El Ayuntamiento de Sevilla refuerza el mantenimiento y conservación del parque público de viviendas, locales y garajes ampliando el Servicio de Agentes de Proximidad de Emvisesa

El pasado mes de septiembre de 2018 Emvisesa puso en funcionamiento un novedoso Servicio de Agentes de Proximidad. El objetivo de este proyecto consistía en mejorar el mantenimiento y conservación del parque público de viviendas, así como la convivencia y atención social a los aproximadamente 8.000 inquilinos que residen en las promociones de alquiler que Emvisesa tiene distribuidas por toda la capital.

Durante el primer año de servicio, los agentes de proximidad han realizado más de 4.300 visitas para evaluar el estado de 34 diferentes promociones de alquiler de Emvisesa y ejecutado medio centenar de tareas de mantenimiento en sus zonas comunes. Respecto a las actuaciones en viviendas, se han llevado a cabo 181 inspecciones, 114 tareas de mediación en conflictos de convivencia vecinal y se ha entregado diversa documentación a 227 inquilinos.

Tras el éxito de la experiencia, avalado tanto por las cifras de actuaciones ejecutadas como por el grado de satisfacción de los inquilinos beneficiarios, Emvisesa ha renovado y ampliado la cobertura del servicio mediante un contrato suscrito en el jueves 12 de septiembre.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa; y Jesús Palacios Rodríguez, representante de Searo Servicios Generales, S.L.

Este nuevo contrato incluye 85 nuevas viviendas, 53 plazas de garaje, 3 locales comerciales y el edificio municipal situado en la calle Bilbao. La ampliación viene motivada, fundamentalmente, por el éxito de los programas de captación de viviendas vacías que están permitiendo incrementar el parque público de viviendas de alquiler“, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Los agentes de proximidad prestarán servicio a la totalidad del parque de viviendas de alquiler de Emvisesa, que asciende a 2.800 viviendas, así como a 1.194 plazas de aparcamiento, 337 locales comerciales, 73 talleres y 12 oficinas.

Jesús Palacios Rodríguez, representante de Searo Servicios Generales, S.L., destacó que “el contrato da lugar a 9 empleos, desarrollados en su totalidad por personas con discapacidad.

Se trata de una medida enmarcada en la política de reactivación y potenciación de la Empresa Municipal de la Vivienda que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Sevilla, con el fin último de responder a las personas que desean acceder a una vivienda municipal, así como ofrecer un mejor servicio a quienes ya son inquilinos de Emvisesa.

Los agentes de proximidad son profesionales con los conocimientos técnicos necesarios para la realización de reparaciones eléctricas, cambios de cerraduras, trabajos de jardinería, sellados de grietas, pintado de barandillas, puertas o paredes, fijación de elementos tales como tablones de anuncios, etc.

Están llevando a cabo una labor preventiva de conservación y mantenimiento que permite anticiparse al deterioro definitivo de elementos que exigen costosas sustituciones.

Por otro lado, los agentes de proximidad efectúan labores de inspección técnica de las promociones propiedad de Emvisesa, tanto en las propias viviendas como en sus zonas comunes, incluyendo las instalaciones existentes en las mismas.

Del mismo modo, desarrollan labores propias de un conserje o un sereno, como la entrega de documentación, revisiones de conservación de la promoción, contacto directo con los vecinos, etc.

Uno de los aspectos fundamentales de la labor de los agentes de proximidad es la coordinación con los inspectores de Emvisesa para detectar los posibles problemas de convivencia, ocupación ilegal de inmuebles o falta de habitabilidad que se produzcan en las promociones, convirtiéndose en interlocutores con los inquilinos.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda del Ayuntamiento de Sevilla media en el desahucio de una familia en riesgo de exclusión social y le ofrece, en coordinación con Emvisesa, una vivienda social del parque público de alquiler

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de Emvisesa, ha alcanzado un acuerdo con la entidad financiera titular de una vivienda privada para aplazar la orden de desalojo existente sobre una familia en situación de riesgo de exclusión social, con el objetivo de que se pueda trasladar a una vivienda del parque social municipal que se encuentra en fase de adecuación.

La familia está formada por dos adultos, un hijo mayor de edad y dos hijos menores. Los Servicios Sociales, en coordinación con la OMDV, les han estado facilitando ayuda. Ningún miembro de la unidad de convivencia tiene empleo y sólo ingresan la ayuda familiar. La familia tiene los suministros de la vivienda ocupada legalmente contratados y no han tenido problemas de convivencia comunitaria.

La OMDV les está asesorando desde marzo de 2017, año en el que recibieron una sentencia que les obligaba a desalojar una vivienda propiedad de una entidad financiera que habían ocupado sin título en el distrito Cerro Amate. La sentencia se convirtió en firme en octubre de 2018, aunque tras la mediación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda se logró la suspensión transitoria del lanzamiento. Desde entonces, se ha estado trabajando en la búsqueda de una alternativa habitacional acorde con las posibilidades y necesidades de la familia.

Ante el señalamiento de nuevo del lanzamiento mañana miércoles 12 de junio, la OMDV ha llegado a un acuerdo con la entidad financiera propietaria de la vivienda ocupada, que ha solicitado su paralización el tiempo suficiente para dar tiempo a Emvisesa a adecuar un piso propiedad de la empresa municipal y llevar a cabo la mudanza.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ha emitido un informe de idoneidad tras analizar en profundidad la situación socioeconómica de la familia, que abonará una renta acorde a su situación económica, denominada renta mínima exigible. Periódicamente, la OMDV, Emvisesa y los Servicios Sociales Municipales comprobarán la evolución y el cumplimiento de requisitos para ajustar la renta a las posibilidades económicas de la familia.

Emvisesa prevé que la vivienda, sobre la que la familia tiene suscrito un documento de reserva, estará lista en un plazo máximo de una semana. Se trata del tiempo necesario para adecuar la vivienda a la que la familia podrá trasladarse, evitando el desalojo y regularizando su situación.

 

Juan Manuel Flores y Felipe Castro revisando el Informe Semestral de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda OMDV.

Durante los últimos cuatro años el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha adjudicado 229 viviendas siguiendo el procedimiento de urgencia a otras tantas familias vulnerables en riesgo de exclusión social.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda se ha convertido, desde su inauguración a mediados de 2016, en el punto de referencia para asesorar a unidades familiares en riesgo de perder su hogar, tras abrir 1.200 expedientes y mediar con entidades financieras y propietarios privados, evitando que se produzca un solo desahucio sin que medie una alternativa habitacional.