Emvisesa completa su paquete de medidas de ayuda a los afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19 con la publicación de un “Protocolo de ayuda a proveedores”

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa ha completado el paquete de medidas de ayuda a los afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19 con la publicación del denominado “Protocolo de ayuda a proveedores”.

La medida pertenece a la estrategia de apoyo social a familias, que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y se suma al conjunto de medidas que Emvisesa viene articulando desde finales de marzo para ayudar a inquilinos, propietarios, autónomos emprendedores, entidades sin ánimo de lucro o proveedores, valoradas en 1.875.000 euros.

Ante la limitación para el libre ejercicio de determinadas actividades económicas provocada por la COVID-19, resulta de vital importancia para la economía de empresas y autónomos que no se produzcan retrasos en los pagos a proveedores. Ahora, más que nunca, todas las empresas y autónomos requieren liquidez para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria y es responsabilidad de nosotros como clientes, en la medida de nuestras posibilidades, evitar dilaciones en el pago. No se trata de una medida excepcional y estacional motivada por la crisis sanitaria, sino que quedará en funcionamiento de ahora en adelante”, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.
Felipe Castro y Juan Manuel Flores. Imagen del archivo de Emvisesa.

Emvisesa, consciente de la situación en la que se encuentran gran parte de sus proveedores con motivo de la crisis sanitaria, ha decidido acelerar la implantación de un plan que venía desarrollando en los últimos quince meses. Este plan está destinado a agilizar el proceso de pago a sus proveedores, reduciendo considerablemente los tiempos, para instaurarlo con carácter indefinido.

Ello está suponiendo una modificación significativa de diferentes procesos de trabajo de departamentos que deben coordinarse técnicamente, así como una adaptación de los sistemas informáticos.

Anteriormente, el proceso completo implicaba que las facturas tardasen entre 40 y 45 días en abonarse. Desde el comienzo del estado de alarma se ha reducido el plazo de pago a proveedores hasta una media de 29 días.

Con la plena implantación del Protocolo, y en términos normales, el plazo de pago a proveedores será de 25-30 días desde el registro de las facturas, siendo posible en algunos casos, que ese tiempo se vea reducido a 10 días”, añade Felipe Castro.

Como piedra angular de las medidas adoptadas, el papel prácticamente desaparece del proceso, sustituyéndose por una relación sintetizada de facturas que se firma digitalmente.

Serán beneficiarias de este Protocolo las empresas y autónomos que tengan relación mercantil con Emvisesa al haber llevado a cabo entregas de bienes o prestaciones de servicios, respecto de las cuales, la empresa municipal haya recibido y registrado la correspondiente factura.

Adicionalmente, sobre los proveedores no debe constar ninguna situación legal que impida a Emvisesa efectuar el pago efectivo, como puede ser, a modo de ejemplo, un embargo administrativo.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro sobre el protocolo de ayuda a proveedores puesto en marcha por Emvisesa:

Autor:

Soy el responsable de la comunicación en Emvisesa. Si necesitas cualquier cosa, no dudes en ponerte en contacto.