El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, continuará priorizando la vivienda protegida en régimen de alquiler, potenciando la captación de viviendas vacías, promoviendo alojamientos colaborativos y publicará un índice de precios que sirva de referencia al alquiler de viviendas

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha detallado el contenido del acuerdo con el grupo municipal Adelante Sevilla que garantiza la aprobación del presupuesto municipal para el año 2020.

Uno de los ejes centrales serán las políticas de vivienda centradas en continuar el desarrollo del Plan Municipal de Vivienda, redactado por Emvisesa. Dentro de esta estrategia marco se apostará por priorizar la vivienda de alquiler en la capital, por arbitrar medidas para rebajar la subida de los precios de los alquileres y por dar respuesta a las demandas sociales existentes con la promoción de nuevos pisos públicos y la reducción de los pisos vacíos privados. En este contexto, el documento acordado propone fomentar los alojamientos en régimen cooperativo y confeccionar un índice de precios de referencia para los alquileres.

Todas estas medidas ya han sido puestas en marcha por la empresa pública de la vivienda, que continuará profundizando en las mismas. De ese modo, Emvisesa se ha garantizado la financiación para su plan de nueva promoción de viviendas protegidas en alquiler, avanza en la promoción de las 1.000 nuevas VPO previstas en el Plan de Vivienda, promoverá más de 500 plazas de alojamientos en régimen cooperativo (fundamentalmente cohousing y coliving), ha captado más de 250 viviendas vacías y ultima la publicación de un Índice de Precios de Referencia del Alquiler (IPRA) en Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla se plantea, asimismo, avanzar en una regulación conjunta de las viviendas con uso turístico, limitando su actividad en el marco de la legislación, reduciendo la presión que suponen sobre determinados barrios de la ciudad y propiciando la convivencia entre vecinos y turistas.

Las cuentas del Ayuntamiento otorgarán prioridad a las actuaciones  en las zonas desfavorecidas de la ciudad –se prevé un gasto inicial de 60 millones de euros–,  y se pondrá en marcha en el periodo 2020-2021 el plan Respira Sevilla que tiene como objetivo generar áreas más saludables, habitables y con limitación en la circulación de vehículos privados. La primera de estas zonas se pondrá en marcha entre las calles Betis y Pureza y, a continuación, en el Casco Antiguo. Su finalidad es reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, luchar contra el cambio climático, recuperar espacios para los peatones, impulsar el transporte público y promover la movilidad a pie, en bicicleta y la eléctrica.

 “Este acuerdo se basa en el modelo de ciudad contemplado en el Plan Estratégico 2030, aprobado por el propio Pleno y, por tanto, transparente. Un acuerdo que desarrolla medidas concretas de este plan, y que se alinea con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, y con el Pacto Verde o Green New Deal promovido por la Unión Europea. El equipo de gobierno y el grupo Adelante Sevilla vamos a trabajar conjuntamente en el desarrollo de las medidas incluidas en este acuerdo que, asimismo, otorgará estabilidad a este Ayuntamiento y compromete el Presupuesto de 2020. Pero son medidas que se prolongarán al año 2021. Por tanto, nuestra vocación es la de conferirle continuidad en próximos ejercicios, siempre y cuando así lo determine la comisión de seguimiento que será constituida con el grupo Adelante Sevilla”, ha explicado Espadas, quien ha estado acompañado por la delegada de Hacienda y Administración Pública, Sonia Gaya, y el director general de Hacienda y Gestión Presupuestaria, José Miguel Herrera.   

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, acompañado por la delegada de Hacienda y Administración Pública, Sonia Gaya, y el director general de Hacienda y Gestión Presupuestaria, José Miguel Herrera.
Juan Espadas, alcalde de Sevilla, acompañado por la delegada de Hacienda y Administración Pública, Sonia Gaya, y el director general de Hacienda y Gestión Presupuestaria, José Miguel Herrera.   

El resto de ejes centrales del acuerdo giran en torno a las zonas de transformación social de Sevilla, el desarrollo de una estrategia “integral” de lucha contra el cambio climático (Plan Respira), la mejora del transporte público y las conexiones con los distintos barrios, la profundización en políticas de igualdad, el refuerzo de la actividad cultural en los barrios de la ciudad o el refuerzo de la atención a las personas sin hogar.

Más información sobre el acuerdo para la aprobación del Presupuesto Municipal 2020.

Emvisesa avanza en la financiación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla para construir y rehabilitar más de 1.000 nuevas viviendas

El pasado 29 de marzo el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó la formalización de 3 préstamos hipotecarios para la financiación de la primera fase de ejecución del Programa de Nueva Construcción y Rehabilitación, incluido en el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla para los años 2018 a 2023.

Los préstamos, suscritos con la entidad Unicaja por un valor superior a los 13 millones de euros, están permitiendo financiar la construcción de 3 viviendas en alquiler en la calle Sol, 50 plazas de alojamiento en un edificio de la calle García Ramos y 83 viviendas en venta en la promoción Cisneo Alto. El tipo de interés ofrecido por Unicaja es muy ventajoso y el plazo alcanza 25 años más otros 3 de carencia.

Ahora, Emvisesa da un nuevo paso al reunirse con tres representantes del Banco Europeo de Inversiones provenientes de Luxemburgo, que han visitado Sevilla para concretar la posible financiación de una segunda fase del Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación (PMVSR).

Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; los responsables de las áreas financiera, de gestión y varios técnicos de la empresa municipal.
Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro, la responsable del área financiera, el coordinador de gestión, el responsable del Registro de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla y varios técnicos de la empresa municipal.

La visita de dos días, organizada por Emvisesa, ha incluido una recepción en el Ayuntamiento por parte del alcalde, Juan Espadas, así como diversas reuniones de trabajo y varias visitas a promociones y suelos donde la empresa municipal desarrollará viviendas protegidas y alojamientos.

Juan Espadas expuso a los tres representantes del Banco Europeo de Inversiones las claves del PMVSR, deteniéndose en los programas del Ayuntamiento destinados a responder a las emergencias sociales, en la demanda regular encarnada por el Registro de Demandantes y en las nuevas formas de alojamiento, como el cohousing.

Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR, como el edificio de la calle García Ramos. Rehabilitación de un edificio en mal estado en la confluencia de las calles García Ramos y Mendoza Ríos del barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.
Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR. Emvisesa va a rehabilitar un edificio en mal estado en la confluencia de la calle García Ramos con Mendoza Ríos en el barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.

Emvisesa ha adjudicado, por la vía de urgencia, viviendas para 194 familias en riesgo de quedar sin hogar.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, realizó las funciones de anfitrión, acompañado de los responsables de gestión, técnicos y financieros de la empresa municipal.

Los técnicos del BEI (Urban Specialist, Senior Economist y Loan Officer), remarcaron el especial interés del banco por el programa de ayudas sociales puesto en marcha entre Emvisesa y la delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla, basado en prestar auxilio directamente a las familias.

Felipe Castro detalló en una de las presentaciones que “tras la sustitución de la Renta Social por Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) es la delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa, se encarga del estudio de la situación socioeconómica de las familias y les presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas. En el transcurso de los últimos dos años, los inquilinos de Emvisesa han recibido 1,5 millones de euros en ayudas vía PPR y PPC”.  

Dentro de su línea dedicada a vivienda, el BEI financia exclusivamente vivienda social en unas condiciones muy beneficiosas y en préstamos de volumen. El banco no solicitaría a Emvisesa garantías hipotecarias ni exigiría un aval del Ayuntamiento, aunque estudiará las garantías crediticias de la sociedad y valorará una carta de patrocinio o confort letter, por parte de aquel.

Con anterioridad a la visita, el BEI y Emvisesa han mantenido numerosas comunicaciones que han permitido a la entidad financiera conocer el funcionamiento de la Empresa Municipal de la Vivienda, el marco legislativo y estratégico, la demanda existente respecto a viviendas protegidas en Sevilla, el programa de inversión, el impacto socio-económico del PMVSR 2018-2023, así como su impacto medioambiental.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es el órgano financiero comunitario de la Unión Europea (UE) y su sede está en Luxemburgo. Su misión es contribuir a un desarrollo equilibrado del territorio comunitario, a través de la integración económica y la cohesión social.

Emvisesa se encuentra estudiando la financiación de nuevas obras de rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos, en el distrito Cerro-Amate, donde ya se han construido dos nuevos edificios de 62 viviendas, tras la demolición de los viejos.

Los representantes del BEI se han interesado muy especialmente por la creación de empleo directo e indirecto, asociada al Plan Municipal de la Vivienda, en la línea del objetivo del banco de “impulsar el potencial de crecimiento y empleo de Europa”.

Los accionistas del BEI son los Estados miembros de la Unión Europea y está dirigido por el Consejo de Gobernadores, compuesto por los ministros de hacienda de dichos estados.

Esta institución otorga más de 60 mil millones de euros al año en créditos y goza de una mejor calificación respecto a su estado financiero que la del Banco Mundial. El BEI no concede financiación general a Estados, sino que cofinancia proyectos concretos, de manera parcial y subsidiaria.

Durante las próximas semanas, los técnicos del BEI evaluarán y determinarán el importe máximo del crédito para financiar una segunda fase del PMVSR, centrada en promociones de alquiler y estimada en unos 70 millones de euros, y la vida máxima del mismo, tras estudiar por separado los proyectos y la propia solvencia de Emvisesa.

Por regla general, el BEI no presta más del 50% de los fondos necesarios para la ejecución de cada proyecto, por lo que la financiación podría alcanzar los 35 millones de euros.

Tal y como sucedió con la primera fase con Unicaja, la propuesta del BEI se presentará al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para la aprobación, en su caso, de la financiación a largo plazo del PMVSR.

El BEI ofrece préstamos a una duración máxima de 30 años, incluyendo una carencia que abarca el periodo de construcción de las viviendas, cuyas primeras obras se iniciarán en septiembre de este año.  

En paralelo, Emvisesa ya se encuentra estudiando la financiación de nuevas fases del Plan de Vivienda que engloben los programas de Alquiler Asequible, la rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos y las nuevas formas de alojamiento en otras promociones en cohousing y coliving.