El Ayuntamiento de Sevilla cede una vivienda de Emvisesa a la Fundación SAMU para sus proyectos de inclusión social y educación sanitaria destinados a personas en riesgo de exclusión de zonas desfavorecidas de la ciudad

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha cedido una vivienda a la Fundación SAMU, en el marco del convenio suscrito entre ambas entidades el mes de mayo de 2021.

Felipe Castro, director gerente de la empresa municipal, ha sido el encargado de entregar las llaves a Diego Gallardo, gerente del Grupo SAMU. Se trata de una vivienda calificada en régimen de alquiler, por la que la asociación abonará una renta mensual máxima de 300 euros.

La Fundación SAMU —constituida en Sevilla en el año 1998— es una entidad de carácter fundacional sanitario, formativo y de asistencia social, que persigue la consecución de fines de interés general sin ánimo de lucro, entre los que se encuentran proyectos de asistencia y educación sanitaria en zonas deprimidas, con la finalidad de arraigar la cultura y el bienestar sanitario en sectores de población necesitados de una acción protectora.

Emvisesa ha cedido ya dos viviendas a la Fundación SAMU y tiene prevista la cesión de una tercera, cuando exista disponibilidad. Las viviendas cedidas por Emvisesa a esta fundación contribuyen a asegurar una salida del sistema de protección con todas las garantías a jóvenes en riesgo de exclusión social. Los programas desarrollados por esta entidad social generan empleo estable para tres profesionales a jornada completa y otros tres a media jornada.

Se trata de una iniciativa mediante la cual Emvisesa facilita viviendas de su propiedad en condiciones ventajosas de alquiler para que puedan servir de apoyo a proyectos sociales de entidades que, a su vez, fomenten el empleo y la actividad económica, convirtiéndolas en instrumentos de dinamización socio-laboral, empresarial, económica y cultural”, según ha explicado el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores.

Cualquier entidad sin ánimo de lucro que gestione proyectos dedicados a la atención a personas en riesgo de exclusión, mujeres con especiales dificultades de acceso al mercado laboral, inmigrantes, personas desempleadas, personas con discapacidad o cualquier colectivo con necesidades especiales de inclusión puede presentar sus proyectos a la Convocatoria Abierta para la Cesión del Uso de Viviendas para Entidades Orientadas a Fines Sociales y al Fomento del Empleo. En la actualidad, Emvisesa destina a este tipo de programas sociales de apoyo a colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión 52 viviendas de su parque público.

El Ayuntamiento de Sevilla cede tres viviendas de Emvisesa a dos entidades sociales para proyectos de atención a mujeres embarazadas y jóvenes extutelados sin hogar

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social y Emvisesa, ha cedido tres viviendas en régimen de alquiler con rentas reducidas a dos asociaciones con fines sociales, Inserta Andalucía y Nuevo Hogar Betania, con el objetivo de atender a personas en riesgo de exclusión social.

La cesión se produce en el marco de los convenios suscritos el pasado febrero, en los que el Ayuntamiento estuvo representado por el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; Emvisesa por su gerente, Felipe Castro; y las dos asociaciones por Francisco Lupiáñez García (Inserta Andalucía) y Begoña Arana Álvarez (Nuevo Hogar Betania).

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; y los representantes de las asociaciones que firmaron el convenio.
El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; junto a los representantes de las asociaciones que firmaron el convenio.

En concreto, la primera de las viviendas sociales se ha cedido a la Asociación por la Formación Profesional Integral y Social de la Persona, Inserta Andalucía, con el fin de ofrecer atención residencial a jóvenes extutelados por la Administración Pública entre los 18 y 25 años de edad para facilitar el paso desde la adolescencia hasta la vida adulta, a través de actuaciones que desarrollen su autonomía personal y fomenten su integración laboral e inclusión social. La vivienda, de 3 dormitorios y 60 metros cuadrados útiles, se encuentra en el Distrito Macarena y la asociación abonará un máximo de 300 euros mensuales más gastos. El desarrollo de este Programa Integral de Emancipación implica la consolidación de un puesto de trabajo y la generación de uno adicional.

Estamos muy cerca de alcanzar el objetivo de cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro que nos marcamos en el Plan Municipal de la Vivienda. En concreto, Emvisesa tiene 44 viviendas públicas cedidas en condiciones ventajosas de alquiler a asociaciones que devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención cada año a más de 1.000 personas en riesgo de exclusión social y la creación o consolidación de un centenar de puestos de trabajo”, según ha destacado Juan Manuel Flores. Se trata de asociaciones que trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista, inmigrantes y refugiados y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Emvisesa ha adjudicado más de 1.250 viviendas en los últimos seis años, todas ellas vitales para las familias receptoras. Pero estamos especialmente satisfechos de las adjudicadas a entidades que encarnan, en toda su dimensión, el fin social de la vivienda pública del Ayuntamiento de Sevilla”, ha remarcado Felipe Castro.

Trabajamos en toda Andalucía y no conocemos ningún programa equiparable al que han desarrollado en Sevilla el Ayuntamiento y Emvisesa. Esperamos que se popularice y surjan iniciativas similares que aprovechen el gran parque de viviendas sociales que existe en nuestra comunidad”, manifestó Francisco Lupiáñez, representante de Inserta Andalucía.

Por su parte, la Asociación Nuevo Hogar Betania pondrá en marcha un programa de atención integral a mujeres embarazadas y sus hijos de 0 a 3 años en dos viviendas de 3 dormitorios y un total de 103 metros cuadrados útiles cedidas por Emvisesa, situadas en Bellavista y Triana, respectivamente. El proyecto generará cuatro empleos.

Entrega de llaves a Nuevo Hogar Betania.
“Nos hemos trasladado a Sevilla para la entrega de llaves dentro del convenio de colaboración para la cesión de tres viviendas en la ciudad de Sevilla, dirigidas al Área de la Mujer”.

El Ayuntamiento de Sevilla suscribe dos convenios con SAMU y Andalucía Acoge que permitirán la cesión de viviendas de Emvisesa para el desarrollo de programas de inclusión social

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha suscrito un convenio de colaboración con la Fundación SAMU y otro con la Federación Andalucía Acoge, en el marco de la convocatoria abierta para la cesión del uso de viviendas para entidades orientadas a fines sociales y al fomento del empleo, creada por la empresa municipal de la vivienda. El objetivo de estos convenios es la cesión de viviendas para el desarrollo de programas orientados a que personas en riesgo de pobreza o de exclusión tengan la oportunidad de participar de manera plena en la vida social.

Al acto de firma de estos convenios han asistido el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores; el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; el gerente del Grupo SAMU, Diego Gallardo; y José Miguel Morales, secretario general de Andalucía Acoge.

Se trata de una iniciativa mediante la cual Emvisesa facilita viviendas de su propiedad en condiciones ventajosas de alquiler para que puedan servir de apoyo a proyectos sociales de entidades que, a su vez, fomentan el empleo y la actividad económica, convirtiéndolas así en instrumentos de dinamización socio laboral, empresarial, económica y cultural.

En este caso, el objeto de estos convenios es la futura cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa de un máximo de tres viviendas a cada una de las dos asociaciones. La cesión ya ha sido aprobada por parte de la Comisión de Asignación de Viviendas para Proyectos Sociales. Cuando exista disponibilidad, Emvisesa ofrecerá a SAMU y Andalucía Acoge viviendas que se ajusten a las necesidades de los programas a desarrollar, a cambio de una renta mensual máxima de 300 euros por cada una de las viviendas.

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, ha recordado que las entidades a las que se dirige este programa “trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; o personas en riesgo grave de exclusión social, entre otros ámbitos”.

Son entidades que acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido. Las que actualmente se benefician de este programa atienden en total cada año a más de 1.000 personas”, ha señalado el delegado. Además, Flores ha destacado que estos programas generan empleo para numerosos profesionales que los implantan, supervisan y prestan apoyo a los beneficiarios.

La Asociación Fundación Samu —constituida en Sevilla en el año 1998— es una entidad de carácter fundacional sanitario, formativo y de asistencia social, en general, que persigue la consecución de fines de interés general sin ánimo de lucro, entre los que se encuentran proyectos de asistencia y educación sanitaria en zonas deprimidas, con la finalidad de arraigar la cultura y el bienestar sanitario en sectores de población necesitados de una acción protectora. Las viviendas cedidas por Emvisesa contribuirán a asegurar una salida del sistema de protección con todas las garantías a jóvenes en riesgo de exclusión social. Los programas desarrollados por SAMU generarán empleo estable para tres profesionales a jornada completa y otros tres a media jornada.

Constituida en el año 1991, la Federación Andalucía Acoge tiene como objetivo general promover la interculturalidad, entendida como la relación positiva de comunicación entre personas de diversas culturas que coexisten en un mismo marco geográfico. Las viviendas cedidas por Emvisesa servirán para favorecer la inclusión social de beneficiarios de protección internacional mediante la prestación de información, atención y formación. El convenio permitirá la nueva creación de cinco puestos de trabajo y la consolidación de otros seis.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha cedido un total de 46 viviendas a diferentes fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro para atender a personas y colectivos en riesgo de exclusión social, 41 de las cuales mantienen contratos en vigor. Esto supone el 1,46% del parque de viviendas en alquiler de Emvisesa, con un valor de más de cinco millones y medio de euros.

Actualmente, Emvisesa mantiene convenios de colaboración con Paz y Bien, Aturem, Acercando Realidades, Aspanri-Aspanri Down, la Asociación Sevillana Síndrome de Asperger, la Fundación Persán, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), CEPAIM, Sevilla Acoge, Atenea-Realidades, Asociación Síndrome de Down de Sevilla y provincia, Asociación Autismo Sevilla  o la Asociación Abrázame, entre otras.

Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas a la asociación Paz y Bien.
Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas a la asociación Paz y Bien para comprobar in situ el desarrollo de los programas sociales implementados.

Además, buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones.

Emvisesa abre una convocatoria dotada con 200.000 euros para apoyar a emprendedores y entidades del tercer sector afectados por la COVID_19

Emvisesa ha abierto una convocatoria con la que establece un mecanismo para apoyar a las distintas empresas, autónomos y entidades del tercer sector que mantienen alquilados locales, oficinas o talleres propiedad de la empresa municipal y que han visto afectados sus ingresos por la crisis sanitaria y económica originada por la COVID_19.

La dotación económica de las medidas de apoyo asciende a 200.000 euros que cubrirán, en función de la puntuación obtenida en la convocatoria, al mayor número de participantes posibles.

Se podrán presentar a la convocatoria todas aquellas empresas, entidades del tercer sector y autónomos que reúnan los  requisitos exigidos en las bases.

Existen dos líneas de medidas diferenciadas:

Con esta convocatoria vamos a continuar colaborando al mantenimiento de las distintas actividades implantadas en nuestros locales comerciales, oficinas y talleres, con la importancia que ello tiene en el empleo y en la economía de Sevilla. Nuestros programas están contribuyendo a minimizar el perjuicio económico que la crisis sanitaria de la COVID_19 está causando en las familias y en el tejido empresarial de nuestros barrios“, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

El procedimiento de resolución de la convocatoria será mediante el establecimiento de una puntuación entre los participantes. El número de arrendatarios que se verán beneficiados dependerá de las cantidades asignadas a cada uno de ellos en función del orden de puntuación obtenido hasta agotarse el presupuesto disponible.

Cada uno de los participantes podrá solicitar la medida que mejor se adapte a sus necesidades, siempre teniendo como límites los importes especificados en las Bases de la convocatoria.

La medida solicitada podrá estar comprendida en alguno de los siguientes conceptos y deberá de cumplir siempre con las limitaciones en cuanto a meses o importe:

  • Rebaja temporal de renta.
  • Aplazamiento de cantidades impagadas (moratoria).

Los criterios de puntuación se detallan en las bases y se valora la imposibilidad de haber podido recuperar la actividad a causa de la COVID, la disminución de ingresos, los gastos en adecuación del local, la renta mensual que abona el arrendatario a Emvisesa, el mantenimiento de los puestos de trabajo vinculados a la actividad, el importe y/o moratoria solicitados.

Existe una Comisión Técnica de Valoración que estudiará las solicitudes presentadas y formulará un informe que servirá de base a la propuesta de adjudicación.

El plazo de presentación de solicitudes está abierto desde hoy hasta las 15:00 horas  del viernes 21 de mayo del presente 2021.

Consultar las BASES:

Puede descargar el archivo (BasesMedidasApoyoTerciarioEMVISESA2021.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Ir al formulario de solicitud de la LÍNEA 1 (EMPRENDEDORES, EMPRESARIOS, AUTÓNOMOS).

Ir al formulario de solicitud de la LÍNEA 2 (ENTIDADES DEL TERCER SECTOR).

 

 

 

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, cederá viviendas a otras tres entidades sociales para proyectos de atención a mujeres embarazadas y sus hijos, personas sin hogar y jóvenes extutelados. Los proyectos generarán 7 puestos de trabajo

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social y de Emvisesa, ha firmado tres convenios con otras tantas entidades sociales para la cesión de viviendas en régimen de alquiler y rentas reducidas con el objetivo de atender a personas y colectivos en riesgo de exclusión social en el marco, además, del plan de empleo de la empresa municipal.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social y de Emvisesa, ha firmado tres convenios con otras tantas entidades sociales para la cesión de viviendas en régimen de alquiler y rentas reducidas con el objetivo de atender a personas y colectivos en riesgo de exclusión social en el marco, además, del plan de empleo de la empresa municipal.

En concreto, el primer convenio se ha rubricado con la Asociación Nuevo Hogar Betania para poner en marcha un centro de atención integral a mujeres embarazadas y sus hijos de 0 a 3 años y que, a su vez, generará cuatro empleos. El segundo atañe a la Asociación Realidades, que plantea seguir con su Proyecto de Alojamiento LAR para personas sin hogar que tengan un mínimo de autonomía personal y en régimen de convivencia, y que lleva aparejado el compromiso de crear un empleo. Y el tercer convenio, que implica la consolidación de un puesto de trabajo y la generación de uno adicional, permitirá a la Asociación por la Formación Profesional Integral y Social de la Persona, Inserta Andalucía, continuar con su Programa Integral de Emancipación, que ofrece atención residencial a jóvenes extutelados por la Administración Pública entre los 18 y 25 años de edad para facilitar el paso desde la adolescencia hasta la vida adulta a través de actuaciones que desarrollen su autonomía personal y fomenten su integración laboral e inclusión social.

Por parte del Ayuntamiento, el acto de rúbrica lo han encabezado el delegado municipal de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, mientras que por parte de las asociaciones han estado María Jesús Muñoz Martín (Realidades), Francisco Lupiáñez García (Inserta Andalucía) y Begoña Arana Álvarez (Nuevo Hogar Betania).

Hasta el momento, y sin contar con las cesiones comprometidas mediante estos convenios –y que serán entregadas en cuanto haya disponibilidad–, Emvisesa ha cedido un total de 41 viviendas a diferentes fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro para atender a personas y colectivos en riesgo de exclusión social. Se trata de asociaciones que trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista, inmigrantes y refugiados, y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Son entidades que acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención cada año de más de 1.000 personas en riesgo de exclusión social y la creación o consolidación de un centenar de puestos de trabajo”, según ha destacado Juan Manuel Flores. En el caso de los tres nuevos convenios ahora firmados, la renta mensual será de un máximo de 300 euros.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de las viviendas, sino en las características de las entidades receptoras, ha abundado Flores. “De hecho, el fin social de la vivienda pública del Ayuntamiento de Sevilla se manifiesta con su máxima expresión en este tipo de cesiones”, ha remarcado el delegado.

Buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones”, ha añadido Felipe Castro.

Por parte del Ayuntamiento, el acto de rúbrica lo han encabezado el delegado municipal de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, mientras que por parte de las asociaciones han estado María Jesús Muñoz Martín (Realidades), Francisco Lupiáñez García (Inserta Andalucía) y Begoña Arana Álvarez (Nuevo Hogar Betania).

El Ayuntamiento suscribe un convenio con Aturem que permite la cesión de viviendas de Emvisesa para el desarrollo de programas de inclusión social de personas con discapacidad intelectual

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y José Luis Suárez, gerente de la asociación protectora de personas con discapacidad intelectual Aturem, han suscrito un convenio de colaboración en el marco de la Convocatoria Abierta para la Cesión del Uso de Viviendas para Entidades Orientadas a Fines Sociales y al Fomento del Empleo, creada por la empresa municipal.

La Convocatoria es una iniciativa mediante la cual Emvisesa facilita viviendas de su propiedad en condiciones ventajosas de alquiler para que puedan servir de apoyo a proyectos sociales de entidades que a su vez fomentan el empleo y la actividad económica, convirtiéndolas así en instrumentos de dinamización socio laboral, empresarial, económica y cultural.

El objeto del convenio con Aturem es la cesión en régimen de arrendamiento por parte de Emvisesa de una vivienda de su parque social. La cesión ya ha sido aprobada por parte de la Comisión de Asignación de Viviendas para Proyectos Sociales. Cuando exista disponibilidad, Emvisesa ofrecerá a Aturem una vivienda que se ajuste a las necesidades del programa a desarrollar, a cambio de una renta mensual máxima de 300 euros.

El convenio tendrá un plazo de ejecución de doce meses, prorrogables anualmente por acuerdo de ambas partes.

Emvisesa tiene treinta y ocho viviendas cedidas en condiciones ventajosas a entidades sin ánimo de lucro y nuestra previsión es alcanzar las cuarenta y dos, gracias a nuevas cesiones que se van a llevar a cabo durante las próximas semanas. Entre las entidades a las que Emvisesa ha cedido viviendas contamos con asociaciones y fundaciones que gestionan proyectos dedicados a la atención a jóvenes sevillanos en riesgo de exclusión, mujeres con especiales dificultades de acceso al mercado laboral, inmigrantes, personas desempleadas, personas con discapacidad y un amplio abanico que cubre un gran espectro de colectivos con necesidades especiales de inclusión”, según afirma Felipe Castro.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y José Luis Suárez, gerente de la asociación protectora de personas con discapacidad intelectual Aturem.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y José Luis Suárez, gerente de la asociación protectora de personas con discapacidad intelectual Aturem.

La asociación Aturem ha presentado un proyecto con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias, defendiendo su consideración como ciudadanos de pleno derecho.

Aturem tiene en marcha diversos programas centrados en el desarrollo de acciones formativas con el objetivo de mejorar las habilidades de autonomía, autocuidado, habilidades relacionadas con las tareas domésticas y habilidades sociales de personas con discapacidad intelectual. 

La positiva evolución de los proyectos creados por Aturem, la asociacion Sevillana Sindrome Asperger, la asociación Paz y Bien, la asociacion Autismo Sevilla o la asociación Down Sevilla, entre otras, hace necesario continuar en esa misma línea de apoyo a las personas con discapacidad intelectual y dificultades del desarrollo. Se trata de proyectos que generan un beneficio mucho mayor a las inversiones que requieren. El resultado son cientos de personas integradas y productivas a nivel laboral, social o afectivo, que tan sólo necesitan un poco de apoyo para lograr esa inclusión tan positiva para la sociedad sevillana”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Concretamente, Aturem tiene previsto desarrollar en viviendas cedidas por Emvisesa el programa Apoyo a la Vida Independiente para Personas con Discapacidad Intelectual, cuyo objetivo es facilitar el entrenamiento suficiente a personas con discapacidad para vivir en su propia casa de manera independiente, planificar su futuro y realizar proyectos de vida propios.

Se trata de que adquieran habilidades para vivir de manera independiente, lo cual hace imprescindible disponer de medios materiales, especialmente una vivienda, para cumplir con los objetivos del programa”, ha concluido Felipe Castro.

Juan Espadas, en el marco del Segundo Plan de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, entrega las llaves de otros dos locales comerciales de Emvisesa

La empresa municipal ha cedido en los últimos cuatro años 26 locales para facilitar el desarrollo de programas sociales y de empleabilidad. La inversión en adecuación de los locales supera el millón de euros, a lo que hay que sumar los periodos de carencia, las reducciones de renta, la realización de los proyectos o el asesoramiento. Los dos locales que hoy se entregan supondrán 18 empleos, de los más de 100 que supone la totalidad del Plan.

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha entregado las llaves de dos locales comerciales que forman parte del Segundo Plan de Empleo y Adecuación de Locales Comerciales de Emvisesa puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla.

El acto de entrega ha tenido lugar en uno de los locales comerciales, situado en la calle Tucumán, Polígono Sur (distrito Sur). Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, han acompañado al alcalde durante el acto.

El local de la calle Tucumán, con una superficie de 73 metros cuadrados construidos, albergará la sede de la ONG Wide Horizon Project, que desarrollará programas de formación, empleo y autoempleo, así como ayuda a la discapacidad. Las obras de adecuación de un local que se hallaba en bruto han sido sufragadas por Emvisesa y han ascendido a 38.363 euros, IVA incluido. Los adjudicatarios disfrutarán de seis meses de carencia a partir de la entrega de llaves y durante los siguientes seis meses abonarán el 50% de la renta mensual, es decir, 163 euros de los 326 a que asciende la renta definitiva.

El acto de entrega ha tenido lugar en uno de los locales comerciales, situado en la calle Tucumán, Polígono Sur (distrito Sur). Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, han acompañado al alcalde durante el acto.
Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha entregado las llaves de dos locales comerciales que forman parte del Segundo Plan de Empleo y Adecuación de Locales Comerciales de Emvisesa puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla.
El acto de entrega ha tenido lugar en uno de los locales comerciales, situado en la calle Tucumán, Polígono Sur (distrito Sur). Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, han acompañado al alcalde durante el acto.

El segundo local comercial, situado en la calle Periodista Eduardo Chinarro Díaz de la barriada Entreparques (Sevilla Este), será la sede de la empresa de obras y reformas Ekiobras. Las obras de adecuación, sufragadas por Emvisesa, han supuesto 31.241 euros. El local tiene 59 metros cuadrados construidos. Desde hoy, Ekiobras dispondrá de seis meses de carencia y otros seis en los que abonará 170 euros, el 50% del total de la renta mensual que asciende a 340 euros.

En este segundo Plan de Empleo se valoran dos tipologías de creación de empleo. Por un lado, tenemos en cuenta el empleo de los propios promotores de los proyectos y, por otro, el empleo ajeno a dichos promotores. En el caso de Wide Horizon Project, se va a crear empleo para 2 promotores y, además, 10 puestos de trabajo durante los dos primeros años de inicio del proyecto. Mientras que Ekiobras dará empleo a 1 promotor y creará 5 puestos de trabajo adicionales durante los dos primeros años del proyecto”.

La primera convocatoria del Plan de empleo municipal culminó con la adecuación de un total de 16 locales pertenecientes a Emvisesa que estaban en bruto y que, tras una inversión de 800.000 euros, ahora albergan distintas iniciativas que generan 60 puestos de trabajo, además de las 18 contrataciones que se realizaron para las distintas obras de adecuación.

De manera inmediata, el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa, en coordinación con la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, pusieron en marcha una segunda edición a la que se presentaron 15 iniciativas empresariales y que va a permitir la adecuación de otros 4 locales comerciales y la creación de 28 empleos, 6 de ellos vinculados a las obras de adecuación.

Este segundo Plan de Empleo tiene un coste programado para el Ayuntamiento de Sevilla de otros 200.000 euros que, sumados a una cantidad extraordinaria que aportará con fondos propios la empresa pública de la vivienda, cubrirán las obras de adecuación de 4 locales, dos de los cuales se han entregado en el acto de hoy.

Juan Espadas hace entrega de las llaves del local a las representantes de la ONG Wide Horizon Project.
Juan Espadas hace entrega de las llaves del local a las representantes de la ONG Wide Horizon Project.

Se trata de un plan municipal en el que Emvisesa y la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social trabajan de manera coordinada, y que toma especial relevancia en estos momentos en los que la reactivación económica es vital. Así lo entendemos y, por ello, estamos poniendo en marcha numerosos programas para contribuir a que inquilinos, propietarios, emprendedores y proveedores dispongan de toda la ayuda que nos sea posible brindarles. En el caso del Plan de Empleo, Emvisesa realiza y corre con los gastos de las obras de adecuación de locales que se encuentran en bruto, ajustándolas a los proyectos que en ellos se van a realizar y en total colaboración con los adjudicatarios. Se les conceden a los adjudicatarios seis meses de carencia y durante otros seis meses sólo se les cobra el 50% de la renta. A partir del primer año se mantiene un alquiler asequible. El proceso implica la activación de muchos estratos económicos que van desde la elaboración de proyectos, la realización de obras, la contratación de personas para atender las iniciativas empresariales, el consumo de productos y servicios y, por supuesto, los beneficios económicos y sociales que suponen para los barrios donde se desarrollan”.

En coordinación con los Planes de Empleo, el Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha distintas campañas y acciones que han permitido la ocupación de la práctica totalidad de los locales comerciales de Emvisesa. Entre dichas acciones se encuentra la cesión de locales comerciales a entidades sin ánimo de lucro, como Acción contra el hambre, y los planes de dinamización de barriadas, que han permitido que asociaciones como Save The Children estén poniendo en marcha proyectos que crean empleo y dinamizan distritos como Cerro-Amate, gracias a la cesión en régimen de alquiler de locales comerciales de Emvisesa.

“Emvisesa está realizando una gran labor con la puesta en uso de sus locales comerciales. A los dieciséis del primer Plan de Empleo, se suman estos dos del segundo plan y los ocho adjudicados en el marco del Plan de Dinamización de Zonas Desfavorecidas, es decir, un total de 26 locales que se verán ampliados próximamente con, al menos, otros dos que pondrán punto final al segundo Plan de Empleo, justo antes de lanzar la tercera edición. Hasta la fecha, Emvisesa ha adecuado más de 2.500 metros cuadrados de locales en bruto”.

El Ayuntamiento, a través de Emvisesa, y la asociación Autismo Sevilla actualizan su convenio para facilitar el desarrollo de programas de inclusión social

Emvisesa y la asociación de padres de personas con trastornos del espectro autista, Autismo Sevilla, han reforzado los lazos de colaboración que les unen desde julio de 2014 mediante la renovación y ampliación de su convenio de colaboración.

Felipe Castro Bermúdez-Coronel, director gerente de Emvisesa, y Mercedes Molina Montes, presidenta de Autismo Sevilla.
Felipe Castro Bermúdez-Coronel, director gerente de Emvisesa, y Mercedes Molina Montes, presidenta de Autismo Sevilla tras suscribir el convenio de colaboración.

Felipe Castro Bermúdez-Coronel, director gerente de Emvisesa, y Mercedes Molina Montes, presidenta de Autismo Sevilla, han sido los encargados de suscribir el convenio en un acto celebrado en la sede de la empresa municipal.

El objeto del convenio es la cesión en condiciones especialmente beneficiosas por parte de Emvisesa a la asociación Autismo Sevilla, del uso y disfrute de viviendas municipales para el desarrollo de programas de inclusión social de personas con trastornos del espectro autista.

Actualmente, Autismo Sevilla ya disfruta de dos viviendas propiedad de Emvisesa, ambas ubicadas en la barriada de Pino Montano. La cesión de dichas viviendas se llevó acabo en desarrollo del Programa “Vivienda Independiente para personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA)”, que está produciendo extraordinarios resultados en la mejora de la calidad de vida de las personas adultas con TEA.

El programa que la asociación Autismo Sevilla está desarrollando en dos viviendas cedidas por Emvisesa se basa en el establecimiento de apoyos para permitir una vida independiente que mejore la inclusión y la participación en la comunidad y desarrolle las habilidades de la vida ordinaria de personas que sufren problemas relacionados con trastornos del espectro autista”, afirma Felipe Castro, director Gerente de Emvisesa.

El pasado octubre de 2018, la Comisión Ejecutiva del Consejo de Administración de EMVISESA aprobó la Convocatoria Pública para la cesión del uso de viviendas de titularidad pública para entidades, orientadas a fines sociales y fomento del empleo. En las Bases de dicha Convocatoria, se recogió la necesidad de regularizar cesiones anteriores para adaptarlas a esta nueva normativa más transparente.

Hasta la creación de dicho procedimiento, la premisa fundamental en estos proyectos era contar con una memoria justificativa sólida por parte de las entidades solicitantes que garantizara el cumplimiento de los fines perseguidos. Las viviendas debían contribuir al desarrollo de programas para la integración socio-laboral de colectivos que cuentan con una especial problemática a la hora de la inclusión. El sistema de convocatoria pública otorga mayor transparencia y unas normas estables e iguales para todas las entidades aspirantes.”, añade Felipe Castro.

La Asociación Autismo Sevilla ha presentado una memoria de la situación actual del  Programa “Vivienda Independiente para personas con Trastorno del Espectro Autista” que ha sido positivamente valorada por los técnicos de Emvisesa, por lo que se prorroga la cesión de dos viviendas con un total de 116 metros cuadrados y dos plazas de garaje vinculadas a cambio de una renta máxima de alquiler de 300 euros mensuales durante un año prorrogable, para cada una de las viviendas.

Emvisesa está haciendo un esfuerzo continuo desde mayo de 2015, gracias al cual hemos incrementado la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro en un 300%, respecto al total histórico. En estos momentos Emvisesa tiene un total de 39 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Estas asociaciones trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos. Acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo” ha concluido Felipe Castro.

Buena parte de los convenios firmados con entidades sin ánimo de lucro se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones.

Emvisesa tramita 150 solicitudes de ayuda de inquilinos, propietarios y autónomos afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado y puesto en marcha diferentes programas de ayuda para aliviar los efectos económicos que la crisis de la COVID-19 está provocando en inquilinos, propietarios, autónomos, entidades sin ánimo de lucro y proveedores relacionados con la empresa municipal.

Emvisesa ha sido una de las primeras empresas promotoras de vivienda en poner en funcionamiento planes de ayuda integrales para personas afectadas por la COVID-19, dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y anticipándose a la normativa que se ha ido publicando en forma de Real Decreto-ley con posterioridad. Así, el 27 marzo, la empresa municipal de la vivienda de Sevilla ya publicó su Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. El 31 de marzo publicó el Protocolo para la aplicación de medidas excepcionales a los contratos de arrendamientos de locales comerciales, talleres y oficinas titularidad de Emvisesa para hacer frente al impacto económico del COVID-19, en el que también se dio cabida a entidades sin ánimo de lucro que desarrollan proyectos sociales en viviendas cedidas por Emvisesa en condiciones ventajosas. Finalmente, el 21 de abril, Emvisesa publicó el Protocolo excepcional para titulares de viviendas promovidas por EMVISESA con cantidades aplazadas, afectados por la crisis sanitaria derivada de la COVID19.

Se trata de un paquete de medidas que ofrece diferentes opciones a las que pueden acogerse quienes hayan visto empeorar su situación económica a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. El sitio web emvisesa.org detalla los diferentes programas disponibles, los requisitos de acceso y ofrece una página de ayuda y 16 líneas telefónicas de atención para los interesados.

En esencia, las ayudas consisten en una moratoria o una reducción de la renta según las posibilidades económicas del solicitante y el programa concreto al que se acoja.

Emvisesa ha previsto que las solicitudes de ayuda puedan tramitarse completamente de manera telemática, en consonancia con lo establecido por la normativa y para evitar desplazamientos y contribuir a reducir los contactos entre personas. El trámite se realiza mediante formularios alojados en el sitio web emvisesa.org y se ofrecen alternativas a la documentación a presentar. En caso de no poder aportar un certificado de Vida Laboral, de empadronamiento o la Declaración de la Renta, se ofrece la posibilidad de descargar y cumplimentar una declaración responsable.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Las ayudas se tramitan en base a los documentos y declaraciones responsables que los interesados aportan. Una vez se vaya relajando el estado de alarma y no existan riesgos para la salud de las personas, iremos requiriendo la documentación original necesaria”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Hasta el momento, Emvisesa ha recibido 146 solicitudes válidas de personas que desean acogerse a alguno de los diferentes programas de ayuda para afectados por la COVID-19. Destacan las 108 solicitudes, un 74% del total, cursadas por inquilinos de Emvisesa. Le siguen las 38 solicitudes, un 26% del total, presentadas por arrendatarios de locales, talleres y oficinas propiedad de Emvisesa, en su mayoría emprendedores autónomos que han visto su negocio cerrado o su actividad muy mermada. Las solicitudes de propietarios de viviendas de Emvisesa han sido redirigidas a otros programas, por no cumplir los requisitos.

Ayudas a inquilinos

El 4 de abril la empresa municipal adaptó su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la COVID-19 al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, lo cual implicó que los solicitantes pudieran acogerse al programa de ayudas propias de Emvisesa o a las reguladas por la citada norma.

Emvisesa cuenta con 2.798 inquilinos, de los que un 3,85% ha solicitado acogerse a alguno de los dos programas de ayuda (Emvisesa COVID-19 y Estatal COVID-19) disponibles. El programa propio de Emvisesa cuenta con mejores condiciones para la mayor parte de los potenciales solicitantes y ha acumulado el 93% de las solicitudes, mientras que el Estatal ha recibido el 7% restante.

 

Desde la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, entidad coordinadora de las ayudas a inquilinos, se está estudiando caso por caso y recomendando el programa más beneficioso para cada solicitante. Por ello, es posible que algunas de las ayudas no concedidas acaben siendo aprobadas en segunda opción y que algunas ayudas pre aprobadas en un programa, pasen a otro si éste es más beneficioso para los solicitantes”, afirma Felipe Castro.

El 70,37% de las ayudas solicitadas se han concedido o están pendientes de aportar algún documento para su aprobación, mientras que el 29,63% restante no han sido concedidas, pudiendo algunas acceder a otro programa. Los motivos fundamentales para no aprobar la concesión de la ayuda son el no demostrarse vulnerabilidad, tal y como exige el protocolo y el Real Decreto-ley que regula estas ayudas, o bien no hallarse correlación entre la situación económica y la crisis provocada por la COVID-19.

Cada solicitud supone, de media, una ayuda de 256 euros mensuales. En caso de llegar a las 420 ayudas concedidas (un 15% del parque de alquiler), Emvisesa dejaría de ingresar más de 107.000 euros mensuales.

El 55% de las personas que se han acogido al programa de ayuda propio de Emvisesa abonará una renta mensual equivalente al 10% de sus ingresos (con un mínimo de 75€ de renta mensual) hasta que se decrete el fin del estado de alarma o la empresa municipal lo anuncie en su sitio web. El 17% abonará una renta equivalente al 5% de sus ingresos mensuales disponibles (con un mínimo de 45 euros mensuales) y el 28% restante abonará 25 euros mensuales de renta de alquiler.

En el 59% de las ayudas aprobadas los solicitantes se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE); en el 23% se trataba de autónomos obligados a un cese de actividad; un 5% de las familias han sufrido ambas casuísticas, mientras que en el 13% restante se ha dado una situación de desempleo que afecta a la unidad de convivencia.

Ayuda a autónomos

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal. En su mayoría se trata de emprendedores y pequeños empresarios autónomos que han visto sus negocios cerrados o su actividad muy mermada a causa de la COVID-19.

El 89,5% de las solicitudes están completas o en trámites de completarse tras los requerimientos oportunos por parte de Emvisesa, mientras que el 10,5% restante aún tienen la oportunidad de ajustarse a los requisitos exigidos en el protocolo de ayuda.

Una vez aprobadas las ayudas y de manera general, los solicitantes gozarán de un aplazamiento por el que podrán dejar de abonar hasta el 50% de sus recibos de alquiler entre los meses de abril y diciembre de 2020 y abonar la diferencia en 24 meses a partir de enero de 2021, sin gastos ni intereses de ningún tipo.

Las 38 solicitudes tramitadas supondrían que Emvisesa aplazaría hasta 94.726 euros de rentas en 24 meses. La media es de hasta 2.500 euros de aplazamiento por solicitud de ayuda aprobada. En caso de llegar a las 94 ayudas concedidas (un 30% del parque de locales comerciales, talleres y oficinas), Emvisesa aplazaría aproximadamente 235.000 euros de renta a 24 meses.

Emvisesa ha reforzado la atención a las personas afectadas por la COVID-19 mediante media docena de programas de ayuda. Todos los empleados de la empresa municipal están trabajando sin descanso para aliviar la crisis de los más afectados y contribuir a la reactivación económica. Técnicos, personal jurídico, administrativos, economistas… El personal que atiende los teléfonos y responde los correos está realizando turnos que van más allá de su horario de forma voluntaria y estamos recibiendo cientos de mensajes de agradecimiento y felicitación. El apoyo por parte del Ayuntamiento nos está permitiendo responder con todos estos programas de ayuda y con licitaciones que alivian la crisis a numerosas familias”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro sobre el balance provisional de los planes de ayuda de Emvisesa a afectados por la COVID-19:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, alcanza una inversión superior a los cinco millones de euros en 39 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de proyectos sociales con población en riesgo de exclusión

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha cedido un total de 39 viviendas a diferentes fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro para atender a personas sin hogar o en riesgo de perder su vivienda.

Recientemente, Felipe Castro representó al Ayuntamiento de Sevilla en el acto de inauguración de las decimoquintas Jornadas organizadas por la Federación de Entidades con Proyectos y Pisos Asistidos (FEPA), que este año han tenido lugar en Sevilla, bajo el lema “Interculturalidad: retos para la cohesión social”.

En dichas Jornadas, el gerente de la empresa pública de la vivienda de Sevilla aportó la visión que desde Emvisesa, como instrumento del Ayuntamiento de Sevilla en materia de vivienda social, se tiene de un fenómeno como la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro.

En mayo de 2015, cuando llegué a la gerencia de Emvisesa, teníamos un total de 18 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la integración de colectivos en riesgo de exclusión. Desde mayo de 2015 hasta febrero de 2020 se han cedido 21 nuevas viviendas, duplicando la cesión de viviendas respecto al total histórico. Actualmente, por tanto, Emvisesa tiene un total de 39 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Ello supone, aproximadamente, el 1,5% del parque de viviendas en alquiler de Emvisesa, con un valor de cinco millones y medio de euros“, expresó Felipe Castro.

El director gerente de Emvisesa agradece, cada vez que tiene ocasión, el trabajo de todas las asociaciones que mantienen convenios de colaboración con Emvisesa, entre las que se encuentran  Paz y Bien, Aspanri-Aspanri Down, la Asociación Sevillana Síndrome de Asperger, la Fundación Persán, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), CEPAIM, Sevilla Acoge, Atenea-Realidades, Asociación Síndrome de Down de Sevilla y provincia, Asociación Autismo Sevilla  o la Asociación Abrázame, entre otras.

La última cesión de viviendas públicas se realizó a Humanos con Recursos, una asociación sin ánimo de lucro que lucha contra la exclusión social mediante la sensibilización, la mediación laboral, el voluntar­iado, el análisis, el estudio, la in­vestigación, la participación social y la formación.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, hace entrega de las llaves de una tercera vivienda a Lara Parejo, vicepresidenta de Humanos con Recursos.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, hace entrega de las llaves de una tercera vivienda a Lara Parejo, vicepresidenta de Humanos con Recursos.

Emvisesa ya había cedido dos viviendas a Humanos con Recursos, en virtud del convenio suscrito en febrero de 2019 por ambas entidades para facilitar el desarrollo de los programas “Servicio de alojamiento en pisos y hostales para personas o familias en situación de riesgo por pérdida de vivienda, personas sin hogar y personas o familias de asentamientos chabolistas” y “Servicio de Alojamiento en pisos y hoteles para personas o familias en situación de riesgo por pérdida de vivienda y para personas sin hogar inmigrantes”.

El objetivo fundamental de la colaboración entre Emvisesa y Humanos con Recursos es la atención inmediata ante situaciones de vulnerabilidad social que presenten las personas o familias que han perdido su vivienda.  Desde la seguridad de un hogar, Humanos con Recursos facilita a los beneficiarios de sus programas información y orientación, además de acceso al resto de recursos sociales de la ciudad.

Estos programas generan empleo para varios profesionales que supervisan y prestan apoyo a los beneficiarios.

Estas asociaciones trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Son entidades que acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención cada año de más de 1.220 personas en riesgo de exclusión social y la creación o consolidación de más de 80 puestos de trabajo“, afirma Felipe Castro.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública.

Hasta la creación de dicho procedimiento, la premisa fundamental en estos proyectos era contar con una memoria justificativa sólida por parte de las entidades solicitantes que garantizara el cumplimiento de los fines perseguidos. Las viviendas debían contribuir al desarrollo de programas para la integración socio-laboral de colectivos que cuentan con una especial problemática a la hora de la inclusión. Parte fundamental de dicha integración es facilitar la incorporación al mundo laboral a los destinatarios de los programas.

Buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones.

Con el aval del éxito obtenido en más de una veintena de proyectos desde 2015, son muchas las asociaciones de todo tipo que acudían a Emvisesa para ser incluidas en programas de cesión de viviendas. Desde el pasado mes de noviembre de 2018 la firma espontánea de convenios bilaterales se ha sustituido por la convocatoria pública, al tratarse de una figura más transparente, que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos.