El Ayuntamiento concede ayudas directas a 22 profesionales autónomos, pymes y entidades sociales arrendatarios de locales de Emvisesa por un importe de 111.000 euros

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha concedido ayudas directas a profesionales autónomos, pymes y entidades sociales que desarrollan sus proyectos en locales de Emvisesa por un importe de 111.000 euros con el objetivo de contribuir al abono de los alquileres mensuales ante la caída de ingresos provocada por la crisis sanitaria. Asimismo, se han concedido moratorias por un importe de 140.000 euros para otros 40 titulares de locales. Este programa se enmarca dentro de la estrategia puesta en marcha por el Ayuntamiento en apoyo de los sectores económicos más afectados por la pandemia.

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han formalizado hoy la adjudicación del programa de ayudas directas para la reducción de las cuotas de alquiler que se apoya en una convocatoria pública aprobada el pasado mes de marzo con un presupuesto base de 200.000 euros. Todas las empresas, autónomos y entidades que se han presentado y cumplían los requisitos de la convocatoria han recibido las ayudas hasta sumar un importe de 111.000 euros, de los cuales 80.000 euros se han destinado a apoyar proyectos empresariales y 31.000 euros a iniciativas sociales de entidades. Con los fondos restantes se abrirá una nueva convocatoria.

Con estas ayudas colaboramos en el mantenimiento de las actividades implantadas en locales de Emvisesa y en la conservación del empleo y frenamos la posibilidad de cierres de negocios o programas sociales afectados por la crisis sanitaria”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales, Juan Manuel Flores, quien incidió en que desde el Ayuntamiento se van a seguir adoptando todas las medidas posibles en apoyo de los sectores económicos afectados por la crisis sanitaria.

Daniel Muñoz, responsable de Terciario en Emvisesa; Juan Manuel Flores y Felipe Castro.
Daniel Muñoz, responsable de Terciario en Emvisesa; Juan Manuel Flores y Felipe Castro.

Además del programa de ayudas directas, Emvisesa puso en marcha una   moratoria en el pago de las rentas de los alquileres de estos inquilinos siempre que acreditasen estar en una situación de dificultad financiera a consecuencia de la crisis generada por el COVID-19, mientras durase la emergencia sanitaria. En total, se acogieron a esta medida 40 arrendatarios de Emvisesa por un importe de 140.000 euros.

Felipe Castro resumió las cinco medidas más importantes que Emvisesa, en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, ha llevado a cabo para apoyar a emprendedores y asociaciones arrendatarias de locales comerciales de Sevilla, además de potenciar el empleo en los barrios:

  1. Gracias a dos convocatorias del Plan de Empleo, se han entregado un total de 20 locales que estaban en bruto y que, tras una inversión de 1 millón de euros, albergan distintas iniciativas que generan más de 100 puestos de trabajo. “Emvisesa ya trabaja en una tercera convocatoria del Plan de Empleo y Adecuación de Locales para adaptar algunos de los pocos locales que aún se encuentran en bruto a las iniciativas que en ellos se van a desarrollar“, ha mencionado Felipe Castro.
  2. Adicionalmente al Plan de Empleo y Adecuación de Locales Comerciales de Emvisesa, se han entregado otros 8 locales en condiciones beneficiosas gracias al “Programa Tres Barrios Amate para la dinamización de zonas desfavorecidas”.  “Save the Children inauguró en noviembre el primer Centro de Recursos para la Infancia y la Adolescencia (CRIA) de Andalucía, en locales cedidos en condiciones ventajosas por Emvisesa“.
  3. Moratoria concedida a 40 arrendatarios de locales comerciales de Emvisesa en diferentes sectores de la ciudad y por un importe aproximado de rentas de 140.000 euros.
  4. Las ayudas directas formalizadas hoy para 22 profesionales autónomos, pymes y entidades sociales arrendatarios de locales de Emvisesa por un importe de 111.000 euros.
  5. Nueva convocatoria abierta hasta el 6 de septiembre para que entidades sin ánimo de lucro implanten proyectos sociales en locales de Emvisesa situados en Nuevo Amate. “Las asociaciones adjudicatarias contarán con un periodo de carencia de 12 meses, durante los cuales quedarán exentas del pago de renta. La renta establecida para esta convocatoria tendrá un descuento del 60% sobre la renta aprobada para estos locales“, ha finalizado el director gerente de Emvisesa.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, publica un nuevo estudio específico sobre la situación de las viviendas con fines turísticos

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha publicado un Estudio específico sobre la vivienda con finalidad turística en la capital andaluza. En él se aprecia con claridad la influencia de la pandemia en la disminución de viviendas con fines turísticos y su trasvase al mercado de alquiler convencional.

El Estudio incluye una aplicación que permite consultar la presión turística residencial en cualquier barrio de Sevilla, incluyendo las viviendas registradas, las ofertadas en portales dedicados y su evolución temporal.

Presión turística residencial.
Presión turística residencial.

Las viviendas con fines turísticos (VFT) son aquellas ubicadas en inmuebles situados en suelo de uso residencial, donde se ofrece mediante precio un servicio de alojamiento en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de forma habitual y con fines turísticos. Se presumirá que existe habitualidad y finalidad turística cuando la vivienda sea comercializada o promocionada en canales de oferta turística. La normativa obliga a formalizar la inscripción de las VFT en el Registro de Turismo de Andalucía.

Si comparamos los datos de vivienda con finalidad turística contenidos en el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla con los datos actuales obtenidos en el Estudio, comprobamos que el número de VFT ofertadas en la actualidad ha disminuido notablemente (52%), por lo que esas 6.000 viviendas que antes se comercializaban como VFT y que ahora no están en ese mercado, han incrementado la oferta de vivienda destinada al alquiler convencional o a otros usos diferentes del turístico.

Evolución de las VFT publicitadas en portales.
Evolución de las VFT publicitadas en portales.

En la comparativa se tiene en cuenta la oferta que aparece en canales de oferta turística (tipo Airbnb) y no las viviendas inscritas en el Registro de Turismo de Andalucía (RTA), ya que hay muchas más viviendas inscritas en el RTA que efectivamente ofertadas.

Muchos propietarios inscriben sus viviendas y no las eliminan del Registro de Turismo de Andalucía cuando ya no las están dedicando a uso turístico. Por tanto, en el Registro hay viviendas inscritas que no sirven a fines turísticos, siendo las consultas a los portales de oferta turística más fiables para generar este tipo de estudios específicos. Antes de la pandemia el efecto era justo el contrario y el número de viviendas ofertadas en portales duplicaba al de viviendas inscritas en el Registro de Turismo de Andalucía”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

En el Distrito Casco Antiguo, donde se concentran casi el 70% de las VFT de Sevilla, la oferta se ha reducido como consecuencia de la pandemia en casi la mitad de las viviendas ofertadas (de 7.363 viviendas según datos del PMVS de 2017 se ha pasado a 3.699 según los últimos datos de agosto de 2020).

Las VFT continúan concentrándose en zonas donde el precio de la vivienda es alto y existe un mayor atractivo turístico, destacando Casco Antiguo y Triana, aunque no existen datos que permitan establecer una relación de causa y efecto entre el incremento de las VFT y el incremento de los precios.

Resulta evidente que la caída del turismo causado por la pandemia ha provocado un incremento de la oferta de viviendas en alquiler, derivado de la incorporación de las VFT al mercado convencional. Más improbable parece que este trasvase haya tenido un impacto a la baja en los precios de las rentas del alquiler en la ciudad de Sevilla. No debemos perder de vista que, salvo en los distritos Casco Antiguo y Triana, el número de VFT no tiene entidad como para incidir en los precios al alza o a la baja, representando la suma de ambos distritos algo más del 13% de la población de la ciudad y un 18,5 % de las viviendas existentes en la misma”, añade Felipe Castro.

Estudio específico de las viviendas con finalidad turística en Sevilla:

Puede descargar el archivo (210420-MANTENIMIENTO-Y-ADAPTACION-PMVS-TM-SEVILLA_04-ESTUDIO-ESPECIFICO-VIVIENDA-CON-FINALIDAD-TURISTICA-rev03.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

El Ayuntamiento de Sevilla ofrece una moratoria del pago de las rentas a los locales, oficinas y talleres dependientes de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo, ha aprobado un Protocolo extraordinario para ayudar a empresas, autónomos, artesanos y entidades sociales que ocupan locales, oficinas y talleres que son de titularidad de Emvisesa. De esta forma, se ofrece a los arrendatarios de los más de 300 inmuebles en alquiler, que hayan suspendido su actividad o estén sufriendo una merma sustancial de sus ingresos debida a la crisis provocada por el COVID-19, una moratoria en el pago de las rentas y un pago posterior fraccionado durante un periodo de hasta 15 meses ampliado a 24 meses.

Esta medida se enmarca dentro de la estrategia de apoyo a los sectores más afectados por la paralización de la actividad económica dentro de las competencias municipales que coordina el comité de seguimiento municipal sobre el coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y del que forman parte el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y la delegada de Recursos Humanos y Modernización, Clara Macías.

El protocolo, que entra en vigor en el día de hoy, abre la posibilidad de solicitar esta moratoria en el pago del alquiler a aquellas empresas, autónomos, artesanos o entidades sociales que hayan tenido que cerrar por el primer decreto de alarma o por la ampliación aprobada el 29 de marzo, así como aquellos que hayan podido mantener su actividad pero que hayan experimentado una disminución de los ingresos en el último mes de un 75% respecto al promedio del semestre anterior. Aquellos que soliciten esta moratoria, tendrán la posibilidad de acceder a un pago fraccionado de la cantidad pendiente hasta en 15 meses, a partir del 1 de enero de 2021.

El parque de actividades terciarias de Emvisesa incluye establecimientos abiertos al público, oficinas, talleres artesanales y sedes de entidades sociales que han puesto en marcha proyectos a través de algunos de los programas de la empresa municipal. También se ofrece la posibilidad de acogerse a este protocolo extraordinario de ayuda a las viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro donde se desarrollen proyectos sociales.

En todos estos casos, los inquilinos ya cuentan con condiciones por debajo de las cifras del mercado y, en aquellos que forman parte de las convocatorias de promoción de empleo, las obras han sido ejecutadas además por el Ayuntamiento a través de recursos de la empresa municipal o de la Delegación de Empleo, Bienestar Social y Coordinación de Planes Integrales.

Felipe Castro resume el Protocolo:

Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La estrategia del gobierno de la ciudad es dar todas las facilidades y el apoyo posible, dentro de las competencias municipales, a las empresas, autónomos y entidades que más están sufriendo las consecuencias económicas de la paralización de la actividad por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID 19, y al mismo tiempo, priorizar una intervención social sobre aquellos hogares que puedan entrar en situación de vulnerabilidad por la pérdida de recursos económicos”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y coordinación de planes integrales de transformación social, Juan Manuel Flores.

En este sentido, este programa de ayuda a los autónomos, empresarios y entidades se suma a la línea de reducciones en los alquileres a inquilinos de viviendas públicas de Emvisesa que hayan podido entrar en una situación de vulnerabilidad social debido a las consecuencias económicas de la pandemia dado que se hayan visto sin empleo o con sus negocios cerrados. La empresa está realizando estudios personalizados de aquellos casos que lo soliciten y cumplan los requisitos establecidos con el objetivo de adecuar sus rentas a sus dificultades económicas mientras dure el estado de alarma y a la espera de que posteriormente puedan tramitar las correspondientes ayudas sociales del área de Bienestar Social.