Emvisesa facilita prácticas laborales a personas con discapacidad intelectual en el marco del convenio suscrito con Albatros Andalucía

Convenio con la Asociación Albatros Andalucía.

Emvisesa ha suscrito un convenio de colaboración con la Asociación Albatros Andalucía para facilitar la realización de prácticas en la empresa pública de la vivienda a personas con discapacidad intelectual. Los responsables de su firma han sido Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Lucía Gómez, presidenta de la Asociación Albatros Andalucía.

Albatros Andalucía es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo fin es mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual.  La asociación está formada por padres, familiares, amigos y profesionales que aspiran a lograr la plena integración de las personas con diversidad funcional.

Entre los diversos programas y servicios que Albatros ofrece se encuentra el Programa SOLER, encaminado a facilitar prácticas en empresas a personas con discapacidad intelectual.

En el marco del Programa SOLER, Emvisesa va a facilitar prácticas que completen la adquisición de la cualificación profesional conseguida por personas con discapacidad intelectual en programas previos de la asociación.

Felipe Castro y Lucía Gómez firmando en convenio entre Emvisesa y Albatros Andalucía.
Felipe Castro y Lucía Gómez firmando el convenio entre Emvisesa y Albatros Andalucía.

Estas prácticas están orientadas a la adquisición de conocimientos y a la inmersión en el sistema de relaciones existente en un entorno real de trabajo. Ya tenemos experiencias de prácticas con diversas entidades sin ánimo de lucro en las que los participantes han adquirido una mayor identidad y madurez que, a la postre, les ha facilitado la transición a una vida laboral activa”, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa. 

Las prácticas serán tutorizadas por monitores de la Asociación, en coordinación con una persona designada por Emvisesa, con quien se acordarán las posibles modificaciones o sugerencias que en el devenir de las prácticas pudieran mejorar los objetivos de las mismas.

Los alumnos en prácticas percibirán una cantidad económica mensual en concepto de bolsa de ayuda al estudio y compensación por los gastos derivados de la realización de las mismas.

La duración máxima de las prácticas es de 6 meses, teniendo el convenio una validez de un año prorrogable, si existe acuerdo entre las partes.

Emvisesa tiene un completo programa de colaboración con entidades sin ánimo de lucro que, además de prácticas laborales, comprende la cesión en condiciones beneficiosas de viviendas y locales comerciales.

Durante estos últimos cuatro años Emvisesa ha cedido a entidades sin ánimo de lucro una veintena del total de 38 viviendas que participan en programas sociales de este tipo, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Sevilla.

Emvisesa mantiene convenios con entidades como Paz y Bien, Asociación Autismo Sevilla, Asociación Síndrome Down de Sevilla y Provincia, Asociación Sevillana Síndrome Asperger o Asociación Aspanri-Aspanridown que trabajan para facilitar la inclusión socio laboral de personas en riesgo de exclusión por discapacidad intelectual, cognitiva o trastornos de conducta.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.

Las entidades sin ánimo de lucro acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda o local público y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo.