Emvisesa expone sus premiados “Programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales”

Emvisesa ha estado representada a través de su gerente, Felipe Castro, en las II Jornadas sobre “Psicoterapia Integrativa Basada en Escenas” organizadas por la Asociación Ponte.

Puede descargar el archivo (II_jornadas_ponte.-modificado.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

En estas Jornadas también han participado Iñigo Ochoa de Alda (Presidente de la FEAP), Antonio Reina, Alfonso González de Valdés, José Ángel Gutierrez, Salud Angulo, Mercedes Bandrés, José Miguel Luque, Lola Ordóñez y Mercedes Bernal (Asociación Ponte), Pilar Hidalgo Figueroa (Jefa de Servicio de Prevención y Apoyo a las Familias de la Junta de Andalucía. Consejería de igualdad y Políticas Sociales), Mª Victoria Hidalgo García (Profesora de la Universidad de Sevilla), Lucía Jiménez (Profesora de la Universidad de Sevilla), Bárbara Lorence (Profesora de la Universidad de Huelva), Jesús Maya (Profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de la Asociación para el Estudio y apoyo a las familias ESAFAM), Reyes Casares Ordóñez (Presidenta Colegio Oficial de Psicólogos Sevilla), Juan José Jiménez Hernández (Director del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía) y Juan de Dios Jaen Moreno (Concejal de Bienestar Social de Bonares. Huelva).

La intervención de Felipe Castro ha estado centrada en los exitosos programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales implementados por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Emvisesa es la gestora de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, conocida como OMDV. Desde su creación en junio de 2016 la OMDV ha adquirido un protagonismo inmediato, gracias a un amplio equipo de profesionales especializados en educación, trabajo social, derecho o psicología y a un presupuesto superior al millón de euros anual.

En apenas dos años la OMDV ha atendido a 10.000 personas con una problemática relacionada con la necesidad de vivienda y/o el riesgo de perder su alojamiento. En 1.000 casos, la gravedad de la situación requirió de la apertura de un expediente. Ni uno solo de esos expedientes ha terminado en desahucio sin que podamos ofrecer una alternativa habitacional, lo cual es un dato que habla por sí solo del trabajo de la OMDV.

La OMDV ha entregado 170 viviendas por la vía de la excepcionalidad a otras tantas familias en una situación límite. Hablamos de viviendas valoradas en más de 14 millones de euros que se han convertido en el hogar de unas 600 personas  a las que los Servicios Sociales Municipales, en coordinación con los técnicos de la OMDV, han valorado con riesgo grave de exclusión habitacional.

Dentro de la OMDV existe una unidad centrada en la resolución de problemas de convivencia. Tras haberlo incrementado en más de 240 durante estos tres años, Emvisesa administra hoy día un parque de 2.681 viviendas en alquiler. Alrededor de 10.000 personas deben ponerse de acuerdo en aspectos que afectan a la economía doméstica, al derecho al descanso o a la libertad individual.

Desde la puesta en marcha del Protocolo de Convivencia hemos abierto 241 expedientes relacionados con problemas de convivencia. Para un parque de 2.680 viviendas no es una cifra alarmante, pero cada expediente constituye un mundo en sí mismo para las personas afectadas.

La cantidad de expedientes que se vienen abriendo por año es bastante estable y se encuentra alrededor de los 100 anuales.

Hay un factor, como la proliferación de ocupaciones ilegales, que ha demostrado ser una de las principales causas de estos problemas de convivencia.

Emvisesa ha diseñado un Plan de Regularización y Normalización que está dando grandes resultados en las promociones que concentraban un 70% del total de ocupaciones ilegales de todo el parque público de vivienda y, no parece casualidad, de los problemas de convivencia.

En dichas promociones, los problemas de convivencia se han ido reduciendo al tiempo que Emvisesa expulsaba a los ocupas ilegales. El fenómeno de la ocupación de viviendas públicas municipales está relacionado con verdaderas mafias organizadas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ya tuvo que desembolsar más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad en Modecar, donde auténticos grupos organizados se hicieron con el control de la promoción, llegando a clausurar el garaje para dedicarlo a peleas de perros y gallos y como almacén de vehículos robados. Los enganches ilegales de suministros de agua y electricidad proliferaron al ritmo de los destrozos en la propiedad común y los problemas de convivencia. Ante tal situación muchas familias abandonaban su vivienda, que era inmediatamente ocupada por miembros del mismo grupo organizado.

Emvisesa ha puesto fin a este círculo vicioso denunciando todas las ocupaciones ilegales y a todos los inquilinos que no ocupan de manera legal y efectiva la vivienda que les ha sido adjudicada.

De esta manera Emvisesa tiene el 100% de su parque de viviendas adjudicado o dentro del proceso natural por el que unos inquilinos se marchan y otros acceden; y los procesos judiciales en marcha relacionados con ocupaciones ilegales están fallando uno tras otro a favor de la empresa municipal.

El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.
El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.

Emvisesa diseña y ejecuta medidas concretas, como el Servicio de Agentes de Proximidad, como la lucha contra la ocupación ilegal y el abandono de viviendas, y muy especialmente la Unidad de Mediación y Resolución de Conflictos de la OMDV.

El 35% de los expedientes abiertos por la Unidad se encuentran ya cerrados al haberse solucionado la causa del problema, o bien no quedar acreditados los hechos causantes de la denuncia.

Respecto a las sanciones, actualmente todos los expedientes salvo aquellos que implican actos delictivos o subarriendo, pasan directamente a mediación, tras comprobar los hechos. La unidad de Mediación intenta la resolución amistosa del conflicto. Si tras la intervención de Mediación, los causantes del conflicto no deponen su actitud es cuando se practican las sanciones oportunas.

Las sanciones pueden llegar, y de hecho así ha ocurrido en 29 casos graves, a la resolución del contrato de alquiler. La Comisión Ejecutiva y/o el Consejo de Administración de Emvisesa autorizan este tipo de procedimientos.

Existe un caso denominado de inquilinos especialmente afectados, donde Emvisesa procura el traslado inmediato a otras viviendas de su parque de alquiler. Hemos tenido 7 casos de inquilinos especialmente afectados por problemas de convivencia y 5 de ellos ya disfrutan de una vivienda alejada de la fuente del conflicto.

Cuando los causantes del conflicto son personas no inquilinas de viviendas de Emvisesa y la actuación policial o judicial se prevé a medio plazo, optamos por alejar a las víctimas del núcleo del problema.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) otorgó el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“ al Programa de Convivencia de la OMDV, en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao el pasado mes de mayo.

El Ayuntamiento de Sevilla pone en marcha este lunes el servicio de agentes de proximidad que dará cobertura a más de 7.000 personas que residen en viviendas protegidas de Emvisesa

Felipe Castro, gerente de Emvisesa; Francisco José Guzmán Ramírez, representante de Global Guzmán Prieto S.L.U; y Jesús Palacios Rodríguez, representante de Searo Servicios Generales, S.L.  han firmado los contratos para la puesta en marcha de un nuevo servicio de agentes de proximidad, que comenzará a funcionar el lunes 3 de septiembre.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Francisco Guzmán, representante de Global Guzmán Prieto.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Francisco Guzmán, representante de Global Guzmán Prieto.

El objetivo es mejorar el mantenimiento y conservación de las viviendas, así como la convivencia y atención social a las más de 2.600 familias, unas 7.000 personas, que residen en las promociones de alquiler que Emvisesa tiene distribuidas por toda la capital.

Los contratos suponen 11 empleos, gracias a la creación de 9 puestos de trabajo y la consolidación de otros 2. Más de la mitad de los empleos de nueva creación, concretamente 5, serán ocupados por personas con discapacidad.

Felipe Castro y Jesús Palacios, representante de SEARO, un Centro Especial de Empleo que trabaja con personas con discapacidad.
Felipe Castro y Jesús Palacios, representante de SEARO, un Centro Especial de Empleo que trabaja con personas con discapacidad.

El presupuesto de licitación ha ascendido finalmente a 144.554,60 euros y la duración mínima de los contratos es de 12 meses (prorrogables otros 15 meses). Dada la dimensión del parque público la licitación se ha dividido en dos lotes de 75.709,60 euros y 68.845 euros, respectivamente. El servicio de agentes de proximidad dará cobertura a más de 2.600 viviendas en alquiler, 334 locales comerciales, 11 oficinas, 73 talleres y 1.141 plazas de garaje.

Es una nueva medida con la que seguimos cumpliendo nuestros compromisos y reforzando las políticas sociales en materia de vivienda, así como la política de reactivación y potenciación de Emvisesa”, explicó Felipe Castro.

Se trata de una medida enmarcada en la política de reactivación y potenciación de la Empresa Municipal de la Vivienda que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Sevilla, con el fin último de responder a las personas que desean acceder a una vivienda municipal, así como ofrecer un mejor servicio a quienes ya son inquilinos de Emvisesa.

Los agentes de proximidad son profesionales con los conocimientos técnicos necesarios para la realización de reparaciones eléctricas, cambios de cerraduras, trabajos de jardinería, sellados de grietas, pintado de barandillas, puertas o paredes, fijación de elementos tales como tablones de anuncios, etc.

Llevarán a cabo una labor preventiva de conservación y mantenimiento que permita anticiparse al deterioro definitivo de elementos que exijan costosas sustituciones.

Por otro lado, los agentes de proximidad efectuarán labores de inspección técnica de las promociones propiedad de Emvisesa, tanto en las propias viviendas como en sus zonas comunes, incluyendo las instalaciones existentes en las mismas.

Del mismo modo, desarrollarán labores propias de un conserje o un sereno, como la entrega de documentación, revisiones de conservación de la promoción, contacto directo con los vecinos, etc.

Uno de los aspectos fundamentales de la labor de los agentes de proximidad será la coordinación con los inspectores de Emvisesa para detectar los posibles problemas de convivencia, ocupación ilegal de inmuebles o falta de habitabilidad que se produzcan en las promociones, convirtiéndose en interlocutores con los inquilinos.

Desde el próximo lunes 3 de septiembre el servicio estará funcionando. Las comunicaciones entre inquilinos y  agentes de proximidad se realizarán a través de los administradores de fincas de las comunidades, con quienes Emvisesa ya ha contactado, con el fin de dotar al servicio de una mayor eficacia y dinamismo.

La Policía Local impide el intento de usurpación de una vivienda de Emvisesa en Sevilla Este por parte de un individuo con una detención anterior por estafa

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, impidieron ayer un intento de usurpación de una vivienda de Emvisesa, sita en la calle Manuel Clavero Arévalo de Sevilla Este, por parte de un individuo con una detención anterior por estafa.

Este hombre estaba intentando acceder a la vivienda a través del balcón con herramientas como una rotaflex, una palanqueta de un metro de longitud, un martillo, un cincel y una cuerda de cinco metros que, según su propio relato, habían sido alquiladas previamente en un establecimiento para entrar de forma ilegal en el inmueble.

Por estos hechos, el individuo ha sido denunciado por un delito de usurpación de bienes inmuebles.

Esta vivienda se encuentra inmersa en un procedimiento judicial debido a que cuando su legítimo adjudicatario acudió a tomar posesión de la misma en 2012, se encontró con que la misma estaba ocupada de forma ilegal. Desde entonces el piso, que quedó vacío hace unos meses, se encuentra inmerso en un proceso judicial para la recuperación efectiva por parte de Emvisesa que tiene como objetivo, una vez que recupere las llaves del juzgado, ofrecerla a su legítimo adjudicatario y, en caso de que este desestime la propuesta, iniciar los trámites para su adjudicación definitiva a una familia que cumpla los requisitos necesarios para ello.

Los hechos se produjeron durante la mañana de ayer jueves, cuando una patrulla de la Policía Local que se encontraba en la zona este de la ciudad, fue requerida por un ciudadano que les informó de que en la calle Manuel Clavero Arévalo un hombre y una mujer estaban intentando acceder con una escalera a un piso ubicado en una primera planta de un bloque de viviendas.

Al llegar al lugar, los agentes encontraron una escalera de unos 4 metros desde la que los sospechosos podrían haber accedido a la vivienda a través del balcón. Uno de los agentes de la Policía Local de Sevilla, junto con otro perteneciente al Cuerpo Nacional de Policía, que igualmente llegó al lugar interesándose por lo que sucedía, accedieron al inmueble comprobando que aunque la vivienda se encontraba protegida había sido forzada.

En el balcón encontraron las citadas herramientas necesarias para ello.

Una vez en el interior, el agente localizó a un hombre que reconoció los hechos si bien se justificó asegurando que su intención no era robar, sino ocupar el inmueble. Así pues, fue informado de la puesta en conocimiento judicial de lo sucedido y de que sería denunciado como presunto autor de un delito de usurpación de bienes inmuebles.

Finalmente, hasta el lugar llegó una dotación de los Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla que facilitó la evacuación desde el balcón de la vivienda, ya que la puerta principal del piso también se encontraba sellada. Tras esto, un responsable de Emvisesa que se personó en el lugar a requerimiento de la Policía Local se hizo cargo del inmueble.

Emvisesa agradece la rápida y eficaz actuación de los Cuerpos de Policía Local, Nacional y Bomberos, así como la colaboración ciudadana, facilitando la defensa del derecho de los legítimos adjudicatarios a recuperar su vivienda pública.

Promoción MC 1.2 de Polígono Aeropuerto, Sevilla Este.
Promoción MC 1.2 de Polígono Aeropuerto, Sevilla Este.

La vivienda se encuentra en la promoción MC 1.2. de Sevila Este, donde se concentran un 34% de las viviendas ocupadas ilegalmente en promociones de Emvisesa y la empresa municipal avanza en la aplicación de su “Plan para la normalización y regularización”. El pasado mes de noviembre el juzgado ya deslojó de esta misma promoción a la ocupante ilegal de una vivienda que fue inmediatamente adjudicada a una familia víctima de un desahucio.

Se trata de frenar el proceso paulatino de deterioro de determinadas promociones y los graves problemas de convivencia que se generan, así como de garantizar que las viviendas se entregan de acuerdo a criterios sociales y en función de necesidades de la población y del Registro de Demandantes.

Durante la actual legislatura municipal el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa han dispuesto numerosos recursos para facilitar el acceso a la vivienda a los más desfavorecidos. Entre otras medidas, se han llevado a cabo:

  • Reducción de la renta mensual que abonan todos los inquilinos de promociones de Emvisesa en régimen de iniciativa municipal y autonómica.
  • Cambio de régimen de 168 viviendas en venta a alquiler, más accesible para unidades familiares con bajos niveles de renta.
  • Protocolo de Protección a Familias con Pocos Recursos” (PPR) , que sustituye a la Renta Social y garantiza la adecuación de los alquileres de Emvisesa a la realidad socioeconómica de cada familia. De este modo, se asegura que las familias en extrema necesidad no abonarán en concepto de alquiler más del 5% de sus ingresos mensuales y ninguna familia o unidad de convivencia pagará más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.
  • Tramitación de ayudas al alquiler de viviendas a personas en situación de vulnerabilidad o con ingresos limitados durante 2016 y 2017 por un valor aproximado de 1 millón de euros.
  • Puesta en funcionamiento de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, que ha tramitado más de 800 expedientes evitando que se produzca ni un solo desahucio sin que medie una alternativa habitacional.
  • En 132 casos se ha aplicado la vía de la excepcionalidad a familias que han obtenido una vivienda protegida sin tener que esperar la adjudicación por parte del Registro de Demandantes, una vez acreditado por los Servicios Sociales Municipales el riesgo de exclusión social y el peligro inminente de quedarse sin una alternativa habitacional.
  • La Delegación de Bienestar Social ha invertido 4 millones de euros en más de 17.000 ayudas sociales, que han garantizado que no hubiera cortes de suministros (agua, gas y electricidad) por motivos económicos a familias con informes de los Servicios Sociales.
  • Emvisesa mantiene y engrosa la suscripción de convenios con entidades sin ánimo de lucro que, gracias a 32 viviendas cedidas por la empresa municipal, han atendido a más de 1.000 personas en riesgo de exclusión social pertenecientes a diversos colectivos.

Estas medidas permiten que cualquier persona con necesidad urgente de alojamiento o riesgo de perder su vivienda pueda dirigirse a Emvisesa, la OMDV o la Delegación de Bienestar Social, donde su situación será estudiada por los técnicos capacitados para emitir, en su caso, una certificación de vulnerabilidad.

Cuando no media tal certificación, la manera legal de acceder a una vivienda es a través del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla, donde hay 11.700 inscritos. En su mayoría se trata de jóvenes menores de 35 años con ingresos inferiores al IPREM (537,84 euros/mes), para los que Emvisesa trabaja mediante iniciativas como la redacción de un nuevo Plan Municipal de Vivienda y Suelo, la recuperación de viviendas vacías, la permuta de Ramón Carande, la Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas  o la próxima construcción de viviendas protegidas.

Emvisesa acelera el proceso de regularización y normalización de un bloque de viviendas de Torreblanca que concentra el 70% de las ocupaciones ilegales del parque público y en el que se han detectado graves problemas de convivencia y seguridad.

La Empresa Municipal de la Vivienda, Emvisesa, está llevando a cabo un plan para la normalización y regularización de una de sus promociones en Torreblanca, en la que se concentran casi el 70% de las ocupaciones ilegales en el parque público de viviendas.  Los destrozos y problemas de convivencia creados por estos ocupantes ilegales propician el abandono paulatino de sus legítimos adjudicatarios, situación que acrecienta el riesgo de nuevas ocupaciones, frecuentemente llevadas a cabo por miembros de un mismo círculo familiar.

De hecho, en los últimos meses se ha realizado una inversión de más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad, venciendo la resistencia que los ocupantes ilegales han puesto al normal desarrollo de las labores de rehabilitación.

También se han realizado intervenciones en coordinación con la Policía Nacional por usos irregulares de sótanos en los que se detectaron peleas de gallos y perros de presa.

Asimismo, se ha generado una mesa de trabajo en coordinación con el Distrito con el objetivo de garantizar la seguridad y la convivencia en el bloque y en su entorno, gravemente deterioradas. En este bloque se investiga, además, si se están produciendo por parte de algunos de los ocupantes ilegales, llamamientos e incitaciones a la ocupación ilegal de pisos de Emvisesa.

El garaje era utilizado en exclusividad por ocupantes ilegales de la promoción Modecar,  enTorreblanca. Se impedía la entrada a los servicios de limpieza mediante el bloqueo de los accesos y se almacenaba basura, enseres presuntamente robados, perros peligrosos y gallos de pelea.
El garaje era utilizado en exclusividad por ocupantes ilegales de la promoción Modecar, en Torreblanca. Se impedía la entrada a los servicios de limpieza mediante el bloqueo de los accesos y se almacenaba basura, enseres presuntamente robados, perros peligrosos y gallos de pelea.

En ese contexto, en el día de hoy, una mujer ha sido desalojada por orden judicial, junto a su pareja y tres hijos, de la vivienda de Emvisesa que ocupaban ilegalmente desde febrero de 2016 en la mencionada promoción de Torreblanca, una vez que se ha constatado por parte de los Servicios Sociales que no reúne los requisitos para obtener un informe de excepcionalidad.

A esta familia se le ha garantizado en todo momento una alternativa habitacional de transición, así como un año de ayudas al alquiler a través del programa de las PPC de Emvisesa. Dado su rechazo a cualquier medida, se ha articulado un procedimiento de urgencia para garantizar que, en caso de que así lo desee, esta persona sea realojada en adecuadas condiciones de forma transitoria. Por este motivo, la UMIES ha estado presente hoy durante todo el proceso.

Enganches ilegales de suministros llevados a cabo por personas sin título legal de ocupación.
Enganches ilegales de suministros llevados a cabo por personas sin título legal de ocupación.

En paralelo al desalojo,  se ha firmado el contrato con la familia que obtuvo el informe de excepcionalidad por parte de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sevilla en Torreblanca y que, por tanto, reunía los requisitos para una actuación de urgencia y cuyo acceso a esta misma vivienda ya estaba previsto.

Estado de los buzones antes de una inversión de 200.000 euros para devolver las condiciones de habitabilidad a Modecar por parte de Emvisesa.
Estado de los buzones antes de la intervención de Emvisesa para devolver las condiciones de habitabilidad a Modecar.

Se da la circunstancia de que el entorno de la mujer desalojada por orden judicial ha ocupado de forma ilegal en repetidas ocasiones viviendas en esa misma zona, acumulando la unidad familiar hasta seis ocupaciones ilegales de viviendas propiedad de Emvisesa, además de numerosas quejas de vecinos del barrio.

Estado del acceso a los portales tras la actuación de Emvisesa.
Estado del acceso a los portales tras la actuación de Emvisesa.

De hecho, la vivienda ocupada por esta persona quedó formalmente vacía el 12 de febrero de 2016 por renuncia de su anterior adjudicatario. Este tipo de renuncias son frecuentes ante la imposibilidad de mantener a la unidad familiar en un ambiente seguro y con unas condiciones mínimas de salubridad y adecuada convivencia.

Antes de que los técnicos pudieran realizar las labores de adecuación del inmueble, éste fue ocupado de forma ilegal por las personas hoy desalojadas, impidiendo la adjudicación de la vivienda, como estaba previsto, a una de las familias con informes de excepcionalidad avalados por los Servicios Sociales.

Interior del garaje antes de la intervención de Emvisesa.
Interior del garaje antes de la intervención de Emvisesa.

En estos momentos, la mujer desalojada tiene en vigor un contrato de seis meses en el Ayuntamiento de Sevilla a través de uno de los programas extraordinarios de contratación, por lo que cuenta con ingresos. Asimismo, según consta en los informes tiene todos los suministros enganchados de forma ilegal.

Garaje tras la intervención de Emvisesa.
Garaje tras la intervención de Emvisesa.

Emvisesa, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a  la Vivienda (OMDV) y de los Servicios Sociales, ha evaluado distintas alternativas durante estos meses y ha pedido que de forma voluntaria se acepte alguna de las líneas de ayudas establecidas, acordes con la situación económica de los ocupantes ilegales. Ante su rechazo y la existencia de personas con informes de excepcionalidad pendientes de una adjudicación, se ha realizado el desalojo por orden judicial garantizando en cualquier caso alternativas para la familia.