Emvisesa, la Obra Social La Caixa y la Asociación Ponte firman un convenio para promover la convivencia vecinal en adolescentes de centros de educación secundaria

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su empresa pública Emvisesa, la Obra Social La Caixa y la Asociación Ponte Iniciativas Psicosociales han suscrito un convenio de colaboración para concienciar y sensibilizar sobre el cumplimiento de las normas de convivencia en las comunidades de viviendas protegidas.

El convenio se articula mediante el programa de acciones formativas “Mi territorio… Un espacio compartido”, encaminado a estimular la reflexión, la creatividad y el desarrollo de opiniones propias en unos 2.000 alumnos de los centros de educación secundaria de la ciudad de Sevilla con el fin de ayudarles a interiorizar un pensamiento productivo en la resolución de conflictos.

Estas acciones formativas se desarrollarán en dos fases, una dirigida a los alumnos de institutos del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca y otra, a los institutos del Distrito Cerro-Amate. Desde Emvisesa y la Obra Social La Caixa incentivarán el despliegue del programa “Mi Territorio…Un Espacio Compartido”, mediante la aportación de 27.000 euros, mientras que la Asociación Ponte Iniciativas Psicosociales, va a encargarse de  impartir las acciones formativas.

Para el seguimiento del desarrollo de este convenio se prevé la constitución de una comisión paritaria mixta, integrada por representantes de cada una de las partes.

 

El acuerdo, rubricado por María Jesús Catalá Buera, directora territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, Carlos Alfonso González de Valdés, en representación de la Asociación Ponte, y Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y en presencia del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, extenderá su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2019.

La colaboración entre Emvisesa y Asociación Ponte en el Programa de Convivencia implantado en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ya fue reconocida con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, que fue concedido por la entidad Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) en la sexta edición de su “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicio.

“Mi territorio… un espacio compartido” es una acción formativa promovida por parte de Emvisesa para la difusión de normas de convivencia, en el ámbito de los centros de enseñanza secundaria, es decir, entre los adolescentes. El Servicio de Mediación e Intervención Vecinal de la Asociación Ponte se basa en los principios del respeto, la promoción y la defensa del interés de cada vecino y vecina, así como velar por su bienestar y el derecho a una vivienda. Su modelo de trabajo aúna la intervención psicosocial con las técnicas teatrales. Se aborda la atención a los adolescentes y sus familias dotando de habilidades para la prevención y el manejo de conflictos en sus relaciones y ofreciendo un marco para la comunicación y la expresión del propio adolescente. En suma, su metodología Psicoterapia Integrativa Basada En Escenas, PIBE, tiene el objetivo principal de ofrecer alternativas a la población adolescente para resolver conflictos de forma pacífica.