El Ayuntamiento de Sevilla concede a Emvisesa una parcela en San Jerónimo-Alamillo con destino a la implantación de 189 alojamientos cooperativos “cohousing” y “coliving” dedicados al envejecimiento activo. También autoriza el uso de 500.000 euros adicionales para la captación en compra de viviendas vacías

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la concesión demanial a favor de Emvisesa de la parcela municipal S-1 de San Jerónimo-Alamillo, con el fin de que la empresa pública de la vivienda desarrolle un proyecto de alojamientos cooperativos.

Emvisesa ya está trabajando en el que será el primer proyecto piloto de una serie de tres relacionados con alojamientos cooperativos, concretamente en sus modalidades cohousing y coliving.

Este primer proyecto a desarrollar en la parcela concedida por el Ayuntamiento de Sevilla estará dedicado al envejecimiento activo, siguiendo un modelo de promoción pública y gestión mixta. Emvisesa va a hacer uso de un suelo de interés público y social (SIPS) para promover un edificio de tres plantas con 189 alojamientos compartidos para coliving y cohousing en el barrio de San Jerónimo–Alamillo, a escasos metros del Centro de Recursos Avanzados Empresariales (CREA) y de la futura sede del Centro de Innovación abierta Sevilla Futura en las antiguas naves de Renfe, cuyas obras continúan su avance según lo previsto.

El solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. La concesión de la parcela a Emvisesa se realiza por parte del Servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla por un plazo de 75 años.

El solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. La concesión de la parcela a Emvisesa se realiza por parte del Servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla por un plazo de 75 años.
Solar S-1 del API-DMN-01 de San Jerónimo-Alamillo. Superficie de 4.237 metros cuadrados. Edificabilidad de 10.170 metros cuadrados.

La promoción permitirá la convivencia de personas mayores que tengan en común experiencia en el mundo empresarial y de los negocios. De ese modo podrán ofrecer asesoramiento y compartir experiencias con otros residentes interesados en el emprendimiento.

Se trata de la primera experiencia que integrará lugar de trabajo y vivienda en un mismo ámbito.

Emvisesa ya cuenta con un estudio económico que contempla la promoción de un centro de 42 plazas y otro de 147.

A este primer proyecto piloto de alojamientos cooperativos seguirá un segundo a desarrollar en un SIPS destinado a uso genérico que será de promoción y gestión mixta; y un tercero de uso residencial y promoción y gestión privada.

Adicionalmente, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Sevilla ha autorizado el uso de 500.000 euros adicionales para reforzar el Programa de Captación en Compra de Viviendas Vacías de Emvisesa.

La empresa pública de la vivienda, Emvisesa, ya ha cumplido con el 40% del objetivo marcado en el Plan Municipal de Vivienda para los años 2018 a 2023 en cuanto a captación y recuperación de viviendas vacías.  Tenemos en estos momentos 355 nuevas viviendas en el parque de alquiler de Emvisesa, lo que supone un 15% más de las viviendas disponibles existentes hace cuatro años. Me gustaría recordar que 253 viviendas han sido adquiridas o recuperadas a través de distintos procesos llevados a cabo en los últimos cuatro años por la empresa municipal. Todas ellas eran viviendas vacías, o bien irregularmente ocupadas, que ya sirven de hogar a familias que cumplen los requisitos ordinarios o extraordinarios de adjudicación”, expresó Felipe Castro.

La primera campaña de captación en compra de viviendas vacías de Emvisesa, con 1 millón de euros de financiación, se ha cerrado con la adquisición de 17 pisos cuyas escrituras de compraventa están formalizadas en su totalidad.

Otros programas de colaboración con entidades financieras han permitido la captación de un total de 8 viviendas y otras 136 están pendientes de la firma de un convenio con la Fundación La Caixa.

Por su parte, la permuta del solar de Ramón Carande ha permitido acceder a 63 viviendas que se encontraban terminadas y vacías, ya adjudicadas en su práctica totalidad.

Emvisesa también está comprando viviendas protegidas en el mercado desde que el pasado mes de noviembre de 2018 decidiera volver a ejercer su derecho de tanteo y retracto, algo que la empresa municipal no hacía desde el año 2009.

Emvisesa ya ha ejercido su derecho de tanteo sobre 11 viviendas en los últimos 5 meses. El coste de estas operaciones supera los 500.000 euros, a una media de 46.500 euros por vivienda. Se trata de precios muy por debajo de mercado libre y ofrecen a Emvisesa la gran oportunidad de ampliar el parque público de viviendas de Sevilla, con la ventaja añadida de hacerlo de manera casi inmediata”.

Emvisesa aprueba su décima permuta de vivienda a un matrimonio septuagenario con movilidad reducida por una adaptada a sus necesidades de accesibilidad y en un edificio con ascensor

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha iniciado el proceso de su décima permuta de vivienda. En esta ocasión la permuta se ha realizado a un matrimonio septuagenario con graves problemas de salud y movilidad reducida. La empresa pública, asimismo, tiene en trámites administrativos la ejecución de otras 46 permutas.

Este matrimonio, propietario de una vivienda ubicada en una tercera planta de un edificio sin ascensor ubicado en el Polígono Sur, solicitó la aplicación del protocolo de permuta en la modalidad de adquisición con realojo simultáneo, solicitando que la vivienda de realojo fuera adaptada y sin manifestar preferencia por ninguna zona en concreto. El estado de salud de esta pareja (con minusvalía por problemas óseos y limitación funcional degenerativa) le impide utilizar escaleras, dificultando su vida diaria e impidiéndoles salir a la calle en su anterior vivienda.

En aplicación del Protocolo de Permuta, Emvisesa ha adquirido el piso del matrimonio para su adecuación y posterior adjudicación a una familia compatible, al tiempo que le ha adjudicado una vivienda en régimen de alquiler en la zona de Sevilla Este, en una planta baja de un edificio dotado con ascensor y sin barreras arquitectónicas.

El Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas de Emvisesa está solucionando la demanda de familias que desean, por diferentes motivos, cambiar por otro el piso que legalmente ocupan. “Este protocolo posee diferentes modalidades a las que se pueden acoger personas que cumplan los requisitos fijados, sean o no inquilinos de Emvisesa. La modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a la que se ha acogido la pareja en cuestión, tiene como finalidad el incremento del parque social de viviendas de Emvisesa, además de ofrecer solución habitacional a familias propietarias de viviendas que se encuentren en determinadas condiciones que les impidan satisfacer sus necesidades habitacionales”, según ha explicado el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

En este mismo sitio web está a disposición de los interesados la información necesaria, así como los correspondientes formularios de solicitud de permuta de vivienda.

Emvisesa ha realizado ya 10 cambios de viviendas y tiene pendientes de realizar otros 46 en las diferentes modalidades de sus programas de permutas. Se trata de 56 viviendas protegidas que cumplen todos los requisitos de accesibilidad y se ajustan a las necesidades de sus nuevos inquilinos, y cuyo coste de puesta en carga se estima en 4,5 millones de euros.

 

Mediante el procedimiento excepcional se han permutado 6 viviendas, mientras que el realojo simultáneo ha permitido 1 permuta (otras 6 están pendientes de cerrarse). El proceso de regularización del entorno de Guadaíra Sur ha permitido la permuta de 3 viviendas aislada para su derribo y el traslado de sus propietarios de avanzada edad a viviendas de Emvisesa en Pino Montano. El lunes 29 de octubre se abre la Bolsa de Permuta de Los Pajaritos para permitir el traslado de 40 inquilinos de viviendas municipales en mal estado a otras nuevas.