El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, adjudica 600 viviendas y capta 200 viviendas vacías durante la presente legislatura.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa continúan dando pasos firmes en la reactivación de la política de vivienda social con la entrega de 593 viviendas protegidas y la captación de más de 200 viviendas vacías durante la presente legislatura.

Ni una vivienda municipal vacía.

Todas las viviendas pertenecientes al parque de Emvisesa están en uso. Desde el inicio de la presente legislatura la Empresa Municipal ha adjudicado 593 viviendas, muchas de las cuales se hallaban vacías u ocupadas por personas que no cumplían los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida.

Servicio de Inspección.

Una de las medidas en que se apoya la estrategia de Emvisesa para poner en uso el mayor número posible de viviendas y que éstas tengan un destino social contrastable, es el incremento de la actuación del Servicio de Inspección. Dichas inspecciones han permitido abrir más de 50 expedientes para la recuperación de viviendas que sus inquilinos adjudicatarios mantenían vacías o bien habían sido ocupadas ilegalmente por personas que, a criterio de los funcionarios de los Servicios Sociales Municipales, no cumplían los requisitos para acceder a su uso por la vía excepcional.

Los inmuebles recuperados a personas que no cumplen los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida municipal son inmediatamente adjudicados a otras familias que cuentan con todos los informes favorables.
Los inmuebles recuperados a personas que no cumplen los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida municipal son inmediatamente adjudicados a otras familias que cuentan con todos los informes favorables.

La inmediata puesta en marcha de un Servicio de Agentes de Proximidad contribuirá a sistematizar y optimizar la inspección del parque municipal de viviendas.

Convenios con entidades financieras.

Debido a la crisis económica que estalló en 2008, las sociedades inmobiliarias de muchas entidades financieras acumularon viviendas que no pudieron comercializar y permanecían vacías. Mediante acuerdos suscritos con Caixabank (Building Center) o con la SAREB, Emvisesa se ha hecho cargo de la gestión de 8 de estas viviendas que permanecían vacías en Sevilla para ponerlas a disposición de 8 familias en riesgo de exclusión social, que abonan en concepto de alquiler rentas muy reducidas, en función de sus ingresos. Se trata de 8 familias que no tenían acceso a ningún tipo de alojamiento, ni siquiera a los alquileres más económicos del mercado libre, a las que se ha resuelto su problema habitacional gracias a viviendas vacías de entidades financieras.

El acuerdo con Building Center prevé la cesión a Emvisesa de entre 15 y 25 inmuebles titularidad de la sociedad inmobiliaria de Caixabank.
El acuerdo con Building Center prevé la cesión a Emvisesa de entre 15 y 25 inmuebles titularidad de la sociedad inmobiliaria de Caixabank.

Los convenios suscritos con Caixabank (Building Center) y Sareb prevén la incorporación de más viviendas, por lo que esperamos contar con 30 viviendas más para resolver el problema habitacional de otras tantas familias, partiendo de pisos vacíos de entidades financieras.

Programa de compra de viviendas vacías.

El 30 de enero de 2018 el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, abrió el plazo para que los dueños de viviendas vacías en Sevilla presentaran ofertas de venta a la Empresa Municipal de la Vivienda.

El plazo concluyó el pasado 2 de abril y la convocatoria, que estuvo apoyada en la campaña #SevillaLlena en medios de comunicación y redes sociales, ha sido un éxito a la luz de los primeros datos obtenidos por Emvisesa.

El Censo de Viviendas Vacías, del que se presentó un adelanto en las Jornadas “100 años de vivienda pública municipal en Sevilla”, contempla la existencia de casi 23.000 viviendas vacías en Sevilla, es decir, un 7% del total. Los técnicos redactores del Censo han destacado la reducción a la mitad en apenas 7 años, ya que en 2011 las viviendas vacías suponían un 14% del total de las viviendas existentes en Sevilla capital. Teniendo en cuenta que, según los autores del trabajo, la lógica del mercado requiere de un stock de vivienda vacía en rotación en torno al 4% ó 5% (16.500 viviendas) para evitar la escalada de precios, las campañas de captación de Emvisesa disponen de un interesante margen de alrededor de 6.500 viviendas vacías para incorporar al parque público.

El objetivo fijado en la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Viviendas es el de poner en uso 470 de estas viviendas vacías durante los años 2018, 2019 y 2020.

En esta primera campaña de captación han sido 59 las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa. Una de ellas ha sido excluida por no adecuarse a los requisitos recogidos en las bases del concurso, mientras que otra requiere de subsanaciones.

32 personas han presentado ofertas con una sola vivienda, mientras que 1 persona ha presentado un lote de 12 viviendas y una entidad ha ofertado 15 viviendas.

Si nos fijamos en la tipología de las viviendas ofertadas, el 92% son pisos (54), el 5% viviendas unifamiliares (3) y el 3% dúplex (2).

El 93% de las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa se encuentran en una planta 4ª o inferior (o bien son viviendas unifamiliares). Sólo 4 viviendas se encuentran en una 5ª planta o superior.

La superficie catastral media de las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa es de 70,66 m2, siendo la mediana estadística de 76 m2, la vivienda de mayor superficie de 103 m2 y la más pequeña de 40 m2.

Respecto al año de construcción, la media es del año 1970. La vivienda más antigua fue construida en 1952 y la más nueva en 2003.

Las 57 viviendas que presentan toda la información exigida en las bases (hay una cuyo sobre no ha sido abierto por no ajustarse a las exigencias de las Bases y otra incompleta) se reparten en 7 de los 11 Distritos Municipales de Sevilla.

Si atendemos a los barrios la oferta está muy repartida, ya que las 57 viviendas de las que se ha podido conocer su situación se distribuyen en 28 diferentes barrios de Sevilla.

Alquiler de viviendas vacías.

#SevillaLlena tiene una versión en la que dueños de viviendas vacías pueden ofrecerlas a Emvisesa en alquiler y, de este modo, facilitar que el mayor número posible de estas viviendas se conviertan en el hogar de quienes más las necesitan, cumpliendo un fin social y reportando un beneficio económico a sus propietarios.

Hasta la fecha se han incorporado 6 viviendas por este método al parque de Emvisesa y otras 5 están pendientes de hacerlo en breve.

Cuaquier propietario puede ofertar a Emvisesa viviendas, con un mínimo de 50 m2 y dos dormitorios, ubicadas en el término municipal de Sevilla, no alquiladas ni ocupadas, con las condiciones básicas de habitabilidad (suministros de agua y electricidad, calentador de agua) y un seguro multirriesgo contratado.

La cesión de uso de la vivienda a Emvisesa se realiza por un periodo de tres años. No obstante, el contrato de alquiler con el inquilino final tendrá una duración de un año, prorrogable hasta dos años más.

Existe una Comisión Técnica de la Vivienda que se ocupa de la selección de los inquilinos.

El inquilino abonará los consumos de suministros de agua, electricidad y gas, salvo si están incluidos dentro de las cuotas de comunidad. Al propietario de la vivienda corresponden las cuotas de Comunidad, el impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de entrada de vehículos en su caso y el seguro multirriesgo.

Emvisesa se encarga de subsanar posibles deficiencias en la vivienda, descontando al propietario el importe de las reparaciones de los recibos de alquiler.

El alquiler, en una cuantía máxima de 450 euros, le será abonado al propietario directamente por Emvisesa de manera mensual y será revisable anualmente. La cantidad será establecida por los técnicos de Emvisesa, atendiendo al tamaño, estado y situación de la vivienda.

Los inquilinos de las viviendas incorporadas a este Programa habrán de firmar un documento por el que se comprometen a hacer buen uso de la vivienda y zonas comunes y mantener una convivencia normalizada. Además, los técnicos de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) accederán a las viviendas para revisar periódicamente sus condiciones de conservación, habitabilidad y salubridad. Emvisesa es la responsable de devolver a su propietario la vivienda vacía y en adecuadas condiciones de habitabilidad.

La renta es abonada a los propietarios directamente por Emvisesa, que garantiza su pago y pone todas las medidas a su alcance para evitar incumplimientos de contrato. No obstante, si finalizado el contrato los inquilinos se negaran a abandonar la vivienda, Emvisesa continuaría abonando al propietario el importe de la contraprestación y se encargaría de ejercer las acciones pertinentes para recuperar la posesión del inmueble y devolvérselo a su propietario.

Permuta del solar de la calle Ramón Carande.

La parcela propiedad de Emvisesa sita en Ramón Carande estaba valorada en 7 millones de euros y permitía la construcción de un máximo de 68 viviendas en un plazo aproximado de dos años y medio, por lo que la Empresa Municipal inició el pasado verano un original procedimiento para cambiarla por un lote compuesto de:

  •  viviendas terminadas y listas para su adjudicación.
  • efectivo para invertir en compra de viviendas vacías, rehabilitación de inmuebles y nueva promoción de viviendas protegidas.
  • locales comerciales.
  • suelo para construir nuevas viviendas.

El plazo de presentación de ofertas se abrió el pasado mes de julio de 2017 y finalizó el 6 de octubre, presentándose 5 ofertas.

El Consejo de Administración de Emvisesa seleccionó como oferta ganadora la presentada por Inmobiliaria del Sur, S.L.

Parcela en Ramón Carande.
Parcela en Ramón Carande.

A cambio de la parcela de Ramón Carande, Emvisesa ha obtenido:

  • 63 viviendas vacías terminadas y listas para ser adjudicadas: 51 de ellas se encuentran en un edificio de la avenida de Andalucía y las 12 restantes están repartidas por la capital. La adjudicación de estas 63 viviendas elevará a más de 650 las viviendas entregadas durante la presente legislatura.
  • 1 solar situado en Valdezorras donde Emvisesa podrá construir 135 nuevas viviendas protegidas.
  • 3 locales comerciales en los bajos del edificio de la avenida de Andalucía.
  • 3,5 millones de euros en metálico, que Emvisesa invertirá en la compra de viviendas que se encuentran vacías (1,2 millones de euros), así como en rehabilitación de inmuebles como el de la calle García Ramos y nueva promoción de viviendas protegidas (2,3 millones de euros).

Cohousing en pleno centro de Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha iniciado los trámites para la rehabilitación de un edificio vacío ubicado entre los números 23-25 de la calle García Ramos y 24-26 de la calle Mendoza Ríos, con el objetivo de ejecutar en este inmueble un proyecto social de alojamientos para 60 jóvenes y personas mayores.

García Ramos.

Esta actuación se enmarca dentro de la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Viviendas aprobada por el consejo de administración de Emvisesa y que tiene como objetivo alcanzar las 1.000 viviendas adjudicadas al finalizar 2019.

El proyecto se ha iniciado con la cesión del inmueble desde la Delegación de Hacienda y Administración Pública a la Empresa Municipal de la Vivienda. Mediante dicha cesión se intenta poner fin al deterioro y abandono del inmueble durante los últimos diez años. De hecho, este edificio fue expropiado por el Ayuntamiento en el año 2008 por un importe de 1,7 millones de euros y desde entonces ha pasado por Gerencia de Urbanismo, Emvisesa y el Ayuntamiento de Sevilla, sin que se haya adoptado medida alguna para impulsar su recuperación.

El proyecto prevé recuperar este inmueble con plazas de alojamiento para 50 ó 60 personas en módulos de entre 50 y 80 m2, a través de un proyecto de rehabilitación sostenible con un modelo de intervención social intergeneracional. El presupuesto del proyecto es de 2,1 millones de euros y la previsión es que las obras, que tendrán una duración de 20 meses, puedan comenzar antes de fin de 2018.

Si tu casa no te sirve, puedes cambiarla.

La OMDV gestiona el Protocolo de Permuta de Viviendas de Emvisesa.

El Protocolo de Permuta se dirige tanto a inquilinos de viviendas en alquiler de Emvisesa que desean cambiar su piso por otro que se ajuste a sus necesidades (Bolsa de Permutas), como a propietarios de viviendas (no necesariamente de Emvisesa) que desean que la Empresa Municipal adquiera su vivienda y les ofrezca otra en alquiler.

La Bolsa de Permutas ya ha facilitado una permuta entre dos familias y cuenta con 8 solicitudes en trámite.

Sensibles a las necesidades de personas mayores o afectadas por enfermedades.

La opción del Protocolo de Permuta de Viviendas abierta a propietarios ha hecho posible que Emvisesa adquiera la vivienda afectada de humedades propiedad de la familia de Francisco, un joven con fibrosis quística y trasplantado de ambos pulmones, al que se le ha cambiado por otra vivienda que se adapta a sus necesidades en la barriada de Pino Montano. La vivienda reparada y libre de humedades se incluirá en el parque de Emvisesa.

En este mismo sentido, Emvisesa ha adquirido 3 viviendas en Guadaira Sur y una cuarta está en fase de tasación. 2 de estas viviendas pertenecían a dos parejas compuestas de personas de avanzada edad, que habían quedado aisladas en Guadaíra Sur por carecer sus viviendas de las mínimas condiciones de habitabilidad necesarias. Las dos viviendas han sido demolidas y sus propietarios alojados en sendas viviendas del parque de alquiler de Emvisesa en la zona donde viven sus familias (dos sectores distintos de la barriada de Pino Montano). Las nuevas viviendas se encuentran en promociones que disponen de ascensor y fueron adecuadas a las necesidades de sus nuevos inquilinos.

El Ayuntamiento licita contratos para ampliar en 34 la red de viviendas sociales de EMVISESA y mejorar zonas comunes de otras 543 con una inversión de 1,4 millones de euros.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo y EMVISESA, ha sacado a licitación cinco contratos para la ampliación de su red de pisos sociales en 34 viviendas antes de finales de 2016. De éstas, 14 corresponden a rehabilitaciones de pisos propiedad de la propia Empresa Municipal de la Vivienda que, debido a su mal estado, ahora no se pueden utilizar, mientras que otras 20 son de un nuevo contrato del área municipal de Servicios Sociales para un programa de atención a familias en riesgo de exclusión o vulnerabilidad social. El conjunto de la inversión es de 1,4 millones de euros y sus pliegos de contratación están marcados por las cláusulas sociales, puesto que determinarán buena parte de la valoración de las ofertas presentadas por las empresas.

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de EMVISESA, Felipe Castro, han presentado hoy los detalles de las licitaciones. “Estos contratos evidencian la reactivación de EMVISESA, remarcan el cariz social de su parque de viviendas y son ejemplos del compromiso social de este gobierno con el empleo a través de la aplicación de las cláusulas sociales”, según ha comentado el delegado.

En concreto, dentro del Plan de Empleo de EMVISESA, entre cuyas iniciativas está la rehabilitación de viviendas de su titularidad mediante convocatoria pública, se ha dado libre a una inversión de 505.210 euros para recuperar 14 viviendas con fines sociales. Se trata de un presupuesto aprobado por el Ayuntamiento para rehabilitar pisos de la Empresa Municipal y, en este caso concreto, también incluye obras para mejorar zonas comunes de promociones inmobiliarias propias de EMVISESA que van a beneficiar a 543 viviendas.

Zonas comunes de Cros-Pirotecnia.
Zonas comunes de Cros-Pirotecnia.

Por un lado, tras el diagnóstico sobre su parque de viviendas realizado por EMVISESA en los últimos dos meses para detectar viviendas disponibles pero actualmente en desuso porque necesitan obras para poderlas poner a disposición con fines sociales y también mejorar las condiciones de vida y habitabilidad de las comunidades de vecinos, se actuará sobre 14 viviendas deterioradas ubicadas en Pino Montano (9), Polígono Norte (1), Palmete (1), Los Pajaritos (1), Sevilla Este (1), y Torreblanca (1), así como en las zonas comunes de 218 viviendas en Cros Pirotecnia de la avenida Ramón de Carande, en las de 52 viviendas de la promoción Modecar radicada en el barrio Torreblanca, en las promociones M-105 (86 pisos), M-106 (86) y M-107 (82) en Pino Montano y en zonas comunes de viviendas en Los Carteros (19).

M-105 en Pino Montano.
M-105 en Pino Montano.

En los contratos para la rehabilitación de estas viviendas y zonas comunes, el peso de las cláusulas sociales será del 55 por ciento de la puntuación total y por encima, pues, de la oferta económica que presenten las empresas. Serán tres los principales apartados de la valoración: la estabilidad de la plantilla, la incorporación para estos contratos de personas de colectivos con especiales dificultades para la inserción en el mercado de trabajo (con discapacidad, víctimas de violencia de género, parados de larga duración o personas en riesgo de exclusión social) y el impacto social en la zona donde se ubiquen los proyectos. “Por supuesto, precio y plazos permanecerán pero no tendrán la mayor parte de la puntuación, al tratarse de un programa social y de empleo”, ha explicado Juan Manuel Flores.

Toda la gestión de este programa se sumará a las competencias y responsabilidades que viene asumiendo la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda (OMDV), ubicada en San Jerónimo, cuyos datos ha ofrecido Felipe Castro. Desde su apertura el 31 de mayo y hasta el día 20 de julio, se han atendido a 435 personas y se han abierto 132 expedientes. De éstos, 9 eran casos de desahucio inminente y se logró alcanzar la concesión de una vivienda social por vía de excepcionalidad, en 29 casos se ha logró mediar con los bancos para conseguir un alquiler social, en 22 casos se alcanzó un acuerdo con la propiedad para evitar el desahucio del inquilino y en 24 casos hubo una negociación con el banco para ajustar deudas o acuerdos que eviten la pérdida de vivienda. Asimismo, se han concedido 79 viviendas por vía de la excepcionalidad bajo el actual mandato municipal, 23 de ellas en los últimos dos meses.

Modecar, Torreblanca.
Modecar, Torreblanca.

Por su parte, por primera vez el Ayuntamiento de Sevilla ha licitado un contrato con el objetivo de conformar una red de 20 pisos con capacidad de 5 personas cada uno para un programa de atención temporal para familias en riesgo de exclusión social o vulnerabilidad por la pérdida de la vivienda, conflictos familiares o carencia de alojamiento por situaciones sobrevenidas y excepcionales, así como para personas sin hogar que sean inmigrantes. En total, por tanto, se generarán 100 plazas para este nuevo programa.

Este programa cuenta con un presupuesto de 884.262 euros, de los cuales 139.000 euros serán con cargo al presupuesto de 2016 y otros 745.342 euros, con cargo al presupuesto de 2017. Está diseñado para que familias sin recursos o personas sin hogar en situación excepcional tengan un alojamiento temporal y transitorio en una vivienda con prestaciones sociales y atención social cubierta. “Se trata, por tanto, de soluciones temporales que hasta ahora se utilizaban recurriendo a hostales o al albergue municipal y que ahora queremos empezar también a canalizar a través de esas viviendas. Es decir, vamos a buscar pisos y no sólo hostales para circunstancias sobrevenidas”, ha sostenido Flores. La empresa adjudicataria se encargará, además, de ofrecer servicios complementarios a esas familias, como acogida y alojamiento, higiene personal, manutención y atención psicosocial. Para ello, habrá de tener un psicólogo, dos trabajadores sociales, un educador social y tres técnicos superiores de integración social.

Con este servicio, la empresa será la encargada de buscar y alquilar las 20 viviendas y pondrá en marcha el programa de atención complementaria, al tiempo que va a disponer de plazas en hostales en caso de ser necesario. De esos pisos, 15 estarán a disposición de familias sin recursos y personas sin hogar y 5 serán para personas sin hogar inmigrantes. 545.882 euros del presupuesto se destinarán al programa de integración social a través de la red de 20 pisos, 240.000 serán para manutención y gastos relacionados con el programa de integración social en viviendas y 73.000, para el programa de emergencia en hostales.

Juan Manuel Flores ha querido aclarar que no son residencias permanentes ni pisos sociales con alquiler bajo, sino viviendas amuebladas para albergar a las familias de forma temporal hasta que se les encuentre una solución, al igual que ahora se hace con los hostales o el albergue municipal.