Visita a las viviendas cedidas por Emvisesa para programas de inclusión de personas con discapacidad intelectual gestionados por la Asociación Paz y Bien

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha realizado una visita a tres de las siete viviendas que la empresa pública de la vivienda tiene cedidas en alquiler a la Asociación Paz y Bien, en el marco del convenio suscrito entre ambas instituciones para facilitar la inclusión de personas con discapacidad intelectual.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento de viviendas públicas en las que personas con discapacidad intelectual, apoyadas por profesionales, puedan desarrollar un entrenamiento que las prepare para una vida independiente.

Felipe Castro ha estado acompañado de Pedro González-Quevedo, director del Área de Gestión de Emvisesa. Los anfitriones de la Asociación Paz y Bien, además de los inquilinos de las tres viviendas, han sido Luis Gordillo e Israel Montes, responsables de proyectos y programas de la asociación.

Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas a la asociación Paz y Bien.
Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas en Pino Montano a la asociación Paz y Bien.

Dos de las viviendas, situadas en Pino Montano, sirven para desarrollar el Programa Timonel, que aspira a que los participantes dejen de ser dependientes y accedan a un puesto de trabajo estable. Timonel es la primera experiencia de vida autónoma para numerosos jóvenes e implica una supervisión diaria y cercana por parte de los tutores de Paz y Bien. Las viviendas se constituyen como pisos de entrenamiento, en un nivel previo a la independencia.

La tercera vivienda se encuentra en Santa Aurelia y supone un estadio más avanzado hacia una vida completamente autónoma. En ella, viven Rocío, Jesús y Alfredo. Los tres disfrutan de un empleo.

Mi objetivo era independizarme y vivir de manera independiente. Quería seguir creciendo como persona y en esta vivienda puedo conseguirlo”, afirma Rocío.

 Jesús y Alfredo también destacaron la importancia de la vivienda en su proyecto de vida independiente.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.

Emvisesa tiene un total de 38 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Durante estos cuatro años Emvisesa, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Sevilla, ha cedido 20 de esas viviendas, duplicando la cifra respecto al total histórico. Asociaciones como Paz y Bien trabajan para facilitar la inclusión sociolaboral de personas en riesgo grave de exclusión social”, declaró Felipe Castro.

Las entidades sin ánimo de lucro acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública.

Hasta la creación del procedimiento de convocatoria pública, la premisa fundamental en estos proyectos era contar con una memoria justificativa sólida por parte de las entidades solicitantes que garantizara el cumplimiento de los fines perseguidos. Las viviendas debían contribuir al desarrollo de programas para la integración sociolaboral de colectivos que cuentan con una especial problemática a la hora de la inclusión. Parte fundamental de dicha integración es facilitar la incorporación al mundo laboral a los destinatarios de los programas.

Buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones, además de los avances en la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión social.

Con el aval del éxito obtenido en una veintena de proyectos durante estos cuatro años, son muchas las asociaciones de todo tipo que acudían a Emvisesa para ser incluidas en programas de cesión de viviendas. Desde el pasado mes de noviembre de 2018 la firma espontánea de convenios bilaterales se ha sustituido por la convocatoria pública, al tratarse de una figura más transparente, que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos”, afirmó el director gerente de Emvisesa.

Más información sobre la convocatoria pública para la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro cuya finalidad sea el impulso del empleo y el fomento de actividades sociales.

Emvisesa avanza en la financiación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla para construir y rehabilitar más de 1.000 nuevas viviendas

El pasado 29 de marzo el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó la formalización de 3 préstamos hipotecarios para la financiación de la primera fase de ejecución del Programa de Nueva Construcción y Rehabilitación, incluido en el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla para los años 2018 a 2023.

Los préstamos, suscritos con la entidad Unicaja por un valor superior a los 13 millones de euros, están permitiendo financiar la construcción de 3 viviendas en alquiler en la calle Sol, 50 plazas de alojamiento en un edificio de la calle García Ramos y 83 viviendas en venta en la promoción Cisneo Alto. El tipo de interés ofrecido por Unicaja es muy ventajoso y el plazo alcanza 25 años más otros 3 de carencia.

Ahora, Emvisesa da un nuevo paso al reunirse con tres representantes del Banco Europeo de Inversiones provenientes de Luxemburgo, que han visitado Sevilla para concretar la posible financiación de una segunda fase del Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación (PMVSR).

Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; los responsables de las áreas financiera, de gestión y varios técnicos de la empresa municipal.
Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro, la responsable del área financiera, el coordinador de gestión, el responsable del Registro de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla y varios técnicos de la empresa municipal.

La visita de dos días, organizada por Emvisesa, ha incluido una recepción en el Ayuntamiento por parte del alcalde, Juan Espadas, así como diversas reuniones de trabajo y varias visitas a promociones y suelos donde la empresa municipal desarrollará viviendas protegidas y alojamientos.

Juan Espadas expuso a los tres representantes del Banco Europeo de Inversiones las claves del PMVSR, deteniéndose en los programas del Ayuntamiento destinados a responder a las emergencias sociales, en la demanda regular encarnada por el Registro de Demandantes y en las nuevas formas de alojamiento, como el cohousing.

Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR, como el edificio de la calle García Ramos. Rehabilitación de un edificio en mal estado en la confluencia de las calles García Ramos y Mendoza Ríos del barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.
Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR. Emvisesa va a rehabilitar un edificio en mal estado en la confluencia de la calle García Ramos con Mendoza Ríos en el barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.

Emvisesa ha adjudicado, por la vía de urgencia, viviendas para 194 familias en riesgo de quedar sin hogar.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, realizó las funciones de anfitrión, acompañado de los responsables de gestión, técnicos y financieros de la empresa municipal.

Los técnicos del BEI (Urban Specialist, Senior Economist y Loan Officer), remarcaron el especial interés del banco por el programa de ayudas sociales puesto en marcha entre Emvisesa y la delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla, basado en prestar auxilio directamente a las familias.

Felipe Castro detalló en una de las presentaciones que “tras la sustitución de la Renta Social por Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) es la delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa, se encarga del estudio de la situación socioeconómica de las familias y les presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas. En el transcurso de los últimos dos años, los inquilinos de Emvisesa han recibido 1,5 millones de euros en ayudas vía PPR y PPC”.  

Dentro de su línea dedicada a vivienda, el BEI financia exclusivamente vivienda social en unas condiciones muy beneficiosas y en préstamos de volumen. El banco no solicitaría a Emvisesa garantías hipotecarias ni exigiría un aval del Ayuntamiento, aunque estudiará las garantías crediticias de la sociedad y valorará una carta de patrocinio o confort letter, por parte de aquel.

Con anterioridad a la visita, el BEI y Emvisesa han mantenido numerosas comunicaciones que han permitido a la entidad financiera conocer el funcionamiento de la Empresa Municipal de la Vivienda, el marco legislativo y estratégico, la demanda existente respecto a viviendas protegidas en Sevilla, el programa de inversión, el impacto socio-económico del PMVSR 2018-2023, así como su impacto medioambiental.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es el órgano financiero comunitario de la Unión Europea (UE) y su sede está en Luxemburgo. Su misión es contribuir a un desarrollo equilibrado del territorio comunitario, a través de la integración económica y la cohesión social.

Emvisesa se encuentra estudiando la financiación de nuevas obras de rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos, en el distrito Cerro-Amate, donde ya se han construido dos nuevos edificios de 62 viviendas, tras la demolición de los viejos.

Los representantes del BEI se han interesado muy especialmente por la creación de empleo directo e indirecto, asociada al Plan Municipal de la Vivienda, en la línea del objetivo del banco de “impulsar el potencial de crecimiento y empleo de Europa”.

Los accionistas del BEI son los Estados miembros de la Unión Europea y está dirigido por el Consejo de Gobernadores, compuesto por los ministros de hacienda de dichos estados.

Esta institución otorga más de 60 mil millones de euros al año en créditos y goza de una mejor calificación respecto a su estado financiero que la del Banco Mundial. El BEI no concede financiación general a Estados, sino que cofinancia proyectos concretos, de manera parcial y subsidiaria.

Durante las próximas semanas, los técnicos del BEI evaluarán y determinarán el importe máximo del crédito para financiar una segunda fase del PMVSR, centrada en promociones de alquiler y estimada en unos 70 millones de euros, y la vida máxima del mismo, tras estudiar por separado los proyectos y la propia solvencia de Emvisesa.

Por regla general, el BEI no presta más del 50% de los fondos necesarios para la ejecución de cada proyecto, por lo que la financiación podría alcanzar los 35 millones de euros.

Tal y como sucedió con la primera fase con Unicaja, la propuesta del BEI se presentará al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para la aprobación, en su caso, de la financiación a largo plazo del PMVSR.

El BEI ofrece préstamos a una duración máxima de 30 años, incluyendo una carencia que abarca el periodo de construcción de las viviendas, cuyas primeras obras se iniciarán en septiembre de este año.  

En paralelo, Emvisesa ya se encuentra estudiando la financiación de nuevas fases del Plan de Vivienda que engloben los programas de Alquiler Asequible, la rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos y las nuevas formas de alojamiento en otras promociones en cohousing y coliving.

Emvisesa presenta sus planes para construir 240 alojamientos en modalidad de vivienda cooperativa en la jornada “Sembrando la ciudad de iniciativas contra la soledad: las viviendas colaborativas para mayores”, organizada por la UPO

Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, ha inaugurado esta mañana la jornada “Sembrando la ciudad de iniciativas contra la soledad: las viviendas colaborativas para mayores“, organizada por la Cátedra de Economía Social “El Roble” de la Universidad Pablo de Olavide.

Cristina Murillo Fuentes, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla; Laura López de la Cruz; directora de la Cátedra de Economía El Roble; Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo; y Eliseo Monsalvete Mazo; presidente de Iniciativa Ciudad Abierta.
Cristina Murillo Fuentes, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla; Laura López de la Cruz; directora de la Cátedra de Economía El Roble; Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo; y Eliseo Monsalvete Mazo; presidente de Iniciativa Ciudad Abierta.

Ante un centenar de asistentes, Antonio Muñoz se ha referido al peso específico de Emvisesa en el desarrollo de la ciudad de Sevilla, deteniéndose en 3 proyectos específicos de alojamientos colaborativos que la empresa municipal está desarrollando.

Una de las piezas del modelo de ciudad de la que podemos sentirnos más orgullosos en este mandato es la recuperación de las políticas de vivienda públicas entendidas en un doble sentido: la promoción y el desarrollo de iniciativas lideradas por Emvisesa y el área de Bienestar Social; y la colaboración con el sector privado para la recuperación sostenible de la construcción y rehabilitación de viviendas en Sevilla“, afirmó Antonio Muñoz.

El delegado ha recordado varias de las medidas “valientes e innovadoras” llevadas a cabo por Emvisesa durante los últimos cuatro años, como la puesta en marcha de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, el refuerzo de las ayudas sociales a inquilinos de VPO, el desarrollo de protocolos de convivencia, la recuperación de vivienda pública irregularmente ocupada, la captación de vivienda privada vacía, la cesión de pisos y locales a entidades sin ánimo de lucro o las permutas de viviendas pertenecientes a personas mayores confinadas en pisos-cárcel.

Antonio Muñoz en un momento de su intervención.
Antonio Muñoz en un momento de su intervención.

Pero sobre todo hemos planificado y diseñado una  estrategia de ciudad con la vivienda con un papel protagonista, con una visión innovadora y adaptada a las realidades. No podemos hacer las mismas políticas públicas de vivienda que antes de la crisis y hay que ir más allá de las políticas de urgencia propias de la crisis“.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Pedro González-Quevedo, responsable de Gestión de la empresa municipal, han protagonizado una intervención dedicada a los “Planes de co-vivienda en Sevilla“.

En la actualidad, Emvisesa se encuentra desarrollando 3 proyectos relacionados con las formas de habitar denominadas coliving y cohousing.

Se trata de conceptos nacidos en Estados Unidos, centro Europa y los países nórdicos durante la década de los 80 del pasado siglo y que ahora están penetrando con fuerza en España. La idea fundamental consiste en crear alojamientos que se adapten a los diferentes estilos de vida de particulares sectores de población, como pueden ser mayores, jóvenes, estudiantes o profesionales de determinados gremios.

Los inmuebles cuentan con zonas comunes sobredimensionadas para fomentar la convivencia y la interacción de sus habitantes, así como un alto nivel tecnológico.

En el caso del cohousing, los usuarios suelen participar del proceso de creación desde los inicios del proyecto, tomando decisiones sobre dotaciones, distribución o materiales. Uno de sus rasgos distintivos es la concurrencia de espacios privados y comunes, que fomentan la convivencia entre los residentes y permiten la reducción de costes. Son los propios usuarios quienes gestionan y dirigen la comunidad mediante el establecimiento de normas como estatutos comunitarios.

El coliving está dirigido a personas que buscan entornos profesionales y de vida colaborativos, donde poder compartir ideas y experiencias aprovechando las sinergias grupales.

El cohousing se centra en proporcionar alojamientos para residencia habitual, mientras el coliving ofrece alojamientos con zonas comunes de trabajo, equipamientos y recreo, además de un espacio reducido de vivienda privada.

Emvisesa apuesta en tres proyectos de coliving y cohousing por la eficiencia, la sostenibilidad y la optimización a los usos reales que se harán de los alojamientos. Además, tiene el objetivo de crear vínculos de colaboración que puedan ser aprovechados por las comunidades de propietarios o inquilinos, quienes se beneficiarán de estos recursos propios.

Esta filosofía requiere compromiso y participación.

García Ramos

El primero de estos proyectos consiste en la rehabilitación de un edificio en mal estado de conservación, situado entre las calles García Ramos y Mendoza Ríos (barrio de San Vicente, Distrito Casco Antiguo), para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en la modalidad de coliving o co-vivienda.

El proyecto, de promoción y gestión pública, se desarrolla sobre un solar con una edificabilidad de 1681 m2.

Emvisesa ya ha solicitado la licencia de obras a la Gerencia de Urbanismo, mientras avanza en la redacción del proyecto con medios propios de la empresa municipal.

García Ramos simboliza la apuesta del Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa por la innovación social, con un modelo que prioriza la fórmula de convivencia intergeneracional entre personas mayores, jóvenes y personal universitario, frente a los alojamientos turísticos tan propios de la zona centro de la ciudad.

Aunque el recientemente aprobado Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla contabiliza este proyecto como 21 alojamientos, serán 50 las plazas disponibles, contando además de zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o informática.

Los precios de los alojamientos estarán entre 98 y 145 euros por plaza, en función de las aportaciones municipales que se prevean en los presupuestos de los distintos ejercicios.

Parcela SIPS S-1 San Jerónimo

Emvisesa está desarrollando el primer proyecto piloto de una serie de tres relacionados con alojamientos cooperativos.

Este primer proyecto dedicado al envejecimiento activo, de promoción pública y gestión mixta, hace uso de un suelo de interés público y social (SIPS) para promover un edificio de tres plantas con 189 alojamientos compartidos para coliving y cohousing en el barrio de San JerónimoAlamillo, a escasos metros del Centro de Recursos Avanzados Empresariales (CREA) y de la futura sede del Centro de Innovación abierta Sevilla Futura en las antiguas naves de Renfe.

El solar cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. Está prevista la cesión de la parcela a Emvisesa por parte de Patrimonio por el plazo de 75 años.

La promoción permitirá la convivencia de personas mayores que tengan en común experiencia en el mundo empresarial y de los negocios. De ese modo podrán ofrecer asesoramiento y compartir experiencias con otros residentes interesados en el emprendimiento.

Ya existe un estudio económico y se contempla la promoción de un centro de 42 plazas y otro de 147.

A este primer proyecto piloto de alojamientos cooperativos seguirá un segundo a desarrollar en un SIPS destinado a uso genérico que será de promoción y gestión mixtas; y un tercero de uso residencial y promoción y gestión privadas.

Alojamientos piloto para estudiantes y profesorado universitario en la parcela S-3 de San Jerónimo

Emvisesa está desarrollando, por encargo de la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento de Sevilla, un proyecto de alojamientos piloto para estudiantes y profesorado universitario en el barrio de San Jerónimo.

El proyecto, de promoción y gestión públicas, se llevará a cabo en la parcela S3-API-DMN-01 en San Jerónimo Alamillo, por tratarse de un suelo de interés público social, ser el Distrito Norte el entorno del EDUSI y, además, para aprovechar la sinergia generada con el proyecto Sevilla Futura de las Naves de Renfe.

Actualmente se encuentra en fase de redacción del proyecto básico de ejecución y a finales de abril está prevista la entrega del mismo, paso previo a la licitación de las obras de construcción.

Este proyecto es el primer ejemplo de un modelo contemplado en el PMVS. El nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación prevé el desarrollo de actuaciones a través de iniciativas relacionadas con el desarrollo de alojamientos, que deberán ponerse en marcha mediante proyectos piloto basados en modelos alternativos.

El gasto total subvencionable del proyecto asciende a 225.000 euros. El 80% de la financiación procede de los Fondos Europeos para la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (EDUSI) para el desarrollo de la línea de actuación LA10/01, siendo el 20% restante financiado por el Ayuntamiento de Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda, Emvisesa, y la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla, FIUS, han suscrito un acuerdo de colaboración para la creación de un grupo de investigación.

El convenio también prevé que la Fundación de la Universidad Hispalense preste asistencia técnica en el Programa Piloto de Alojamientos para estudiantes y profesorado universitario.

Esta colaboración permitirá la construcción de una novedosa forma de edificación, denominada semilla, capaz de crecer y adaptarse a las nuevas demandas que vayan surgiendo.

Entre sus características destacan:

·        Una mínima huella ecológica en el lugar en el que se ubica, San Jerónimo en este caso.

·        Un edificio mueble, transportable y almacenable en un espacio reducido (1 solo contenedor).

·        Replicable en situaciones de emergencia habitacional que se planteen a Emvisesa.

·        Alta eficiencia energética y mínima emisión de CO2.

·        Reducción al mínimo de los residuos de construcción y eliminación de los de demolición, al no ser necesaria gracias a la posibilidad de transporte.

·        Control de los costes económicos, mejora del proceso de control de calidad y eliminación de desviaciones presupuestarias.

·        Generación de patentes compartidas entre el Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla, de gran importancia teniendo en cuenta la exportabilidad del proyecto.

·        Los dos alojamientos se fabrican en taller y se transportan a su parcela de destino para su montaje.

·        Los alojamientos estarán monitorizados, al objeto de obtener datos referidos a consumo energético para su posterior evaluación.

·        La adecuación de la forma de construir a nuestro entorno mediterráneo, apoyada en estudios desarrollados por la Universidad de Sevilla.

Este tipo de construcción basado en potenciar procesos industrializados también tendrá impacto sobre la creación de empleo, facilitando el reciclaje de una amplia red de oficios del sector, actualmente infrautilizados en Sevilla y vinculados a la carpintería, herrería, estructuras y acabados.

Los alojamientos piloto son la oportunidad para movilizar recursos productivos y de conocimiento, así como poner en los mercados algunos sistemas que provoquen un progreso en la industrialización eficiente y de baja huella ecológica.

Aunque el piloto, cofinanciado con fondos europeos y municipales, consiste en el desarrollo de 2 unidades de alojamientos, la estrategia reside en poder replicar esta novedosa forma de construir colmatando la parcela y haciendo uso de otros suelos en la capital.