La cesión de viviendas de Emvisesa a entidades sin ánimo de lucro mantiene 50 empleos de profesionales que ya han atendido a más de 1.000 personas en riesgo de exclusión social

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha suscrito hoy un convenio de colaboración para la cesión a la Fundación Sevilla Acoge de al menos 2 viviendas destinadas a  proyectos de alojamientos sociales.

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han sido los encargados de firmar este convenio con la directora de Sevilla Acoge, Ángela Paschoeto.

Ángela Paschoeto, Juan Manuel Flores y Felipe Castro atendiendo a los medios de comunicación.
Ángela Paschoeto, Juan Manuel Flores y Felipe Castro atendiendo a los medios de comunicación.

Las viviendas contribuirán al desarrollo de dos programas que persiguen la integración socio-laboral de jóvenes y mujeres migrantes en riesgo de exclusión social. Dichos programas permitirán la creación directa de cinco puestos de trabajo, según ha afirmado Ángela Paschoeto, además de facilitar la incorporación al mundo laboral de las mujeres migrantes destinatarias de los programas.

El convenio se enmarca en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo, que cuenta con un presupuesto de 502.210 euros y está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este plan del Ayuntamiento de Sevilla y, concretamente, a la transferencia económica por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa puede continuar cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo de dicha cesión: 50 puestos de trabajo directos (profesionales que atienden a los beneficiarios), además del hecho de que estas entidades facilitan la incorporación al mundo laboral de los colectivos a los que atienden.

Las dos primeras viviendas del convenio hoy suscrito serán facilitadas a la asociación tan pronto se encuentren disponibles. La renta de arrendamiento mensual, para cada una de las viviendas que se adhieran a este convenio, se establece en un máximo de 300 euros. El convenio tendrá un plazo de ejecución de 12 meses, prorrogable anualmente por acuerdo de ambas partes.

La Fundación Sevilla Acoge, creada en 1985, interviene en la acogida, promoción e integración social, laboral y cultural de las personas migrantes y refugiadas. Fue la primera iniciativa especializada en inmigración e interculturalidad que nació en España para actuar en el ámbito de la inmigración. La Fundación fue la creadora e impulsora del movimiento Acoge, extendido a toda España.

La fundación cuenta con varios programas enmarcados en el ámbito del acceso de colectivos vulnerables a una vivienda digna, entre los que se encuentran “Tejiendo Redes” y “Mujeres Refugiadas”. El convenio hoy suscrito está vinculado a estos dos programas.

Tejiendo Redes” tiene como objetivo promover y fortalecer la autonomía de la mujer migrante, en situación de vulnerabilidad o víctima de violencia de género. Mediante 6 plazas de acogimiento residencial prevé atender en Sevilla y su provincia a 300 mujeres inmigrantes, solas o con menores a su cargo, en riesgo de exclusión social, víctimas de discriminación socio laboral, económica y violencia de género.

Mujeres Refugiadas” tiene como objetivo promover la integración social y laboral de mujeres y menores, refugiadas o solicitantes de protección internacional, cuando ya hayan agotado las ayudas iniciales a las que tienen derecho las personas solicitantes de protección, ofreciéndoles herramientas para su empoderamiento y apoyo a sus necesidades básicas, por un periodo determinado de tiempo. Mediante 6 plazas de acogimiento en Sevilla y 4 en Jerez se prevé atender, al menos, a 20 personas por año.

Juan Manuel Flores ha destacado la finalidad de este programa de cesión de viviendas del parque público “que supone poder desarrollar una intervención social con personas, en este caso mujeres y menores migrantes y refugiados, en óptimas condiciones de habitabilidad”.

Emvisesa tiene un total de 32 viviendas de su parque de alquiler cedidas a entidades sin ánimo de lucro.

Durante la actual legislatura se han cedido viviendas a un total de 6 entidades sin ánimo de lucro:

  • Paz y Bien, que atiende a personas con discapacidad intelectual.
  • Fundación Persan, que trabaja en la inserción social y laboral de jóvenes sevillanos sin recursos.
  • CEAR, Comisión Española de Ayuda al Refugiado.
  • Atenea-Realidades, fundación que atiende a personas en riesgo grave de exclusión social.
  • CEPAIM, que trabaja en pro de los derechos de las personas más vulnerables de nuestra sociedad y, de forma especial, de las personas migrantes.
  • Fundación Sevilla Acoge.

Todas estas entidades abonan una renta mensual a Emvisesa que les resultaría inaccesible a precio de vivienda libre.

Gracias a las viviendas cedidas por Emvisesa, las seis entidades con las que se han firmado convenios durante esta legislatura han dado trabajo a 50 profesionales y dichas viviendas han facilitado alojamiento a más de 1.000 personas, muchas de las cuales han podido integrarse al mundo laboral.

Todas las entidades que han accedido a viviendas municipales en alquiler durante esta legislatura han debido cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentra presentar un proyecto detallado con memorias, programas, plan de financiación, etc.

Emvisesa recibe el premio “Paz y Bien” por su compromiso con la discapacidad y la exclusión social.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.

Felipe Castro recibió ayer, miércoles 29 de noviembre, el Premio otorgado por la Asociación Paz y Bien en la categoría “Apoyo Institucional”, en reconocimiento al amparo prestado por Emvisesa a los colectivos afectados por la discapacidad y la exclusión social.

El acto, celebrado con motivo del Día Internacional de las personas con discapacidad, se desarrolló en el Teatro Central desde las 11:30 horas y en el mismo también se reconoció a José María Terán ‘Koke’por su superación personal, a la Universidad Pablo de Olavide por su labor en formación e innovación, a Canal Sur Televisión por su compromiso informativo, al empresario José Moscoso y a Catalina Cobo por su compromiso como psicóloga y trabajadora de inserción.

Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo, en un momento de su intervención.
Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo, en un momento de su intervención.

También asistió al acto el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, quien pronunció unas palabras de agradecimiento:

Para el Ayuntamiento de Sevilla y para Emvisesa es un honor recibir un reconocimiento de la Asociación Paz y Bien por su programa de viviendas tuteladas. Con este programa el Ayuntamiento, y Emvisesa en particular, colaboran de una manera práctica y real en la inclusión de aquellas personas que  a través de entidades como Paz y Bien intentan mejorar su nivel de vida y su autonomía, teniendo la posibilidad de disponer de una vivienda donde, bajo la tutela de entidades como esta, puedan desarrollar su vida de una forma autónoma. Es un verdadero honor, reitero, este reconocimiento y, a la vez, un acicate para seguir marcando por dónde tenemos que caminar y cómo la vivienda es una herramienta muy clara para la inclusión social. Ese es el compromiso de este Ayuntamiento“.

El siguiente vídeo dispone de subtítulos en castellano. Para activarlos, pulsa sobre el icono “subtítulos” situado en la zona inferior izquierda de la pantalla de vídeo.

En su discurso de agradecimiento, Felipe Castro se refirió a Juan Espadas, alcalde de Sevilla, como la persona a quien realmente correspondía el reconocimiento, y cuya apuesta decidida por políticas sociales ha hecho posible convenios como los que Emvisesa viene suscribiendo con entidades como Paz y Bien, Andalucía Acoge, Atenea-Realidades o Cepaim.

La escultura que representa el premio ha sido diseñada y producida por uno de los jóvenes involucrados en los programas de atención de Paz y Bien.
La escultura que representa el premio ha sido diseñada y producida por uno de los jóvenes involucrados en los programas de atención de Paz y Bien.

Felipe Castro confía en mantener e incrementar la colaboración con estas y otras entidades que trabajan para terminar con la exclusión social, desde el respeto por lo público y la consideración a las normas de adjudicación de viviendas protegidas.

Emvisesa entrega la tercera vivienda a la Asociación Paz y Bien en el marco del convenio para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

A las 13:30 horas del miércoles 23 de noviembre se ha producido el acto de entrega de llaves de una vivienda que Emvisesa cede a la Asociación Paz y Bien, en el marco del convenio suscrito entre ambas para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.

En el acto han estado presentes Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa a la Asociación Paz y Bien de una vivienda en las que personas con discapacidad intelectual, apoyadas por profesionales, puedan desarrollar un entrenamiento que las prepare para una vida independiente.

Esta vivienda se suma a las dos entregadas a Paz y Bien el pasado 20 de abril, en el marco del Programa Vida Autónoma Timonel, que se centra en la potenciación de habilidades para la vida diaria de personas con discapacidad intelectual. De este modo se aspira a que los participantes en el programa dejen de ser dependientes y accedan a un puesto de trabajo estable.

El plazo de ejecución del convenio es de doce meses, prorrogable anualmente por acuerdo de ambas partes. El número de viviendas cedidas podrá ampliarse también de mutuo acuerdo.

La Asociación Paz y Bien es una organización sin ánimo de lucro entre cuyos fines se encuentra la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual. Paz y Bien presta servicio a más de 700 personas –distribuidas en 34 centros ubicados en Sevilla, Huelva y Quezaltepeque (Guatemala)-, que son atendidos por más de 340 profesionales.

Emvisesa entrega las dos primeras viviendas a la Asociación Paz y Bien para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

A las 14:00 horas del jueves 20 de abril se ha producido el acto de entrega de llaves de las dos primeras viviendas que Emvisesa cede a la Asociación Paz y Bien, en el marco del convenio suscrito entre ambas para facilitar la integración de personas con discapacidad intelectual.

En el acto han estado presentes Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien, acompañados de Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto.

Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, Presidenta de Paz y Bien, rodeados de Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto, Marco Parrado y Manuel Pérez-Cerezal, responsables de Servicios Residenciales y del Programa Timonel, respectivamente.
Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, Presidenta de Paz y Bien, flanqueados por Jonathan y Rocío, dos de los jóvenes participantes en el proyecto, Marco Parrado y Manuel Pérez-Cerezal, responsables de Servicios Residenciales y del Programa Timonel, respectivamente.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa a la Asociación Paz y Bien de un mínimo de dos viviendas en las que personas con discapacidad intelectual, apoyadas por profesionales, puedan desarrollar un entrenamiento que las prepare para una vida independiente.

Jonathan y Rocío han recibido las llaves y los maletines con toda la documentación de las viviendas, de cuatro dormitorios y situadas en Pino Montano.
Jonathan y Rocío, dos de los primeros ocho jóvenes que vivirán en los pisos cedidos por Emvisesa a Paz y Bien, han recibido las llaves y los maletines con toda la documentación de las viviendas, de cuatro dormitorios y situadas en Pino Montano.

El Programa Timonel, de aplicación en las viviendas cedidas por Emvisesa, se centra en la potenciación de habilidades para la vida diaria, tales como el desarrollo de tareas domésticas, gestión económica, trámites burocráticos estándar y la búsqueda de un puesto de trabajo estable. De este modo se aspira a que los participantes en el programa dejen de ser dependientes.

El convenio va  a generar 4 puestos de trabajo directos de personal de apoyo y aspira a que los 8 jóvenes participantes logren acceder al mercado laboral de manera estable.

El plazo de ejecución del convenio es de doce meses, prorrogable anualmente por acuerdo de ambas partes. El número de viviendas cedidas podrá ampliarse también de mutuo acuerdo.

La Asociación Paz y Bien es una organización sin ánimo de lucro entre cuyos fines se encuentra la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual. Paz y Bien presta servicios a más de 700 personas –distribuidas en 34 centros ubicados en Sevilla, Huelva y Quezaltepeque (Guatemala)-, que son atendidos por más de 340 profesionales.