Caixabank hace entrega a Emvisesa de dos nuevas viviendas para fines sociales, en el marco del acuerdo de colaboración suscrito el pasado mes de enero.

La filial inmobiliaria de Caixabank, BuildingCenter, ha puesto a disposición de Emvisesa dos nuevas viviendas para uso social, en virtud del acuerdo marco de colaboración planteado el pasado mes de enero entre el Ayuntamiento de Sevilla y Caixabank en una reunión mantenida entre el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el director territorial de la entidad financiera en Andalucía Occidental, Rafael Herrador.

El acto de entrega de llaves tuvo lugar ayer martes a las 9:30 en la sede social de Emvisesa en calle Bilbao. Al mismo asistieron, por parte de Caixabank, Manuel Caro, Director de Instituciones de Andalucía Occidental, y Silvia Serna, Directora de Negocio Inmobiliario, quienes hicieron entrega de las llaves de dos viviendas a Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa.

Una de las viviendas se encuentra en el distrito Sur, mientras que la otra está en el distrito Cerro-Amate, disponiendo ambas de tres habitaciones.
Una de las viviendas se encuentra en el distrito Sur, mientras que la otra está en el distrito Cerro-Amate, disponiendo ambas de tres habitaciones.

Emvisesa, una vez ha comprobado el óptimo estado de las viviendas, dará los pasos oportunos para adjudicarlas con fines sociales, de acuerdo a criterios establecidos por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) y por la Delegación de Bienestar y Empleo.

El objetivo del convenio de colaboración es fomentar el uso social del parque de viviendas que el Grupo Caixabank posee en la ciudad de Sevilla, cediendo el usufructo de viviendas vacías a Emvisesa. La Empresa Municipal las administra e impulsa su alquiler a favor de personas en riesgo de exclusión social y/o riesgo inminente de pérdida de vivienda.

Esta medida avanza en la línea de otras, encaminadas a la ampliación del parque social de viviendas, como el acuerdo con la Sareb para la cesión viviendas en los mismos términos ya establecidos en Málaga, Madrid o Barcelona, los proyectos de adecuación de una veintena de viviendas deterioradas de Emvisesa o Patrimonio, o los procesos de recuperación de viviendas desocupadas de la Empresa Municipal, tras incumplimiento de las condiciones de los contratos por parte de sus inquilinos, para su cesión con uso social.