El Ayuntamiento de Sevilla fortalece su apuesta por la prevención, mediación y resolución de conflictos vecinales en las promociones de viviendas protegidas de Emvisesa

Emvisesa cuenta, desde finales del pasado mes de junio de 2016, con un servicio de mediación e intervención externa en comunidades vecinales de su parque de viviendas protegidas en alquiler. Dicho servicio sirve de apoyo al trabajo de las profesionales de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de la avenida de San Jerónimo.

Ahora, la empresa pública de la vivienda amplía los recursos humanos y materiales dedicados a la mediación y resolución de conflictos incrementando la plantilla de profesionales, que ya estaba compuesta por un psicólogo, un trabajador social, dos educadores y un experto en psicoterapias, con dos psicólogos más (dedicados al trabajo con menores y al comunitario, respectivamente). También se incrementa el número de horas dedicadas al programa de resolución de conflictos. Dicha ampliación hará posible que 7 especialistas con experiencia de la Asociación Ponte colaboren con las 8 técnicas de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, disponiendo un total de 15 personas para fortalecer el trabajo de la OMDV.

Vídeo de la Asociación Ponte sobre el trabajo desarrollado en la OMDV:

También se refuerza “Mi territorio, un espacio compartido“, un proyecto enfocado hacia los institutos de las zonas de Sevilla donde existen viviendas protegidas de Emvisesa. Se trata de una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas. Este año se ampliarán los centros de enseñanza secundaria donde se imparten los talleres a todos los barrios próximos a viviendas del parque público municipal.

"Mi territorio, un espacio compartido" es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.
“Mi territorio, un espacio compartido” es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, e impartida por la Asociación Ponte para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.

Con la prestación de este servicio, Emvisesa dota a la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de una herramienta eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos que afectan a la pacífica convivencia de las comunidades vecinales, conformadas por viviendas en alquiler de la empresa pública de la vivienda de Sevilla.

En el marco del Plan Municipal para el Acceso a una Vivienda Digna, y reforzada por el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla, el Ayuntamiento de Sevilla creó la OMDV el pasado 31 de mayo de 2016.

Durante tres años de existencia, la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda atendido a miles de familias con dudas y problemas relacionados con el alojamiento, llegando a tramitar 1.200 expedientes que implicaban riesgo de pérdida del hogar. Semestralmente la OMDV presenta un informe público que recoge su actividad.

La OMDV también ha trabajado intensamente con los problemas de convivencia existentes en las comunidades de inquilinos de viviendas protegidas propiedad de Emvisesa, abriendo más de 320 expedientes. En dicha tarea ha contado con el apoyo y la experiencia de este servicio externo de profesionales.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, habla sobre el Protocolo de Convivencia aplicado por la OMDV:

El Protocolo de Convivencia se aplica en las viviendas del parque de alquiler de Emvisesa, que no ha dejado de crecer estos cuatro últimos años y ya se aproxima a las 3.000 viviendas. El Protocolo de Convivencia ha ido creciendo y garantizando la cohabitación pacífica, el acatamiento de las obligaciones establecidas en los contratos de arrendamiento, el cumplimiento de la normativa de vivienda protegida y la protección a los vecinos perjudicados por actuaciones incívicas de otros inquilinos.

La OMDV es quien coordina y optimiza la experiencia de 7 profesionales externos especializados en la resolución de conflictos, el refuerzo de las relaciones entre personas y el auspicio del bienestar social, mediante la creación de estrategias y la explotación de habilidades para prevenir, mediar y remediar.