Emvisesa recupera la senda de la viabilidad gracias a la reducción de deuda, impagados y gastos a la vez que incrementa inversiones, patrimonio e ingresos

La Junta General de Emvisesa ha aprobado las Cuentas Anuales y el Informe de Auditoría correspondientes al ejercicio 2019 caracterizados por la reducción de la deuda y los impagos de renta que, sumada a las inversiones realizadas en próximas promociones de viviendas, el incremento de ingresos y el aumento de su patrimonio, devuelven a la empresa pública a la senda de la viabilidad económica.

La clave de esta recuperación de la estabilidad se encuentra en un esfuerzo global en todos los frentes económicos y financieros. Durante los últimos cuatro años hemos logrado reducir la deuda un 29%, los gastos de funcionamiento de la empresa un 5% y los recibos de rentas impagadas han caído doce puntos. Al mismo tiempo, hemos incrementado las inversiones inmobiliarias en casi 21 millones de euros, lo cual supone un 11,6% en el último cuatrienio”, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Importante incremento de las inversiones inmobiliarias

En los últimos 4 años las inversiones inmobiliarias han crecido 20,75 millones de euros (11,6%), fundamentalmente por el incremento de las inversiones en viviendas destinadas a alquiler y por la puesta en marcha de los distintos programas de adquisición de viviendas para la ampliación del Parque de viviendas en alquiler de EMVISESA

Todas las viviendas del parque público en uso

Emvisesa ha traspasado todo su stock de viviendas en venta a alquiler con opción a compra, lo que ha permitido que todas las viviendas del parque público se encuentren ocupadas.

A finales de 2015 el número de viviendas en existencias para vender y, por tanto vacías, era de 169. Actualmente no disponemos de viviendas vacías, salvo aquellas que vamos adquiriendo en nuestros programas de compra e inmediatamente adjudicamos tras su puesta a punto”, afirma Felipe Castro.

Ampliaciones de capital

En 2016 EMVISESA recibió una ampliación de capital del Ayuntamiento de Sevilla de 2.115.000 euros para garantizar el cumplimiento de las políticas sociales que, en materia de vivienda, se han ido ejecutando por parte del actual equipo de gobierno municipal.

Juan Manuel Flores y Felipe Castro en un momento de la rueda de prensa.
Juan Manuel Flores y Felipe Castro en un momento de la rueda de prensa ofrecida en septiembre de 2016 con motivo de una ampliación de capital de Emvisesa.

Junto a ello, en 2018 y 2019 se han recibido ampliaciones de capital de 708.000 euros y 1.000.000 de euros, respectivamente, para ampliar el patrimonio y fortalecer a la empresa municipal de cara a la construcción de nuevas viviendas para ampliar el parque público.

Descenso de la deuda de Emvisesa

En los últimos 4 años se ha conseguido reducir el endeudamiento de Emvisesa un 29%, pasando de 109,5 millones de euros en 2015 a los 77,8 millones de euros a 31 de diciembre de 2019.

“También es importante la reducción de la deuda con Proveedores en un 29,02%, en los últimos 4 años, pasando de 8,27 millones de euros en 2015 a 5,87 millones de euros en 2019”, afirma Felipe Castro; que continúa manifestando que “el porcentaje de endeudamiento es el más bajo de la historia de Emvisesa”.

Cuenta de resultados

En la misma línea que en ejercicios anteriores, Emvisesa ha presentado un resultado positivo, ascendiendo en 2019 a 403.801,27 euros.

“En dicho sentido, los ingresos por alquiler han experimentado un incremento del 30,4% en los últimos 4 años, hasta alcanzar 8,86 millones de euros en 2019,  lo que supone 2,07 millones más que en 2015. Ello se ha debido al incremento del número de viviendas y terciarios alquilados, así como a la sustitución de la denominada “Renta Social” por el “Programa de Ayudas a Familia con Pocos Recursos”, que es una ayuda directa del Ayuntamiento a través de Bienestar Social a los inquilinos de las viviendas”, expresa Felipe Castro. 

Y ello  a pesar de la bonificación del 95% del IBI aplicada desde 2017, que ha supuesto una reducción de los ingresos repercutidos en los recibos girados entre 665.000 y 700.000 euros. Por tanto, el incremento real de los ingresos por arrendamiento desde 2015 hasta 2019 hubiera sido de algo más del 40%.

Ahorro

El volumen global de gastos de funcionamiento de EMVISESA se ha reducido en los últimos 4 años un 5%, concretamente 504.861,3 euros, pasando de los 10.179.631,71   euros de gastos realizados en 2015 a los 9.674.770,37 euros contabilizados en el último cierre contable.

Este descenso se ha debido, a la reducción de los gastos de explotación, que ha experimentado un descenso acumulado del 10,5%, mientras que los gastos de personal apenas han variado desde 2015.

“Los ingresos por alquiler han absorbido en 2019 casi un 91,6% de los gastos de funcionamiento de la Entidad, frente al 67% de 2015”, afirma el director gerente de Emvisesa.

Impagados

Por último, el porcentaje de impagados sobre los ingresos por arrendamientos se ha situado a 31 de diciembre de 2019 en el 10,41%, lo que supone una disminución de 12 puntos respecto al porcentaje registrado en 2014 (22,45%).

Se trata de datos muy positivos que recompensan el esfuerzo de Ayuntamiento y trabajadores, pero no permiten ningún tipo de relax y nos obligan a continuar insistiendo en esta misma línea”, afirma Felipe Castro.

COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa ha completado un paquete integral de medidas de ayuda a los afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19, con la publicación diferentes protocolos y programas de ayudas a inquilinos, propietarios, autónomos y proveedores, valorado en 1.875.000 euros.

La crisis económica ocasionada por la COVID-19 va a suponer un gran reto para la estabilidad económica que con tanto esfuerzo hemos logrado. Sin embargo, Emvisesa se ha sumado de manera decidida a la estrategia de apoyo social a las familias, coordinada desde el Comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde Juan Espadas”, ha terminado Felipe Castro.

EMVISESA culmina su plan de reestructuración financiera, mejorando el margen de tesorería para afrontar sus proyectos.

EMVISESA va a disponer de cinco años más (un total de 15 años a contar desde ahora) para poder amortizar préstamos vinculados a promociones inmobiliarias, tras los acuerdos alcanzados con Unicaja, Bankia y BBVA.

De esta manera se reduce la salida de caja en 5 millones de euros al año, permitiendo a la Empresa Municipal tener una mayor disponibilidad para afrontar proyectos pendientes.

El Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha destacado la “reactivación” de EMVISESA en el último año, tanto dentro de la función social de la vivienda como en lo referente al impulso a los proyectos emprendedores y empresariales.

Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.
Felipe Castro, Director Gerente de EMVISESA, firma el acuerdo con Unicaja.

La Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla, EMVISESA, y Unicaja han firmado un acuerdo para la novación de los dos últimos préstamos de esta entidad financiera que recaen sobre dos promociones situadas en los barrios de Torreblanca y Sevilla Este.

Con ello, EMVISESA da por cerrada su reestructuración financiera, logrando un margen mayor para abonar los préstamos y disponiendo, además, de más tesorería adicional para afrontar sus proyectos.

En concreto, se trata de dos préstamos hipotecarios sobre sendas promociones de viviendas públicas en régimen de alquiler, firmados a un plazo de amortización muy reducido (10 años) y que generaban unos pagos mensuales superiores a los 170.000 euros, ampliándose ahora el periodo de amortización en 5 años.

EMVISESA había solicitado a tres bancos (Bankia, Unicaja y BBVA) la modificación de las condiciones de cuatro préstamos, ampliando, así, el periodo de amortización en 15 años. Los préstamos con Bankia y BBVA ya fueron novados con fecha de 5 y 23 de mayo pasado, respectivamente, por lo que, si tenemos en cuenta el acuerdo con Unicaja, la disminución en la salida de caja para la empresas municipal ronda los 5 millones de euros anuales.

Con estos acuerdos culmina el plan de reestructuración financiera de EMVISESA, tras el alcanzado con la propia Agencia Tributaria de Sevilla para aplazar sus deudas y el posterior levantamiento del embargo sobre la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla.

El pasado mayo, un plan de pago a cuatro años levantó el embargo preventivo que pesaba sobre la sede de EMVISESA en calle Bilbao, desde que la Hacienda Local tomó esta medida para asegurarse el cobro de diversos impuestos atrasados por valor de más de 1,4 millones de euros. EMVISESA solicitó el fraccionamiento de los tributos atrasados y se comprometió a un calendario de abono para ponerse al día con el Ayuntamiento de Sevilla en julio de 2020, después de haber devuelto 1,70 millones (sumando intereses, apremios y costas al principal).

Para el Delegado Municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, culminar el proceso de reestructuración financiera en EMVISESA supone un hito más en la “reactivación” de la empresa en el último año.

Desde el gobierno de la ciudad consideramos que EMVISESA está llamada a desempeñar un papel importantísimo en la socioeconomía y en el mercado inmobiliario en próximos cuatro años, y todo dentro de la función social de la vivienda”, ha explicado Antonio Muñoz.

Entre tales hitos, ha citado las adjudicaciones de viviendas vacías vía sorteos, la puesta en régimen de alquiler de viviendas catalogadas para la venta para, así, facilitar el acceso a las familias, la puesta en marcha de la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna (OMDV), la habilitación de locales vacíos para proyectos de emprendedores o el impulso a la instalación de empresas en el parque empresarial Arte Sacro.