Emvisesa expone sus premiados “Programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales”

Emvisesa ha estado representada a través de su gerente, Felipe Castro, en las II Jornadas sobre “Psicoterapia Integrativa Basada en Escenas” organizadas por la Asociación Ponte.

Puede descargar el archivo (II_jornadas_ponte.-modificado.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

En estas Jornadas también han participado Iñigo Ochoa de Alda (Presidente de la FEAP), Antonio Reina, Alfonso González de Valdés, José Ángel Gutierrez, Salud Angulo, Mercedes Bandrés, José Miguel Luque, Lola Ordóñez y Mercedes Bernal (Asociación Ponte), Pilar Hidalgo Figueroa (Jefa de Servicio de Prevención y Apoyo a las Familias de la Junta de Andalucía. Consejería de igualdad y Políticas Sociales), Mª Victoria Hidalgo García (Profesora de la Universidad de Sevilla), Lucía Jiménez (Profesora de la Universidad de Sevilla), Bárbara Lorence (Profesora de la Universidad de Huelva), Jesús Maya (Profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de la Asociación para el Estudio y apoyo a las familias ESAFAM), Reyes Casares Ordóñez (Presidenta Colegio Oficial de Psicólogos Sevilla), Juan José Jiménez Hernández (Director del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía) y Juan de Dios Jaen Moreno (Concejal de Bienestar Social de Bonares. Huelva).

La intervención de Felipe Castro ha estado centrada en los exitosos programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales implementados por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Emvisesa es la gestora de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, conocida como OMDV. Desde su creación en junio de 2016 la OMDV ha adquirido un protagonismo inmediato, gracias a un amplio equipo de profesionales especializados en educación, trabajo social, derecho o psicología y a un presupuesto superior al millón de euros anual.

En apenas dos años la OMDV ha atendido a 10.000 personas con una problemática relacionada con la necesidad de vivienda y/o el riesgo de perder su alojamiento. En 1.000 casos, la gravedad de la situación requirió de la apertura de un expediente. Ni uno solo de esos expedientes ha terminado en desahucio sin que podamos ofrecer una alternativa habitacional, lo cual es un dato que habla por sí solo del trabajo de la OMDV.

La OMDV ha entregado 170 viviendas por la vía de la excepcionalidad a otras tantas familias en una situación límite. Hablamos de viviendas valoradas en más de 14 millones de euros que se han convertido en el hogar de unas 600 personas  a las que los Servicios Sociales Municipales, en coordinación con los técnicos de la OMDV, han valorado con riesgo grave de exclusión habitacional.

Dentro de la OMDV existe una unidad centrada en la resolución de problemas de convivencia. Tras haberlo incrementado en más de 240 durante estos tres años, Emvisesa administra hoy día un parque de 2.681 viviendas en alquiler. Alrededor de 10.000 personas deben ponerse de acuerdo en aspectos que afectan a la economía doméstica, al derecho al descanso o a la libertad individual.

Desde la puesta en marcha del Protocolo de Convivencia hemos abierto 241 expedientes relacionados con problemas de convivencia. Para un parque de 2.680 viviendas no es una cifra alarmante, pero cada expediente constituye un mundo en sí mismo para las personas afectadas.

La cantidad de expedientes que se vienen abriendo por año es bastante estable y se encuentra alrededor de los 100 anuales.

Hay un factor, como la proliferación de ocupaciones ilegales, que ha demostrado ser una de las principales causas de estos problemas de convivencia.

Emvisesa ha diseñado un Plan de Regularización y Normalización que está dando grandes resultados en las promociones que concentraban un 70% del total de ocupaciones ilegales de todo el parque público de vivienda y, no parece casualidad, de los problemas de convivencia.

En dichas promociones, los problemas de convivencia se han ido reduciendo al tiempo que Emvisesa expulsaba a los ocupas ilegales. El fenómeno de la ocupación de viviendas públicas municipales está relacionado con verdaderas mafias organizadas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ya tuvo que desembolsar más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad en Modecar, donde auténticos grupos organizados se hicieron con el control de la promoción, llegando a clausurar el garaje para dedicarlo a peleas de perros y gallos y como almacén de vehículos robados. Los enganches ilegales de suministros de agua y electricidad proliferaron al ritmo de los destrozos en la propiedad común y los problemas de convivencia. Ante tal situación muchas familias abandonaban su vivienda, que era inmediatamente ocupada por miembros del mismo grupo organizado.

Emvisesa ha puesto fin a este círculo vicioso denunciando todas las ocupaciones ilegales y a todos los inquilinos que no ocupan de manera legal y efectiva la vivienda que les ha sido adjudicada.

De esta manera Emvisesa tiene el 100% de su parque de viviendas adjudicado o dentro del proceso natural por el que unos inquilinos se marchan y otros acceden; y los procesos judiciales en marcha relacionados con ocupaciones ilegales están fallando uno tras otro a favor de la empresa municipal.

El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.
El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.

Emvisesa diseña y ejecuta medidas concretas, como el Servicio de Agentes de Proximidad, como la lucha contra la ocupación ilegal y el abandono de viviendas, y muy especialmente la Unidad de Mediación y Resolución de Conflictos de la OMDV.

El 35% de los expedientes abiertos por la Unidad se encuentran ya cerrados al haberse solucionado la causa del problema, o bien no quedar acreditados los hechos causantes de la denuncia.

Respecto a las sanciones, actualmente todos los expedientes salvo aquellos que implican actos delictivos o subarriendo, pasan directamente a mediación, tras comprobar los hechos. La unidad de Mediación intenta la resolución amistosa del conflicto. Si tras la intervención de Mediación, los causantes del conflicto no deponen su actitud es cuando se practican las sanciones oportunas.

Las sanciones pueden llegar, y de hecho así ha ocurrido en 29 casos graves, a la resolución del contrato de alquiler. La Comisión Ejecutiva y/o el Consejo de Administración de Emvisesa autorizan este tipo de procedimientos.

Existe un caso denominado de inquilinos especialmente afectados, donde Emvisesa procura el traslado inmediato a otras viviendas de su parque de alquiler. Hemos tenido 7 casos de inquilinos especialmente afectados por problemas de convivencia y 5 de ellos ya disfrutan de una vivienda alejada de la fuente del conflicto.

Cuando los causantes del conflicto son personas no inquilinas de viviendas de Emvisesa y la actuación policial o judicial se prevé a medio plazo, optamos por alejar a las víctimas del núcleo del problema.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) otorgó el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“ al Programa de Convivencia de la OMDV, en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao el pasado mes de mayo.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda premia a Emvisesa por la labor de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y su “Programa de Convivencia”

Emvisesa recibió anoche en Bilbao el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“.

El premio, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“, fue otorgado por la Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de la capital vizcaína.

Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, y Felipe Castro, gerente de Emvisesa, fueron los encargados de recibir un galardón que reconoce la labor de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) y, más concretamente, de su Programa de Convivencia.

Pedro Javier Jauregui, viceconsejero de Vivienda del Gobierno Vasco, fue el responsable de entregar el premio a Juan Manuel Flores y Felipe Castro.

El jurado valoró “la puesta en marcha de un sistema de atención integral con la creación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, para la prestación de asistencia social, psicológica y de servicios de asesoramiento legal y jurídico en el ámbito de la vivienda.  Asimismo, el jurado destacó “la amplitud y ambición del programa, dirigido a un parque de más de 2.600 viviendas en alquiler, que persigue garantizar la convivencia pacífica en las promociones de vivienda en dicho régimen de alquiler, el cumplimiento de las obligaciones y la normativa, y la protección de los vecinos frente a acciones incívicas, entre otros objetivos. Con este fin se han creado diferentes Mesas (sociales,  ciudadanas, asociativas, profesionales o financieras), en las que la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda actúa como mediadora, con el objetivo de buscar soluciones que garanticen el derecho a una vivienda digna”.

La ceremonia de entrega de galardones puso el broche final a la Asamblea General de la AVS, que ha tenido lugar en la capital vizcaína en reconocimiento del centenario de la fundación de Viviendas Municipales de Bilbao, empresa homóloga de Emvisesa.

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, saluda a una de las trabajadoras de la OMDV.
Juan Espadas, alcalde de Sevilla, saluda a una de las técnicas del Programa de Convivencia de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

El Premio es el mejor regalo por el segundo cumpleaños de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), que abrió sus puertas el 31 de mayo de 2016 en la avenida de San Jerónimo, como una de las medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla para reactivar Emvisesa y devolver la vivienda protegida al centro de la política municipal.

Oficina del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda de Sevilla: La OMDV es el lugar al que los ciudadanos pueden dirigirse para recibir una atención directa e integral relacionada con sus necesidades de vivienda. Presta un servicio de asesoramiento legal y jurídico a las personas con problemas relacionados con el alojamiento, gracias a políticas de prevención, mediación y protección. La Oficina es mediadora social entre ciudadanos y entidades financieras, estamentos jurídicos y otros organismos.
Oficina del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda de Sevilla: la OMDV es el lugar al que los ciudadanos pueden dirigirse para recibir una atención directa e integral relacionada con sus necesidades de vivienda. Presta un servicio de asesoramiento legal y jurídico a las personas con problemas relacionados con el alojamiento, gracias a políticas de prevención, mediación y protección. La Oficina es mediadora social entre ciudadanos y entidades financieras, estamentos jurídicos y otros organismos.

Durante estos dos años, la OMDV ha atendido a más 4.000 personas y tramitado más de 800 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma.

Más del 70% de los expedientes se encuentran resueltos, destacando que ninguno de ellos ha concluido con un desahucio sin que se haya ofrecido una alternativa habitacional a la familia afectada.

Este premio supone un reconocimiento al trabajo que se viene realizando durante este mandato en la reactivación de Emvisesa y en los programas sociales que se están poniendo en marcha y que han supuesto una profunda transformación de la labor y la gestión de la empresa pública respecto a su situación de parálisis en el mandato anterior”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

EMVISESA potencia la OMDV contando con los servicios de mediación e intervención de la Asociación Ponte.

EMVISESA cuenta, desde finales del pasado mes de junio, con los servicios de mediación e intervención externa en comunidades vecinales de la Asociación Ponte.

Con la prestación de este servicio, EMVISESA pretende dotar a la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de una herramienta eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos que afectan a la pacífica convivencia de las comunidades vecinales conformadas por viviendas en alquiler de la Empresa Municipal de la Vivienda.

Firma del convenio entre EMVISESA y la Asociación Ponte.
Firma del convenio entre EMVISESA y la Asociación Ponte.

En el marco del “Plan Municipal para el Acceso a una Vivienda Digna” promovido por el Ayuntamiento de Sevilla se creó la OMDV, que viene prestando servicio desde su inauguración el pasado 31 de mayo.

La OMDV aplica el “Protocolo de Convivencia para las viviendas de EMVISESA cedidas en alquiler“, cuyos objetivos son:

  • Garantizar la convivencia pacífica en las promociones de viviendas en régimen de alquiler de EMVISESA o gestionadas por ésta.
  • Garantizar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en los contratos de arrendamiento.
  • Garantizar el cumplimiento de la normativa de vivienda protegida.
  • Garantizar el procedimiento legalmente establecido para el acceso a las viviendas protegidas en régimen de alquiler.
  • Proteger a los vecinos perjudicados por las actuaciones incívicas de otros inquilinos.
Asociación Ponte.
Asociación Ponte.

La Asociación Ponte viene, de la mano de la OMDV, a aportar su experiencia en la resolución de conflictos, el refuerzo de las relaciones entre personas y el auspicio del bienestar social, mediante la aportación de estrategias y habilidades para afrontar futuros conflictos de la forma más positiva.

Todos aquellos inquilinos de viviendas de EMVISESA que deseen hacer uso de este servicio pueden contactar con la OMDV, donde le ofrecerán todas las facilidades para atenderles, orientarles y asesorarles de forma individual o grupal.