Emvisesa facilita prácticas a 23 estudiantes gracias a convenios suscritos con 8 entidades universitarias, educativas y formativas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha suscrito 8 convenios con diferentes entidades y asociaciones que han permitido la realización de prácticas a 23 estudiantes tanto en la empresa municipal, como en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y en el Registro Público de Demandantes de Vivienda. Los convenios continuarán facilitando la realización de prácticas a alumnos tanto universitarios, como de FP, escuelas, institutos y asociaciones de personas con discapacidad.

El último acuerdo de colaboración ha sido el suscrito la pasada semana entre Emvisesa y la Escuela Mercantil de Sevilla, gracias al cual ya hay 3 alumnos realizando prácticas en la Empresa Municipal de la Vivienda.

La Escuela Mercantil de Sevilla es una institución con más de 80 años de historia, cuya sede se encuentra en la calle Luchana. La Escuela imparte enseñanzas relacionadas con actividades empresariales.

Óscar Mateos Paino, responsable de Recursos Humanos de Emvisesa, y Francisco Manuel Romero Neira, director de la Escuela Mercantil de Sevilla. El acuerdo de colaboración va a facilitar a los alumnos de los ciclos formativos de Formación Profesional impartidos por la Escuela Mercantil la realización del módulo profesional de formación en Emvisesa, contribuyendo a una mejor cualificación a través del contacto directo con un ambiente laboral real.
Óscar Mateos Paino, responsable de Recursos Humanos de Emvisesa, y Francisco Manuel Romero Neira, director de la Escuela Mercantil de Sevilla. El acuerdo de colaboración va a facilitar a los alumnos de los ciclos formativos de Formación Profesional impartidos por la Escuela Mercantil la realización del módulo profesional de formación en Emvisesa, contribuyendo a una mejor cualificación a través del contacto directo con un ambiente laboral real.

Los tres primeros alumnos, de 19, 21 y 33 años, ya se encuentran realizando prácticas encaminadas a mejorar sus conocimientos sobre Actividades Comerciales; Gestión de Ventas y Espacios Comerciales; y Asistencia a la Dirección, respectivamente. La duración de las prácticas suma 1.086 horas entre los tres alumnos.

Cada uno de ellos posee un tutor que se encarga de valorar y supervisar la formación de los tres alumnos, garantizando su adecuada orientación y seguimiento.

Existen otros siete convenios y acuerdos de colaboración en activo entre Emvisesa y entidades dedicadas a la formación.

La estrecha colaboración de Emvisesa con la Universidad de Sevilla ha permitido, además de prácticas formativas para 7 alumnos, la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa.
La estrecha colaboración de Emvisesa con la Universidad de Sevilla ha permitido, además de prácticas formativas para 7 alumnos, la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa.

El Máster de Rehabilitación de Edificios y Barrios impartido por la Universidad de Sevilla ha permitido que 7 alumnos hayan realizado prácticas en el Área Técnica de Emvisesa, estando 2 de ellos en la actualidad en pleno proceso formativo y otros dos en condiciones de comenzar sus prácticas próximamente.

Con la Universidad Loyola Andalucía existe un convenio que ha hecho posible prácticas en los departamentos jurídico y económico para 5 alumnos, estando 1 de ellas en la actualidad en proceso de prácticas.

Convenio Emvisesa y Universidad Pablo de Olavide (UPO). Emvisesa y la Universidad Pablo de Olavide han suscrito un convenio que ya ha facilitado prácticas a 2 alumnas de la UPO.
Convenio Emvisesa y Universidad Pablo de Olavide (UPO). Emvisesa y la Universidad Pablo de Olavide han suscrito un convenio que ya ha facilitado prácticas a 2 alumnas de la UPO.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, y la Universidad Pablo de Olavide, poseen un convenio en activo que establece un marco de cooperación educativa en materia de prácticas entre ambas instituciones. Los destinatarios de estas prácticas son estudiantes matriculados en cualquier enseñanza oficial impartida por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, así como estudiantes de otras universidades españolas o extranjeras que, en virtud de programas de movilidad académica o convenios establecidos entre las mismas, se encuentren cursando estudios en la UPO. En la actualidad hay 2 alumnas realizando prácticas en el Departamento de Recursos Humanos de Emvisesa y en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Además del convenio de prácticas, Emvisesa ha cedido 2 viviendas a Aspanridown. Se trata de 2 pisos que se constituyen como una alternativa válida a la dependencia, facilitando el aprendizaje y fomento de las capacidades de los beneficiarios del programa, y preparándoles para residir en una vivienda de manera independiente.
Además del convenio de prácticas, Emvisesa ha cedido 2 viviendas a Aspanridown. Se trata de 2 pisos que se constituyen como una alternativa válida a la dependencia, facilitando el aprendizaje y fomento de las capacidades de los beneficiarios del programa, y preparándoles para residir en una vivienda de manera independiente.

La finalidad del convenio entre Emvisesa y Aspanridown es facilitar la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual mediante un itinerario formativo que les introduce en el ambiente laboral real, su organización productiva interna y el sistema de relaciones laborales. El convenio vigente entre Emvisesa y la Asociación Aspanridown ha facilitado que 1 persona con discapacidad intelectual esté realizando prácticas en el Registro de Demandantes.

De izquierda a derecha, José Antonio Payán, coordinador de la Fundación Adecco en Andalucía; Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla; y Felipe Castro, gerente de Emvisesa.
De izquierda a derecha, José Antonio Payán, coordinador de la Fundación Adecco en Andalucía; Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla; y Felipe Castro, gerente de Emvisesa.

Emvisesa y la Fundación Adecco han firmado un convenio de colaboración para permitir a personas con discapacidad realizar prácticas en la Empresa Municipal de la Vivienda, con la finalidad de facilitar su inserción social y laboral. Son 2 los alumnos que se han podido beneficiar del contacto con un ambiente laboral real, su organización productiva interna y el sistema de relaciones laborales de la OMDV y el Registro de Demandantes.

Con el Centro de Formación Profesional Los Viveros existe un convenio de colaboración que ha facilitado las prácticas laborales de 1 alumna, que ha colaborado en la tramitación de más de 900 ayudas al alquiler para familias con pocos recursos.

El convenio suscrito entre Emvisesa y el Instituto de Educación Secundaria Carmen Laffón de La Rinconada ha posibilitado la realización de prácticas a 2 alumnos, actualmente colaborando con los arquitectos, ingenieros y arquitectos técnicos del Área Técnica de la Empresa Municipal de la Vivienda.

El Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla crean la “Cátedra de Vivienda Emvisesa”

El Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla han suscrito esta mañana el convenio marco para la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa, en un acto presidido por Juan Espadas, alcalde de Sevilla.

Los encargados de la firma, que ha tenido lugar en la sede de la Universidad, han sido Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Miguel Ángel Castro Arroyo, Rector Magnífico de la Universidad de Sevilla. También ha asistido Francisco Javier Montero Fernández, director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y de la propia Cátedra de Vivienda Emvisesa.

Juan Espadas se ha referido a Sevilla como “ciudad universitaria” y ha destacado la cantidad de proyectos sociales puestos en marcha por Emvisesa y cómo se beneficiarán del talento y el capital humano representado por la Universidad. También ha recordado que ya existe una Cátedra Emasesa y los potenciales beneficios derivados de la colaboración con la de Emvisesa.

La finalidad de la Cátedra de Vivienda Emvisesa es la promoción y desarrollo de una serie de actividades de servicio general a la docencia, encaminadas a complementar la formación reglada de los arquitectos, así como a profundizar en las competencias transversales del plan de estudio, como son trabajo colaborativo, liderazgo, innovación y creatividad.

El desarrollo de dichas actividades será llevado a cabo a través de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura e implicará la realización de actividades tales como conferencias impartidas por arquitectos de prestigio, empresarios y autónomos que puedan trasladar su experiencia en la temática de la Cátedra. También comprenderá la creación de programas o proyectos de investigación y desarrollo en materia de vivienda, desarrollados conjuntamente por Emvisesa y la ETSAS. Se dispondrán becas de trabajo en Emvisesa para recién egresados de la ETSAS y prácticas curriculares y extracurriculares para alumnos, así como participación en eventos formativos, de ocio o de interés cultural relacionados con la temática de la Cátedra, que sirvan de encuentro para los estudiantes.

El seguimiento de las actividades de la Cátedra de Vivienda Emvisesa se llevará a cabo por una comisión. Asimismo, con el fin de poder ejecutar las mencionadas actividades, Emvisesa se compromete a dotar la cantidad de 15.000 euros, en un solo pago anual al inicio de cada período.

Felipe Castro y Miguel Ángel Arroyo firman el convenio ante Juan Espadas.
Felipe Castro y Miguel Ángel Castro firman el convenio ante Juan Espadas.

El convenio de colaboración que regula los términos de la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa posee una duración inicial de un año que podrá prorrogarse, previo acuerdo unánime, por periodos anuales hasta un máximo de cuatros años.

Felipe Castro, ante preguntas de los medios de comunicación presentes, ha recordado que la Cátedra empieza a funcionar hoy mismo y que de forma inmediata se empezarán a programar actividades.

Emvisesa y la Universidad de Sevilla firman un convenio de colaboración para construir alojamientos para estudiantes y profesores en San Jerónimo

Esta mañana el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda, Emvisesa, y la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla, FIUS, han suscrito un acuerdo contractual para que la Fundación de la Universidad Hispalense preste asistencia técnica en el Programa Piloto de Alojamientos para estudiantes y profesorado universitario.

El acto ha estado protagonizado por la delegada municipal de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz; la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño; el gerente de Emvisesa, Felipe Castro; y José Guadix Martín, director general de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla.

Emvisesa va a desarrollar, por encargo de la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento de Sevilla, dicho proyecto de alojamientos piloto para estudiantes y profesorado universitario en el barrio de San Jerónimo.

Este proyecto es el primer ejemplo de un modelo contemplado en el PMVS. El nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación prevé el desarrollo de actuaciones a través de iniciativas relacionadas con el desarrollo de alojamientos, que deberán ponerse en marcha mediante proyectos piloto basados en modelos alternativos.

El gasto total subvencionable del proyecto asciende a 225.000 euros. El 80% de la financiación procede de los Fondos Europeos para la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (EDUSI) para el desarrollo de la línea de actuación LA10/01, siendo el 20% restante financiado por el Ayuntamiento de Sevilla.

Las labores concretas de la Fundación serán el desarrollo del proyecto piloto y la dirección de las obras. FIUS recibe 35.650 euros (IVA no incluido) como contraprestación de la asistencia prestada a Emvisesa.

Esta colaboración permitirá la construcción de una novedosa forma de edificación, denominada semilla, capaz de crecer y adaptarse a las nuevas demandas que vayan surgiendo.

Entre sus características Felipe Castro ha destacado:

·        Una mínima huella ecológica en el lugar en el que se ubica, San Jerónimo en este caso.

·        Un edificio transportable y almacenable en un espacio reducido (1 solo contenedor).

·        Replicable en situaciones de emergencia habitacional que se planteen a Emvisesa.

·        Alta eficiencia energética y mínima emisión de CO2.

·        Reducción al mínimo de los residuos de construcción y eliminación de los de demolición, al no ser necesaria gracias a la posibilidad de transporte.

·        Control de los costes económicos, mejora del proceso de control de calidad y eliminación de desviaciones presupuestarias.

·        Generación de patentes compartidas entre el Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla, de gran importancia teniendo en cuenta la exportabilidad del proyecto.

·        Los dos alojamientos se fabrican en taller y se transportan a su parcela de destino para su montaje.

·        Los alojamientos estarán monitorizados, al objeto de obtener datos referidos a consumo energético para su posterior evaluación.

·        La adecuación de la forma de construir a nuestro entorno mediterráneo, apoyada en estudios desarrollados por la Universidad de Sevilla.

Este tipo de construcción basado en potenciar procesos industrializados también tendrá impacto sobre la creación de empleo, facilitando el reciclaje de una amplia red de oficios del sector, actualmente infrautilizados en Sevilla y vinculados a la carpintería, herrería, estructuras y acabados.

Los alojamientos piloto son la oportunidad para movilizar recursos productivos y de conocimiento, así como poner en los mercados algunos sistemas que provoquen un progreso en la industrialización eficiente y de baja huella ecológica.

El proyecto se llevará a cabo en la parcela S3-API-DMN-01 en San Jerónimo Alamillo, por tratarse de un suelo de interés público social, ser el Distrito Norte el entorno del EDUSI y, además, para aprovechar la sinergia generada con el proyecto Sevilla Futura de las Naves de Renfe.

Naves de la Renfe, en San Jerónimo-Alamillo.
Naves de la Renfe, en San Jerónimo-Alamillo.

El plazo de ejecucución estimado es de 14 meses.

Está prevista la construcción de dos primeros alojamientos piloto con una superficie de 60 m2 por alojamiento.