Emvisesa entrega las dos primeras viviendas a la Asociación Paz y Bien para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

A las 14:00 horas del jueves 20 de abril se ha producido el acto de entrega de llaves de las dos primeras viviendas que Emvisesa cede a la Asociación Paz y Bien, en el marco del convenio suscrito entre ambas para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

En el acto han estado presentes Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien, acompañados de Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto.

Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, Presidenta de Paz y Bien, rodeados de Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto, Marco Parrado y Manuel Pérez-Cerezal, responsables de Servicios Residenciales y del Programa Timonel, respectivamente.
Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, Presidenta de Paz y Bien, flanqueados por Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto, Marco Parrado y Manuel Pérez-Cerezal, responsables de Servicios Residenciales y del Programa Timonel, respectivamente.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa a la Asociación Paz y Bien de un mínimo de dos viviendas en las que personas con discapacidad intelectual, apoyadas por profesionales, puedan desarrollar un entrenamiento que las prepare para una vida independiente.

Jonathan y Rocío han recibido las llaves y los maletines con toda la documentación de las viviendas, de cuatro dormitorios y situadas en Pino Montano.
Jonathan y Rocío, dos de los primeros ocho jóvenes que vivirán en los pisos cedidos por Emvisesa a Paz y Bien, han recibido las llaves y los maletines con toda la documentación de las viviendas, de cuatro dormitorios y situadas en Pino Montano.

El Programa Timonel, de aplicación en las viviendas cedidas por Emvisesa, se centra en la potenciación de habilidades para la vida diaria, tales como el desarrollo de tareas domésticas, gestión económica, trámites burocráticos estándar y la búsqueda de un puesto de trabajo estable. De este modo se aspira a que los participantes en el programa dejen de ser dependientes.

El convenio va  a generar 4 puestos de trabajo directos de personal de apoyo y aspira a que los 8 jóvenes participantes logren acceder al mercado laboral de manera estable.

El plazo de ejecución del convenio es de doce meses, prorrogable anualmente por acuerdo de ambas partes. El número de viviendas cedidas podrá ampliarse también de mutuo acuerdo.

La Asociación Paz y Bien es una organización sin ánimo de lucro entre cuyos fines se encuentra la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual. Paz y Bien presta servicios a más de 700 personas –distribuidas en 34 centros ubicados en Sevilla, Huelva y Quezaltepeque (Guatemala)-, que son atendidos por más de 340 profesionales.