Emvisesa aprueba su décima permuta de vivienda a un matrimonio septuagenario con movilidad reducida por una adaptada a sus necesidades de accesibilidad y en un edificio con ascensor

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha iniciado el proceso de su décima permuta de vivienda. En esta ocasión la permuta se ha realizado a un matrimonio septuagenario con graves problemas de salud y movilidad reducida. La empresa pública, asimismo, tiene en trámites administrativos la ejecución de otras 46 permutas.

Este matrimonio, propietario de una vivienda ubicada en una tercera planta de un edificio sin ascensor ubicado en el Polígono Sur, solicitó la aplicación del protocolo de permuta en la modalidad de adquisición con realojo simultáneo, solicitando que la vivienda de realojo fuera adaptada y sin manifestar preferencia por ninguna zona en concreto. El estado de salud de esta pareja (con minusvalía por problemas óseos y limitación funcional degenerativa) le impide utilizar escaleras, dificultando su vida diaria e impidiéndoles salir a la calle en su anterior vivienda.

En aplicación del Protocolo de Permuta, Emvisesa ha adquirido el piso del matrimonio para su adecuación y posterior adjudicación a una familia compatible, al tiempo que le ha adjudicado una vivienda en régimen de alquiler en la zona de Sevilla Este, en una planta baja de un edificio dotado con ascensor y sin barreras arquitectónicas.

El Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas de Emvisesa está solucionando la demanda de familias que desean, por diferentes motivos, cambiar por otro el piso que legalmente ocupan. “Este protocolo posee diferentes modalidades a las que se pueden acoger personas que cumplan los requisitos fijados, sean o no inquilinos de Emvisesa. La modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a la que se ha acogido la pareja en cuestión, tiene como finalidad el incremento del parque social de viviendas de Emvisesa, además de ofrecer solución habitacional a familias propietarias de viviendas que se encuentren en determinadas condiciones que les impidan satisfacer sus necesidades habitacionales”, según ha explicado el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

En este mismo sitio web está a disposición de los interesados la información necesaria, así como los correspondientes formularios de solicitud de permuta de vivienda.

Emvisesa ha realizado ya 10 cambios de viviendas y tiene pendientes de realizar otros 46 en las diferentes modalidades de sus programas de permutas. Se trata de 56 viviendas protegidas que cumplen todos los requisitos de accesibilidad y se ajustan a las necesidades de sus nuevos inquilinos, y cuyo coste de puesta en carga se estima en 4,5 millones de euros.

 

Mediante el procedimiento excepcional se han permutado 6 viviendas, mientras que el realojo simultáneo ha permitido 1 permuta (otras 6 están pendientes de cerrarse). El proceso de regularización del entorno de Guadaíra Sur ha permitido la permuta de 3 viviendas aislada para su derribo y el traslado de sus propietarios de avanzada edad a viviendas de Emvisesa en Pino Montano. El lunes 29 de octubre se abre la Bolsa de Permuta de Los Pajaritos para permitir el traslado de 40 inquilinos de viviendas municipales en mal estado a otras nuevas.

Emvisesa expone sus premiados “Programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales”

Emvisesa ha estado representada a través de su gerente, Felipe Castro, en las II Jornadas sobre “Psicoterapia Integrativa Basada en Escenas” organizadas por la Asociación Ponte.

Puede descargar el archivo (II_jornadas_ponte.-modificado.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

En estas Jornadas también han participado Iñigo Ochoa de Alda (Presidente de la FEAP), Antonio Reina, Alfonso González de Valdés, José Ángel Gutierrez, Salud Angulo, Mercedes Bandrés, José Miguel Luque, Lola Ordóñez y Mercedes Bernal (Asociación Ponte), Pilar Hidalgo Figueroa (Jefa de Servicio de Prevención y Apoyo a las Familias de la Junta de Andalucía. Consejería de igualdad y Políticas Sociales), Mª Victoria Hidalgo García (Profesora de la Universidad de Sevilla), Lucía Jiménez (Profesora de la Universidad de Sevilla), Bárbara Lorence (Profesora de la Universidad de Huelva), Jesús Maya (Profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de la Asociación para el Estudio y apoyo a las familias ESAFAM), Reyes Casares Ordóñez (Presidenta Colegio Oficial de Psicólogos Sevilla), Juan José Jiménez Hernández (Director del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía) y Juan de Dios Jaen Moreno (Concejal de Bienestar Social de Bonares. Huelva).

La intervención de Felipe Castro ha estado centrada en los exitosos programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales implementados por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Emvisesa es la gestora de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, conocida como OMDV. Desde su creación en junio de 2016 la OMDV ha adquirido un protagonismo inmediato, gracias a un amplio equipo de profesionales especializados en educación, trabajo social, derecho o psicología y a un presupuesto superior al millón de euros anual.

En apenas dos años la OMDV ha atendido a 10.000 personas con una problemática relacionada con la necesidad de vivienda y/o el riesgo de perder su alojamiento. En 1.000 casos, la gravedad de la situación requirió de la apertura de un expediente. Ni uno solo de esos expedientes ha terminado en desahucio sin que podamos ofrecer una alternativa habitacional, lo cual es un dato que habla por sí solo del trabajo de la OMDV.

La OMDV ha entregado 170 viviendas por la vía de la excepcionalidad a otras tantas familias en una situación límite. Hablamos de viviendas valoradas en más de 14 millones de euros que se han convertido en el hogar de unas 600 personas  a las que los Servicios Sociales Municipales, en coordinación con los técnicos de la OMDV, han valorado con riesgo grave de exclusión habitacional.

Dentro de la OMDV existe una unidad centrada en la resolución de problemas de convivencia. Tras haberlo incrementado en más de 240 durante estos tres años, Emvisesa administra hoy día un parque de 2.681 viviendas en alquiler. Alrededor de 10.000 personas deben ponerse de acuerdo en aspectos que afectan a la economía doméstica, al derecho al descanso o a la libertad individual.

Desde la puesta en marcha del Protocolo de Convivencia hemos abierto 241 expedientes relacionados con problemas de convivencia. Para un parque de 2.680 viviendas no es una cifra alarmante, pero cada expediente constituye un mundo en sí mismo para las personas afectadas.

La cantidad de expedientes que se vienen abriendo por año es bastante estable y se encuentra alrededor de los 100 anuales.

Hay un factor, como la proliferación de ocupaciones ilegales, que ha demostrado ser una de las principales causas de estos problemas de convivencia.

Emvisesa ha diseñado un Plan de Regularización y Normalización que está dando grandes resultados en las promociones que concentraban un 70% del total de ocupaciones ilegales de todo el parque público de vivienda y, no parece casualidad, de los problemas de convivencia.

En dichas promociones, los problemas de convivencia se han ido reduciendo al tiempo que Emvisesa expulsaba a los ocupas ilegales. El fenómeno de la ocupación de viviendas públicas municipales está relacionado con verdaderas mafias organizadas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ya tuvo que desembolsar más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad en Modecar, donde auténticos grupos organizados se hicieron con el control de la promoción, llegando a clausurar el garaje para dedicarlo a peleas de perros y gallos y como almacén de vehículos robados. Los enganches ilegales de suministros de agua y electricidad proliferaron al ritmo de los destrozos en la propiedad común y los problemas de convivencia. Ante tal situación muchas familias abandonaban su vivienda, que era inmediatamente ocupada por miembros del mismo grupo organizado.

Emvisesa ha puesto fin a este círculo vicioso denunciando todas las ocupaciones ilegales y a todos los inquilinos que no ocupan de manera legal y efectiva la vivienda que les ha sido adjudicada.

De esta manera Emvisesa tiene el 100% de su parque de viviendas adjudicado o dentro del proceso natural por el que unos inquilinos se marchan y otros acceden; y los procesos judiciales en marcha relacionados con ocupaciones ilegales están fallando uno tras otro a favor de la empresa municipal.

El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.
El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.

Emvisesa diseña y ejecuta medidas concretas, como el Servicio de Agentes de Proximidad, como la lucha contra la ocupación ilegal y el abandono de viviendas, y muy especialmente la Unidad de Mediación y Resolución de Conflictos de la OMDV.

El 35% de los expedientes abiertos por la Unidad se encuentran ya cerrados al haberse solucionado la causa del problema, o bien no quedar acreditados los hechos causantes de la denuncia.

Respecto a las sanciones, actualmente todos los expedientes salvo aquellos que implican actos delictivos o subarriendo, pasan directamente a mediación, tras comprobar los hechos. La unidad de Mediación intenta la resolución amistosa del conflicto. Si tras la intervención de Mediación, los causantes del conflicto no deponen su actitud es cuando se practican las sanciones oportunas.

Las sanciones pueden llegar, y de hecho así ha ocurrido en 29 casos graves, a la resolución del contrato de alquiler. La Comisión Ejecutiva y/o el Consejo de Administración de Emvisesa autorizan este tipo de procedimientos.

Existe un caso denominado de inquilinos especialmente afectados, donde Emvisesa procura el traslado inmediato a otras viviendas de su parque de alquiler. Hemos tenido 7 casos de inquilinos especialmente afectados por problemas de convivencia y 5 de ellos ya disfrutan de una vivienda alejada de la fuente del conflicto.

Cuando los causantes del conflicto son personas no inquilinas de viviendas de Emvisesa y la actuación policial o judicial se prevé a medio plazo, optamos por alejar a las víctimas del núcleo del problema.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) otorgó el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“ al Programa de Convivencia de la OMDV, en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao el pasado mes de mayo.

El jueves 20 de septiembre apúntate a la mesa redonda “Vivienda y exclusión residencial” organizada por la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y el Ayuntamiento de Sevilla

El próximo jueves 20 de septiembre entre 10:00 y 13:00 tendrá lugar en el Centro Cívico La Buhaira la mesa redonda “Vivienda y exclusión residencial“, organizada por la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN Andalucía) con la colaboración de la Delegación de Educación y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla.

Puede descargar el archivo (180920_mesaredonda_vivienda.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Las personas interesadas pueden inscribirse de manera gratuita desde la web de EAPN y obtener más información en los teléfonos de atención 693 27 75 83 y 854 70 82 45.

Irene Acero participará en representación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), gestionada por Emvisesa.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), gracias a un presupuesto anual superior a 1 millón de euros,  ha podido atender desde su creación a más de 9.000 personas que han recibido asesoramiento, apoyo y a las que se han tramitado más de 1.000 expedientes relacionados con riesgo de pérdida de vivienda debido a todo tipo de circunstancias y situaciones personales. Ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

La OMDV ha ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 166 familias en situación de emergencia social. Estas 166 familias han podido acceder a una vivienda pública municipal de manera inmediata, mediante un procedimiento de urgencia desarrollado en colaboración con los Servicios Sociales Municipales.

La labor de la OMDV ha sido recientemente reconocida con el Premio a las Mejores Prácticas en materia de gestión de vivienda social en Bilbao concedido por las empresas municipales españolas.

Feleipe Castro y Juan Manuel Flores, con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas” de la AVS.
Feleipe Castro y Juan Manuel Flores, con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas” de la AVS.

La OMDV también está desarrollado con éxito iniciativas novedosas contra la exclusión, como el  Protocolo de Permutas o el Protocolo de Convivencia.

Gracias al Protocolo de Permutas, familias cuyas viviendas no se adaptan a sus necesidades o capacidad económica pueden cambiarlas por viviendas del parque de alquiler de Emvisesa. Se trata de viviendas que han quedado pequeñas por el aumento de miembros de la familia, son demasiado grandes y caras para familias de uno o dos miembros, no disponen de ascensor en el caso de personas mayores, están muy alejadas de posibles cuidadores, etc. Emvisesa las adquiere y rehabilita para ponerlas a disposición de otras familias cuyos requisitos se corresponden a las características de las viviendas.

Por su parte, el protocolo de Convivencia se ve seriamente reforzado con la puesta en funcionamiento del Servicio de Agentes de Proximidad.

La OMDV también tiene entre sus funciones la gestión del Registro de Demandantes de Vivienda, en el que figuran alrededor de 11.500 personas inscritas, cuya demanda se verá en gran parte satisfecha gracias al nuevo Plan Municipal de Vivienda de Sevilla.

Por tanto, entre las numerosas funciones de la OMDV en su lucha contra la exclusión se encuentran la atención individualizada a familias con problemas de vivienda, el asesoramiento legal y jurídico en materia de vivienda (prevención, mediación y protección), la resolución de conflictos, la elaboración de un censo de viviendas vacías, la coordinación con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, la aplicación del protocolo de convivencia, el servicio de mediación, la recuperación de viviendas vacías, el protocolo de permuta de viviendas, el asesoramiento de claúsulas suelo o la gestión de ayudas económicas a familias con rentas bajas.

Respecto a dichas ayudas, el Ayuntamiento de Sevilla ha destinado ya 800.000 euros en este mandato a protección de familias con pocos recursos, en forma de renta social, y se han tramitado  233 ayudas por un importe de otros 900.000 euros sólo en 2018 para familias con deudas por impago de rentas.

Protocolo de Protección a Familias con Pocos Recursos.

PRIMERO. – OBJETO Y FINALIDAD DEL PROTOCOLO

El objeto de este protocolo es:

1.- Determinar el procedimiento interno de gestión de las ayudas sociales municipales en concepto de rentas de alquiler y cuotas de comunidad vecinal de viviendas y alojamientos propiedad de EMVISESA o gestionados por esta, objeto del Convenio firmado entre el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y EMVISESA de fecha 23 de mayo de 2017.

2.- Establecer un programa de alquiler social que determine las condiciones y requisitos para hacer efectivo el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Sevilla de 24 de noviembre de 2015, garantizando la adecuación de los alquileres de EMVISESA a la realidad socioeconómica de cada familia, de modo que las familias en extrema necesidad abonen en concepto de alquiler el 5% de sus ingresos mensuales y, garantizando asimismo que ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.

SEGUNDO. – PERSONAS BENEFICIARIAS

Serán beneficiarios de este protocolo las familias o unidades de convivencia que sean inquilinos o cesionarios legales de viviendas u otros alojamientos titularidad de EMVISESA o gestionados por esta, debiendo cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Ocupar la vivienda arrendada o cedida como domicilio habitual y permanente de la unidad familiar o de convivencia, cumpliendo todos los requisitos establecidos en la normativa de viviendas protegidas.
  2. No encontrarse sancionado por la no ocupación de la vivienda o por infracción muy grave en expediente de protocolo de convivencia.
  3. Tener los suministros contratados legalmente.
  4. Encontrarse todos los miembros de la unidad familiar o de convivencia empadronados en la vivienda arrendada.

Asimismo, para poder optar a las ayudas objeto del Convenio los solicitantes, además de cumplir los requisitos antes indicados, han de ser usuarios de los Servicios Sociales Municipales que se encuentren en situación de riesgo o exclusión social y que reúnan los requisitos que se señalen  en sus normas procedimentales según la valoración efectuada, de oficio, por los profesionales de los centros Municipales de Servicios Sociales Comunitarios del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, debiendo cumplir los requisitos establecidos en el programa de ayudas económicas complementarias del Área de Bienestar y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla para la anualidad correspondiente. La comprobación del cumplimiento de estos requisitos será realizada por el Centro de Servicios Sociales, Servicio especializado donde esté siendo atendida la familia solicitante, o la OMDV.

TERCERO. – PROCEDIMIENTO

Las personas que quieran acogerse a este protocolo habrán de presentar el impreso normalizado que se incluye como anexo 1 en las oficinas de la OMDV, acompañado de la autorización debidamente firmada, para que la OMDV y EMVISESA puedan efectuar la recogida de documentación y procedimiento de digitalización de la misma y su presentación en los Registros Oficiales correspondientes para su puesta a disposición de los Servicios Sociales municipales, que se incluye como anexo 2.

Asimismo, habrán de presentar la siguiente documentación:

  • Tres últimas facturas de suministros de luz y agua, o en su caso, de los meses que lleve entregada la vivienda.
  • Documento debidamente firmado de cesión del derecho de cobro a favor de EMVISESA, según modelo que se incluye como anexo 3.
  • Escrito de aportación de documentación, que se incluye como anexo 4, debiendo acompañar la que corresponda, de los documentos que se indican en el mismo.
  • Certificado de deuda cero por parte de la Administración de fincas a la que pertenezca la vivienda, o en su defecto, por el Presidente de la Comunidad.

En el momento de presentación de la solicitud deberán firmar la adenda al contrato de arrendamiento a la que se refiere el apartado Cuarto de este protocolo, salvo que ya estuviera firmada o el contrato de arrendamiento recogiera el contenido de la misma. La falta de firma de la adenda o su negativa a ello supondrá el archivo del expediente.

La OMDV presentará en el Registro Oficial correspondiente la documentación aportada por los arrendatarios solicitantes que hayan presentado la documentación completa, en el plazo máximo de quince días a contar desde la cumplimentación total de la solicitud y documentación correspondiente, incorporándose por parte de EMVISESA:

  • Documento en el que se refleje tanto el importe de la deuda contraída por el arrendatario, como la renta que tiene que abonar a EMVISESA en concepto de alquiler, para posibilitar la tramitación municipal de la concesión de la ayuda.
  • Copia del contrato de alquiler.

En el supuesto de que fuese preciso aportar documentación complementaria, se requerirá al interesado para aportarla otorgándole un plazo de diez días para ello, transcurrido el cual sin que se hubiera producido aportación de la documentación requerida, se procederá al archivo del expediente. Del archivo de la solicitud se dará conocimiento por escrito al solicitante. La subsanación en dicho plazo ha de ser completa. En caso de archivo del expediente por este motivo, el interesado solo podrá volver a solicitar las ayudas en la siguiente convocatoria, debiendo volver a presentar toda la documentación necesaria completa.

Una vez presentada la documentación por parte de la OMDV ante los Servicios Sociales, se comunicará al interesado. EMVISESA emitirá, si bien no remesará al Banco donde se encuentren domiciliados, los recibos de renta de arrendamiento o contraprestación de cesión por el importe establecido en el contrato o documento de cesión.

No obstante lo anterior, los inquilinos a los que se les estén tramitando las ayudas no deberán abonar dicha cantidad hasta que no se proceda a la resolución y concesión de la misma, debiendo abonar la cantidad establecida por los Técnicos de la OMDV atendiendo a la situación personal y económica de la unidad familiar, según el procedimiento establecido en este Protocolo. La diferencia entre la renta de alquiler según contrato, y la cantidad así calculada, se considerará deuda a los efectos de la solicitud de ayudas municipales. La falta de pago de la cantidad establecida por los Técnicos de la OMDV durante dos mensualidades seguidas o alternas podrá dar lugar a que EMVISESA reclame, por los medios establecidos en derecho, el pago de la totalidad de la renta pactada en el contrato, incluso judicialmente. La acumulación de cuatro recibos seguidos o alternos impagados dará lugar a la eliminación del derecho de obtención de estas ayudas, procediéndose por parte de EMVISESA a la reclamación por la vía que considere más oportuna.

El pago de dicha cantidad se devengará a partir de la mensualidad siguiente al mes de presentación por la OMDV de la solicitud completa en el Registro Oficial correspondiente.

Los Técnicos de la OMDV emitirán informe de baremación con la cantidad que se considere que, atendiendo a las circunstancias familiares y económicas de la unidad familiar, puede ésta asumir como pago de la renta del recibo, de conformidad con los criterios de baremación que se incluyen como anexo 1, salvo certificación emitida por los Servicios de Bienestar Social que indiquen la cantidad máxima que puede asumir la familia como pago de renta, que será la que se considere como correcta.

La ayuda abonada por parte de los Servicios Sociales municipales se aplicará a la deuda de rentas de alquiler por orden de antigüedad, y una vez cubierta esta, si existieran cantidades sobrantes, se procederá a realizar una liquidación final entre las cantidades devengadas de renta de arrendamiento según lo establecido en el contrato de arrendamiento, y la suma de las cantidades sobrantes abonadas como ayudas y las entregadas a cuenta por el inquilino en el periodo que corresponda. EMVISESA remitirá escrito al interesado indicando la imputación de las cantidades abonadas en concepto de ayudas. Se considerará deuda la cantidad resultante una vez aplicada la totalidad de las ayudas obtenidas. En el supuesto de que no sea abonada en el plazo que se establezca para ello, EMVISESA podrá reclamar el pago de la misma por los medios que considere oportunos, incluso judicialmente.

En el supuesto de que por cualquier circunstancia los Servicios Sociales municipales no abonen, anulen o rescindan la ayuda correspondiente al beneficiario, el importe total de las rentas devengadas durante el periodo correspondiente se considerará como deuda de rentas, debiendo ser abonadas por el inquilino o cesionario, pudiendo reclamar EMVISESA el pago de la misma por los medios que considere oportunos, incluso judicialmente.

CUARTO. – OBLIGACIONES DEL BENEFICIARIO.

El arrendatario o cesionario beneficiario de este protocolo está obligado a:

  • Firmar una adenda al contrato de arrendamiento o documento de cesión de uso donde se establezcan las condiciones y obligaciones de pago del recibo de alquiler resultante de la aplicación de este programa.
  • Abonar la renta de arrendamiento o contraprestación de cesión, o cantidad a cuenta de la misma, en la forma establecida en el apartado anterior.
  • Cumplir las obligaciones derivadas de su pertenencia a Junta de Arrendatarios o Comunidad de Propietarios.
  • Cumplir con las normas de convivencia establecidas en su contrato de arrendamiento, normas de régimen interno de la Comunidad y protocolo de convivencia de EMVISESA.
  • Aportar toda la documentación que sea requerida por parte de la OMDV para la tramitación del expediente.
  • Comunicar por escrito cualquier variación en la situación económica y familiar que difiera de la presentada en el momento de cumplimentar la solicitud, y que pueda dar lugar a un cambio en las condiciones o importe de la ayuda.
  • Cumplir con las obligaciones derivadas de su contrato de arrendamiento, salvo que el incumplimiento de las obligaciones económicas se produzca por causas sobrevenidas no imputables a los arrendatarios.
  • Mantener la vivienda en buenas condiciones de cuidado y limpieza para el normal desarrollo de una vida digna.
  • Ocupar la vivienda como domicilio habitual y permanente de la unidad de convivencia.

QUINTO. – OBLIGACIONES DE EMVISESA.

Son obligaciones de EMVISESA:

  • Informar a las familias potencialmente beneficiarias de la posibilidad de acceder a la concesión de ayudas sociales para el pago de las rentas y cuotas de Comunidad objeto del Convenio firmado entre el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y EMVISESA para coordinar el pago de las ayudas sociales municipales en concepto de rentas de alquiler y cuotas de comunidad vecinal de viviendas y alojamientos propiedad de EMVISESA o gestionados por esta.
  • Presentar la documentación de los interesados ante los Servicios Sociales municipales, en los términos establecidos en este programa y en el Convenio citado.
  • Aplicar las ayudas que le sean abonadas por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla al expediente del beneficiario en los términos establecidos en este Protocolo, y justificarlo documentalmente a los Servicios Sociales en los términos establecidos en el Convenio.
  • No reclamar judicialmente el pago de las rentas devengadas y giradas hasta que se abone o no se conceda efectivamente por el Ayuntamiento el importe de la ayuda correspondiente a cada anualidad para la que se haya solicitado.
  • Emitir un informe semestral informativo del estado de aplicación del protocolo.

SEXTO. – OBLIGACIONES DE LA DELEGACIÓN DE BIENESTAR SOCIAL. 

  • Liquidar al menos dos veces en cada ejercicio los expedientes recibidos con solicitudes de aplicación de esta ayuda.
  • Emitir resoluciones de confirmación de abono de ayudas para cada uno de los expedientes recibidos, así como el importe al que podrán hacer frente de manera mensual cada unidad familiar o de convivencia.

SEPTIMO. – COMPATIBILIDAD DE LAS AYUDAS CON OTRAS SUBVENCIONES.

La compatibilidad de las ayudas concedidas por Bienestar Social con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad, procedentes de cualesquiera Administraciones o entes públicos, será la determinada en la normativa que las regulen.

En cualquier caso, serán compatibles, en la parte de renta cuyo abono corresponde al inquilino, con cualquier otra ayuda destinada a este fin que pudiera conceder la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla.

DISPOSICION ADICIONAL PRIMERA

Podrá aplicarse este protocolo, si así lo acuerdan los Órganos Rectores de EMVISESA, a aquellas promociones de vivienda o actuaciones urbanísticas en las que la renta, o cantidad asimilada a ella, a abonar por los inquilinos o cesionarios de las viviendas sea inferior a la renta establecida legalmente. En dicho caso, el importe efectivo a abonar por los inquilinos continuará siendo el mismo, si bien se emitirán los recibos de renta por el importe que correspondería en aplicación de la normativa de viviendas protegidas, debiendo realizarse las modificaciones contractuales necesarias, mediante firma de la correspondiente adenda a los contratos de alquiler o documentos de cesión.

DISPOSICION ADICIONAL SEGUNDA.

Los inquilinos que hayan solicitado en el año inmediatamente anterior las ayudas objeto de este protocolo por el procedimiento en él establecido y cuyos expedientes hayan sido remitidos a los Servicios Sociales, podrán seguir abonando la renta establecida según el apartado TERCERO, hasta que procedan a la solicitud de la nueva ayuda, estableciéndose como máximo el 31 de mayo de cada ejercicio, recalculándose entonces el importe de renta a abonar según sus ingresos y situación actual.

Esta medida se aplicará a todos los solicitantes cuyos expedientes hayan sido remitidos a los Servicios Sociales independientemente de que estos hayan o no concedido la ayuda, salvo que la hayan denegado por motivos económicos.

En el supuesto de que no procedan a solicitar la ayuda dentro de los cinco primeros meses del año corriente, la renta a abonar a partir del mes siguiente será la que establezca su contrato de alquiler íntegramente.

DISPOSICION TRANSITORIA PRIMERA

A los solos efectos de las ayudas correspondientes al ejercicio 2018, se establece que los inquilinos que hayan solicitado en el año 2017 las ayudas objeto de este protocolo, por el procedimiento en él establecido, y cuyos expedientes hayan sido remitidos a los Servicios Sociales, podrán seguir abonando la renta establecida para dicho ejercicio y en las condiciones establecidas para este, hasta que procedan a la solicitud de la nueva ayuda, y como máximo hasta el 31 de mayo de 2018.

DISPOSICION FINAL PRIMERA

El plazo de presentación en la OMDV de las solicitudes de aplicación de este protocolo finalizará el 30 de octubre de cada año natural. En el supuesto de presentación de la solicitud con posterioridad a dicha fecha, la OMDV no estará obligada a su tramitación ante los Servicios Sociales. Asimismo la presentación con posterioridad a esta fecha supondrá la no aplicación de las condiciones de pago de la renta establecidas en este protocolo.

ANEXO 1. PROCEDIMIENTO DE CALCULO DE CANTIDADES A ABONAR POR LOS SOLICITANTES DE AYUDAS MUNICIPALES.

Unidades familiares o de convivencia en situación de extrema necesidad: 25 euros mensuales. Se considerará que una unidad de convivencia está en situación de extrema necesidad cuando todos los miembros de la misma se encuentren en situación de desempleo, y sólo existan ingresos derivados de subsidios o ayudas públicas.

Unidades familiares o de convivencia en situación de emergencia: renta equivalente al 5% de los ingresos mensuales. Se incluirán en esta categoría aquellas unidades familiares que obtengan algún tipo de ingreso, sea o no oficial, estén o no todos sus miembros en situación de desempleo, que no proceda en exclusiva de subsidios o ayudas públicas, y que en cómputo anual sea inferior a una vez el IPREM. Se establece un mínimo de 45 euros.

Unidades familiares o de convivencia en situación de necesidad: renta equivalente al 10% de los ingresos mensuales. Se incluirán en esta categoría aquellas unidades familiares que obtengan algún tipo de ingreso, sea o no oficial, estén o no todos sus miembros en situación de desempleo, que no proceda en exclusiva de subsidios o ayudas públicas, y que en cómputo anual sea superior a una vez el IPREM e inferior a dos veces el IPREM. Se establece un mínimo de 75 euros.

Unidades familiares o de convivencia sin situación especial: renta equivalente al 30% de los ingresos mensuales. Se incluirán en esta categoría aquellas unidades familiares que obtengan algún tipo de ingreso, sea o no oficial, estén o no todos sus miembros en situación de desempleo, que no proceda en exclusiva de subsidios o ayudas públicas, y que en cómputo anual sea superior a dos veces el IPREM e inferior a 2,5 veces el IPREM. Se establece un mínimo de 125 euros.

Criterios para la determinación de los ingresos:

  • Se incluirán los ingresos de todos los miembros de la unidad familiar o de convivencia.
  • Los ingresos de la unidad familiar o de convivencia a tener en cuenta serán los existentes en el momento en que se solicita la ayuda.
  • Se incluirán tanto los ingresos oficiales, como los de carácter esporádico o circunstancial, independientemente de que generen o no obligación de tributación por ellos.
  • Se deducirán de los ingresos las cantidades que ha de abonar la unidad familiar como consecuencia de embargos judiciales, pensiones alimenticias o derivados de obligaciones establecidas judicialmente.
  • Se deducirán los importes a los que debe hacer frente a la Comunidad.
  • A efectos del cálculo de la renta mensual, se ponderarán los ingresos en la siguiente medida:

Unidades familiares de 1 o 2 miembros: 100%

Unidades familiares de 3 miembros: 90%

Unidades familiares de 4 miembros: 75%

Unidades familiares de más de 5 miembros: 60%

 

Los Técnicos de la OMDV podrán modular el importe de la renta a abonar por cada familia atendiendo a otras circunstancias que tengan como consecuencia la disminución efectiva del nivel de ingresos de la misma, hasta un máximo de ponderación de un -10%, que se añadirá al tipo porcentual resultante de la aplicación del apartado anterior.

La renta así calculada tendrá su vigencia para todo el periodo anual al que se refiera la ayuda, independientemente de que varíen la circunstancias familiares o económicas de los solicitantes.

 

FORMULARIOS ANEXOS. Los siguientes 5 formularios deben cumplimentarse y entregarse, junto a la documentación oportuna, en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de la avenida de San Jerónimo. Recuerden que es OBLIGATORIO SOLICITAR CITA PREVIA para ser atendido en la OMDV.

Anexo 1. Formulario de Solicitud:

Puede descargar el archivo (Anexo_FormularioSolicitudPPR.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Anexo 2. Formulario de Autorización para la Tramitación:

Puede descargar el archivo (ANEXO-2.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-2-1.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Anexo 3. Formulario de Cesión del Derecho de Cobro:

Puede descargar el archivo (ANEXO-3.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Anexo 4. Formulario de Solicitud de Documentación a Adjuntar:

Puede descargar el archivo (ANEXO-4-.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Anexo 4 BIS. Declaración Responsable de no poseer otros bienes inmuebles:

Puede descargar el archivo (ANEXO-4bis.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Protocolo de actuación y gestión de Permutas.

Juan Manuel Flores, Delegado de Bienestar Social y Empleo, y Felipe Castro, Gerente de Emvisesa, han celebrado una rueda de prensa a las 11:00 horas de hoy en la sede de Emvisesa, para anunciar la puesta en marcha del Protocolo de Actuación y Gestión de Permutasaprobado por el Consejo de Administración de Emvisesa, en sesión celebrada el pasado jueves 12 de enero.

Dicho protocolo viene a solucionar la demanda de numerosos inquilinos de Emvisesa que desean, por diferentes motivos, cambiar por otra la vivienda que legalmente ocupan, así como la de propietarios de viviendas que desean su permuta por una vivienda en alquiler de la Empresa Municipal de Vivienda.

El Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas establece la creación de una herramienta informática denominada Bolsa de Permutas.

La Bolsa de Permutas permite a los inquilinos de viviendas en alquiler de Emvisesa solicitar la publicación de los datos básicos de la vivienda que desean cambiar, así como localizar otra que se ajuste a sus necesidades. Los datos que recoge la Bolsa de Permutas son la zona donde se encuentra la vivienda, los anexos vinculados, el número de dormitorios y la renta.

Emvisesa publica estos datos en su sitio web, una vez comprobado que los solicitantes cumplen los requisitos para la inserción en la Bolsa de Permutas: ser arrendatarios legales de la vivienda, encontrarse al corriente en los pagos de renta y cuotas a la Comunidad, encontrarse inscritos en el Registro Municipal de Demandantes de Viviendas Protegidas de Sevilla, no estar sometidos al protocolo de convivencia o de recuperación de viviendas vacías y acreditar el cumplimiento de alguna de las causas que han de concurrir para autorizar la permuta.

Dichas causas que pueden motivar la permuta son el aumento o disminución de la unidad familiar, problemas graves de convivencia no imputables al solicitante del cambio, problemas de salud graves, situación de movilidad reducida en viviendas no adaptadas, renta de alquiler elevada para la situación económica del solicitante o reagrupación familiar.

Estas circunstancias deberán acreditarse documentalmente cuando se solicite la inclusión de la vivienda en la Bolsa de Permutas. Asimismo, la vivienda objeto de la permuta deberá hallarse en buen estado de conservación y los suministros perfectamente contratados.

Una vez Emvisesa autorice la permuta, los adjudicatarios firmarán un nuevo contrato sobre su nueva vivienda, cuya renta será la que corresponda a la misma en el momento del cambio.

Emvisesa no abonará gasto alguno provocado por traslado o mudanza, que deberá realizarse en el plazo máximo de una semana desde la firma de los contratos de arrendamiento. Tampoco estará obligada a realizar reparaciones en las viviendas, que se permutarán en el estado que se encuentren.

Está terminantemente prohibida la solicitud, por parte de cualquiera de las partes implicadas en la permuta, de ningún tipo de compensación económica por la misma, pudiendo resolverse dicha permuta y quedar sin efecto en el supuesto de que Emvisesa tenga conocimiento de estos hechos.

Además del formato de permuta en el que un inquilino de Emvisesa desea cambiar su vivienda por la de otro que se adapte mejor a sus necesidades y condicionantes, el Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas también contempla un procedimiento excepcional de cambio.

El procedimiento excepcional de cambio respondería a solicitudes de permuta originadas por el aumento o disminución de la unidad familiar, problemas de salud grave o una movilidad reducida que motive la necesidad urgente de cambio de vivienda y no puedan satisfacerse a través de la Bolsa de Permutas. Sólo sería aplicable en caso de existir viviendas de libre disposición propiedad de Emvisesa o gestionadas por ella y requeriría de la aprobación de la Comisión Ejecutiva de Emvisesa .

Finalmente, el Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas considera la adquisición de vivienda con realojo simultáneo. Este procedimiento tiene como finalidad, por una parte, el incremento del parque social de viviendas de EMVISESA y, por otra, ofrecer una solución habitacional a familias propietarias de viviendas que se encuentren en determinadas condiciones o no puedan satisfacer sus necesidades habitacionales.

En estos supuestos, se procederá a la adjudicación en régimen de alquiler o cesión de uso de una vivienda de libre disposición propiedad de EMVISESA, o gestionada por esta, a la familia objeto del procedimiento. Inmediatamente Emvisesa adquiriría mediante escritura de compraventa la vivienda propiedad de los solicitantes, pudiéndose autorizar el cambio siempre que la normativa aplicable no prohíba o limite la venta de la vivienda y se ajuste al procedimiento y requisitos establecidos en el protocolo.

Podrán ser objeto de aplicación de este procedimiento de adquisición de vivienda con realojo simultáneo personas con movilidad reducida que motive la necesidad urgente de cambio de vivienda, por no encontrarse adaptada la vivienda de su propiedad; personas con problemas de salud grave que haga necesario el cambio de vivienda, debido a las características de esta o a la zona en que se encuentra; viviendas que se encuentren en condiciones que requieran de reformas urgentes u obras de mantenimiento cuyo coste no pueda ser asumido por los propietarios por su situación económica precaria; así como cualquier otro caso en que las circunstancias personales y económicas de las familias, adecuadamente acreditadas, hagan necesario el realojo simultáneo.

El procedimiento de adquisición de vivienda con realojo simultáneo requeriría de la aprobación del Consejo de Administración de Emvisesa .

La web de Emvisesa tiene a disposición de todos los interesados un formulario de solicitud de permuta de vivienda.

El Consejo de Administración de EMVISESA aprueba el Plan Municipal para el acceso a una Vivienda Digna.

Hoy, lunes 21 de marzo a las 10:00, ha tenido lugar el Consejo de Administración de EMVISESA en su sede de calle Bilbao.

En el mismo, se han formulado las cuentas anuales de 2015, que han arrojado un resultado positivo de 502.315 euros y una reducción del endeudamiento de 15,16 millones de euros, lo que supone un 12,60% menos que en el ejercicio anterior.

También se ha aprobado el Plan Municipal para el Acceso a una Vivienda Digna, así como una serie de medidas urgentes para facilitar el desarrollo del Plan, entre las que destacan:

  • La creación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda,  cuya puesta en marcha está condicionada a la entrada en vigor de los presupuestos municipales y que tendrá su sede en el antiguo edificio del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida, en la avenida de San Jerónimo, 5.
    El edificio englobará el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida, así como Unidades de Prevención, Mediación y Protección.
    Entre las funciones de dicha Oficina estarán todas aquellas orientadas a garantizar el derecho a la vivienda, incluyendo la prestación de servicios de asesoramiento legal y jurídico a personas con problemática relacionada con el alojamiento, la prestación de servicios de mediación entre propietarios e inquilinos, la asistencia social y/o psicológica o la elaboración de un censo de viviendas vacías.
  • Un Protocolo de Convivencia para las viviendas cedidas en alquiler.