Emvisesa facilita prácticas laborales a personas con discapacidad intelectual en el marco del convenio suscrito con Albatros Andalucía

Emvisesa ha suscrito un convenio de colaboración con la Asociación Albatros Andalucía para facilitar la realización de prácticas en la empresa pública de la vivienda a personas con discapacidad intelectual. Los responsables de su firma han sido Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Lucía Gómez, presidenta de la Asociación Albatros Andalucía.

Albatros Andalucía es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo fin es mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual.  La asociación está formada por padres, familiares, amigos y profesionales que aspiran a lograr la plena integración de las personas con diversidad funcional.

Entre los diversos programas y servicios que Albatros ofrece se encuentra el Programa SOLER, encaminado a facilitar prácticas en empresas a personas con discapacidad intelectual.

En el marco del Programa SOLER, Emvisesa va a facilitar prácticas que completen la adquisición de la cualificación profesional conseguida por personas con discapacidad intelectual en programas previos de la asociación.

Felipe Castro y Lucía Gómez firmando en convenio entre Emvisesa y Albatros Andalucía.
Felipe Castro y Lucía Gómez firmando el convenio entre Emvisesa y Albatros Andalucía.

Estas prácticas están orientadas a la adquisición de conocimientos y a la inmersión en el sistema de relaciones existente en un entorno real de trabajo. Ya tenemos experiencias de prácticas con diversas entidades sin ánimo de lucro en las que los participantes han adquirido una mayor identidad y madurez que, a la postre, les ha facilitado la transición a una vida laboral activa”, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa. 

Las prácticas serán tutorizadas por monitores de la Asociación, en coordinación con una persona designada por Emvisesa, con quien se acordarán las posibles modificaciones o sugerencias que en el devenir de las prácticas pudieran mejorar los objetivos de las mismas.

Los alumnos en prácticas percibirán una cantidad económica mensual en concepto de bolsa de ayuda al estudio y compensación por los gastos derivados de la realización de las mismas.

La duración máxima de las prácticas es de 6 meses, teniendo el convenio una validez de un año prorrogable, si existe acuerdo entre las partes.

Emvisesa tiene un completo programa de colaboración con entidades sin ánimo de lucro que, además de prácticas laborales, comprende la cesión en condiciones beneficiosas de viviendas y locales comerciales.

Durante estos últimos cuatro años Emvisesa ha cedido a entidades sin ánimo de lucro una veintena del total de 38 viviendas que participan en programas sociales de este tipo, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Sevilla.

Emvisesa mantiene convenios con entidades como Paz y Bien, Asociación Autismo Sevilla, Asociación Síndrome Down de Sevilla y Provincia, Asociación Sevillana Síndrome Asperger o Asociación Aspanri-Aspanridown que trabajan para facilitar la inclusión socio laboral de personas en riesgo de exclusión por discapacidad intelectual, cognitiva o trastornos de conducta.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, acompañado de Pepa Romero, presidenta de la Asociación Paz y Bien.

Las entidades sin ánimo de lucro acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda o local público y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo.

Visita a las viviendas cedidas por Emvisesa para programas de inclusión de personas con discapacidad intelectual gestionados por la Asociación Paz y Bien

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha realizado una visita a tres de las siete viviendas que la empresa pública de la vivienda tiene cedidas en alquiler a la Asociación Paz y Bien, en el marco del convenio suscrito entre ambas instituciones para facilitar la inclusión de personas con discapacidad intelectual.

El objeto del convenio es la cesión en régimen de arrendamiento de viviendas públicas en las que personas con discapacidad intelectual, apoyadas por profesionales, puedan desarrollar un entrenamiento que las prepare para una vida independiente.

Felipe Castro ha estado acompañado de Pedro González-Quevedo, director del Área de Gestión de Emvisesa. Los anfitriones de la Asociación Paz y Bien, además de los inquilinos de las tres viviendas, han sido Luis Gordillo e Israel Montes, responsables de proyectos y programas de la asociación.

Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas a la asociación Paz y Bien.
Responsables de Emvisesa visitan una de las viviendas cedidas en Pino Montano a la asociación Paz y Bien.

Dos de las viviendas, situadas en Pino Montano, sirven para desarrollar el Programa Timonel, que aspira a que los participantes dejen de ser dependientes y accedan a un puesto de trabajo estable. Timonel es la primera experiencia de vida autónoma para numerosos jóvenes e implica una supervisión diaria y cercana por parte de los tutores de Paz y Bien. Las viviendas se constituyen como pisos de entrenamiento, en un nivel previo a la independencia.

La tercera vivienda se encuentra en Santa Aurelia y supone un estadio más avanzado hacia una vida completamente autónoma. En ella, viven Rocío, Jesús y Alfredo. Los tres disfrutan de un empleo.

Mi objetivo era independizarme y vivir de manera independiente. Quería seguir creciendo como persona y en esta vivienda puedo conseguirlo”, afirma Rocío.

 Jesús y Alfredo también destacaron la importancia de la vivienda en su proyecto de vida independiente.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Josefa Romero, presidenta de Paz y Bien.

Emvisesa tiene un total de 38 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Durante estos cuatro años Emvisesa, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Sevilla, ha cedido 20 de esas viviendas, duplicando la cifra respecto al total histórico. Asociaciones como Paz y Bien trabajan para facilitar la inclusión sociolaboral de personas en riesgo grave de exclusión social”, declaró Felipe Castro.

Las entidades sin ánimo de lucro acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública.

Hasta la creación del procedimiento de convocatoria pública, la premisa fundamental en estos proyectos era contar con una memoria justificativa sólida por parte de las entidades solicitantes que garantizara el cumplimiento de los fines perseguidos. Las viviendas debían contribuir al desarrollo de programas para la integración sociolaboral de colectivos que cuentan con una especial problemática a la hora de la inclusión. Parte fundamental de dicha integración es facilitar la incorporación al mundo laboral a los destinatarios de los programas.

Buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones, además de los avances en la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión social.

Con el aval del éxito obtenido en una veintena de proyectos durante estos cuatro años, son muchas las asociaciones de todo tipo que acudían a Emvisesa para ser incluidas en programas de cesión de viviendas. Desde el pasado mes de noviembre de 2018 la firma espontánea de convenios bilaterales se ha sustituido por la convocatoria pública, al tratarse de una figura más transparente, que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos”, afirmó el director gerente de Emvisesa.

Más información sobre la convocatoria pública para la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro cuya finalidad sea el impulso del empleo y el fomento de actividades sociales.

Emvisesa entrega una vivienda a la Asociación Aspanri-AspanriDown el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Hoy, con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, Emvisesa ha hecho entrega de una vivienda a la Asociación Aspanri-AspanriDown.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, ha sido el encargado de firmar el contrato y entregar las llaves de la vivienda a Rafael Caballero, presidente de Aspanri-AspanriDown.

El pasado 28 de mayo, El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y la Asociación Aspanri-Aspanridown suscribieron un convenio de colaboración para la cesión de viviendas a esta asociación sevillana dedicada a mejorar la calidad de vida de personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual.

El 19 de junio Emvisesa ya hizo entrega a la Asociación de una vivienda situada en San Jerónimo, que está sirviendo para que 6 personas con discapacidad acompañadas por un monitor desarrollen el programa “Vida adulta independiente“.

Esta segunda vivienda, situada en Sevilla Este, también contribuirá a dicho programa cuyo objetivo principal es servir de aprendizaje y paso previo a la emancipación de personas con Síndrome de Down y discapacidad intelectual. De tal modo, estas viviendas cedidas por Emvisesa se constituyen como una alternativa válida a la dependencia, facilitando el aprendizaje y fomento de las capacidades de los beneficiarios del programa, y preparándoles para residir en una vivienda de manera independiente.

Vida adulta independiente” permite reforzar hábitos y normas de convivencia, desarrollar habilidades sociales y capacidades para desenvolverse en actividades de vida diaria, relaciones interpersonales y su integración en entornos sociales normalizados.

Los beneficiarios directos de este proyecto serán 6 personas acompañadas por un monitor.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Rafael Caballero, presidente de la asociación Aspanri-AspanriDown.

Son ya dos las viviendas que Emvisesa ha cedido a AspanriDown, con capacidad para acoger a 12 personas con discapacidad y 2 monitores. Este programa consolida, por tanto, empleo para varios profesionales de apoyo que verán ampliada su jornada laboral. También posibilita la creación de dos puestos de trabajo para dos técnicos a jornada completa“, afirmó Felipe Castro.

El número de personas atendidas entre ambas viviendas alcanzará el centenar, siendo el perfil de los destinatarios el de personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual mayores de 18 años“, expresó Rafael Caballero.

Emvisesa tiene un total de 38 viviendas de su parque de alquiler cedidas a entidades sin ánimo de lucro. 20 de dichas viviendas se han cedido durante el actual mandato, siendo beneficiarias 8 entidades diferentes que han presentado proyectos a Emvisesa encaminados a la integración sociolaboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista (Paz y Bien; Aspanri-Aspanri Down; Asociación Sevillana Síndrome de Asperger), jóvenes sevillanos sin recursos (Fundación Persán); migrantes y refugiados (CEAR; CEPAIM; Sevilla Acoge) y personas en riesgo grave de exclusión social (Atenea-Realidades).

El pasado 31 de octubre Emvisesa abrió una Convocatoria pública para la selección de entidades sociales que deseen acceder a viviendas protegidas municipales en arrendamiento, con la finalidad de impulsar el empleo y fomentar actividades con fines sociales. La convocatoria pública viene a aportar transparencia en las adjudicaciones, garantizar la libre concurrencia y dotar de mayor agilidad a la tramitación de los procesos.