Emvisesa entrega las llaves de dos viviendas a la Fundación Cepaim el “Día Internacional contra el Racismo”

El pasado miércoles 21 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, Emvisesa hizo entrega de dos viviendas a la Fundación Cepaim.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, entregó las llaves a Juan Manuel Núñez Velázquez, coordinador de centro de Cepaim en Sevilla, y a dos de los beneficiarios del programa.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, entregó las llaves a Juan Manuel Núñez Velázquez, coordinador de centro de Cepaim en Sevilla, Abderrahmane El Ghali y Ndemba Mbaye, ambos técnicos de proyectos de acogida de la Fundación.

Cepaim abona un alquiler por las viviendas y se compromete a desarrollar el programa “Acogida integral/integración para personas vulnerables, solicitantes de asilo y refugiados”, en base al cual se suscribió un convenio de colaboración el pasado mes de noviembre.

Cepaim es una organización cuyo objetivo es promover un modelo de sociedad inclusiva e intercultural que facilite el acceso pleno a los derechos de las personas más vulnerables de nuestra sociedad y, de forma especial, de las personas migrantes, desarrollando políticas de lucha contra cualquier forma de exclusión social y colaborando en el desarrollo de los territorios locales y de los países de origen de los migrantes.

La Fundación Cepaim, al igual que otras entidades sociales que trabajan actualmente en la acogida de personas inmigrantes en Sevilla, está teniendo serias dificultades para acceder a vivienda de alquiler en el mercado libre. Esas dificultades se derivan fundamentalmente del rechazo que algunas personas propietarias de viviendas manifiestan hacia la posibilidad de alquilar a este colectivo y de la importante subida de precios que está experimentando el mercado libre del alquiler de la vivienda en nuestra ciudad.

Por ello, la posibilidad que les ofrece el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para alquiler viviendas es de suma importancia ya que  permite a estas asociaciones ejecutar proyectos de acogida (acogida de solicitantes de asilo y protección internacional, acogida humanitaria de personas recién llegadas por costa, acogida de jóvenes extranjeros y acogida de familias y mujeres extranjeras con hijos a cargo) en viviendas normalizadas y con unos precios de alquiler que son asequibles para el presupuesto del que disponen para el desarrollo de estos programas.

Que estas personas inmigrantes aprendan castellano, accedan a una vivienda, se formen, logren un empleo y se familiaricen con las costumbres de su entorno conlleva evidentes beneficios no sólo para ellas, sino para toda la sociedad.

Las viviendas alquiladas a asociaciones sin ánimo de lucro que trabajan con inmigrantes o refugiados suponen un 0,5% del parque de viviendas en alquiler de Emvisesa.
Las viviendas alquiladas a asociaciones sin ánimo de lucro que trabajan con inmigrantes o refugiados suponen un 0,5% del parque de viviendas en alquiler de Emvisesa.

Emvisesa cuenta con un parque de alquiler de 2.624 viviendas, de las cuales tiene alquiladas a entidades sin ánimo de lucro 34 viviendas, un 1,3% del total. De estas 34 viviendas, 13 están alquiladas a entidades que trabajan en la integración de inmigrantes y refugiados. Se trata de un 0,5% del parque en alquiler de Emvisesa y de un 38% de las viviendas alquiladas a entidades sin ánimo de lucro.

Disribución de las 34 viviendas de Emvisesa cedidas a entidades sin ánimo de lucro.
Disribución de las 34 viviendas de Emvisesa cedidas a entidades sin ánimo de lucro.

Todas estas entidades abonan una renta mensual a Emvisesa que les resultaría inaccesible a precio de vivienda libre.

Gracias a las viviendas cedidas por Emvisesa, las seis entidades con las que se han firmado convenios durante esta legislatura han dado trabajo a 50 profesionales y dichas viviendas han facilitado alojamiento a más de 1.000 personas, muchas de las cuales han podido integrarse al mundo laboral.

Casi la mitad de las viviendas se han cedido a entidades sin ánimo de lucro durante la actual legislatura, iniciada a medidados de 2015, frente al período anterior (2001-2015).
Casi la mitad de las viviendas se han cedido a entidades sin ánimo de lucro durante la actual legislatura, iniciada a medidados de 2015, frente al período anterior (2001-2015).

Todas las entidades que han accedido a viviendas municipales en alquiler durante esta legislatura han debido cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentra presentar un proyecto detallado con memorias, programas, plan de financiación, etc.

 

Emvisesa hace entrega de las llaves de una segunda vivienda a la “Fundación Atenea-Realidades” para la atención inmediata a personas en situación de vulnerabilidad.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, ha hecho entrega de las llaves de una vivienda a Alicia Puerto, coordinadora en Sevilla de la Fundación Atenea-Realidades.

Emvisesa y la UTE Fundación Atenea-Realidades suscribieron el pasado 1 de agosto un convenio de colaboración que constituye el marco para que la Empresa Municipal pueda ceder viviendas a esta organización sin ánimo de lucro, entre cuyos fines se encuentran garantizar los derechos y  mejorar la calidad de vida de personas en situación de riesgo de grave exclusión, prevenir los factores que la causan e impulsar la transformación social y económica a través de la innovación, la intervención, la formación y la investigación social.

La Fundación Atenea-Realidades cuenta con un equipo formado por 160 profesionales de distintos ámbitos que trabajan con personas que aúnan diversos factores que las sitúan en claro riesgo de exclusión social.

Las viviendas cedidas por Emvisesa contribuyen al desarrollo de uno de los programas de la Fundación, denominado “Servicio de alojamiento en pisos y hostales para personas o familias en situación de riesgo por pérdida de vivienda y personas sin hogar”.

Este programa genera empleo para 8 profesionales de apoyo que supervisan todo el proceso. Su objetivo principal  es la atención inmediata ante situaciones de vulnerabilidad social que presenten personas o familias que hayan perdido su vivienda,  a las que se brinda un hogar de acogida y se presta información, orientación y acceso a otros recursos sociales que les permitan revertir su situación.