El Ayuntamiento ofrece, a través de Emvisesa y la OMDV, soluciones a más de 1.200 familias sevillanas con necesidad urgente de alojamiento o en riesgo de perder su piso y en el 100% de los casos de desahucio se habilitó una alternativa habitacional

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) que se encuentra adscrita a la empresa municipal Emvisesa, ha tramitado un total de 1.215 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma entre el segundo semestre de 2016, cuando se puso en funcionamiento, y el día 30 de junio de 2019, según indican los datos del informe semestral –el sexto ya– que realiza Emvisesa.

En el 100 % de los casos en que se produjo desahucio o una situación que implicaba la pérdida de la vivienda, la OMDV pudo ofrecer a los afectados una alternativa habitacional para evitar el desamparo, y el 72%–casi tres de cada cuatro– de los expedientes abiertos en relación a la necesidad de vivienda y riesgo de pérdida se encuentran ya cerrados.

Quiero resaltar la eficacia de los profesionales de esa oficina municipal, que tratan de buscar una salida habitacional a las familias que corren el riesgo de desamparo”, ha comentado el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores.

Durante el primer año de funcionamiento de la OMDV se abrió el 54% del total de los expedientes. Progresivamente, la apertura se ha ido ralentizando, “y confiamos en que se estabilice en 20 casos mensuales, aproximadamente”, ha apuntado Flores, quien ha destacado la coordinación entre Emvisesa y el Área de Bienestar Social.

Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.
Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.

La evolución del registro de expedientes, a tenor de esos informes semestrales, ha sido la siguiente:

• Segundo semestre de 2016: 367 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 288 expedientes.
• Segundo semestre de 2017: 130 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 116 expedientes.
• Segundo semestre de 2018: 126.
• Primer semestre de 2019: 188 expedientes.

Al analizar el título de ocupación de las viviendas objeto de esos 1.215 expedientes tramitados, en 436 casos se trata de viviendas en alquiler, cuyos inquilinos corren el riesgo de pérdida de la misma por no poder continuar haciendo frente al pago de la renta. Al alquiler le sigue la ocupación ilegal, con 329 casos: se trata de personas o unidades de convivencia que ocupan la vivienda sin el correspondiente título legal, incurriendo en riesgo de perderla cuando sus legítimos propietarios inician acciones para recuperarla. En 222 casos se trata de viviendas en propiedad cuyos dueños no pueden seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución. Asimismo, en el 51,8% de los expedientes tramitados desde la apertura de la oficina, el dueño de la vivienda era una entidad bancaria.

El 76% de los 871 expedientes cerrados por la OMDV han llegado a tramitarse judicialmente. Y ocupación ilegal, ejecución hipotecaria y desahucio por el impago de renta copan el 75% del total de procedimientos judiciales.

Protocolos de convivencia y permutas

Desde la aprobación del Protocolo de Convivencia hasta el día 30 de junio pasado, se han abierto 341 expedientes al respecto, de los cuales 69 se iniciaron durante el primer semestre de 2019. De todos esos expedientes, 126 se encontraban cerrados a la fecha indicada, con 78 inquilinos sancionados por incumplimientos del mismo, efectuándose 21 resoluciones de contrato.

Evolución en los protocolos de convivencia abiertos por la OMDV.

Y con respecto al Protocolo de Permutas, hay 17 viviendas en la Bolsa de Permutas publicada en la web de Emvisesa, una permuta se ha realizado por el procedimiento excepcional de cambio y otras 5 mediante el de adquisición con realojo simultáneo.

Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.
Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.

El realojo simultáneo permite adquirir viviendas sin ascensor, pertenecientes sobre todo a mayores con problemas de movilidad, y adjudicarles otras adecuadas a sus necesidades, en promociones situadas en barrios con todos los servicios, ascensor y plaza de garaje.

Demanda de vivienda protegida en Sevilla

Respecto a la demanda de vivienda protegida en Sevilla, a mediados de 2019 había 10.949 personas inscritas como demandantes activos de vivienda protegida en el Registro Público Municipal de Sevilla. La cifra se mantiene estable entre los 10.000 y 12.000 inscritos según las series históricas, pero desde Emvisesa se espera que haya un aumento con el anuncio de nuevas promociones de VPO y la mayor actividad de la empresa pública en años, según ha sostenido el delegado Juan Manuel Flores.

La mayoría de los inscritos, un 64,80%, forman parte de unidades familiares compuestas por un solo miembro.

Las preferencias en el régimen de tenencia indican que un 35% preferirían acceder a una vivienda protegida en alquiler, el 25% en venta y el 40% en alquiler con opción a compra. Por tanto, sea directamente en propiedad o bien alquilándola en un primer momento para ejercer una opción de compra con posterioridad, existe una importante demanda de viviendas en propiedad, a la que va a responder el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla. El PMVS prevé destinar un 60% de sus viviendas a régimen de alquiler y el resto a venta.

El 48,21% de los inscritos como demandantes de vivienda protegida en Sevilla pertenecen al grupo de especial protección “jóvenes menores de 35 años”. Les siguen en número las “familias monoparentales con hijos a cargo”, que suponen el 9% de las inscripciones.

El 68,24% de las personas inscritas como tienen una antigüedad inferior a los tres años. El 65% poseen unos ingresos no superiores al IPREM, es decir, 537,84 euros mensuales o incluso menos. En ese sentido, Emvisesa ha puesto en marcha medidas para que las familias en extrema necesidad no abonen en concepto de alquiler más del 5% de sus ingresos mensuales y ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.

Por último, la OMDV recibió más de 360 solicitudes para tramitar las ayudas PPR para familias con pocos recursos durante 2017, que se suman a las 440 tramitadas durante 2018 y las 473 en lo que va de 2019. Todas ellas se remiten a la Delegación de Bienestar Social, que comprueba el cumplimiento de requisitos y determina la ayuda que corresponde a cada caso. A la fecha, los datos de que dispone Emvisesa indican que se conceden más del 64% de las ayudas solicitadas.

Emvisesa avanza en la financiación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla para construir y rehabilitar más de 1.000 nuevas viviendas

El pasado 29 de marzo el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó la formalización de 3 préstamos hipotecarios para la financiación de la primera fase de ejecución del Programa de Nueva Construcción y Rehabilitación, incluido en el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla para los años 2018 a 2023.

Los préstamos, suscritos con la entidad Unicaja por un valor superior a los 13 millones de euros, están permitiendo financiar la construcción de 3 viviendas en alquiler en la calle Sol, 50 plazas de alojamiento en un edificio de la calle García Ramos y 83 viviendas en venta en la promoción Cisneo Alto. El tipo de interés ofrecido por Unicaja es muy ventajoso y el plazo alcanza 25 años más otros 3 de carencia.

Ahora, Emvisesa da un nuevo paso al reunirse con tres representantes del Banco Europeo de Inversiones provenientes de Luxemburgo, que han visitado Sevilla para concretar la posible financiación de una segunda fase del Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación (PMVSR).

Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro; los responsables de las áreas financiera, de gestión y varios técnicos de la empresa municipal.
Los tres representantes del BEI fueron recibidos en el Ayuntamiento de Sevilla por el alcalde, Juan Espadas. A la reunión también asistieron el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro, la responsable del área financiera, el coordinador de gestión, el responsable del Registro de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla y varios técnicos de la empresa municipal.

La visita de dos días, organizada por Emvisesa, ha incluido una recepción en el Ayuntamiento por parte del alcalde, Juan Espadas, así como diversas reuniones de trabajo y varias visitas a promociones y suelos donde la empresa municipal desarrollará viviendas protegidas y alojamientos.

Juan Espadas expuso a los tres representantes del Banco Europeo de Inversiones las claves del PMVSR, deteniéndose en los programas del Ayuntamiento destinados a responder a las emergencias sociales, en la demanda regular encarnada por el Registro de Demandantes y en las nuevas formas de alojamiento, como el cohousing.

Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR, como el edificio de la calle García Ramos. Rehabilitación de un edificio en mal estado en la confluencia de las calles García Ramos y Mendoza Ríos del barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.
Felipe Castro acompañó a los representantes del BEI a diferentes escenarios del PMVSR. Emvisesa va a rehabilitar un edificio en mal estado en la confluencia de la calle García Ramos con Mendoza Ríos en el barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.

Emvisesa ha adjudicado, por la vía de urgencia, viviendas para 194 familias en riesgo de quedar sin hogar.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, realizó las funciones de anfitrión, acompañado de los responsables de gestión, técnicos y financieros de la empresa municipal.

Los técnicos del BEI (Urban Specialist, Senior Economist y Loan Officer), remarcaron el especial interés del banco por el programa de ayudas sociales puesto en marcha entre Emvisesa y la delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla, basado en prestar auxilio directamente a las familias.

Felipe Castro detalló en una de las presentaciones que “tras la sustitución de la Renta Social por Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) es la delegación de Bienestar Social quien, en coordinación con Emvisesa, se encarga del estudio de la situación socioeconómica de las familias y les presta una ayuda para hacer frente a las deudas de alquiler contraídas. En el transcurso de los últimos dos años, los inquilinos de Emvisesa han recibido 1,5 millones de euros en ayudas vía PPR y PPC”.  

Dentro de su línea dedicada a vivienda, el BEI financia exclusivamente vivienda social en unas condiciones muy beneficiosas y en préstamos de volumen. El banco no solicitaría a Emvisesa garantías hipotecarias ni exigiría un aval del Ayuntamiento, aunque estudiará las garantías crediticias de la sociedad y valorará una carta de patrocinio o confort letter, por parte de aquel.

Con anterioridad a la visita, el BEI y Emvisesa han mantenido numerosas comunicaciones que han permitido a la entidad financiera conocer el funcionamiento de la Empresa Municipal de la Vivienda, el marco legislativo y estratégico, la demanda existente respecto a viviendas protegidas en Sevilla, el programa de inversión, el impacto socio-económico del PMVSR 2018-2023, así como su impacto medioambiental.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es el órgano financiero comunitario de la Unión Europea (UE) y su sede está en Luxemburgo. Su misión es contribuir a un desarrollo equilibrado del territorio comunitario, a través de la integración económica y la cohesión social.

Emvisesa se encuentra estudiando la financiación de nuevas obras de rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos, en el distrito Cerro-Amate, donde ya se han construido dos nuevos edificios de 62 viviendas, tras la demolición de los viejos.

Los representantes del BEI se han interesado muy especialmente por la creación de empleo directo e indirecto, asociada al Plan Municipal de la Vivienda, en la línea del objetivo del banco de “impulsar el potencial de crecimiento y empleo de Europa”.

Los accionistas del BEI son los Estados miembros de la Unión Europea y está dirigido por el Consejo de Gobernadores, compuesto por los ministros de hacienda de dichos estados.

Esta institución otorga más de 60 mil millones de euros al año en créditos y goza de una mejor calificación respecto a su estado financiero que la del Banco Mundial. El BEI no concede financiación general a Estados, sino que cofinancia proyectos concretos, de manera parcial y subsidiaria.

Durante las próximas semanas, los técnicos del BEI evaluarán y determinarán el importe máximo del crédito para financiar una segunda fase del PMVSR, centrada en promociones de alquiler y estimada en unos 70 millones de euros, y la vida máxima del mismo, tras estudiar por separado los proyectos y la propia solvencia de Emvisesa.

Por regla general, el BEI no presta más del 50% de los fondos necesarios para la ejecución de cada proyecto, por lo que la financiación podría alcanzar los 35 millones de euros.

Tal y como sucedió con la primera fase con Unicaja, la propuesta del BEI se presentará al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para la aprobación, en su caso, de la financiación a largo plazo del PMVSR.

El BEI ofrece préstamos a una duración máxima de 30 años, incluyendo una carencia que abarca el periodo de construcción de las viviendas, cuyas primeras obras se iniciarán en septiembre de este año.  

En paralelo, Emvisesa ya se encuentra estudiando la financiación de nuevas fases del Plan de Vivienda que engloben los programas de Alquiler Asequible, la rehabilitación de la barriada de Los Pajaritos y las nuevas formas de alojamiento en otras promociones en cohousing y coliving.

El Ayuntamiento de Sevilla atiende más de 9.000 casos a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y ofrece soluciones habitacionales en viviendas públicas a 166 familias en situación de emergencia

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han realizado hoy balance de la estrategia en materia de vivienda desplegada por el gobierno municipal durante este mandato y,  especialmente, de la labor de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) que, desde su creación hace poco más de dos años, ha atendido a más de 9.000 personas que han recibido asesoramiento, apoyo o a las que se han tramitado expedientes. Además, se han ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 166 familias en situación de emergencia habitacional.

Así, durante la presentación de la memoria de la OMDV, Flores ha destacado que este instrumento, puesto en marcha por el gobierno municipal, “es uno de los pilares de la transformación de Emvisesa, que, al inicio de mandato se encontraba en una lamentable situación, anulada, sin capacidad de gestión y sin proyecto”. “La promoción de vivienda privada estaba paralizada, mientras que el parque público estaba compuesto por cientos de viviendas desocupadas, con un plan de la vivienda derogado y sin estrategia para atender a las personas en emergencia social o con riesgo de perder sus viviendas por desahucios” ha recordado el delegado.

Frente a esto, Flores ha puesto de relieve cómo el gobierno municipal “ha cambiado esta situación en estos tres años con la reactivación de la promoción privada de vivienda, más recursos sociales y la adjudicación de 600 viviendas”. Además, ha incidido en la puesta en marcha de la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Vivienda y en la aprobación de un nuevo Plan Municipal de la Vivienda.

A todo ello se suma la creación de la OMDV cuya labor ha sido recientemente reconocida con el Premio a las Mejores Prácticas en materia de gestión de vivienda social en Bilbao concedido por las empresas municipales españolas.

Respecto a su actividad, de los 9.000 casos atendidos, 900 personas se encontraban en situación de riesgo de pérdida de vivienda debido a todo tipo de circunstancias y situaciones personales y ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

Puede descargar el archivo (01Presentacion_InformeOMDV2018_PRIMERSEMESTRE_REV2.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

COORDINACIÓN CON LOS SERVICIOS SOCIALES

Respecto a estos 900 expedientes abiertos, se ha conseguido que 166 personas que se encontraban en situación de excepcionalidad accedan a una vivienda pública, algo que para el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, ha sido posible “gracias al refuerzo de la coordinación y colaboración de la empresa pública con el Área de Bienestar Social, lo que nos ha permitido tener contacto permanentemente con estas familias”.

Actualmente hay 279 expedientes en trámite, mientras que 622 ya han sido cerrados. El 51% de los expedientes llegan a procedimiento judicial y el 26% se cierran tras recibir asesoramiento. Según el título de ocupación de las viviendas de estos expedientes, 381 eran inmuebles en alquiler, 166 en propiedad y 262 correspondían a ocupaciones ilegales. Respecto al propietario, el 50% de las viviendas pertenecen a entidades bancarias y un 35% a particulares.

Además, desde la OMDV se han desarrollado con éxito iniciativas novedosas como el  Protocolo de Permutas, con 68 solicitudes recibidas para la inclusión en esta bolsa, 14 de las cuales ya han sido concedidas, o el Protocolo de Convivencia, con 241 expedientes abiertos de los que buena parte se han resuelto favorablemente a través de la mediación o con el simple apercibimiento. También se ha asesorado a 163 personas sobre las clausulas suelo.

RENTA SOCIAL

Respecto a la protección a familias con pocos recursos, el Ayuntamiento ha destinado ya 800.000 euros en este mandato a renta social y se han tramitado  233 ayudas por un importe de 900.000 euros solo en 2018 para familias con deudas por impago de rentas.

La OMDV también tiene entre sus funciones las de gestionar el Registro de Demandantes de Vivienda, en el que figuran, según esta memoria, 11.446 personas inscritas, siendo el 57% unidades familiares de un solo miembro y menores de 35 años. Respecto a la vivienda, un 40% de los inscritos desea alquiler con opción a compra, el 35% alquiler y el 25% compra.

El resto de funciones de esta oficina son, además de la atención individualizada a los casos con problemas de vivienda; el asesoramiento legal y jurídico en materia de vivienda (prevención, mediación y protección); la resolución de conflictos; elaboración de un censo de viviendas vacías; la coordinación con los Servicios Sociales del Ayuntamiento; la aplicación del protocolo de convivencia; servicio de mediación; programas de recuperación de viviendas vacías; protocolo de permuta de viviendas; asesoramiento de claúsulas suelo; y, por último, gestión de ayudas.

El informe completo, al igual que los anteriores, se encuentra publicado en los sitios web de Emvisesay la OMDV.