social de viviendas como el acuerdo con la SAREB para la cesión de 15 viviendas en los mismos términos ya establecidos en Málaga, Madrid o Barcelona, los proyectos de adecuación de una veintena de viviendas deterioradas de Emvisesa o Patrimonio, o los procesos de recuperación de viviendas desocupadas de la Empresa Municipal tras incumplimiento de las condiciones de los contratos por parte de sus inquilinos para su cesión con uso social.

Con estas actuaciones, el gobierno municipal tiene como objetivo incrementar el parque de viviendas disponible con fines sociales, una vez que se han acelerado en este mandato los trámites para la adjudicación de viviendas en alquiler o en venta que se encontraban sin uso en Emvisesa. De esta forma, se han firmado un total de 417 contratos en este año y, entre ellos, casi un centenar se han adjudicado a través de procedimientos de excepcionalidad, al tratarse de personas con situaciones urgentes como un lanzamiento de sus viviendas.

EMVISESA culmina su plan de reestructuración financiera, mejorando el margen de tesorería para afrontar sus proyectos.

EMVISESA va a disponer de cinco años más (un total de 15 años a contar desde ahora) para poder amortizar préstamos vinculados a promociones inmobiliarias, tras los acuerdos alcanzados con Unicaja, Bankia y BBVA.

De esta manera se reduce la salida de caja en 5 millones de euros al año, permitiendo a la Empresa Municipal tener una mayor disponibilidad para afrontar proyectos pendientes.

El Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha destacado la “reactivación” de EMVISESA en el último año, tanto dentro de la función social de la vivienda como en lo referente al impulso a los proyectos emprendedores y empresariales.

Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.
Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.

La Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla, EMVISESA, y Unicaja han firmado un acuerdo para la novación de los dos últimos préstamos de esta entidad financiera que recaen sobre dos promociones situadas en los barrios de Torreblanca y Sevilla Este.

Con ello, EMVISESA da por cerrada su reestructuración financiera, logrando un margen mayor para abonar los préstamos y disponiendo, además, de más tesorería adicional para afrontar sus proyectos.

En concreto, se trata de dos préstamos hipotecarios sobre sendas promociones de viviendas públicas en régimen de alquiler, firmados a un plazo de amortización muy reducido (10 años) y que generaban unos pagos mensuales superiores a los 170.000 euros, ampliándose ahora el periodo de amortización en 5 años.

EMVISESA había solicitado a tres bancos (Bankia, Unicaja y BBVA) la modificación de las condiciones de cuatro préstamos, ampliando, así, el periodo de amortización en 15 años. Los préstamos con Bankia y BBVA ya fueron novados con fecha de 5 y 23 de mayo pasado, respectivamente, por lo que, si tenemos en cuenta el acuerdo con Unicaja, la disminución en la salida de caja para la empresas municipal ronda los 5 millones de euros anuales.

Con estos acuerdos culmina el plan de reestructuración financiera de EMVISESA, tras el alcanzado con la propia Agencia Tributaria de Sevilla para aplazar sus deudas y el posterior levantamiento del embargo sobre la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla.

El pasado mayo, un plan de pago a cuatro años levantó el embargo preventivo que pesaba sobre la sede de EMVISESA en calle Bilbao, desde que la Hacienda Local tomó esta medida para asegurarse el cobro de diversos impuestos atrasados por valor de más de 1,4 millones de euros. EMVISESA solicitó el fraccionamiento de los tributos atrasados y se comprometió a un calendario de abono para ponerse al día con el Ayuntamiento de Sevilla en julio de 2020, después de haber devuelto 1,70 millones (sumando intereses, apremios y costas al principal).

Para el Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, culminar el proceso de reestructuración financiera en EMVISESA supone un hito más en la “reactivación” de la empresa en el último año.

Desde el gobierno de la ciudad consideramos que EMVISESA está llamada a desempeñar un papel importantísimo en la socioeconomía y en el mercado inmobiliario en próximos cuatro años, y todo dentro de la función social de la vivienda”, ha explicado Antonio Muñoz.

Entre tales hitos, ha citado las adjudicaciones de viviendas vacías vía sorteos, la puesta en régimen de alquiler de viviendas catalogadas para la venta para, así, facilitar el acceso a las familias, la puesta en marcha de la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna (OMDV), la habilitación de locales vacíos para proyectos de emprendedores o el impulso a la instalación de empresas en el parque empresarial Arte Sacro.

La mediación de la OMDV paraliza el desahucio de una pareja de ancianos.

El desahucio de una pareja de ancianos residentes en Los Remedios previsto para hoy jueves no se ha llevado a cabo gracias al acuerdo que la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) alcanzó ayer con los propietarios del inmueble.

OMDV: Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda en la avenida de San Jerónimo.
OMDV: Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda en la avenida de San Jerónimo.

La OMDV remitió un escrito a los propietarios en el que se les solicitaba aplazar el lanzamiento hasta que se encuentre una alternativa habitacional para la pareja, dada su situación de vulnerabilidad.

Los propietarios aceptaron la propuesta y la OMDV se encuentra ya  estudiando todas las alternativas posibles que se  ajusten a la situación económica y familiar del matrimonio.