El Ayuntamiento ofrece, a través de Emvisesa y la OMDV, soluciones a más de 1.200 familias sevillanas con necesidad urgente de alojamiento o en riesgo de perder su piso y en el 100% de los casos de desahucio se habilitó una alternativa habitacional

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) que se encuentra adscrita a la empresa municipal Emvisesa, ha tramitado un total de 1.215 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma entre el segundo semestre de 2016, cuando se puso en funcionamiento, y el día 30 de junio de 2019, según indican los datos del informe semestral –el sexto ya– que realiza Emvisesa.

En el 100 % de los casos en que se produjo desahucio o una situación que implicaba la pérdida de la vivienda, la OMDV pudo ofrecer a los afectados una alternativa habitacional para evitar el desamparo, y el 72%–casi tres de cada cuatro– de los expedientes abiertos en relación a la necesidad de vivienda y riesgo de pérdida se encuentran ya cerrados.

Quiero resaltar la eficacia de los profesionales de esa oficina municipal, que tratan de buscar una salida habitacional a las familias que corren el riesgo de desamparo”, ha comentado el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores.

Durante el primer año de funcionamiento de la OMDV se abrió el 54% del total de los expedientes. Progresivamente, la apertura se ha ido ralentizando, “y confiamos en que se estabilice en 20 casos mensuales, aproximadamente”, ha apuntado Flores, quien ha destacado la coordinación entre Emvisesa y el Área de Bienestar Social.

Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.
Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.

La evolución del registro de expedientes, a tenor de esos informes semestrales, ha sido la siguiente:

• Segundo semestre de 2016: 367 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 288 expedientes.
• Segundo semestre de 2017: 130 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 116 expedientes.
• Segundo semestre de 2018: 126.
• Primer semestre de 2019: 188 expedientes.

Al analizar el título de ocupación de las viviendas objeto de esos 1.215 expedientes tramitados, en 436 casos se trata de viviendas en alquiler, cuyos inquilinos corren el riesgo de pérdida de la misma por no poder continuar haciendo frente al pago de la renta. Al alquiler le sigue la ocupación ilegal, con 329 casos: se trata de personas o unidades de convivencia que ocupan la vivienda sin el correspondiente título legal, incurriendo en riesgo de perderla cuando sus legítimos propietarios inician acciones para recuperarla. En 222 casos se trata de viviendas en propiedad cuyos dueños no pueden seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución. Asimismo, en el 51,8% de los expedientes tramitados desde la apertura de la oficina, el dueño de la vivienda era una entidad bancaria.

El 76% de los 871 expedientes cerrados por la OMDV han llegado a tramitarse judicialmente. Y ocupación ilegal, ejecución hipotecaria y desahucio por el impago de renta copan el 75% del total de procedimientos judiciales.

Protocolos de convivencia y permutas

Desde la aprobación del Protocolo de Convivencia hasta el día 30 de junio pasado, se han abierto 341 expedientes al respecto, de los cuales 69 se iniciaron durante el primer semestre de 2019. De todos esos expedientes, 126 se encontraban cerrados a la fecha indicada, con 78 inquilinos sancionados por incumplimientos del mismo, efectuándose 21 resoluciones de contrato.

Evolución en los protocolos de convivencia abiertos por la OMDV.

Y con respecto al Protocolo de Permutas, hay 17 viviendas en la Bolsa de Permutas publicada en la web de Emvisesa, una permuta se ha realizado por el procedimiento excepcional de cambio y otras 5 mediante el de adquisición con realojo simultáneo.

Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.
Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.

El realojo simultáneo permite adquirir viviendas sin ascensor, pertenecientes sobre todo a mayores con problemas de movilidad, y adjudicarles otras adecuadas a sus necesidades, en promociones situadas en barrios con todos los servicios, ascensor y plaza de garaje.

Demanda de vivienda protegida en Sevilla

Respecto a la demanda de vivienda protegida en Sevilla, a mediados de 2019 había 10.949 personas inscritas como demandantes activos de vivienda protegida en el Registro Público Municipal de Sevilla. La cifra se mantiene estable entre los 10.000 y 12.000 inscritos según las series históricas, pero desde Emvisesa se espera que haya un aumento con el anuncio de nuevas promociones de VPO y la mayor actividad de la empresa pública en años, según ha sostenido el delegado Juan Manuel Flores.

La mayoría de los inscritos, un 64,80%, forman parte de unidades familiares compuestas por un solo miembro.

Las preferencias en el régimen de tenencia indican que un 35% preferirían acceder a una vivienda protegida en alquiler, el 25% en venta y el 40% en alquiler con opción a compra. Por tanto, sea directamente en propiedad o bien alquilándola en un primer momento para ejercer una opción de compra con posterioridad, existe una importante demanda de viviendas en propiedad, a la que va a responder el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla. El PMVS prevé destinar un 60% de sus viviendas a régimen de alquiler y el resto a venta.

El 48,21% de los inscritos como demandantes de vivienda protegida en Sevilla pertenecen al grupo de especial protección “jóvenes menores de 35 años”. Les siguen en número las “familias monoparentales con hijos a cargo”, que suponen el 9% de las inscripciones.

El 68,24% de las personas inscritas como tienen una antigüedad inferior a los tres años. El 65% poseen unos ingresos no superiores al IPREM, es decir, 537,84 euros mensuales o incluso menos. En ese sentido, Emvisesa ha puesto en marcha medidas para que las familias en extrema necesidad no abonen en concepto de alquiler más del 5% de sus ingresos mensuales y ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.

Por último, la OMDV recibió más de 360 solicitudes para tramitar las ayudas PPR para familias con pocos recursos durante 2017, que se suman a las 440 tramitadas durante 2018 y las 473 en lo que va de 2019. Todas ellas se remiten a la Delegación de Bienestar Social, que comprueba el cumplimiento de requisitos y determina la ayuda que corresponde a cada caso. A la fecha, los datos de que dispone Emvisesa indican que se conceden más del 64% de las ayudas solicitadas.

El 31 de octubre finaliza el plazo para solicitar las ayudas al alquiler que el Ayuntamiento de Sevilla concede a familias con pocos recursos

El próximo jueves 31 de octubre finaliza el plazo para solicitar las ayudas al alquiler propias del Protocolo de Protección a Familias con pocos Recursos. Se trata de ayudas complementarias a la intervención social, a cuenta del presupuesto de la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla.

En el caso de los inquilinos de viviendas públicas de Emvisesa, las ayudas conocidas como PPR son tramitadas en coordinación con la propia Empresa de la Vivienda y los Centros de Servicios Sociales. Los destinatarios, en este caso, son familias o unidades de convivencia inquilinas o cesionarias legales de viviendas u otros alojamientos titularidad de Emvisesa o gestionados por ésta.

Los solicitantes deben cumplir con los siguientes requisitos:

  1. a) Ocupar legalmente la vivienda arrendada o cedida como domicilio habitual y permanente de la unidad familiar o de convivencia, cumpliendo todos los requisitos establecidos en la normativa de viviendas protegidas.
  2. b) No encontrarse sancionado por la no ocupación de la vivienda o por infracciones muy graves en expedientes del Protocolo de Convivencia de Emvisesa.
  3. c) Tener los suministros (agua, electricidad, gas) contratados legalmente.
  4. d) Encontrarse todos los miembros de la unidad familiar o de convivencia empadronados en la vivienda arrendada.

Asimismo, los solicitantes han de ser usuarios de los Servicios Sociales  Municipales del Ayuntamiento de Sevilla, hallarse en situación de riesgo o exclusión social y reunir los requisitos  establecidos en el Programa de ayudas económicas complementarias del Área de Bienestar y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla para la anualidad correspondiente. La comprobación del cumplimiento de estos requisitos será realizada por el Centro de Servicios Sociales, servicio especializado donde esté siendo atendida la familia solicitante, o bien por la OMDV (Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda).

Las personas que quieran acogerse a este protocolo de ayudas habrán de presentar los impresos normalizados disponibles bajo estas líneas en las oficinas de la OMDV, solicitando cita previa en el teléfono 955476171. Los documentos son el impreso de solicitud y 3 anexos.

Asimismo, habrán de presentar la siguiente documentación:

–          Tres últimas facturas de suministros de luz y agua, o en su caso, de los meses que lleve entregada la vivienda.

–          En los casos de hijos menores escolarizados, se presentarán los justificantes de matrícula del centro escolar.

–          Certificado de deuda cero con la Comunidad por parte de la Administración de fincas a la que pertenezca la vivienda, o en su defecto, por el Presidente de la Comunidad.

La documentación puede descargarse bajo estas líneas y también está disponible en cualquiera de las dos sedes de Emvisesa, en horario de atención al público.

En el periodo mayo 2015-septiembre 2019 se han abonado un total de 2,7 millones de euros en ayudas a inquilinos de Emvisesa:  923.008,63 euros en concepto de Renta Social y 1,7 millones de las ayudas PPC-PPR, que han sustituido a la Renta Social.

La Renta Social consistía en un descuento que Emvisesa realizaba en el recibo de la renta de alquiler a las familias que no podían abonarlo. En marzo de 2017 la Renta Social fue sustituida por los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR), en los que es la Delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa y la OMDV, estudia la situación socioeconómica de la familia y le presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas.

Los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) han servido para ayudar, desde marzo de 2017, con más de 1.700.000 euros a familias inquilinas de Emvisesa en exclusión social o en riesgo de padecerla.

Puede descargar el archivo (FORMULARIO-SOLICITUD-EMVISESA.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (Documentación-requerida-PPR.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-1-AUTORIZACION-TRAMITACION.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-2-IMPRESO-BIENESTAR-SOCIAL-.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-3-CESION-DE-COBRO.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Los inquilinos de viviendas de Emvisesa ya pueden solicitar las ayudas del “Protocolo de Protección a familias con pocos Recursos”. El Ayuntamiento ya ha abonado 2,5 millones de euros en ayudas a inquilinos de Emvisesa

Ya está abierto el nuevo plazo para que inquilinos de Emvisesa en situación de riesgo o exclusión social puedan solicitar las ayudas propias del Protocolo de Protección a familias con pocos Recursos, conocidas como PPR-PPC.

Se trata de ayudas a cuenta del presupuesto de la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, tramitadas en coordinación con Emvisesa y los Centros de Servicios Sociales. Los destinatarios son familias o unidades de convivencia inquilinas o cesionarias legales de viviendas u otros alojamientos titularidad de Emvisesa o gestionados por ésta.

Los solicitantes deben cumplir con los siguientes requisitos:

a)      Ocupar legalmente la vivienda arrendada o cedida como domicilio habitual y permanente de la unidad familiar o de convivencia, cumpliendo todos los requisitos establecidos en la normativa de viviendas protegidas.

b)      No encontrarse sancionado por la no ocupación de la vivienda o por infracciones muy graves en expedientes del Protocolo de Convivencia de Emvisesa.

c)      Tener los suministros (agua, electricidad, gas) contratados legalmente.

d)      Encontrarse todos los miembros de la unidad familiar o de convivencia empadronados en la vivienda arrendada.

Asimismo, los solicitantes han de ser usuarios de los Servicios Sociales  Municipales del Ayuntamiento de Sevilla, hallarse en situación de riesgo o exclusión social y reunir los requisitos  establecidos en el Programa de ayudas económicas complementarias del Área de Bienestar y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla para la anualidad correspondiente. La comprobación del cumplimiento de estos requisitos será realizada por el Centro de Servicios Sociales, servicio especializado donde esté siendo atendida la familia solicitante, o bien por la OMDV (Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda).

Las personas que quieran acogerse a este protocolo habrán de presentar los impresos normalizados disponibles bajo estas líneas en las oficinas de la OMDV, solicitando cita previa en el teléfono 955476171. Los documentos son el impreso de solicitud y 3 anexos.

Asimismo, habrán de presentar la siguiente documentación:

–          Tres últimas facturas de suministros de luz y agua, o en su caso, de los meses que lleve entregada la vivienda.

–          En los casos de hijos menores escolarizados, se presentarán los justificantes de matrícula del centro escolar.

–          Certificado de deuda cero con la Comunidad por parte de la Administración de fincas a la que pertenezca la vivienda, o en su defecto, por el Presidente de la Comunidad.

La documentación puede descargarse bajo estas líneas y también está disponible en cualquiera de las dos sedes de Emvisesa, en horario de atención al público.

En el periodo mayo 2015-diciembre 2018 se han abonado un total de 2,5 millones de euros en ayudas a inquilinos de Emvisesa,  923.008,63 euros en concepto de Renta Social y 1,5 millones de las ayudas PPC-PPR que han sustituido a la Renta Social.

La Renta Social consistía en un descuento que Emvisesa realizaba en el recibo de la renta de alquiler a las familias que no podían abonarlo. En marzo de 2017 la Renta Social fue sustituida por los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR), en los que es la Delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa y la OMDV, estudia la situación socioeconómica de la familia y le presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas.

Los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) han servido para ayudar, desde marzo de 2017, con más de 1.500.000 euros a familias inquilinas de Emvisesa en exclusión social o en riesgo de padecerla.

Puede descargar el archivo (FORMULARIO-SOLICITUD-EMVISESA.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (Documentación-requerida-PPR.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-1-AUTORIZACION-TRAMITACION.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-2-IMPRESO-BIENESTAR-SOCIAL-.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Puede descargar el archivo (ANEXO-3-CESION-DE-COBRO.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

El Plan Municipal de Vivienda de Sevilla (PMVS) se presenta a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras

La pasada semana se presentó el nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla (PMVS) a los representantes de los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Antonio Ibañez, de Espacio Común, presentando el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla a Marta Bracho Núñez, Secretaria de Politica Social, Seguridad Social y Medio Ambiente de UGT, Manuel Ponce González, Vicesecretario General de FICA UGT Sevilla
y José Manuel Torres Ayala, Secretario de Comunicación de la Unión Provincial CCOO de sevilla.

Durante la presentación desarrollada por Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Antonio Ibáñez, corredactor del Plan, se ha hecho mención a las 3.500 viviendas protegidas que prevé el Plan en el plazo 2018-2023 a través de una estrategia en la que se prioriza el alquiler, la rehabilitación, la captación de viviendas vacías y los programas sociales.

Imagen de la reunión que Juan Espadas mantuvo en marzo con representantes de empresarios y sindicatos para presentarles la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“ y el avance del Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.
Imagen de la reunión que Juan Espadas mantuvo en marzo con representantes de empresarios y sindicatos para presentarles la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“ y el avance del Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ya mantuvo en marzo una reunión con el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus; el secretario general de CCOO-Sevilla, Alfonso Vidán; y el secretario general de UGT-Sevilla, Juan Bautista Ginés, para presentar la “Estrategia de ampliación urgente del parque público de viviendas“, así como el avance diagnóstico y las bases sobre las que se asienta el Plan Municipal de Vivienda 2018-2023.

Se trata de reuniones enmarcadas dentro del objetivo municipal de lograr la mayor participación e implicación ciudadana y de los agentes sociales y económicos en el PMVS.

Este Plan, el primero con el que cuenta la ciudad desde la derogación sin alternativa del anterior documento en el año 2012, es el resultado de un trabajo de diagnóstico que está publicado en la web de Emvisesa y de un proceso de participación que se ha prolongado durante el último año.

El Plan Municipal de Vivienda (PMVS) establece un total de 20 medidas de intervención en el sector de la vivienda, diseñadas para favorecer el acceso a la misma por parte de la ciudadanía y dar respuesta a los distintos tipos de necesidades de la población. El PMVS parte de una intervención público-privada y cuenta con un presupuesto de 318 millones de euros para el periodo 2018-2023.

Una de las ideas más destacadas durante la presentación ha sido que la práctica totalidad de  medidas contempladas en el PMVS ya se ha venido aplicando con éxito durante los últimos años.

Esta urgencia en la aplicación de medidas que venían demostrando ser eficaces ha posibilitado la adjudicación de más de 670 viviendas protegidas (175 de ellas a través de la OMDV a familias en riesgo de quedarse sin alojamiento), la ampliación del parque de alquiler en 241 viviendas valoradas en 20 millones de euros, la firma de convenios con entidades sin ánimo de lucro para facilitar la integración de más de 1.000 personas con discapacidad, inmigrantes, refugiados y personas en riesgo grave de exclusión social en 19 viviendas municipales, la captación de más de 90 viviendas vacías o la puesta en uso del 100% de las viviendas del parque público municipal.

Emvisesa prevé terminar 2018 con 144 viviendas vacías captadas para ponerlas a disposición de otras tantas familias.
Emvisesa prevé terminar 2018 con 144 viviendas vacías captadas para ponerlas a disposición de otras tantas familias.

Los Programas de Ayudas gestionados por Emvisesa y la delegación de Bienestar Social (PPC y PPR) han servido para ayudar con más de 730.000 euros a familias con pocos recursos inquilinas de Emvisesa.

Dichas familias abonan una renta mínima que habitualmente responde a 25, 45 o 75 euros, según sus ingresos, y el resto del recibo es abonado por las PPC-PPR.

Según estudio a 10 de octubre, sin contabilizar las últimas partidas de 2018, las nuevas PPC-PPR están mejorando en un 50% la ayuda anterior, denominada Renta Social. Por cada euro invertido mediante Renta Social se están invirtiendo 1,5 euros en PPC-PPR.