Emvisesa y Sareb firman un convenio para la cesión de 15 viviendas para uso social, en las mismas condiciones de los acuerdos suscritos por Madrid, Barcelona y Málaga.

El gerente de Emvisesa, Felipe Castro, y el director de Responsabilidad Social Corporativa de Sareb, Gaspar González-Palenzuela, suscribieron ayer martes 20 de diciembre el convenio y el contrato para la cesión a la ciudad de Sevilla de 15 viviendas para su uso social.

Felipe Castro, a la derecha, y Gaspar González-Palenzuela, en el momento de la firma del convenio.
Felipe Castro, a la derecha, y Gaspar González-Palenzuela, en el momento de la firma del convenio.

Las condiciones del acuerdo son similares a las suscritas por los Ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Málaga y San Sebastián de los Reyes, que también han incorporado pisos de  Sareb a su parque social, aunque en el caso de Sevilla dicho convenio se ha revisado durante los últimos días, en respuesta al último acuerdo plenario.

Así, el número de viviendas recogido en el contrato ha aumentado respecto al planteamiento inicial pasando de 10 a 15 pisos, de los cuales nueve están completamente disponibles para su puesta en uso en uso con fines sociales. No se alcanzará por tanto, en el caso de Sevilla, el límite máximo establecido en los convenios suscritos entre Sareb y los Ayuntamientos de un 50% de viviendas que pueden estar ocupadas por familias sin título de alquiler o propiedad, cuya regularización pasa a depender del Ayuntamiento correspondiente.

El resto de los términos del convenio son similares a los suscritos en otras capitales españolas. De esta forma el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, se hará cargo de la gestión de los inmuebles cedidos y seleccionará a los beneficiarios en el marco de sus programas sociales. A cambio, la SAREB recibirá una contraprestación fija mensual de 125 euros en el caso de las viviendas disponibles y de 75 en el caso de las viviendas entregadas ocupadas por familias sin título de propiedad o alquiler. La Sareb hará frente a los gastos de los seguros, comunidad y reparaciones extraordinarias, mientras que el Ayuntamiento asumirá la adecuación de los pisos para su uso, el mantenimiento ordinario y el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles. El acuerdo tiene una vigencia de cuatro años.

Con esta medida, Emvisesa avanza en la estrategia de incrementar el parque público de viviendas con uso social para dar respuesta a las necesidades de la ciudad, en coordinación con el área de Bienestar Social y Empleo, en cumplimiento de los acuerdos del Pleno extraordinario de vivienda del mes de noviembre de 2015. Se mantienen además conversaciones con distintas entidades bancarias para poner a disposición de la ciudad más pisos con una finalidad social.

¿Quieres saber más sobre qué es Sareb y su función?