El Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Sevilla facilita la concesión de más de 335.000 euros durante los últimos 3 meses para evitar desahucios por impago de alquiler y garantizar los suministros de electricidad, agua y gas natural

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha presidido la reunión de la Comisión Local de Impulso Comunitario (CLIC) para realizar una primera evaluación de actuaciones del Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas, cumplidos los primeros tres meses desde que se iniciara su puesta en marcha. Se trata de medidas que atañen a la vivienda, el empleo, el desarrollo económico, la formación o la educación y la salud, destinadas a los seis barrios objeto del plan: Polígono Sur, Torreblanca, La Plata-Padre-Pío-Palmete, Tres Barrios-Amate, Polígono Norte-El Vacie y El Cerezo), y financiadas por el Fondo Social Europeo en un 72% y el Ayuntamiento en el 28% restante.

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha presidido la Comisión Local de Impulso Comunitario (CLIC).

Tras la incorporación el pasado junio de 88 profesionales –nómina multidisciplinar conformada por trabajadores sociales, graduados sociales, licenciados en derecho, psicólogos, educadores, animadores socioculturales, pedagogos, coordinadores y, por último, agentes de desarrollo local–, en estos barrios se han eliminado las listas de espera para atención a las familias necesitadas, con 6.394 personas atendidas en tres meses, de las que 1.896 serían a priori susceptibles de comenzar los itinerarios de inserción sociolaboral para búsqueda activa de empleo –se han realizado ya 59–. Se han creado, asimismo, 5 grupos de padres y madres (15 personas en total) para la intervención social en el seno familiar.

Vivienda

En el terreno de la vivienda, las medidas incluidas en el  Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas tienen como fin conservar, mantener y rehabilitar el parque de viviendas y eliminar las infraviviendas.

Ya están en ejecución proyectos socioeducativos y de mediación para el uso adecuado de las viviendas y los espacios comunes de las comunidades de  vecinos y su entorno.

El Ayuntamiento de Sevilla ha reforzado la coordinación entre Emvisesa, AVRA y la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), además de continuar con los realojos de población chabolista.

Por último, y para evitar la ejecución de desalojos por desahucios derivados de impagos de alquiler o hipoteca, en estos tres meses se han concedido 181 ayudas a familias vulnerables para el pago de cuotas de alquiler con un presupuesto municipal de 243.372 euros, además de otras 246 ayudas por valor de 92.610 euros para garantizar los suministros de electricidad, agua y gas natural.

Todos estos resultados se han detallado en una reunión de trabajo de la Comisión Local de Impulso Comunitario de Sevilla, en la que, junto al alcalde y el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, han estado presentes los directores generales de todas las áreas que forman esta delegación. Esta CLIC está integrada, además, por representantes de Emvisesa; las Direcciones Generales de los distritos donde se ubican las zonas desfavorecidas la Gerencia de Urbanismo; la Policía Local; Igualdad; Coordinación de las Empresas Municipales; Educación; representantes de las delegaciones territoriales de Salud, Igualdad y Políticas Sociales, Educación y Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía y AVRA; Comisionado del Polígono Sur, Representantes del Consejo de la Discapacidad y el Consejo de la Mujer y, por último, entidades sociales y vecinales.

Se trata de un salto cualitativo en la intervención social que se realiza en las zonas desfavorecidas de la ciudad, un objetivo primordial del Plan Estratégico Sevilla 2030 que cuenta con personal adecuado y un presupuesto de 17,75 millones de euros a desplegar en los próximos tres años con medidas concretas para atender a familias y mejorar en el ámbito socioeducativo, la salud y la inserción social y laboral”, ha comentado Juan Espadas.

Estamos ante una planificación que abarca al conjunto de las zonas desfavorecidas que revelan las ratios más altos de desempleo o de fracaso escolar y, además, con una nueva metodología con la que podemos comenzar a medir la evolución de los distintos indicadores”, ha abundado Juan Espadas. Asimismo, el alcalde ha señalado la necesidad de implicar, mediante órganos de participación, al empresariado y a las entidades y fundaciones que puedan contribuir a la mejora del empleo en estos seis barrios.

El Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Sevilla es una iniciativa municipal aprobada por la Junta de Gobierno Local a finales de 2018, dentro de la ‘Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social. Intervención en zonas desfavorecidas’ (ERACIS) de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, en el Marco del Programa Operativo Fondo Social Europeo Comunidad Autónoma de Andalucía 2014-2020. Se encuadra, asimismo, en el Plan Estratégico Sevilla 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

El presupuesto del Plan alcanza los 17,75 millones de euros: 12,77 millones financiados con cargo al Programa Operativo del Fondo Social Europeo Andalucía 2014-2020, y 4,97 millones de recursos municipales. El objetivo de ese plan es alcanzar a un mínimo de 4.500 personas en itinerarios de inserción sociolaboral.

En las próximas semanas se irán constituyendo las distintas CLIC de zona para, así, trasladar al ámbito del territorio concreto la coordinación de todos los organismos, áreas y entidades que participan en la CLIC de la ciudad y ampliando además la base de entidades.

Otras áreas

En el ámbito de la salud, 36 colegios de Educación Infantil y Primaria y 13 institutos de Educación Secundaria de estas zonas desfavorecidas han solicitado participar en proyectos de sensibilización y formación de profesorado, familias, adolescentes y menores contra la drogodependencia, al tiempo que se realizan acciones sociales psicoeducativas y terapéuticas destinadas a jóvenes, enmarcadas en el programa municipal ‘Sevilla sin Drogas’. Quince institutos de educación secundaria han solicitado, además, participar en proyectos relacionados con la mejora de la salud sexual y reproductiva, dirigidos a la población adolescente y con el objetivo también de evitar embarazos no deseados.

En materia de la educación y la formación, se han desarrollado distintos programas socioeducativos en un horario extraescolar, con 7 grupos de 12 adolescentes (de 13 a 16 años); se han puesto en marcha programas de refuerzo escolar y para higiene e imagen personal destinados a menores (50 a día de hoy); se ha ampliado la red de Unidades de Día para Menores, con una para Torreblanca y otra para Tres Barrios que entrarán en funcionamiento en enero; y se ha desplegado un seguimiento individual y familiar de menores que presentan absentismo, controlando las causas del mismo (170 familias en seguimiento).

También se han creado 11 mesas de Empleo en todas las zonas, 3 mesas de Educación en Polígono Norte y El Cerezo, 3 de Vivienda en Polígono Sur, 1 de Salud para Torreblanca, 1 de Menores en Palmete y una mesa de Mujer en el Polígono Sur.

En estos momentos se trabaja en el desarrollo de escuelas de familia, de programas socioeducativos adicionales en horario extraescolar, en el diseño de un mapa sobre los recursos sociolaborales para cada zona concreta y en programas de intermediación laboral adaptada a las necesidades de la población desempleada de las 6 zonas que se incluyen en el plan.

El Plan Estratégico Sevilla 2030 concluye su elaboración con 6 objetivos de ciudad y 36 estrategias de impulso social, económico y laboral entre las que destacan numerosas aportaciones de Emvisesa

El Paraninfo de la Universidad de Sevilla fue ayer el escenario de la presentación del Plan Estratégico Sevilla 2030, que se ha elaborado a partir de un amplio y largo proceso de participación ciudadana y con las aportaciones de los grupos políticos, los agentes sociales y económicos (UGT, CCOO, la Cámara de Comercio y la CES), las universidades de Sevilla y Pablo de Olavide, la Junta de Andalucía, la Diputación de Sevilla, el Gobierno central, el Parque Científico y Tecnológico Cartuja y el Puerto de Sevilla, así como de asociaciones empresariales específicas y otros colectivos de la sociedad civil.  

Representantes de la mayoría de este amplio entramado institucional, económico y social entre quienes se encontraba Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, se dieron cita en un acto protagonizado por el análisis que el que técnico Javier Franco Fernández hizo del documento. Destacaron las intervenciones del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, los rectores de ambas universidades, Miguel Ángel Castro y Vicente Guzmán Fluja, y el resto de miembros de la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico Sevilla 2030. Esta Comisión fue, a mediados de febrero, la que planteó elevar el texto al Pleno Municipal, con el objetivo de que obtuviera el mayor consenso político posible y se garantizara su futuro. Con el acto celebrado ayer, y tras el agradecimiento por parte de Juan Espadas a todos los participantes, se dió por finalizada la confección del documento.

En torno a 10 mesas temáticas (Sectores Productivos y Empleo; Industria e Innovación; Gobernanza y Participación; Ciudadanía y Cohesión Social e Igualdad; Turismo Sostenible; Territorio, Medio Ambiente y Cambio Climático; Generación 2030; Vivienda, Espacio Urbano y Hábitat Saludable; Cultura y Deporte, e Identidad y Proyección Exterior) se han ido congregando las aportaciones de un total de 352 participantes, con más de 22 horas de debates abiertos y activos en el Edificio CREA y una amplia labor para su difusión en todos los distritos, además de institutos o en centros de mayores.

Felipe Castro en la Mesa de trabajo “Vivienda, Espacio Urbano y Hábitat Saludable” del Plan Estratégico Sevilla 2030.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, fue uno de los participantes destacados en la Mesa de trabajo “Vivienda, Espacio Urbano y Hábitat Saludable“, en la que analizó la demanda de vivienda pública en Sevilla y expuso las medidas aplicadas por Emvisesa para darle respuesta, destacando la ampliación del parque público de viviendas en alquiler en más de 850 unidades, la adjudicación urgente de viviendas a 194 familias en riesgo de exclusión social, la tramitación de ayudas sociales y los proyectos para promover nuevas viviendas protegidas. En cuanto a futuro, Felipe Castro presentó el nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla para los años 2018 a 2023 con 20 programas concretos para contribuir al acceso universal a la vivienda.

“Se marca como prioridad el desarrollo de un amplio parque de vivienda asequible en alquiler, principalmente beneficioso para jóvenes que inician su vida independiente. La erradicación de la infravivienda y el chabolismo son también retos de la Ciudad Compartida en materia de vivienda”

El Plan Estratégico queda estructurado en seis objetivos y en su práctica totalidad Emvisesa se encuentra muy involucrada:

  1. Generar empleo y desarrollo económico.
  2. Luchar contra la pobreza y las desigualdades.
  3. Crear una ciudad sostenible, que mitiga y se adapta al cambio climático.
  4. Desarrollar la gobernanza y la participación ciudadana.
  5. Impulsar el ejercicio de los derechos ciudadanos, la vida comunitaria y los valores cívicos.
  6. Promover la cultura, la creatividad y favorecer la diversidad en la ciudad.

Puede descargar el archivo (doc-estrategias-sevilla2030-def.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Estos seis objetivos se cruzan, a su vez, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y contribuyen, pues, a la consecución de estos últimos a través de una agenda propia.

Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los seis objetivos del Plan Estratégico Sevilla 2030 se desglosan, a su vez, en 36 estrategias desde las que parten proyectos concretos y planes sectoriales para lograrlos. Sevilla se convierte, así, en una de las primeras ciudades españolas en haber elaborado un plan estratégico enfocado hacia la consecución de los ODS. Esas 36 estrategias se alinean con los ODS en hasta 103 ocasiones, siendo el ODS 11 (lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles) el que arroja un mayor número de coincidencias.

A su vez, el documento integra y actúa como paraguas de las 44 estrategias y planes municipales sectoriales, más todos los informes previos que desde múltiples puntos de vista (poblacional, social, laboral, económico, empresarial, de comparación con otras ciudades europeas…) se han ido aportando a lo largo de dos años y medio con el objetivo de radiografiar la capital y su área metropolitana y definir las estrategias con 2030 como horizonte. Al tiempo, integra los compromisos internacionales que el Ayuntamiento ha ido asumiendo, entre ellos la lucha contra el cambio climático (Acuerdos de Quito y París) o el cumplimiento de los 17 ODS. Este Plan, además, es vital a la hora de definir los proyectos que aspiran a la captación de fondos de la Unión Europea.

La Sevilla de 2030 que se recoge en el documento se define como un espacio para el dinamismo económico, la innovación social y la sostenibilidad urbana. Una Sevilla metropolitana que, además, desarrolla la gobernanza y promueve los derechos y la lucha contra las desigualdades económicas.