Emvisesa realiza su undécima permuta con realojo simultáneo para solucionar un grave problema a una familia confinada en un ‘piso cárcel’

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, ha vuelto a aplicar el protocolo de permuta con realojo simultáneo en la adquisición de una nueva vivienda y la entrega inmediata a sus propietarios de otra en alquiler. En concreto, ha adquirido el piso situado en una segunda planta sin ascensor de una pareja octogenaria incapacitada para subir las escaleras del edificio –de forma que se había convertido en un ‘piso cárcel’– e, inmediatamente, le ha adjudicado otra vivienda adaptada a sus necesidades y con un alquiler a precio asequible que ronda los 280 euros mensuales, más gastos.

La operación de compra de esta vivienda, ubicada en el barrio de Los Pájaros, se ha realizado por 22.890 euros. Por su parte, el nuevo piso adjudicado en régimen de alquiler radica en una planta baja en un  edificio con ascensor desde sótano a cubierta, en esa misma zona donde la familia tiene arraigo, se adapta a sus necesidades y le permite una vida normal. Este caso fue previamente analizado por los Servicios Sociales Municipales, que comprobaron que se cumplían todos los requisitos para la permuta.

Con este tipo de operaciones, además de solucionar el problema de esta familia, Emvisesa amplía el parque público de viviendas, puesto que las viviendas adquiridas se ponen a punto y se adjudican a otras familias compatibles”, explica Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social.

Felipe Castro hace entrega de las llaves de su nueva vivienda a la pareja protagonista de la permuta con realojo simultáneo.
Felipe Castro hace entrega de las llaves de su nueva vivienda a la pareja protagonista de la permuta con realojo simultáneo.

Hasta ahora, Emvisesa ha ejecutado cuarenta y siete permutas de viviendas a través de distintos programas que tratan de adaptar las viviendas a las necesidades de cada familia. De ellas, once se han llevado a buen término mediante el programa de permuta con realojo simultáneo. Ya se está produciendo el efecto boca a boca, que es un gran síntoma del éxito de esta iniciativa. Nuestro sitio web tiene disponibles tanto las bases del protocolo como los formularios de solicitud“, ha añadido Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

 “Supimos de la posibilidad de vender nuestra vivienda a Emvisesa y recibir otra en alquiler gracias a unos vecinos, una pareja mayor de nuestra misma calle que no podía subir las escaleras, a los que Emvisesa les compró su vivienda y les dio otra en alquiler hace unos meses. Les dieron una vivienda nueva con ascensor y decidimos presentar la solicitud. Seguimos viviendo en el barrio, podemos entrar y salir sin ayuda y, además, una pareja joven podrá utilizar nuestro antiguo piso”, declara José G. S., uno de los integrantes de la pareja.