La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda de Sevilla ha tramitado 1.524 expedientes de familias en riesgo de perder su vivienda, ha facilitado alternativa habitacional en 258 casos de desahucios y ha asesorado en la adjudicación de 276 pisos vacíos captados o recuperados por Emvisesa

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda de Sevilla, OMDV, puesta en marcha en mayo de 2016 por el Ayuntamiento de Sevilla a través de la empresa pública Emvisesa en coordinación con el Área de Asuntos Sociales de la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha tramitado desde entonces y hasta el 30 de junio de 2020 un total 1.524 expedientes relacionados con la necesidad de vivienda o el riesgo de pérdida de la misma en la ciudad. De ellos, 132 se han tramitado en el primer semestre de 2020, un periodo este último en que se han adoptado, además, distintas iniciativas para aliviar el pago de las rentas de alquiler a las familias cuyos ingresos se han visto mermados por las consecuencias económicas y laborales derivadas de la pandemia de la COVID-19.  

Juan Espadas y Felipe Castro abandonando la OMDV.
Juan Espadas y Felipe Castro tras una visita a la OMDV. Archivo de Emvisesa.

El delegado del ramo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han realizado un balance de las actuaciones de la OMDV desde su creación en la anterior legislatura municipal, al tiempo que han puesto especial énfasis en las medidas que se han ido arbitrando para amortiguar los estragos de la pandemia por el coronavirus y en los distintos programas para incorporar más pisos al parque municipal de alquiler. 

De esos 1.524 expedientes tramitados hasta el día 30 de junio pasado, el 74,14 por ciento ya están cerrados, mientras que el resto (25,86 por ciento) se encuentra en trabajos para su resolución.

541 de esos expedientes eran de viviendas en alquiler, cuyos inquilinos sentían el riesgo de pérdida por no poder hacer frente al pago de la renta y 267 eran de viviendas en propiedad cuyos dueños manifestaban dificultades para abonar la hipoteca.

Asimismo, 852 casos del volumen global de expedientes cerrados por la OMDV, el 55,91 por ciento, se tramitaron judicialmente (179 por haber ocupación irregular de la vivienda denunciada por sus legítimos propietarios, en 195 se produjo una ejecución hipotecaria y en 241 medió un procedimiento de desahucio por impago de rentas).

Casi una quinta parte (19,72 por ciento) del volumen total de expedientes tenían la condición de excepcionalidad, es decir, fueron considerados de carácter urgente tras dictaminar los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sevilla la vulnerabilidad de las familias y su riesgo de exclusión social, con la posibilidad incluso de perder la vivienda habitual.

 

En este sentido, en el 100 % de los casos en que se produjo un desahucio o situación que implicaba la pérdida de la vivienda, la OMDV pudo ofrecer a los afectados una alternativa habitacional para evitar el desamparo. “Es decir, ningún expediente se cerró sin que existiera previamente una alternativa habitacional proporcionada por el Ayuntamiento cuando el desahucio se había materializado”, según ha comentado Flores.

En concreto, desde la apertura de la OMDV han sido 258 los expedientes acogidos a este sistema de excepcionalidad, con adjudicaciones directas siempre teniendo en cuenta los criterios marcados por los profesionales de los Servicios Sociales y gracias también al incremento del parque de viviendas municipal con las distintas campañas de captación de viviendas lanzadas por Emvisesa.

Así, a día 30 de junio pasado Emvisesa había logrado captar 276 viviendas que se hallaban vacías, sobre un objetivo de 638 hasta diciembre de 2023. De las 276, con el programa de compras se incorporaron 28 y 15 por la variante del alquiler, junto con otras iniciativas como el ejercicio del derecho de retracto y tanteo en las VPO, permutas de suelos por viviendas ya construidas, el traspaso de pisos en régimen de venta a un régimen de alquiler o los convenios con entidades financieras. Y todo ello ha permitido que, a esa fecha, el número total de viviendas adjudicadas por la empresa pública municipal se elevara a 1.108.

Cada vivienda vacía incorporada o devuelta al parque social de alquiler soluciona el problema de alojamiento de una familia, reduce los costes tanto económicos como medioambientales de la nueva construcción y aleja el fantasma del abandono de los barrios”, ha explicado por su parte Felipe Castro, director gerente de Emvisesa. 

Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.
Imagen de archivo. Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.

Junto con las viviendas vacías rescatadas porque sus inquilinos no las utilizaban por distintos motivos, la empresa municipal Emvisesa ha recuperado 46 que estaban irregularmente ocupadas, tras emprender procedimientos judiciales que tenían como objetivo fundamental garantizar el acceso a la vivienda de aquellas familias incluidas en el Registro de Demandantes o que fueran calificadas como vulnerables por parte de los Servicios Sociales y, por tanto, que cumplían plenamente con la legalidad y los criterios de los técnicos.

En cuanto a las permutas, a 30 de junio se habían realizado un total de 40, destacando las 10 llevadas a cabo por el método de una compraventa con realojo simultáneo –la mayoría son pisos de personas mayores con dificultades de movilidad que les impiden salir de casa–.

Emvisesa posee diferentes programas para facilitar que aquellas familias que habitan en viviendas que no se adaptan a sus necesidades puedan cambiarlas por otras que sí se ajusten. Gracias a dichos programas hemos realizado 40 permutas y estamos tramitando otras 6. Concretamente, el pasado mes de agosto llevamos a cabo una nueva operación de permuta de vivienda con realojo simultáneo. Hemos adquirido la vivienda de una familia cuyos graves problemas de salud la habían convertido en un verdadero piso cárcel y, de forma inmediata, le hemos adjudicado una vivienda adaptada a sus necesidades con un alquiler muy asequible que ronda los 285 euros mensuales. Con este tipo de operaciones, además de solucionar el problema de esta familia, Emvisesa logra ampliar el parque público de viviendas, ya que las viviendas adquiridas se ponen a punto y se adjudican a otras familias compatibles”, ha explicado Felipe Castro.

Permuta Emvisesa. Realojo simultáneo. Felipe Castro.
Felipe Castro entrega las llaves de una vivienda en una operación de permuta con realojo simultáneo ejecutada el pasado mes de agosto.

Al finalizar el primer semestre del año en curso, se contabilizaban 12.799 personas inscritas como demandantes activos de vivienda protegida en el Registro Municipal de Sevilla. La mayoría de ellas, un 61,97 por ciento, eran unidades familiares de un solo miembro, casi la mitad de los inscritos eran jóvenes menores de 35 años, el 54 por ciento eran mujeres y el 76,14 por ciento del total de los registrados tenían una antigüedad como demandante inferior a los tres años.

Un dato significativo es continuo desplazamiento que se está produciendo en las preferencias en el régimen de acceso a una vivienda asequible. Un 40 por ciento de los demandantes de vivienda ya prefiere el alquiler con opción a compra, frente al 32 por ciento de la opción en alquiler y el 28 por ciento de la compra.

Apoyo reforzado a las familias

Por otro lado, el Protocolo Municipal de Protección a Familias con Pocos Recursos, que sustituye a la antigua Renta Social y garantiza la adecuación de los alquileres de Emvisesa a la realidad socioeconómica de cada familia, ha beneficiado con más de 2 millones de euros a 823 hogares sevillanos, a los que hay que sumar 1,1 millones de renta social, bonificaciones para inquilinos de hasta el 95 por ciento del IBI con un importe de 2,69 millones y 0,7 millones del Plan Alquila de la Junta de Andalucía (en total, 5,5 millones). Se asegura, asimismo, que las familias en extrema necesidad no abonarán en concepto de alquiler más del 5 por ciento de sus ingresos mensuales y que ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30 por ciento de sus ingresos en concepto de alquiler.

Este apoyo a las familias se ha reforzado debido a la pandemia de la COVID-19. Así, Emvisesa ha prorrogado hasta el día 30 de septiembre los programas de ayuda a inquilinos y propietarios de viviendas promovidas por la empresa municipal y entre finales de marzo y principios de abril se pusieron en marcha diversos programas de apoyo a inquilinos, autónomos emprendedores, entidades sin ánimo de lucro y proveedores, que incluyen aplazamiento del pago del total de las rentas de alquiler mensual o letras aplazadas. Se han recibido hasta el 30 de junio 225 solicitudes de ayuda para inquilinos (151), propietarios (11) y emprendedores (63).

Junto con la estrategia de recuperación de VPO ocupadas irregularmente para ser entregadas a familias que cumplen las exigencias legales, a 30 de junio de este año habían pasado por los servicios de mediación y resolución de conflictos de la OMDV, con carácter previo a la posible imposición de sanciones, 498 expedientes. Se trata de los resultados del protocolo de convivencia que Emvisesa aprobó en 2016 para afrontar incumplimientos graves de las normas de convivencia vecinal en los bloques de pisos

La aprobación del nuevo Plan Municipal de Vivienda, que prevé más de 1.000 viviendas de nueva construcción, el Programa de Alquiler Asequible, la puesta al día de las solicitudes, los programas de captación de viviendas, las ayudas municipales y también la tramitación de otras ayudas autonómicas al alquiler, las permutas, los protocolos de convivencia para inquilinos o la propia reactivación de la actividad de Emvisesa como promotora de viviendas protegidas, con sus primeras promociones este mismo 2020, han hecho que la empresa municipal recupere la confianza de las y los sevillanos y que la OMDV se convierta en un organismo clave para la política social de la vivienda pública en la ciudad”, ha concluido Juan Manuel Flores.

La OMDV presta desde su inauguración, el 31 de mayo de 2016, un servicio integral a personas con problemas relacionados con la vivienda basado en asesoramiento legal y jurídico, así como en políticas de prevención, mediación y protección.

Informe completo del I Semestre de 2020.

El Ayuntamiento de Sevilla abre la convocatoria urgente de ayudas para micropymes que han tenido que cerrar durante el estado de alarma. Las subvenciones son compatibles con el protocolo de ayuda de Emvisesa para emprendedores arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal

Tal y como adelantó Emvisesa en su noticia del pasado 21 de mayo, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Economía, Comercio y Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana abre desde mañana el plazo para presentar las solicitudes para la convocatoria urgente de ayudas a micropymes que han tenido que cerrar sus negocios durante la duración del estado de alarma y que permitirá compensar gastos en los que hayan tenido que incurrir durante estos meses o impulsar nuevos proyectos de modernización y transformación digital.

El presupuesto inicial de esta convocatoria es de un millón de euros ampliable y, tras su publicación en el día de hoy en el Boletín Oficial de la Provincia, el plazo de presentación de solicitudes por vía telemática será de diez días naturales a contar desde las 9.00 horas del día 28 de mayo.

El objetivo, tal y como se acordó con los principales sectores afectados, es la agilidad en la tramitación de esta convocatoria. Por este motivo, se ha programado su publicación en este mes de mayo con un tiempo máximo de entrega de solicitudes de diez días y con un sistema de resolución que permita que estén concedidas provisionalmente antes del verano.

Para agilizar la tramitación, una vez finalizado el plazo, se recogerán todas las solicitudes presentadas y tras su validación se entregarán las subvenciones en caso de que la cifra de solicitudes se corresponda con el importe finalmente asignado a este programa. Si por el contrario las solicitudes validadas superan el importe asignado se resolverá a través de un sorteo público. El objetivo de este sistema es cumplir con el compromiso con los sectores afectados de no dilatar la entrega de las ayudas y que pueda ser antes del verano de forma provisional.

Esta convocatoria de ayudas se divide en dos líneas. Por un lado, 800.000 euros están destinados a subvencionar gastos en los que hayan incurrido las micropymes durante el periodo de cierre como las cuotas de alquiler, gastos de arrendamiento de equipos, servicios externos, seguros o suministros básicos con un máximo de 1.000 euros por negocio beneficiario. En segundo lugar, una línea 200.000 euros para inversiones en modernización, innovación y transformación digital con los que se podrán financiar gastos en nuevos equipos, hardware, software, APP u otras herramientas con un máximo de 2.500 euros por negocio.

Se han establecido condiciones básicas para el acceso a estas ayudas. Podrán presentarse micropymes ubicadas en Sevilla con un número de trabajadores inferior a las 6 personas y con un volumen de negocio máximo de 250.000 euros al año. Están incluidos todos los sectores que han tenido que cerrar durante el estado de alarma decretado con motivo de la crisis sanitaria por la COVID 19. 

Las solicitudes de las ayudas incluidas en la presente convocatoria se presentarán exclusivamente de forma telemática. Los formularios de solicitud, así como el resto de modelos normalizados a cumplimentar por los solicitantes, se pondrán a disposición de las personas interesadas en la página web del Ayuntamiento de Sevilla: https://www.sevilla.org/reactiva/comercio-emprendimiento/convocatoria-extraordinaria-de-ayudas-a-micropymes-y-autonomos/convocatoria-extraordinaria-de-ayudas-a-micropymes-y-autonomos

Otras ayudas de Emvisesa a emprendedores

Estas subvenciones son compatibles con el Protocolo extraordinario para ayudar a empresas, autónomos, artesanos y entidades sociales que ocupan locales, oficinas y talleres que son de titularidad de Emvisesa. Mediante dicho programa, Emvisesa ofrece a los arrendatarios de los más de 300 inmuebles en alquiler, que hayan suspendido su actividad o estén sufriendo una merma sustancial de sus ingresos debida a la crisis provocada por el COVID-19, una moratoria en el pago de las rentas y un pago posterior fraccionado durante un periodo de hasta 24 meses.

El trámite es completamente telemático desde la web de Emvisesa y ya se han recibido más de 60 solicitudes de arreandatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal.

El Ayuntamiento de Sevilla abrirá una convocatoria extraordinaria de ayudas a micropymes y autónomos compatible con las ayudas de Emvisesa a afectados por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla anunciará la apertura de una convocatoria para conceder subvenciones destinadas a paliar el impacto derivado de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 sobre las microempresas sevillanas que hayan tenido que cerrar sus establecimientos, tras la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020.
 

Las subvenciones están destinadas a microempresas con domicilio fiscal y local de actividad en el término municipal de Sevilla que se hayan visto obligadas a cerrar sus establecimientos, tras la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

Se considera microempresa a toda aquella empresa que no cuente en su plantilla con más de 6 trabajadores por cuenta ajena.

Se exije como requisito haberse mantenido en alta en el régimen de la Seguridad Social o en la Mutua profesional correspondiente y en Hacienda hasta el momento de la presentación de la solicitud.

El volumen de negocio no debe superar los 250.000 euros en cómputo anual. En caso de que el volumen de negocio declarado no correspondiese al año completo, el límite se establecerá proporcionalmente al tiempo durante el cual se hayan generado dichos ingresos.

También  es requisito obligatorio el no estar incurso en alguna de las prohibiciones recogidas en el apartado 2 del artículo 13 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones.

Tipos de ayudas

Línea 1

  1. Gastos de arrendamiento de local de negocio con un máximo de 3 mensualidades.
  2. Gastos de arrendamientos, leasing y/o renting correspondientes a equipamientos necesarios para el desempeño de la normal actividad de la empresa, con un máximo de 3 mensualidades. No serán subvencionables las cuotas correspondientes al ejercicio de opción de compra en los contratos de leasing y/o renting.
  3. Gastos derivados de la contratación de servicios externos, tales como gestoría, mantenimiento, seguridad, vigilancia, etc., que respondan a contratos anuales, con un máximo de 3 mensualidades.
  4. Gastos derivados de la contratación de seguros de responsabilidad civil, incendio, robo o accidentes asociados al local de negocio y necesarios para el desarrollo de la actividad, por un importe máximo igual a la cuarta parte de la cuota anual.
  5. Gastos de suministros, tales como, electricidad, agua, telefonía fija, cuota de internet, etc., con un máximo de tres mensualidades siempre que correspondan al local de negocio de la empresa.

Línea 2

  1. Equipos informáticos o infraestructura de TIC. Hardware en general.
  2. Herramientas de gestión y comercialización con desarrollo a medida: Software y aplicaciones informáticas (apps) a medida.
  3. Bienes de equipo de procesos y auxiliares (maquinaria).
  4. Otras inversiones en activos fijos materiales, no incluidas en los apartados anteriores que sean necesarias para el mantenimiento y mejora de la actividad desarrollada, así como para adaptarse a las nuevas exigencias de seguridad, como pantallas o mamparas separadoras u otros equipos o medidas de protección.

Excluídos

  1. La adquisición de bienes usados.
  2. La adquisición de materiales u otros elementos para la realización de las obras por el propio solicitante.
  3. Los de seguros, fianzas, las tasas, los tributos, los gastos de financiación y los recogidos en el artículo 31.7 LGS. A excepción de los gastos de seguro expresamente indicados como conceptos subvencionables para la línea 1.
  4. Impuestos indirectos susceptibles de recuperación o compensación, como el IVA ni impuestos personales sobre la renta o cualquier otro impuesto.
  5. No se podrán subvencionar gastos o inversiones cuando el prestador de la actividad o vendedor de los activos fuera el adquirente, o se diera un supuesto análogo del que pudiera derivarse auto facturación.

Cuantías

Línea 1

100% DEL GASTO.
MÁXIMO 1000 EUROS

Línea 2

80% DEL GASTO
MÁXIMO 2.500 EUROS

Más información y Respuestas a preguntas frecuentes sobre las subvenciones extraordinarias del Ayuntamiento de Sevilla.

El Ayuntamiento y Emvisesa anunciarán en sus sitios web la apertura de la convocatoria.

Otras ayudas de Emvisesa a emprendedores

Estas subvenciones son compatibles con el Protocolo extraordinario para ayudar a empresas, autónomos, artesanos y entidades sociales que ocupan locales, oficinas y talleres que son de titularidad de Emvisesa. Mediante dicho programa, Emvisesa ofrece a los arrendatarios de los más de 300 inmuebles en alquiler, que hayan suspendido su actividad o estén sufriendo una merma sustancial de sus ingresos debida a la crisis provocada por el COVID-19, una moratoria en el pago de las rentas y un pago posterior fraccionado durante un periodo de hasta 24 meses.

El trámite es completamente telemático desde la web de Emvisesa y ya se han recibido más de 60 solicitudes de arreandatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal.

Emvisesa tramita 150 solicitudes de ayuda de inquilinos, propietarios y autónomos afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado y puesto en marcha diferentes programas de ayuda para aliviar los efectos económicos que la crisis de la COVID-19 está provocando en inquilinos, propietarios, autónomos, entidades sin ánimo de lucro y proveedores relacionados con la empresa municipal.

Emvisesa ha sido una de las primeras empresas promotoras de vivienda en poner en funcionamiento planes de ayuda integrales para personas afectadas por la COVID-19, dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y anticipándose a la normativa que se ha ido publicando en forma de Real Decreto-ley con posterioridad. Así, el 27 marzo, la empresa municipal de la vivienda de Sevilla ya publicó su Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. El 31 de marzo publicó el Protocolo para la aplicación de medidas excepcionales a los contratos de arrendamientos de locales comerciales, talleres y oficinas titularidad de Emvisesa para hacer frente al impacto económico del COVID-19, en el que también se dio cabida a entidades sin ánimo de lucro que desarrollan proyectos sociales en viviendas cedidas por Emvisesa en condiciones ventajosas. Finalmente, el 21 de abril, Emvisesa publicó el Protocolo excepcional para titulares de viviendas promovidas por EMVISESA con cantidades aplazadas, afectados por la crisis sanitaria derivada de la COVID19.

Se trata de un paquete de medidas que ofrece diferentes opciones a las que pueden acogerse quienes hayan visto empeorar su situación económica a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. El sitio web emvisesa.org detalla los diferentes programas disponibles, los requisitos de acceso y ofrece una página de ayuda y 16 líneas telefónicas de atención para los interesados.

En esencia, las ayudas consisten en una moratoria o una reducción de la renta según las posibilidades económicas del solicitante y el programa concreto al que se acoja.

Emvisesa ha previsto que las solicitudes de ayuda puedan tramitarse completamente de manera telemática, en consonancia con lo establecido por la normativa y para evitar desplazamientos y contribuir a reducir los contactos entre personas. El trámite se realiza mediante formularios alojados en el sitio web emvisesa.org y se ofrecen alternativas a la documentación a presentar. En caso de no poder aportar un certificado de Vida Laboral, de empadronamiento o la Declaración de la Renta, se ofrece la posibilidad de descargar y cumplimentar una declaración responsable.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Las ayudas se tramitan en base a los documentos y declaraciones responsables que los interesados aportan. Una vez se vaya relajando el estado de alarma y no existan riesgos para la salud de las personas, iremos requiriendo la documentación original necesaria”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Hasta el momento, Emvisesa ha recibido 146 solicitudes válidas de personas que desean acogerse a alguno de los diferentes programas de ayuda para afectados por la COVID-19. Destacan las 108 solicitudes, un 74% del total, cursadas por inquilinos de Emvisesa. Le siguen las 38 solicitudes, un 26% del total, presentadas por arrendatarios de locales, talleres y oficinas propiedad de Emvisesa, en su mayoría emprendedores autónomos que han visto su negocio cerrado o su actividad muy mermada. Las solicitudes de propietarios de viviendas de Emvisesa han sido redirigidas a otros programas, por no cumplir los requisitos.

Ayudas a inquilinos

El 4 de abril la empresa municipal adaptó su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la COVID-19 al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, lo cual implicó que los solicitantes pudieran acogerse al programa de ayudas propias de Emvisesa o a las reguladas por la citada norma.

Emvisesa cuenta con 2.798 inquilinos, de los que un 3,85% ha solicitado acogerse a alguno de los dos programas de ayuda (Emvisesa COVID-19 y Estatal COVID-19) disponibles. El programa propio de Emvisesa cuenta con mejores condiciones para la mayor parte de los potenciales solicitantes y ha acumulado el 93% de las solicitudes, mientras que el Estatal ha recibido el 7% restante.

 

Desde la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, entidad coordinadora de las ayudas a inquilinos, se está estudiando caso por caso y recomendando el programa más beneficioso para cada solicitante. Por ello, es posible que algunas de las ayudas no concedidas acaben siendo aprobadas en segunda opción y que algunas ayudas pre aprobadas en un programa, pasen a otro si éste es más beneficioso para los solicitantes”, afirma Felipe Castro.

El 70,37% de las ayudas solicitadas se han concedido o están pendientes de aportar algún documento para su aprobación, mientras que el 29,63% restante no han sido concedidas, pudiendo algunas acceder a otro programa. Los motivos fundamentales para no aprobar la concesión de la ayuda son el no demostrarse vulnerabilidad, tal y como exige el protocolo y el Real Decreto-ley que regula estas ayudas, o bien no hallarse correlación entre la situación económica y la crisis provocada por la COVID-19.

Cada solicitud supone, de media, una ayuda de 256 euros mensuales. En caso de llegar a las 420 ayudas concedidas (un 15% del parque de alquiler), Emvisesa dejaría de ingresar más de 107.000 euros mensuales.

El 55% de las personas que se han acogido al programa de ayuda propio de Emvisesa abonará una renta mensual equivalente al 10% de sus ingresos (con un mínimo de 75€ de renta mensual) hasta que se decrete el fin del estado de alarma o la empresa municipal lo anuncie en su sitio web. El 17% abonará una renta equivalente al 5% de sus ingresos mensuales disponibles (con un mínimo de 45 euros mensuales) y el 28% restante abonará 25 euros mensuales de renta de alquiler.

En el 59% de las ayudas aprobadas los solicitantes se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE); en el 23% se trataba de autónomos obligados a un cese de actividad; un 5% de las familias han sufrido ambas casuísticas, mientras que en el 13% restante se ha dado una situación de desempleo que afecta a la unidad de convivencia.

Ayuda a autónomos

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal. En su mayoría se trata de emprendedores y pequeños empresarios autónomos que han visto sus negocios cerrados o su actividad muy mermada a causa de la COVID-19.

El 89,5% de las solicitudes están completas o en trámites de completarse tras los requerimientos oportunos por parte de Emvisesa, mientras que el 10,5% restante aún tienen la oportunidad de ajustarse a los requisitos exigidos en el protocolo de ayuda.

Una vez aprobadas las ayudas y de manera general, los solicitantes gozarán de un aplazamiento por el que podrán dejar de abonar hasta el 50% de sus recibos de alquiler entre los meses de abril y diciembre de 2020 y abonar la diferencia en 24 meses a partir de enero de 2021, sin gastos ni intereses de ningún tipo.

Las 38 solicitudes tramitadas supondrían que Emvisesa aplazaría hasta 94.726 euros de rentas en 24 meses. La media es de hasta 2.500 euros de aplazamiento por solicitud de ayuda aprobada. En caso de llegar a las 94 ayudas concedidas (un 30% del parque de locales comerciales, talleres y oficinas), Emvisesa aplazaría aproximadamente 235.000 euros de renta a 24 meses.

Emvisesa ha reforzado la atención a las personas afectadas por la COVID-19 mediante media docena de programas de ayuda. Todos los empleados de la empresa municipal están trabajando sin descanso para aliviar la crisis de los más afectados y contribuir a la reactivación económica. Técnicos, personal jurídico, administrativos, economistas… El personal que atiende los teléfonos y responde los correos está realizando turnos que van más allá de su horario de forma voluntaria y estamos recibiendo cientos de mensajes de agradecimiento y felicitación. El apoyo por parte del Ayuntamiento nos está permitiendo responder con todos estos programas de ayuda y con licitaciones que alivian la crisis a numerosas familias”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro sobre el balance provisional de los planes de ayuda de Emvisesa a afectados por la COVID-19:

Ayudas de Emvisesa para afectados por la crisis provocada por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha aprobado Protocolos ordinarios y extraordinarios para contribuir a aliviar las dificultades económicas que la crisis de la COVID-19 está causando a inquilinos, propietarios, autónomos emprendedores, entidades sin ánimo de lucro y proveedores.

Se trata de medidas excepcionales enmarcadas en la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Emvisesa ha habilitado un espacio en la web de la empresa municipal que permite que toda la tramitación sea telemática, con apoyo telefónico en caso de ser necesario.

El Ayuntamiento de Sevilla ofrece una moratoria del pago de las rentas a los locales, oficinas y talleres dependientes de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo, ha aprobado un Protocolo extraordinario para ayudar a empresas, autónomos, artesanos y entidades sociales que ocupan locales, oficinas y talleres que son de titularidad de Emvisesa. De esta forma, se ofrece a los arrendatarios de los más de 300 inmuebles en alquiler, que hayan suspendido su actividad o estén sufriendo una merma sustancial de sus ingresos debida a la crisis provocada por el COVID-19, una moratoria en el pago de las rentas y un pago posterior fraccionado durante un periodo de hasta 15 meses ampliado a 24 meses.

Esta medida se enmarca dentro de la estrategia de apoyo a los sectores más afectados por la paralización de la actividad económica dentro de las competencias municipales que coordina el comité de seguimiento municipal sobre el coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y del que forman parte el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y la delegada de Recursos Humanos y Modernización, Clara Macías.

El protocolo, que entra en vigor en el día de hoy, abre la posibilidad de solicitar esta moratoria en el pago del alquiler a aquellas empresas, autónomos, artesanos o entidades sociales que hayan tenido que cerrar por el primer decreto de alarma o por la ampliación aprobada el 29 de marzo, así como aquellos que hayan podido mantener su actividad pero que hayan experimentado una disminución de los ingresos en el último mes de un 75% respecto al promedio del semestre anterior. Aquellos que soliciten esta moratoria, tendrán la posibilidad de acceder a un pago fraccionado de la cantidad pendiente hasta en 15 meses, a partir del 1 de enero de 2021.

El parque de actividades terciarias de Emvisesa incluye establecimientos abiertos al público, oficinas, talleres artesanales y sedes de entidades sociales que han puesto en marcha proyectos a través de algunos de los programas de la empresa municipal. También se ofrece la posibilidad de acogerse a este protocolo extraordinario de ayuda a las viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro donde se desarrollen proyectos sociales.

En todos estos casos, los inquilinos ya cuentan con condiciones por debajo de las cifras del mercado y, en aquellos que forman parte de las convocatorias de promoción de empleo, las obras han sido ejecutadas además por el Ayuntamiento a través de recursos de la empresa municipal o de la Delegación de Empleo, Bienestar Social y Coordinación de Planes Integrales.

Felipe Castro resume el Protocolo:

Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La estrategia del gobierno de la ciudad es dar todas las facilidades y el apoyo posible, dentro de las competencias municipales, a las empresas, autónomos y entidades que más están sufriendo las consecuencias económicas de la paralización de la actividad por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID 19, y al mismo tiempo, priorizar una intervención social sobre aquellos hogares que puedan entrar en situación de vulnerabilidad por la pérdida de recursos económicos”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y coordinación de planes integrales de transformación social, Juan Manuel Flores.

En este sentido, este programa de ayuda a los autónomos, empresarios y entidades se suma a la línea de reducciones en los alquileres a inquilinos de viviendas públicas de Emvisesa que hayan podido entrar en una situación de vulnerabilidad social debido a las consecuencias económicas de la pandemia dado que se hayan visto sin empleo o con sus negocios cerrados. La empresa está realizando estudios personalizados de aquellos casos que lo soliciten y cumplan los requisitos establecidos con el objetivo de adecuar sus rentas a sus dificultades económicas mientras dure el estado de alarma y a la espera de que posteriormente puedan tramitar las correspondientes ayudas sociales del área de Bienestar Social.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda da respuesta a 1.400 familias en riesgo de perder su hogar, canaliza las ayudas sociales del Ayuntamiento a inquilinos de Emvisesa sin recursos para abonar la renta de alquiler y gestiona las permutas con realojo simultáneo desde “pisos cárcel” a viviendas públicas adaptadas

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes integrales, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han presentado un avance del balance de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), que estará disponible en breve en el sitio web de la empresa pública de la vivienda.

Se trata del séptimo informe que presenta la OMDV, una vez que ha superado los dos años y medio en funcionamiento, en el que destaca la atención a más de 10.000 personas de las que 1.392 se encontraban en riesgo de perder sus viviendas, mayoritariamente por órdenes de desahucios o impagos de rentas. Todas ellas han contado con asesoramiento, mediación y, en su caso, una alternativa habitacional.

La ciudad de Sevilla cuenta con una política social de vivienda al servicio de las familias con mayores necesidades. La OMDV junto a las diferentes estrategias puestas en marcha desde el ámbito de Servicios Sociales y desde Emvisesa, nos ha permitido transformar por completo la respuesta que ofrecía la ciudad a las personas con necesidades sociales, urgentes o no, relacionadas con la vivienda. Se están aportando respuestas y soluciones a problemas habitacionales que se presentan en vecinos y vecinas de estas zonas de la ciudad y constituye una línea de acción relevante dentro de la estrategia municipal de intervención integral en barrios desfavorecidos”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social.

Evolución en la gestión de expedientes de la OMDV.
Evolución en la gestión de expedientes de la OMDV.

De acuerdo con los datos que figuran en los informes semestrales que se realizan, fue en el inicio del funcionamiento de esta oficina cuando se produjo una mayor demanda por parte de familias en riesgo de perder su vivienda. Concretamente, 655 en los primeros 12 meses. En estos momentos, sin embargo, la cifra ha descendido y se ha estabilizado en torno a 25 expedientes mensuales.

Clasificación de expedientes según título de ocupación y tipo de propietario. Informe OMDV.
Clasificación de expedientes según título de ocupación y tipo de propietario. Informe OMDV.

De estas personas en riesgo de perder su vivienda, la mayoría —500 en total— eran inquilinos que no podían hacer frente a los pagos de la renta. Le siguen, con 368 casos, las personas o unidades de convivencia que han acudido a la oficina y que ocupaban pisos sin el correspondiente título legal. En tercer lugar, se han registrado 254 casos de viviendas en propiedad cuyos dueños no han podido seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución.

En todos estos casos, las personas han contado con el apoyo de la Oficina Municipal y de los Servicios Sociales y han dispuesto al menos de una alternativa habitacional”, subrayó Juan Manuel Flores, quien destacó que en este periodo el Ayuntamiento ha llegado a entregar por la vía de excepcionalidad una vivienda a un total de 261 familias en situación de emergencia por riesgo de exclusión social.

Ayudas Sociales al alquiler.
Ayudas Sociales al alquiler.

El delegado, además, ha subrayado otras líneas de actuación que se coordinan a través de la OMDV como es el caso de las ayudas directas al hogar a través de programas como las prestaciones complementarias o las ayudas económicas para familias con menos recursos. En estos cuatro últimos años se han concedido ayudas por un importe de 12,7 millones de euros a través de esta vía, superando los 3 millones de euros en ayudas a inquilinos de Emvisesa para abonar el alquiler.

En cuanto al protocolo de permutas, destinado a buscar una solución a personas o familias que habitan en viviendas con graves problemas de accesibilidad, en los últimos años se han producido importantes avances a través de la Oficina. Actualmente, Emvisesa tiene una bolsa de permutas con 120 solicitudes y se han gestionado tres expedientes de permutas excepcionales de inquilinos de promociones. Además, se han cerrado ya nueve operaciones de compra con realojo simultáneo a familias con graves problemas de accesibilidad y hay otros nueve expedientes en marcha.

En este sentido, el último consejo de administración de Emvisesa aprobó dos expedientes nuevos de permutas. Por un lado, se trata de una familia residente en una vivienda en altura sin ascensor ubicada en una Zona de Transformación Social y que cuenta con un menor con graves problemas de salud que le obligan a ir en silla de ruedas. Dado que su vivienda se había convertido en un denominado ‘piso cárcel’, el protocolo de permuta ha permitido que Emvisesa haya adquirido dicha vivienda y se les haya facilitado, bajo alquiler social, otra vivienda accesible en otra zona de Sevilla. En el segundo caso, Emvisesa ha adquirido el piso en el que vivía un matrimonio de avanzada edad y con graves problemas de salud. Era una tercera planta sin ascensor y también está ubicado en otra Zona de Transformación Social. Esta pareja solicitó la aplicación del protocolo de permuta con especial interés en que se les buscara una alternativa cerca de donde reside una de sus hijas para que pudiera atenderles. Ahora se trasladan a un piso de Emvisesa cercano a la residencia de su hija, mientras que la empresa ha adquirido su vivienda.

Aplicación del Protocolo de Convivencia por parte de la OMDV.
Aplicación del Protocolo de Convivencia por parte de la OMDV.

Dentro de este balance, el delegado y el gerente de Emvisesa también hicieron referencia al protocolo de convivencia puesto en marcha a fin de resolver conflictos en los bloques de Emvisesa, ofreciendo un servicio especializado de mediación además de un marco sancionador y disciplinario. Desde la aprobación del protocolo de convivencia se han abierto 417 expedientes, de los cuales 145 se iniciaron durante el 2019.

Datos del Registro de Demandantes de Viviendas Protegidas.
Datos del Registro de Demandantes de Viviendas Protegidas.

Ante el inicio inminente de nuevas actuaciones dentro del Plan Municipal de la Vivienda, la OMVD también ha hecho balance actualizado del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla, en el que figuran 11.970 personas inscritas, siendo el 57% unidades familiares de un solo miembro y menores de 35 años. Respecto a la vivienda, un 40% de los inscritos desea alquiler con opción a compra, el 35% alquiler y el 25% compra.

Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.
Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.

Felipe Castro recordó que Emvisesa tiene en uso la totalidad de su parque de viviendas disponibles, alcanzando las 1.050 viviendas sociales adjudicadas durante el período 2015-2019. También ha incrementado su parque de alquiler un 15%, llegando a las 2.800 viviendas. “Durante los próximos meses vamos a continuar trabajando para iniciar las licitaciones de las que serán las próximas promociones de viviendas y alojamientos protegidos, entre ellas Cisneo Alto, Hacienda El Rosario, García Ramos, Torreblanca RP2, San Juan de la Salle ó calle Sol. Es importante destacar que hemos logrado garantizar la financiación del 100% del programa de nueva construcción y rehabilitación de Emvisesa. En total, Emvisesa promoverá más de 1.000 nuevas viviendas protegidas a las que habrá que sumar las  que promueva la iniciativa privada. Hablamos de un mínimo de 2.000 viviendas y alojamientos protegidos más todas aquellas que sigamos sumando gracias a otros programas del PMVS, como el de captación de viviendas vacías que ya nos ha permitido hacernos con unas 260 viviendas que no tenían uso“, ha declarado Felipe Castro.

El Ayuntamiento ofrece, a través de Emvisesa y la OMDV, soluciones a más de 1.200 familias sevillanas con necesidad urgente de alojamiento o en riesgo de perder su piso y en el 100% de los casos de desahucio se habilitó una alternativa habitacional

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) que se encuentra adscrita a la empresa municipal Emvisesa, ha tramitado un total de 1.215 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma entre el segundo semestre de 2016, cuando se puso en funcionamiento, y el día 30 de junio de 2019, según indican los datos del informe semestral –el sexto ya– que realiza Emvisesa.

En el 100 % de los casos en que se produjo desahucio o una situación que implicaba la pérdida de la vivienda, la OMDV pudo ofrecer a los afectados una alternativa habitacional para evitar el desamparo, y el 72%–casi tres de cada cuatro– de los expedientes abiertos en relación a la necesidad de vivienda y riesgo de pérdida se encuentran ya cerrados.

Quiero resaltar la eficacia de los profesionales de esa oficina municipal, que tratan de buscar una salida habitacional a las familias que corren el riesgo de desamparo”, ha comentado el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores.

Durante el primer año de funcionamiento de la OMDV se abrió el 54% del total de los expedientes. Progresivamente, la apertura se ha ido ralentizando, “y confiamos en que se estabilice en 20 casos mensuales, aproximadamente”, ha apuntado Flores, quien ha destacado la coordinación entre Emvisesa y el Área de Bienestar Social.

Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.
Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.

La evolución del registro de expedientes, a tenor de esos informes semestrales, ha sido la siguiente:

• Segundo semestre de 2016: 367 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 288 expedientes.
• Segundo semestre de 2017: 130 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 116 expedientes.
• Segundo semestre de 2018: 126.
• Primer semestre de 2019: 188 expedientes.

Al analizar el título de ocupación de las viviendas objeto de esos 1.215 expedientes tramitados, en 436 casos se trata de viviendas en alquiler, cuyos inquilinos corren el riesgo de pérdida de la misma por no poder continuar haciendo frente al pago de la renta. Al alquiler le sigue la ocupación ilegal, con 329 casos: se trata de personas o unidades de convivencia que ocupan la vivienda sin el correspondiente título legal, incurriendo en riesgo de perderla cuando sus legítimos propietarios inician acciones para recuperarla. En 222 casos se trata de viviendas en propiedad cuyos dueños no pueden seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución. Asimismo, en el 51,8% de los expedientes tramitados desde la apertura de la oficina, el dueño de la vivienda era una entidad bancaria.

El 76% de los 871 expedientes cerrados por la OMDV han llegado a tramitarse judicialmente. Y ocupación ilegal, ejecución hipotecaria y desahucio por el impago de renta copan el 75% del total de procedimientos judiciales.

Protocolos de convivencia y permutas

Desde la aprobación del Protocolo de Convivencia hasta el día 30 de junio pasado, se han abierto 341 expedientes al respecto, de los cuales 69 se iniciaron durante el primer semestre de 2019. De todos esos expedientes, 126 se encontraban cerrados a la fecha indicada, con 78 inquilinos sancionados por incumplimientos del mismo, efectuándose 21 resoluciones de contrato.

Evolución en los protocolos de convivencia abiertos por la OMDV.

Y con respecto al Protocolo de Permutas, hay 17 viviendas en la Bolsa de Permutas publicada en la web de Emvisesa, una permuta se ha realizado por el procedimiento excepcional de cambio y otras 5 mediante el de adquisición con realojo simultáneo.

Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.
Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.

El realojo simultáneo permite adquirir viviendas sin ascensor, pertenecientes sobre todo a mayores con problemas de movilidad, y adjudicarles otras adecuadas a sus necesidades, en promociones situadas en barrios con todos los servicios, ascensor y plaza de garaje.

Demanda de vivienda protegida en Sevilla

Respecto a la demanda de vivienda protegida en Sevilla, a mediados de 2019 había 10.949 personas inscritas como demandantes activos de vivienda protegida en el Registro Público Municipal de Sevilla. La cifra se mantiene estable entre los 10.000 y 12.000 inscritos según las series históricas, pero desde Emvisesa se espera que haya un aumento con el anuncio de nuevas promociones de VPO y la mayor actividad de la empresa pública en años, según ha sostenido el delegado Juan Manuel Flores.

La mayoría de los inscritos, un 64,80%, forman parte de unidades familiares compuestas por un solo miembro.

Las preferencias en el régimen de tenencia indican que un 35% preferirían acceder a una vivienda protegida en alquiler, el 25% en venta y el 40% en alquiler con opción a compra. Por tanto, sea directamente en propiedad o bien alquilándola en un primer momento para ejercer una opción de compra con posterioridad, existe una importante demanda de viviendas en propiedad, a la que va a responder el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla. El PMVS prevé destinar un 60% de sus viviendas a régimen de alquiler y el resto a venta.

El 48,21% de los inscritos como demandantes de vivienda protegida en Sevilla pertenecen al grupo de especial protección “jóvenes menores de 35 años”. Les siguen en número las “familias monoparentales con hijos a cargo”, que suponen el 9% de las inscripciones.

El 68,24% de las personas inscritas como tienen una antigüedad inferior a los tres años. El 65% poseen unos ingresos no superiores al IPREM, es decir, 537,84 euros mensuales o incluso menos. En ese sentido, Emvisesa ha puesto en marcha medidas para que las familias en extrema necesidad no abonen en concepto de alquiler más del 5% de sus ingresos mensuales y ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.

Por último, la OMDV recibió más de 360 solicitudes para tramitar las ayudas PPR para familias con pocos recursos durante 2017, que se suman a las 440 tramitadas durante 2018 y las 473 en lo que va de 2019. Todas ellas se remiten a la Delegación de Bienestar Social, que comprueba el cumplimiento de requisitos y determina la ayuda que corresponde a cada caso. A la fecha, los datos de que dispone Emvisesa indican que se conceden más del 64% de las ayudas solicitadas.

Comienzan las obras de adecuación de la nueva “Oficina de información y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla”

Hoy se han iniciado las obras de adecuación del local comercial  propiedad de Emvisesa que se convertirá en sede de la Oficina  de  información  y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.

Peninsular de Obra Civil y Edificación ,S.L., empresa adjudicataria de la licitación, está siendo la encargada de llevar a cabo las obras de esta nueva oficina de asesoramiento para la ciudadanía. La duración prevista de las obras es de 37 días naturales.

El local se encuentra en la avenida de San Jerónimo, junto a las sedes tanto de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), como del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida.

Obras de adecuación del local comercial propiedad de Emvisesa que se convertirá en sede de la Oficina de información y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.
Obras de adecuación del local comercial propiedad de Emvisesa que se convertirá en sede de la Oficina de información y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa dan así cumplimiento al programa número 8 del nuevo Plan Municipal de la Vivienda, cuyo objeto es la colaboración de los entes públicos con el tejido asociativo profesional para la implantación y desarrollo por parte de Emvisesa de una Oficina de Información Ciudadana para la Accesibilidad, Mejora Energética, Rehabilitación y Accesibilidad de la Vivienda.

La nueva Oficina estará abierta a toda la ciudadanía y prestará una atención personalizada tanto a particulares como a asociaciones, entidades vecinales o comunidades de propietarios.

En la misma tendrán lugar sesiones informativas y formativas dirigidas a ciudadanos, administradores de fincas y comunidades, en colaboración con técnicos especializados y fabricantes, con temática sobre medidas activas y pasivas para la eficiencia energética, accesibilidad y seguridad.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha afirmado que “la Oficina de Asesoramiento de San Jerónimo tendrá una orientación eminentemente práctica, y los interesados tendrán acceso a exposiciones de materiales e instalaciones capaces de producir notables ahorros en la factura de los suministros eléctrico, así como de gas y agua. Cualquier ciudadano podrá acudir para conocer qué medidas concretas puede aplicar en su hogar, con el fin de lograr ahorros en sus facturas de electricidad, agua o gas y contribuir a hacer de Sevilla una ciudad más sostenible. Un simple aislamiento apropiado puede producir un ahorro energético de hasta el 30% y el gasto en iluminación de una casa representa el 20%. También nos parece vital la conexión con los administradores de fincas, ya que los consumos de suministros comunitarios representan un porcentaje muy importante del total y, a menudo, se descuidan”.

La Oficina de información y asesoramiento también gestionará para los ciudadanos las ayudas públicas disponibles para rehabilitar y mejorar la accesibilidad de sus viviendas, así como optimizar sus consumos energéticos.

Finalmente, la Oficina de Rehabilitación contempla entre sus funciones la intermediación con entidades públicas y privadas que puedan aportar mejoras desde el punto de vista de la sostenibilidad y la accesibilidad.

Interior del local comercial sede de la Oficina de información y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.
Interior del local comercial sede de la Oficina de información y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.

La próxima semana la empresa pública de la vivienda de Sevilla participará en la presentación del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible(PACES) ,así como de Rehabilitaverde 2020, en un acto conjunto con la Corporación de Empresas Municipales de Sevilla (CEMS) y el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla (COAAT).

Cisneo Alto. Imagen 3D del aspecto que tendrá la promoción de 83 viviendas a construir por Emvisesa.
Cisneo Alto. Imagen 3D del aspecto que tendrá la promoción de 83 viviendas a construir por Emvisesa.

Emvisesa ya tiene en marcha las 20 medidas contempladas en el nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla 2018-2023, entre otras el Programa de Alquiler Asequible, el concurso de proyectos para la construcción de 628 nuevas viviendas, el desarrollo con medios propios de proyectos para otras 86 viviendas y 50 alojamientos o la segunda campaña de captación de viviendas vacías, que aspira a incrementar las 253 viviendas vacías captadas o recuperadas por la Empresa Municipal.

Sevilla contará con una “Oficina de Información y Asesoramiento al Ciudadano en Materia de Mejora Energética, Rehabilitación y Accesibilidad de la Vivienda”, gestionada por Emvisesa. La licitación de las obras de adecuación del local que albergará su sede ya está abierta

Ya está publicado el anuncio de licitación de las obras  de  adecuación  del local comercial  propiedad de Emvisesa que se convertirá en sede de la Oficina  de  información  y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla.

El local se encuentra en la avenida de San Jerónimo, junto a las sedes tanto de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), como del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa dan así cumplimiento al programa número 8 del nuevo Plan Municipal de la Vivienda, cuyo objeto es la colaboración de los entes públicos con el tejido asociativo profesional para la implantación y desarrollo por parte de Emvisesa de una Oficina de Información Ciudadana para la Accesibilidad, Mejora Energética, Rehabilitación y Accesibilidad de la Vivienda.

La nueva Oficina estará abierta a toda la ciudadanía y prestará una atención personalizada tanto a particulares como a  asociaciones, entidades vecinales o comunidades de propietarios.

En la misma tendrán lugar sesiones informativas y formativas dirigidas a ciudadanos, administradores de fincas y comunidades, en colaboración con técnicos especializados y fabricantes, con temática sobre medidas activas y pasivas para la eficiencia energética, accesibilidad y seguridad.

La Oficina de Rehabilitación tendrá una orientación eminentemente práctica, apoyada en exposiciones de materiales e instalaciones capaces de producir notables ahorros en la factura de los suministros eléctrico, así como de gas y agua.

También gestionará para los ciudadanos las ayudas públicas disponibles para rehabilitar y mejorar la accesibilidad de sus viviendas, así como optimizar sus consumos energéticos.

Finalmente la Oficina de Rehabilitación también contempla entre sus funciones la intermediación con entidades públicas y privadas que puedan aportar mejoras desde el punto de vista de la sostenibilidad y la accesibilidad.

Emvisesa va a cumplir el objetivo marcado en el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación que contempla la puesta en marcha de la Oficina  de  información  y asesoramiento al ciudadano en materia de mejora energética, rehabilitación y accesibilidad de la vivienda en Sevilla durante el presente año 2019.

El   procedimiento   de   contratación   elegido   para   llevar   a   cabo   esta   contratación   es   el procedimiento abierto simplificado. El plazo de ejecución de la obra será de 75 días naturales. El presupuesto de licitación, IVA no incluido, es de 79.825,50 euros.

Los interesados en participar en la licitación pueden hacerlo hasta el próximo día 2 de abril. Todos los detalles y pliegos están recogidos en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Emvisesa continúa avanzando en el desarrollo de las 20 medidas contempladas en el nuevo PMVS 2018-2023. Destacan entre ellas el concurso de proyectos para la construcción de 628 nuevas viviendas, cuyo plazo ha concluido con más de 100 propuestas presentadas por diferentes estudios de arquitectura  que desde hoy están siendo valoradas por el jurado.

Asimismo, Emvisesa está desarrollando con medios propios los proyectos de otras 86 viviendas y 50 alojamientos.

Está en marcha la segunda campaña de captación de viviendas vacías, que aspira a incrementar las 147 viviendas vacías captadas o recuperadas durante la legislatura por la Empresa Municipal.