Emvisesa lleva a cabo dos nuevas permutas de viviendas con realojo simultáneo, con lo que amplía su parque de viviendas y ofrece una solución a dos familias con graves problemas de accesibilidad

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, ha vuelto a aplicar el novedoso Protocolo de permuta con realojo simultáneo con la reciente adquisición de dos nuevas viviendas y la entrega a sus propietarios de otras tantas en alquiler.

Emvisesa ya ha llevado a cabo 29 permutas de viviendas, 9 de ellas mediante el Programa de Permuta con Realojo Simultáneo.

Emvisesa posee diferentes programas para facilitar que aquellas familias que habitan en viviendas que no se adaptan a sus necesidades puedan cambiarlas por otras que sí se ajusten. Gracias a dichos programas hemos realizado 29 permutas. Concretamente acabamos de llevar a cabo dos nuevas operaciones de permuta de vivienda con realojo simultáneo. Hemos adquirido las viviendas de dos familias cuyos graves problemas de salud las habían convertido en verdaderos pisos cárcel. Y, de forma inmediata, les hemos adjudicado dos viviendas adaptadas a sus necesidades con un alquiler muy asequible que ronda los 200 euros mensuales de media. Con este tipo de operaciones, además de solucionar el problema de estas familias, Emvisesa logra ampliar el parque público de viviendas, ya que las viviendas adquiridas se ponen a punto y se adjudican a otras familias compatibles”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La primera de las viviendas adquiridas por Emvisesa se encuentra en la barriada de San Pablo. Se trata de una vivienda sin ascensor que pertenecía a un matrimonio con graves problemas de salud e incapacitada para subir y bajar escaleras, por lo que se había convertido en lo que se denomina un piso cárcel.  Emvisesa ha adquirido la vivienda por 62.500 euros y les ha adjudicado otra en régimen de alquiler, con ascensor, completamente adecuada a las necesidades del matrimonio, situada en Polígono Aeropuerto (Sevilla Este), por la que abonarán una renta mensual de 300 euros.

Felipe Castro. Permuta de vivienda.
Felipe Castro entregando la documentación y llaves de una nueva vivienda que responde a las necesidades de un matrimonio aquejado de graves problemas de salud.

La segunda de las viviendas adquiridas por Emvisesa se encuentra en la barriada de Los Pájaros. Se trata de otra vivienda sin ascensor que pertenecía a un matrimonio con un menor aquejado de graves problemas de salud e incapacitado para subir y bajar escaleras, por lo que se había convertido en un piso cárcel.  Emvisesa ha adquirido la vivienda por 25.000 euros y les ha adjudicado otra en régimen de alquiler, con ascensor, completamente adaptada y adecuada a las necesidades del menor, situada en Polígono Aeropuerto (Sevilla Este), por la que abonarán una renta mensual de 484 euros.

 “Emvisesa soluciona, así, dos graves problemas de alojamiento a dos familias y, además, aumenta el parque público de viviendas sociales en alquiler, ya que los dos inmuebles adquiridos se adjudicarán inmediatamente a dos familias compatibles con sus características”, ha declarado Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) se encarga de la comprobación del cumplimiento de todos los requisitos establecidos en el Protocolo y es quien propone las adjudicaciones a las familias que lo solicitan.

Emvisesa lleva a cabo una nueva permuta de vivienda con realojo simultáneo y aprueba otras dos, con lo que amplía su parque de viviendas y ofrece una solución a tres familias residentes en inmuebles sin ascensor

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, ha vuelto a aplicar el novedoso Protocolo de permuta con realojo simultáneo puesto en marcha en el anterior mandato con la reciente adquisición de una nueva vivienda y entrega a sus propietarios de otra en alquiler. Además, la Comisión Ejecutiva de Emvisesa ya ha aprobado otras dos nuevas permutas con realojo simultáneo que se ejecutarán durante las próximas semanas. Con este tipo de operaciones, Emvisesa no solo consigue el objetivo de ampliar el parque público de vivienda, sino también el de ofrecer soluciones inmediatas a personas que, por distintas razones, tienen problemas habitacionales en sus propias casas.

En este caso, la propietaria de la vivienda adquirida por Emvisesa solicitó su inclusión en el protocolo de permutas, concretamente en la modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a causa de graves problemas de salud y movilidad reducida que la tenían confinada en un piso que se encontraba en un inmueble sin ascensor en la barriada de Los Pajaritos. Así, Emvisesa ha adquirido la vivienda por un importe 26.472,44 euros y de manera simultánea ha adjudicado a su propietaria una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros.

Última permuta con realojo simultáneo ejecutada por Emvisesa. Felipe Castro hace entrega de las llaves de una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros.
Última permuta con realojo simultáneo ejecutada por Emvisesa. Felipe Castro hace entrega de las llaves de una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros a una inquilina con graves problemas de salud a la que Emvisesa ha adquirido su vivienda.

Emvisesa soluciona, así, un problema grave de alojamiento a una familia y, además, aumenta el parque público de viviendas sociales en alquiler, ya que el inmueble adquirido se adjudicará inmediatamente a un solicitante que sí se pueda adecuar a sus características”, ha declarado Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla.

Asimismo, la Comisión Ejecutiva de Emvisesa ya ha aprobado dos nuevas permutas con realojo simultáneo que se ejecutarán durante las próximas semanas. En el primero de los casos, Emvisesa adjudicará una vivienda en régimen de alquiler a una familia que cuenta entre sus miembros con una persona que padece un grave problema de salud que le impide habitar la vivienda de su propiedad, que será adquirida por la empresa municipal. Esta unidad familiar también es propietaria de una vivienda ubicada en el barrio de Los Pajaritos, en una primera planta de un edificio sin ascensor. El matrimonio tiene a su cargo a un hijo de siete años que padece una parálisis cerebral y necesita silla de ruedas para desplazarse. La vivienda de Los Pajaritos, además de no tener ascensor, no se encuentra adaptada y tiene unas dimensiones muy reducidas, provocando que el menor no pueda salir a la calle y dificultando las labores de cuidado de sus padres, lo que, incluso, ha motivado que se tengan que trasladar temporalmente a la vivienda de un familiar.

En este caso, la familia ha solicitado la aplicación del protocolo de permuta en la modalidad de adquisición con realojo simultáneo, demandando que la vivienda nueva sea adaptada a minusválidos. La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) comprobó el cumplimiento de todos los requisitos establecidos en el protocolo y ha propuesto la adjudicación a esta familia de una vivienda en régimen de alquiler de Emvisesa en Sevilla Este. El edificio está dotado de ascensor y no tiene ningún tipo de barrera arquitectónica y la vivienda consta de 3 dormitorios y se encuentra adaptada a personas con movilidad reducida. Simultáneamente a la entrega de dicha vivienda, Emvisesa ha procedido a la adquisición por compraventa ante notario de la vivienda propiedad de la familia a cambio de 24.714,05 euros, solucionando, así, su problema habitacional.

El beneficiario del segundo caso es el de un matrimonio de avanzada edad, propietarios de una vivienda ubicada en el barrio de La Oliva, en una tercera planta de un edificio sin ascensor. El propietario tiene reconocida una incapacidad permanente y absoluta por diversas dolencias que limitan su movilidad, lo que, unido a las barreras arquitectónicas que existen en la vivienda de su propiedad, impiden a la pareja llevar una vida normalizada

En aplicación del Protocolo, tras comprobar la OMDV el cumplimiento de todos los requisitos, se propuso la adjudicación en régimen de alquiler a esta familia de una vivienda del parque de Emvisesa, sita en la zona de Rochelambert. La familia abonará una renta inferior a 250 euros mensuales por una vivienda sin ningún tipo de barrera arquitectónica en un edificio dotado con ascensor. Emvisesa adquirirá la vivienda propiedad del matrimonio a cambio de 34.466,10 euros y procederá a incorporarla a su parque de alquiler y adjudicarla a otra unidad familiar cuyas necesidades sí se adapten a la misma”, ha expresado Felipe Castro.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, lleva a cabo una nueva permuta con realojo simultáneo con la que amplía su parque de viviendas y soluciona un grave problema de alojamiento a una familia confinada en un piso-cárcel

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha adquirido una vivienda y entregado a sus propietarios otra en alquiler, en una nueva aplicación del Protocolo de permuta con realojo simultáneo.

Los propietarios de la vivienda adquirida por Emvisesa son los cónyuges J. A. O. G. y C. M. C., quienes solicitaron el día 28 de agosto de 2018 su inclusión en el protocolo de permutas, concretamente en la modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a causa de graves problemas  de salud  y  la movilidad  reducida  de  uno  de  los  miembros  de  la familia.

Las características de la vivienda, situada en el distrito Cerro-Amate, habían convertido el hogar de la familia en lo que se conoce como un piso-cárcel, haciendo necesario el cambio de vivienda.

Felipe Castro; A. O. G. y C. M. C.; Eva Cristóbal, responsable de la OMDV; junto al notario, José María Florit.
Felipe Castro; la pareja realojada, A. O. G. y C. M. C.; Eva Cristóbal, responsable de la OMDV; junto al notario.

Se trataba de un piso antiguo de la barriada de La Plata, en una tercera planta de un edificio sin ascensor. El hijo de la pareja, de 13 años de edad, sufre parálisis cerebral y tiene reconocido un grado de minusvalía del 85%, siendo usuario de silla de ruedas y dependiente para todas las actividades básicas de la vida diaria. Esta situación, unida a la falta de adaptación de la vivienda a dicha minusvalía, así como las barreras arquitectónicas que existen en el edificio, impedían a esta familia llevar  una  vida  normalizada,  convirtiendo  su  vivienda  en  un  piso  cárcel. Además, el hecho de tener que manejar al joven sin ascensor ni adaptación de ningún tipo en la vivienda está provocando graves problemas de salud a los padres“, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Emvisesa, en virtud del protocolo de permuta con realojo simultáneo, ha adquirido la vivienda de La Plata para entregarla a otra unidad familiar cuyas necesidades sí se adapten a la misma. A su vez, ha adjudicado a la familia vendedora una vivienda adaptada a sus necesidades, en régimen de alquiler, en la promoción de  Cros  Pirotecnia.  Se trata de una vivienda adaptada a personas con discapacidad  en  un edificio  dotado  con  ascensor  y  sin ningún tipo de barreras arquitectónicas, de  dos  dormitorios,  que  cuenta  con  plaza de garaje vinculada y una parada de metro en las proximidades. La renta mensual es de 209,32  euros.

“Emvisesa ha captado o recuperado en estos últimos cuatro años 260 viviendas vacías y ha facilitado casi una veintena de permutas en el marco de sus diferentes programas. Estas permutas han permitido disfrutar de una vivienda adaptada a sus necesidades a personas con problemas de accesibilidad, de dependencia, de salud o de convivencia”, ha concluido Felipe Castro.

Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa

Francisca Robles (57 años) y Fernando Gómez (60 años) son un matrimonio que adquirió una vivienda en la barriada de Los Príncipes en 1981. Con apenas 20 años y ningún problema de movilidad, una cuarta planta sin ascensor no anticipaba ningún inconveniente.

Sin embargo, treinta años después comenzaron unos problemas de rodilla, cadera y extremidades inferiores que desembocaron en la invalidez absoluta de Francisca. Cualquier desplazamiento que implicase bajar cuatro plantas de escaleras resultaba inviable y los incipientes problemas de espalda de Fernando convirtieron su hogar en un piso cárcel y la situación en insostenible.

Hace cinco años, el matrimonio y la hija que convive con ellos no tuvo más remedio que abandonar su vivienda en un cuarto piso sin ascensor y trasladarse a casa de otra de sus hijas en Camas. La vida del matrimonio y, muy especialmente, de sus hijas se transformó por completo.

Tras un lustro de inquietud por la posibilidad de una ocupación ilegal y por poseer una vivienda vacía que podría servir de hogar a una familia, Francisco tuvo conocimiento del Programa de captación de viviendas vacías de Emvisesa.

Me convenció la idea de que mi vivienda vacía fuera a parar a manos de alguien que de verdad la necesitara, al tiempo que recibíamos una compensación y el compromiso de poder recuperar la vivienda en un futuro”, afirma Fernando. “Una vez en Emvisesa, un joven del Servicio de Atención al Ciudadano escuchó nuestra historia y nos habló de la posibilidad de participar en el Programa de permuta con realojo simultáneo. Gracias a este programa, podríamos vender nuestra vivienda vacía a Emvisesa y trasladarnos de casa de mi hija a un piso con ascensor, adaptado a nuestras necesidades, donde mi otra hija volvería a su entorno y todo ello abonando un alquiler asequible”.

Tras los correspondientes trámites administrativos, que han concluido con la firma de escrituras ante notario; Fernando, Francisca y su hija se mudan a una vivienda de 70 metros cuadrados útiles en Pino Montano, en una promoción construida en 2008, con ascensor, plaza de garaje y próxima a su barrio de siempre, Los Príncipes.

La nueva vivienda de Francisca y Fernando en Pino Montano dispone de 70 metros cuadrados útiles en una promoción construida en 2008, con ascensor y plaza de garaje.

Ahora que conocemos Emvisesa, tengo que decir que estamos sorprendidos y encantados con la forma de trabajar de la empresa municipal. Nos han tratado estupendamente y, de hecho, estamos recomendando el Programa de permutas a todos nuestros vecinos. Nos han comprado la vivienda a muy buen precio y nos han dado una vivienda en alquiler con todas las garantías y unas calidades que están muy bien. Emvisesa nos ha dado calidad de vida. También hemos descubierto un amplio abanico de ayudas y programas para diferentes grupos con diversas necesidades, desde personas con precariedad económica a divorciados, pasando por problemas de accesibilidad o convivencia. Están trabajando muy bien”, ha declarado Francisca.

Francisca recibe las llaves y la documentación de su nueva vivienda de manos de Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Emvisesa ha captado o recuperado en estos últimos cuatro años 255 viviendas vacías y ha facilitado 18 permutas en el marco de sus diferentes programas. Estas permutas han permitido disfrutar de una vivienda adaptada a sus necesidades a personas con problemas de accesibilidad, de dependencia, de salud o de convivencia.

La captación de viviendas vacías gracias a los diferentes programas puestos en funcionamiento por Emvisesa va un 35% por delante del objetivo marcado en el Plan Municipal de la Vivienda de Sevilla.