La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ha atendido desde su creación a más de 10.000 personas, de las cuales un millar estaban en riesgo de perder sus viviendas

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han hecho balance de la labor desarrollada por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) desde su creación y han adelantado algunas cifras de la gestión llevada a cabo en Emvisesa durante estos tres años y medio de legislatura.

Juan Manuel Flores y Felipe Castro momentos antes de iniciarse la rueda de prensa en la que se presentó el Informe de Gestión de la OMDV.
Juan Manuel Flores y Felipe Castro momentos antes de iniciarse la rueda de prensa en la que se presentó el Informe de Gestión de la OMDV.

Desde su inauguración por parte de Juan Espadas el 31 de mayo de 2016 la OMDV ha atendido a más de 10.000 personas, de las cuales 1.027 se encontraban en situación de riesgo de perder sus viviendas.  Se les ha ofrecido mediación, asesoramiento y, en caso necesario y siempre de acuerdo con los informes técnicos de los Servicios Sociales, una alternativa habitacional.

 

Partimos en 2015 de una situación compleja, sin recursos, sin un procedimiento y sin instrumentos al servicio de un problema tan importante para la ciudadanía como la vivienda. Hoy, casi cuatro años después, podemos decir que la población tiene un dispositivo a su servicio que pone a su disposición herramientas y recursos para afrontar situaciones difíciles”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo.

 

Desde la creación de la OMDV, el Ayuntamiento de Sevilla ha destinado a este recurso gestionado por Emvisesa un millón de euros al año, además de una inversión de 16 millones de euros para adjudicación urgente de viviendas y 2,5 millones de euros en ayudas directas tramitadas con los Servicios Sociales para las familias con dificultades para pagar su alquiler. De los 10.000 casos atendidos, 1.027 familias se encontraban en situación de riesgo de pérdida de vivienda debido a diferentes circunstancias y situaciones personales y ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

 

EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL

En estos dos años y medio la OMDV ha ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 181 familias en situación de emergencia por riesgo de exclusión social, mediante el Protocolo de Asignación de Viviendas a familias en situación Excepcional, un sistema que no se utilizaba en mandatos anteriores.

 

Un total de 717 de los 1.027 expedientes han sido resueltos y cerrados, destacando que no se ha producido un solo desahucio sin una alternativa habitacional a los afectados.

El 77% de los expedientes cerrados han llegado a procedimiento judicial. Los juicios penales por usurpación, los desahucios por impago de rentas y las ejecuciones hipotecarias suponen la mayor parte de estos procedimientos, en los que la OMDV presta asesoramiento.

Además, desde la OMDV se están desarrollado con éxito iniciativas novedosas como el Protocolo de Permutas, con 86 solicitudes recibidas, o el Protocolo de Convivencia, con 272 expedientes abiertos de los que buena parte se han resuelto favorablemente a través de la mediación o con el simple apercibimiento.  Del mismo modo, y ante las necesidades de un sector importante de la población, se ha asesorado a 163 personas sobre las clausulas suelo de forma totalmente gratuita.

SEGUNDO SEMESTRE DE 2018

Los datos del segundo semestre de 2018 confirman la consolidación de este servicio con un ritmo semestral de 126 personas atendidas en riesgo de perder sus viviendas. “Este servicio arrancó con una demanda muy importante, dado que había muchos hogares en situaciones extremas que no contaban con ningún dispositivo de ayuda. Ahora, el ritmo se ha asentado y las situaciones son también diferentes. Se han reducido las situaciones límite a las que nos enfrentamos”, explicó el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, quien subrayó que el 35% de las familias en riesgo de perder su vivienda se encontraba en régimen de alquiler frente al 25% de ocupantes ilegales y el 18% constituido por propietarios.

La OMDV también tiene entre sus funciones las de gestionar el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla, en el que figuran 11.416 personas inscritas, siendo el 58% unidades familiares de un solo miembro, el 50% menores de 35 años y el 67% familias con ingresos que no superan el IPREM (alrededor de 540 euros mensuales). De estos, un 65% de los demandantes de vivienda protegida de Sevilla aspiran a terminar teniendo una vivienda en propiedad, ya sea mediante la adquisición directa o el alquiler con opción a compra.

En paralelo, y apoyada en numerosas ocasiones en esta labor de la OMDV, Emvisesa ha conseguido dar pasos fundamentales como la adjudicación de 772 viviendas; la ampliación del parque de viviendas en 346 unidades, lo cual supone un incremento del 15%; los programas de compra o alquiler de inmuebles vacíos #SevillaLlena; o el nuevo Plan Municipal de Vivienda, que prevé tanto la construcción y rehabilitación de nuevas viviendas protegidas como el desarrollo de programas de alquiler asequible en promociones privadas.

Estas líneas se complementan con los programas de ayudas sociales a las familias del Ayuntamiento de Sevilla, programas que están permitiendo generar recursos para aquellas familias en situación más desfavorecida.

Los Programas de Ayudas a Familias con Pocos Recursos (PPC y PPR) puestos en funcionamiento en 2017 han servido para ayudar con más de 1.500.000 euros a familias inquilinas de Emvisesa que cuentan con pocos recursos.

Al margen de los inquilinos de Emvisesa, las PPC y las ayudas económicas han permitido gestionar 21.000 ayudas durante 2018 con un presupuesto total de 6,23 millones de euros, de los cuales 2,5 se han destinado a pagar ayudas al alquiler. “Prácticamente se han duplicado las ayudas al alquiler, respecto a las cifras que nos encontramos en 2015”, afirmó Juan Manuel Flores.

Felipe Castro expresó que “esas ayudas directas se complementan con las tramitadas por Emvisesa en el marco de los planes Alquila.  357 inquilinos de Emvisesa han sido beneficiarios de la ayuda del Plan Alquila 2016 por un importe de 364.789,93€. En el año 2017 se recepcionaron un total de 750 expedientes, de los cuales 540 fueron de inquilinos de Emvisesa. Estamos a la espera de que se resuelva de manera definitiva esta convocatoria 2017, pero podemos adelantar que en la última resolución aparecían como beneficiarios y suplentes 414 solicitantes por importe de 399.280,72€. En el año 2018 se han recepcionado un total de 904 solicitudes, de las cuales 900 corresponden a inquilinos de Emvisesa. La previsión es que reciban una media superior al millón de euros anual durante los años 2018, 2019 y 2020. Se trata de más de 100 euros mensuales para cada uno de los solicitantes que cumplan los requisitos, alcanzando 175 euros para menores de 35 y mayores de 65 años. Estos inquilinos de Emvisesa abonan 250 euros mensuales de alquiler como media“.