Emvisesa gestionará la primera convocatoria municipal para la compra de viviendas vacías destinadas a alquiler social

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, Emvisesa, ha impulsado hoy la primera convocatoria pública para la adquisición de viviendas privadas que se encuentren desocupadas.

La convocatoria se enmarca en el plan del Ayuntamiento para incrementar el parque público en un número superior a las 1.000 viviendas en un plazo aproximado de 3 años y destinarlas, sobre todo, a alquiler social.

La materialización de dicho plan será posible mediante una estrategia que contempla, entre otras medidas, tanto el inicio de nuevas promociones de viviendas como la adquisición de viviendas privadas que se encuentran vacías.

La convocatoria para la adquisición de viviendas privadas, que se ha debatido hoy en el Consejo de Administración de Emvisesa, ha sido presentada públicamente por parte del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

Felipe Castro ha recordado que Emvisesa ha agotado el parque público de viviendas disponibles, tras haber adjudicado un total de 548 viviendas en estos dos años de legislatura. Puedes escucharlo en este corte de audio:

Esta primera convocatoria para la compra de viviendas privadas por parte de Emvisesa cuenta con una partida que puede alcanzar 1,5 millones de euros, en función de la aprobación definitiva del presupuesto municipal y de la adjudicación de la operación de permuta del solar de Ramón Carande, y se enmarca dentro de la estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas.

Felipe Castro anunció que la operación de permuta de Ramón Carande también aportará viviendas terminadas que engrosarán el parque de Emvisesa:

 

Felipe Castro y Juan Manuel Flores, instantes antes del comienzo de la rueda de prensa.
Felipe Castro y Juan Manuel Flores, instantes antes del comienzo de la rueda de prensa.

La convocatoria pública ofrecerá a los titulares de viviendas vacías en la ciudad de Sevilla la posibilidad de vendérselas a un precio tasado a Emvisesa, siempre y cuando cumplan unos requisitos mínimos que permitan su uso como alquiler social. Así, las viviendas deben estar localizadas en distintos barrios de la ciudad, deben estar en buen estado de conservación y habitabilidad y, en caso de que tengan que realizarse obras de reparación, no podrán superar el 50% de su tasación. Además, deberán contar con una superficie mínima construida de 45 m2 y un máximo de 140 m2 incluyendo parte proporcional de las zonas comunes y su adquisición no podrá superar la cuantía máxima de los 98.000 euros.

La adjudicación de los contratos de compraventa de las viviendas se efectuará mediante un procedimiento de contratación de libre concurrencia regulado en el Pliego aprobado al efecto, en el que todo interesado que reúna los requisitos de capacidad y solvencia exigidos en el Pliego rector del proceso podrá presentar su oferta.

Felipe Castro ha definido esta primera convocatoria para la compra de viviendas vacías como una medida pionera, basada en el éxito del pliego de permuta del solar de la avenida Ramón Carande:

Una vez aprobados los pliegos, la convocatoria será difundida públicamente para que durante el primer trimestre de 2018 se empiecen a presentar ofertas por parte de titulares de viviendas vacías.

Juan Manuel Flores explica que serán cerca de 3 millones de euros los que Emvisesa y Patrimonio inviertan durante 2018 en la compra de viviendas privadas vacías:

Damos voz a inquilinos, asociaciones y colegios profesionales en la gestión del parque público y en las políticas de vivienda.

El gobierno municipal presentará al próximo Consejo de Administración de Emvisesa un nuevo modelo de transparencia y relaciones con la ciudadaníaplural, abierto y pionero” en las empresas públicas de vivienda. Un modelo que supone el cumplimiento de los acuerdos del Pleno Extraordinario de Vivienda de noviembre de 2015, del Plan Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna, así como de los compromisos suscritos con distintos grupos políticos de la Corporación Municipal.

El planteamiento, que contiene una revisión y un nuevo modelo de participación y transparencia más abierto que el diseñado en el Consejo Municipal de la Vivienda suprimido en 2011 durante el mandato anterior, implica la creación de un Comité Técnico Consultivo y una de serie de mesas sectoriales con la participación de asociaciones, colectivos, expertos, instituciones, inquilinos de Emvisesa y personas inscritas en el Registro de Demandantes de Vivienda.

Iniciamos un nuevo camino dinámico, ambicioso y abierto para mejorar la gestión de la Empresa y abrirla a la ciudadanía, conociendo mejor sus demandas y necesidades”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, quien estuvo acompañado del gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

Juan Manuel Flores, Delegado de Bienestar Social y Empleo, y Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, han presentado un nuevo modelo de participación y transparencia en la gestión del parque público de vivienda.
Juan Manuel Flores, Delegado de Bienestar Social y Empleo, y Felipe Castro, Director Gerente de Emvisesa, han presentado un nuevo modelo de participación y transparencia en la gestión del parque público de vivienda.

Con este modelo de participación se pretende abrir un proceso de evaluación y mejora del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida y de los criterios de adjudicación, un diseño de mejora de la gestión del parque público de vivienda y un análisis participativo de las políticas públicas de vivienda de la ciudad de Sevilla. Con este objetivo se invitará a las principales asociaciones, colectivos e instituciones a formar parte de este proceso que arrancará de forma inmediata si se aprueba la propuesta en el próximo consejo de administración.

Para dar voz a los inquilinos y a las personas inscritas en el Registro de Demandantes se enviará un escrito a cada uno de ellos ofreciéndoles la posibilidad de participar en este proceso, siendo posteriormente seleccionados por sorteo en caso de que el número de interesados sea muy elevado. “Queremos escuchar las necesidades y las demandas de quienes viven en el parque público de vivienda y quienes aspiran a acceder a él”, explicó Felipe Castro.

La composición de este nuevo modelo contempla un primer Comité Técnico Consultivo, como órgano superior, y una serie de grupos o mesas de trabajo con los siguientes objetivos: Mesa Social, Mesa Ciudadana, Mesa Profesional y Mesa Financiera en la que estarán integradas las entidades bancarias, tal y como aprobó el Pleno en noviembre de 2015 y se viene realizando aunque sin un procedimiento reglado.

Por último, se contempla la creación de una Comisión Especial de Seguimiento de las ocupaciones irregulares, con el objetivo de impedirlas y tomar medidas en aquellas que ya se hayan producido. En esta comisión, que forma parte de acuerdos alcanzados con grupos políticos, habrá presencia de las comunidades de propietarios e inquilinos y las asociaciones en defensa de la vivienda. También se abordarán en esta Comisión Especial los procesos para recuperar viviendas del parque de alquiler de Emvisesa que sus inquilinos mantienen vacías, sin justificación e incumpliendo por tanto la normativa.