Premio Andalucía de Urbanismo al proyecto Regiones Devastadas-Nuevo Amate.

EMVISESA ha obtenido una mención especial en la modalidad “Actuación Planificada” de los I Premios Andalucía de Urbanismo, otorgados por  la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, por el proyecto Regiones Devastadas-Nuevo Amate.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado del distrito Cerro-Amate, Juan Manuel Flores, y el gerente de EMVISESA, Felipe Castro, fueron los encargados de recoger el premio.

La transformación de Regiones Devastadas en Nuevo Amate es uno de los casos de colaboración interadministrativa más significativos de los que se han realizado en España a nivel de renovación urbana y la actuación más especial, en este sentido, en Sevilla.

Demolición de Regiones Devastadas.
Demolición de Regiones Devastadas.

La barriada “Regiones Devastadas” fue el fruto de una actuación arquitectónica unitaria desarrollada según proyecto original de 1956 y constituida por 210 viviendas y 6 locales comerciales.

Debido al elevado nivel de deterioro de las viviendas, el Ayuntamiento de Sevilla decidió su demolición y convocó un concurso en diciembre de 2009 con el que se pretendía una intervención de renovación total de la edificación, sustituyéndola por otra, también plurifamiliar en bloque abierto con un total de 220 viviendas, cuya disposición y altura posibilitó la obtención de suelo para espacios públicos libre y terciario, valorando los estándares existentes y la mejora de la estructura interna del área.

Vistas aéreas de Regiones Devastadas y su evolución a Nuevo Amate.
Vistas aéreas de Regiones Devastadas y su evolución a Nuevo Amate.

El concurso se resolvió en marzo de 2010, siendo adjudicataria la UTE “Estudio Francos 40 Arquitectos y Asociados S.L.P. e Infraestructuras y Territorio S.L.

El proyecto llevado a cabo consiste en 220 vivendas, locales comerciales, garajes y trasteros distribuidos en cinco grandes bloques, diseñados en posición de abanico, que permite aprovechar al máximo la luz del día y los efectos positivos que ésta provoca en el medioambiente y en las condiciones de salubridad de las personas, así como galerías abiertas de distribución como zonas comunes y de relación entre los vecinos.