Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, defiende en los cursos de verano de la UPO la potencialidad de desarrollo socioeconómico en una Sevilla metropolitana

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha representado a la empresa municipal participando como ponente en el curso “La dinámica metropolitana de las ciudades: Retos para la gobernanza y la gestión de las áreas metropolitanas”, organizado por la Universidad Pablo de Olavide (UPO).

El curso, dirigido a estudiantes de grado, máster y doctorado, investigadores, personal técnico y directivo de administraciones públicas, responsables políticos de administraciones públicas y entidades de la sociedad civil, ha transcurrido durante tres días en la sede de la UPO en Carmona, distribuyendo sus contenidos en tres bloques dedicados a los fundamentos de la gobernanza metropolitana, la planificación estratégica de ciudades y el futuro del área metropolitana de Sevilla, respectivamente.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, defiende en los cursos de verano de la UPO la potencialidad de desarrollo socioeconómico en una Sevilla metropolitana.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, defiende en los cursos de verano de la UPO la potencialidad de desarrollo socioeconómico en una Sevilla metropolitana.

Felipe Castro ha participado en el panel de debate dedicado a las “Potencialidades de desarrollo socioeconómico para el área metropolitana de Sevilla”, inserto en el tercero de los bloques citados.  En el debate, moderado por Carmen Castreño Lucas, coordinadora general de Empresas Municipales del Ayuntamiento de Sevilla; también han participado María del Carmen Compagni Morales; directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía; Jaime Palop Piqueras; Consejero Delegado de EMASESA; Virginia Pividal García; gerente de LIPASAM; Ana Isabel Jiménez Contreras, alcaldesa de Alcalá de Guadaíra; Antonio Conde Sánchez; alcalde de Mairena del Aljarafe; y Javier Fernández de los Ríos Torres; alcalde La Rinconada.

El director gerente de Emvisesa ha puesto de manifiesto la existencia de una realidad metropolitana sevillana, propiciada por una importante red de transportes y comunicaciones y una gran movilidad entre barrios residenciales, núcleos laborales y de zonas ocio.

El Registro de Demandantes de Viviendas Protegidas de Sevilla tiene más de un millar de personas inscritas que viven fuera de la capital, lo que supone que un 7,15% del total de la demanda de viviendas asequibles procede del área metropolitana. Es necesario superar esta diferencia entre la ciudad real o metropolitana y la ciudad administrativa o municipio, articulando procesos de cooperación a los que Emvisesa está abierta”, manifestó Felipe Castro.

Felipe Castro analizó la realidad de la vivienda en la corona metropolitana de Sevilla, destacando la existencia de una importante demanda de viviendas asequibles, así como de alojamientos colaborativos alternativos a las clásicas formas de tenencia, especialmente por parte de colectivos de personas mayores, estudiantes y modelos de familia propios del siglo XXI.

La tasa de esfuerzo familiar para acceder a una vivienda en Sevilla, ya sea en propiedad o en alquiler, se mantiene sustancialmente por debajo de la media nacional y hay que prestar más atención a zonas concretas donde los ingresos son prácticamente inexistentes y las ayudas sociales apenas compensan los bajos precios de la vivienda”, añadió Felipe Castro.

Finalmente, el gerente de la empresa pública de vivienda se mostró abierto a estrechar lazos con otros municipios, apoyar a aquellos con menos medios e incluso avanzar hacia una gestión metropolitana de la vivienda asequible, con el fin de lograr un desarrollo urbano sostenible e integrado que contribuya a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Emvisesa facilita prácticas a 23 estudiantes gracias a convenios suscritos con 8 entidades universitarias, educativas y formativas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha suscrito 8 convenios con diferentes entidades y asociaciones que han permitido la realización de prácticas a 23 estudiantes tanto en la empresa municipal, como en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y en el Registro Público de Demandantes de Vivienda. Los convenios continuarán facilitando la realización de prácticas a alumnos tanto universitarios, como de FP, escuelas, institutos y asociaciones de personas con discapacidad.

El último acuerdo de colaboración ha sido el suscrito la pasada semana entre Emvisesa y la Escuela Mercantil de Sevilla, gracias al cual ya hay 3 alumnos realizando prácticas en la Empresa Municipal de la Vivienda.

La Escuela Mercantil de Sevilla es una institución con más de 80 años de historia, cuya sede se encuentra en la calle Luchana. La Escuela imparte enseñanzas relacionadas con actividades empresariales.

Óscar Mateos Paino, responsable de Recursos Humanos de Emvisesa, y Francisco Manuel Romero Neira, director de la Escuela Mercantil de Sevilla. El acuerdo de colaboración va a facilitar a los alumnos de los ciclos formativos de Formación Profesional impartidos por la Escuela Mercantil la realización del módulo profesional de formación en Emvisesa, contribuyendo a una mejor cualificación a través del contacto directo con un ambiente laboral real.
Óscar Mateos Paino, responsable de Recursos Humanos de Emvisesa, y Francisco Manuel Romero Neira, director de la Escuela Mercantil de Sevilla. El acuerdo de colaboración va a facilitar a los alumnos de los ciclos formativos de Formación Profesional impartidos por la Escuela Mercantil la realización del módulo profesional de formación en Emvisesa, contribuyendo a una mejor cualificación a través del contacto directo con un ambiente laboral real.

Los tres primeros alumnos, de 19, 21 y 33 años, ya se encuentran realizando prácticas encaminadas a mejorar sus conocimientos sobre Actividades Comerciales; Gestión de Ventas y Espacios Comerciales; y Asistencia a la Dirección, respectivamente. La duración de las prácticas suma 1.086 horas entre los tres alumnos.

Cada uno de ellos posee un tutor que se encarga de valorar y supervisar la formación de los tres alumnos, garantizando su adecuada orientación y seguimiento.

Existen otros siete convenios y acuerdos de colaboración en activo entre Emvisesa y entidades dedicadas a la formación.

La estrecha colaboración de Emvisesa con la Universidad de Sevilla ha permitido, además de prácticas formativas para 7 alumnos, la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa.
La estrecha colaboración de Emvisesa con la Universidad de Sevilla ha permitido, además de prácticas formativas para 7 alumnos, la creación de la Cátedra de Vivienda Emvisesa.

El Máster de Rehabilitación de Edificios y Barrios impartido por la Universidad de Sevilla ha permitido que 7 alumnos hayan realizado prácticas en el Área Técnica de Emvisesa, estando 2 de ellos en la actualidad en pleno proceso formativo y otros dos en condiciones de comenzar sus prácticas próximamente.

Con la Universidad Loyola Andalucía existe un convenio que ha hecho posible prácticas en los departamentos jurídico y económico para 5 alumnos, estando 1 de ellas en la actualidad en proceso de prácticas.

Convenio Emvisesa y Universidad Pablo de Olavide (UPO). Emvisesa y la Universidad Pablo de Olavide han suscrito un convenio que ya ha facilitado prácticas a 2 alumnas de la UPO.
Convenio Emvisesa y Universidad Pablo de Olavide (UPO). Emvisesa y la Universidad Pablo de Olavide han suscrito un convenio que ya ha facilitado prácticas a 2 alumnas de la UPO.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, y la Universidad Pablo de Olavide, poseen un convenio en activo que establece un marco de cooperación educativa en materia de prácticas entre ambas instituciones. Los destinatarios de estas prácticas son estudiantes matriculados en cualquier enseñanza oficial impartida por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, así como estudiantes de otras universidades españolas o extranjeras que, en virtud de programas de movilidad académica o convenios establecidos entre las mismas, se encuentren cursando estudios en la UPO. En la actualidad hay 2 alumnas realizando prácticas en el Departamento de Recursos Humanos de Emvisesa y en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Además del convenio de prácticas, Emvisesa ha cedido 2 viviendas a Aspanridown. Se trata de 2 pisos que se constituyen como una alternativa válida a la dependencia, facilitando el aprendizaje y fomento de las capacidades de los beneficiarios del programa, y preparándoles para residir en una vivienda de manera independiente.
Además del convenio de prácticas, Emvisesa ha cedido 2 viviendas a Aspanridown. Se trata de 2 pisos que se constituyen como una alternativa válida a la dependencia, facilitando el aprendizaje y fomento de las capacidades de los beneficiarios del programa, y preparándoles para residir en una vivienda de manera independiente.

La finalidad del convenio entre Emvisesa y Aspanridown es facilitar la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual mediante un itinerario formativo que les introduce en el ambiente laboral real, su organización productiva interna y el sistema de relaciones laborales. El convenio vigente entre Emvisesa y la Asociación Aspanridown ha facilitado que 1 persona con discapacidad intelectual esté realizando prácticas en el Registro de Demandantes.

De izquierda a derecha, José Antonio Payán, coordinador de la Fundación Adecco en Andalucía; Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla; y Felipe Castro, gerente de Emvisesa.
De izquierda a derecha, José Antonio Payán, coordinador de la Fundación Adecco en Andalucía; Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla; y Felipe Castro, gerente de Emvisesa.

Emvisesa y la Fundación Adecco han firmado un convenio de colaboración para permitir a personas con discapacidad realizar prácticas en la Empresa Municipal de la Vivienda, con la finalidad de facilitar su inserción social y laboral. Son 2 los alumnos que se han podido beneficiar del contacto con un ambiente laboral real, su organización productiva interna y el sistema de relaciones laborales de la OMDV y el Registro de Demandantes.

Con el Centro de Formación Profesional Los Viveros existe un convenio de colaboración que ha facilitado las prácticas laborales de 1 alumna, que ha colaborado en la tramitación de más de 900 ayudas al alquiler para familias con pocos recursos.

El convenio suscrito entre Emvisesa y el Instituto de Educación Secundaria Carmen Laffón de La Rinconada ha posibilitado la realización de prácticas a 2 alumnos, actualmente colaborando con los arquitectos, ingenieros y arquitectos técnicos del Área Técnica de la Empresa Municipal de la Vivienda.

El Ayuntamiento de Sevilla facilita prácticas en Emvisesa a estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, y la Universidad Pablo de Olavide, han firmado esta mañana un convenio que establece un marco de cooperación educativa en materia de prácticas entre ambas instituciones.

Los encargados de suscribir el acuerdo han sido Myriam Díaz Rodríguez, delegada del Área de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento de Sevilla; Vicente Guzmán Fluja, Rector Magnífico de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla; Felipe Castro Bermúdez-Coronel,  gerente de Emvisesa; y José María Seco Martínez, secretario general de la UPO.

La finalidad del convenio es regular la colaboración entre la UPO y Emvisesa al objeto de que, a través de sus respectivos recursos, contribuyan a completar la formación y desarrollar la cualificación profesional de los estudiantes universitarios, mediante la realización de prácticas.

Los destinatarios de estas prácticas son estudiantes matriculados en cualquier enseñanza oficial impartida por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, así como estudiantes de otras universidades españolas o extranjeras que, en virtud de programas de movilidad académica o convenios establecidos entre las mismas, se encuentren cursando estudios en la UPO.

La selección de los estudiantes para las prácticas se realizará por parte de la Universidad Pablo de Olavide, con criterios objetivos previamente fijados y garantizando, en todo caso, los principios de transparencia, publicidad, accesibilidad universal e igualdad de oportunidades.

En el caso de prácticas externas extracurriculares, Emvisesa podrá intervenir en dicha selección.

Cada práctica contará con un Proyecto Formativo que fijará los objetivos educativos y las actividades a desarrollar.

La UPO nombrará un tutor o tutora académico para cada estudiante, que se encargará de velar por el normal desarrollo del Proyecto Formativo, realizar el seguimiento de las prácticas y la evaluación de las mismas mediante un informe de valoración que emitirá a su finalización. Igualmente, se nombrará un tutor o tutora por parte de Emvisesa que organizará las prácticas a desarrollar con arreglo a lo establecido en el Proyecto Formativo. 

Emvisesa abonará, en el caso de las prácticas externas extracurriculares, una pequeña beca al estudiante en concepto de bolsa o ayuda.

El convenio tendrá una duración mínima de un año, prorrogándose tácitamente por periodos anuales hasta un máximo de cuatro años. 

La Universidad Pablo de Olavide y su Fundación han coincidido en declarar el alto interés de la formación práctica de los estudiantes universitarios, cuyo objetivo es permitir a los mismos aplicar y complementar los conocimientos adquiridos en su formación académica, favoreciendo la adquisición de competencias que les preparen para el ejercicio de actividades profesionales, faciliten su empleabilidad y fomenten su capacidad de emprendimiento.

Convenio entre Emvisesa y la Fundación Adecco.
Convenio entre Emvisesa y la Fundación Adecco.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ya ha suscrito durante 2018 otros convenios de colaboración para facilitar prácticas en la Empresa de la Vivienda, destacando los firmados con la Asociación Aspanridown y con la Fundación Adecco para contribuir a la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual mediante un itinerario formativo que les introduce en el ambiente laboral real, su organización productiva interna y el sistema de relaciones laborales.

Rafael Caballero Tena, presidente de la asociación Aspanri y Felipe Castro, gerente de Emvisesa.