El Ayuntamiento de Sevilla cede tres viviendas de Emvisesa a dos entidades sociales para proyectos de atención a mujeres embarazadas y jóvenes extutelados sin hogar

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social y Emvisesa, ha cedido tres viviendas en régimen de alquiler con rentas reducidas a dos asociaciones con fines sociales, Inserta Andalucía y Nuevo Hogar Betania, con el objetivo de atender a personas en riesgo de exclusión social.

La cesión se produce en el marco de los convenios suscritos el pasado febrero, en los que el Ayuntamiento estuvo representado por el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; Emvisesa por su gerente, Felipe Castro; y las dos asociaciones por Francisco Lupiáñez García (Inserta Andalucía) y Begoña Arana Álvarez (Nuevo Hogar Betania).

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; y los representantes de las asociaciones que firmaron el convenio.
El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; junto a los representantes de las asociaciones que firmaron el convenio.

En concreto, la primera de las viviendas sociales se ha cedido a la Asociación por la Formación Profesional Integral y Social de la Persona, Inserta Andalucía, con el fin de ofrecer atención residencial a jóvenes extutelados por la Administración Pública entre los 18 y 25 años de edad para facilitar el paso desde la adolescencia hasta la vida adulta, a través de actuaciones que desarrollen su autonomía personal y fomenten su integración laboral e inclusión social. La vivienda, de 3 dormitorios y 60 metros cuadrados útiles, se encuentra en el Distrito Macarena y la asociación abonará un máximo de 300 euros mensuales más gastos. El desarrollo de este Programa Integral de Emancipación implica la consolidación de un puesto de trabajo y la generación de uno adicional.

Estamos muy cerca de alcanzar el objetivo de cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro que nos marcamos en el Plan Municipal de la Vivienda. En concreto, Emvisesa tiene 44 viviendas públicas cedidas en condiciones ventajosas de alquiler a asociaciones que devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención cada año a más de 1.000 personas en riesgo de exclusión social y la creación o consolidación de un centenar de puestos de trabajo”, según ha destacado Juan Manuel Flores. Se trata de asociaciones que trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista, inmigrantes y refugiados y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Emvisesa ha adjudicado más de 1.250 viviendas en los últimos seis años, todas ellas vitales para las familias receptoras. Pero estamos especialmente satisfechos de las adjudicadas a entidades que encarnan, en toda su dimensión, el fin social de la vivienda pública del Ayuntamiento de Sevilla”, ha remarcado Felipe Castro.

Trabajamos en toda Andalucía y no conocemos ningún programa equiparable al que han desarrollado en Sevilla el Ayuntamiento y Emvisesa. Esperamos que se popularice y surjan iniciativas similares que aprovechen el gran parque de viviendas sociales que existe en nuestra comunidad”, manifestó Francisco Lupiáñez, representante de Inserta Andalucía.

Por su parte, la Asociación Nuevo Hogar Betania pondrá en marcha un programa de atención integral a mujeres embarazadas y sus hijos de 0 a 3 años en dos viviendas de 3 dormitorios y un total de 103 metros cuadrados útiles cedidas por Emvisesa, situadas en Bellavista y Triana, respectivamente. El proyecto generará cuatro empleos.

Entrega de llaves a Nuevo Hogar Betania.
“Nos hemos trasladado a Sevilla para la entrega de llaves dentro del convenio de colaboración para la cesión de tres viviendas en la ciudad de Sevilla, dirigidas al Área de la Mujer”.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa colaboran con la asociación Acercando Realidades en el desarrollo de programas sociales para jóvenes en riesgo de exclusión

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Rocío Gallardo, presidenta de la asociación Acercando Realidades, han suscrito un convenio de colaboración en el marco de la Convocatoria Abierta para la Cesión del Uso de Viviendas para Entidades Orientadas a Fines Sociales y al Fomento del Empleo, creada por la empresa municipal.

Se trata de una iniciativa mediante la cual Emvisesa facilita viviendas de su propiedad en condiciones ventajosas de alquiler para que puedan servir de apoyo a proyectos sociales de entidades que a su vez fomenten el empleo y la actividad económica, convirtiéndolas así en instrumentos de dinamización socio laboral, empresarial, económica y cultural”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa de una vivienda calificada en régimen de alquiler. La cesión ya ha sido aprobada por parte de la Comisión de Asignación de Viviendas para Proyectos Sociales. Cuando exista disponibilidad, Emvisesa ofrecerá a Acercando Realidades una vivienda que se ajuste a las necesidades del programa a desarrollar, a cambio de una renta mensual máxima de 300 euros.

Emvisesa tiene treinta y ocho viviendas cedidas en condiciones ventajosas a entidades sin ánimo de lucro y la previsión es alcanzar las cuarenta y dos inminentemente, gracias a nuevas cesiones que se van a llevar a cabo durante las próximas semanas. Entre las entidades a las que Emvisesa ha cedido viviendas hay asociaciones y fundaciones que gestionan proyectos dedicados a la atención a jóvenes sevillanos en riesgo de exclusión, mujeres con especiales dificultades de acceso al mercado laboral, inmigrantes, personas desempleadas, personas con discapacidad y un amplio abanico que cubre un gran espectro de colectivos con necesidades especiales de inclusión.

Laura García y Rocío Gallardo, coordinadora de programas y presidenta de Acercando Realidades, respectivamente.
Laura García y Rocío Gallardo, coordinadora de programas y presidenta de Acercando Realidades, respectivamente.

Hemos presentado un proyecto para desarrollar programas de acogimiento temporal, acompañamiento sociolaboral y asesoramiento psicológico a jóvenes extutelados, en viviendas de Emvisesa. Nos preocupan especialmente las jóvenes que dejan de estar tuteladas e interrumpen bruscamente sus vínculos afectivos para emprender una vida independiente. En numerosas ocasiones conocen los procedimientos, tienen una base teórica y procedimental, pero carecen de la confianza, de la seguridad que a otros jóvenes les brinda su red familiar. Un entrenamiento en una vivienda puede darles esa seguridad para lanzarse por sí mismas”, nos cuentan Rocío Gallardo y Laura García, presidenta y coordinadora de programas de Acercando Realidades, respectivamente.

Los extutelados son mayores de edad que han vivido bajo un sistema de protección, como puede ser el brindado por la Junta de Andalucía o una entidad especializada, y que han de transitar hacia la vida adulta. El abandono de la tutela es un momento delicado, ya que muchos de estos jóvenes carecen de una red de apoyo familiar, de una formación adecuada y de una vivienda digna.

Hechos, ya de por sí complejos hoy día, como alquilarse esa primera vivienda, se hacen más duros cuando no tienes una familia que te respalda económica y afectivamente. Gracias al apoyo de Emvisesa, las profesionales de Acercando Realidades pueden realizar esa labor, ser esa familia que todos continuamos teniendo cuando nos independizamos”, ha concluido Felipe Castro.

El “Plan de Viabilidad Acogimiento Residencial Temporal para Jóvenes Extutelados” se estructura en diferentes áreas que inciden en la formación para la integración laboral, la autogestión económica, el alojamiento, la salud, la organización doméstica o las relaciones socioafectivas. Las viviendas de Emvisesa son un elemento clave para trabajar todos esos aspectos y facilitar la transición exitosa de estos jóvenes a la vida adulta.

El convenio tendrá un plazo de ejecución de doce meses, prorrogables anualmente por acuerdo de ambas partes.