El Ayuntamiento de Sevilla fortalece su apuesta por la prevención, mediación y resolución de conflictos vecinales en las promociones de viviendas protegidas de Emvisesa

Emvisesa cuenta, desde finales del pasado mes de junio de 2016, con un servicio de mediación e intervención externa en comunidades vecinales de su parque de viviendas protegidas en alquiler. Dicho servicio sirve de apoyo al trabajo de las profesionales de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de la avenida de San Jerónimo.

Ahora, la empresa pública de la vivienda amplía los recursos humanos y materiales dedicados a la mediación y resolución de conflictos incrementando la plantilla de profesionales, que ya estaba compuesta por un psicólogo, un trabajador social, dos educadores y un experto en psicoterapias, con dos psicólogos más (dedicados al trabajo con menores y al comunitario, respectivamente). También se incrementa el número de horas dedicadas al programa de resolución de conflictos. Dicha ampliación hará posible que 7 especialistas con experiencia de la Asociación Ponte colaboren con las 8 técnicas de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, disponiendo un total de 15 personas para fortalecer el trabajo de la OMDV.

Vídeo de la Asociación Ponte sobre el trabajo desarrollado en la OMDV:

También se refuerza “Mi territorio, un espacio compartido“, un proyecto enfocado hacia los institutos de las zonas de Sevilla donde existen viviendas protegidas de Emvisesa. Se trata de una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas. Este año se ampliarán los centros de enseñanza secundaria donde se imparten los talleres a todos los barrios próximos a viviendas del parque público municipal.

"Mi territorio, un espacio compartido" es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.
“Mi territorio, un espacio compartido” es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, e impartida por la Asociación Ponte para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.

Con la prestación de este servicio, Emvisesa dota a la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de una herramienta eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos que afectan a la pacífica convivencia de las comunidades vecinales, conformadas por viviendas en alquiler de la empresa pública de la vivienda de Sevilla.

En el marco del Plan Municipal para el Acceso a una Vivienda Digna, y reforzada por el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla, el Ayuntamiento de Sevilla creó la OMDV el pasado 31 de mayo de 2016.

Durante tres años de existencia, la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda atendido a miles de familias con dudas y problemas relacionados con el alojamiento, llegando a tramitar 1.200 expedientes que implicaban riesgo de pérdida del hogar. Semestralmente la OMDV presenta un informe público que recoge su actividad.

La OMDV también ha trabajado intensamente con los problemas de convivencia existentes en las comunidades de inquilinos de viviendas protegidas propiedad de Emvisesa, abriendo más de 320 expedientes. En dicha tarea ha contado con el apoyo y la experiencia de este servicio externo de profesionales.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, habla sobre el Protocolo de Convivencia aplicado por la OMDV:

El Protocolo de Convivencia se aplica en las viviendas del parque de alquiler de Emvisesa, que no ha dejado de crecer estos cuatro últimos años y ya se aproxima a las 3.000 viviendas. El Protocolo de Convivencia ha ido creciendo y garantizando la cohabitación pacífica, el acatamiento de las obligaciones establecidas en los contratos de arrendamiento, el cumplimiento de la normativa de vivienda protegida y la protección a los vecinos perjudicados por actuaciones incívicas de otros inquilinos.

La OMDV es quien coordina y optimiza la experiencia de 7 profesionales externos especializados en la resolución de conflictos, el refuerzo de las relaciones entre personas y el auspicio del bienestar social, mediante la creación de estrategias y la explotación de habilidades para prevenir, mediar y remediar.

El Ayuntamiento de Sevilla concede a Emvisesa una parcela en San Jerónimo-Alamillo con destino a la implantación de 189 alojamientos cooperativos “cohousing” y “coliving” dedicados al envejecimiento activo. También autoriza el uso de 500.000 euros adicionales para la captación en compra de viviendas vacías

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la concesión demanial a favor de Emvisesa de la parcela municipal S-1 de San Jerónimo-Alamillo, con el fin de que la empresa pública de la vivienda desarrolle un proyecto de alojamientos cooperativos.

Emvisesa ya está trabajando en el que será el primer proyecto piloto de una serie de tres relacionados con alojamientos cooperativos, concretamente en sus modalidades cohousing y coliving.

Este primer proyecto a desarrollar en la parcela concedida por el Ayuntamiento de Sevilla estará dedicado al envejecimiento activo, siguiendo un modelo de promoción pública y gestión mixta. Emvisesa va a hacer uso de un suelo de interés público y social (SIPS) para promover un edificio de tres plantas con 189 alojamientos compartidos para coliving y cohousing en el barrio de San Jerónimo–Alamillo, a escasos metros del Centro de Recursos Avanzados Empresariales (CREA) y de la futura sede del Centro de Innovación abierta Sevilla Futura en las antiguas naves de Renfe, cuyas obras continúan su avance según lo previsto.

El solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. La concesión de la parcela a Emvisesa se realiza por parte del Servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla por un plazo de 75 años.

El solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. La concesión de la parcela a Emvisesa se realiza por parte del Servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla por un plazo de 75 años.
Solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo. Superficie de 4.237 metros cuadrados. Edificabilidad de 10.170 metros cuadrados.

La promoción permitirá la convivencia de personas mayores que tengan en común experiencia en el mundo empresarial y de los negocios. De ese modo podrán ofrecer asesoramiento y compartir experiencias con otros residentes interesados en el emprendimiento.

Se trata de la primera experiencia que integrará lugar de trabajo y vivienda en un mismo ámbito.

Emvisesa ya cuenta con un estudio económico que contempla la promoción de un centro de 42 plazas y otro de 147.

A este primer proyecto piloto de alojamientos cooperativos seguirá un segundo a desarrollar en un SIPS destinado a uso genérico que será de promoción y gestión mixta; y un tercero de uso residencial y promoción y gestión privada.

Adicionalmente, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Sevilla ha autorizado el uso de 500.000 euros adicionales para reforzar el Programa de Captación en Compra de Viviendas Vacías de Emvisesa.

La empresa pública de la vivienda, Emvisesa, ya ha cumplido con el 40% del objetivo marcado en el Plan Municipal de Vivienda para los años 2018 a 2023 en cuanto a captación y recuperación de viviendas vacías.  Tenemos en estos momentos 355 nuevas viviendas en el parque de alquiler de Emvisesa, lo que supone un 15% más de las viviendas disponibles existentes hace cuatro años. Me gustaría recordar que 253 viviendas han sido adquiridas o recuperadas a través de distintos procesos llevados a cabo en los últimos cuatro años por la empresa municipal. Todas ellas eran viviendas vacías, o bien irregularmente ocupadas, que ya sirven de hogar a familias que cumplen los requisitos ordinarios o extraordinarios de adjudicación”, expresó Felipe Castro.

La primera campaña de captación en compra de viviendas vacías de Emvisesa, con 1 millón de euros de financiación, se ha cerrado con la adquisición de 17 pisos cuyas escrituras de compraventa están formalizadas en su totalidad.

Otros programas de colaboración con entidades financieras han permitido la captación de un total de 8 viviendas y otras 136 están pendientes de la firma de un convenio con la Fundación La Caixa.

Por su parte, la permuta del solar de Ramón Carande ha permitido acceder a 63 viviendas que se encontraban terminadas y vacías, ya adjudicadas en su práctica totalidad.

Emvisesa también está comprando viviendas protegidas en el mercado desde que el pasado mes de noviembre de 2018 decidiera volver a ejercer su derecho de tanteo y retracto, algo que la empresa municipal no hacía desde el año 2009.

Emvisesa ya ha ejercido su derecho de tanteo sobre 11 viviendas en los últimos 5 meses. El coste de estas operaciones supera los 500.000 euros, a una media de 46.500 euros por vivienda. Se trata de precios muy por debajo de mercado libre y ofrecen a Emvisesa la gran oportunidad de ampliar el parque público de viviendas de Sevilla, con la ventaja añadida de hacerlo de manera casi inmediata”.