Emvisesa tramita 150 solicitudes de ayuda de inquilinos, propietarios y autónomos afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado y puesto en marcha diferentes programas de ayuda para aliviar los efectos económicos que la crisis de la COVID-19 está provocando en inquilinos, propietarios, autónomos, entidades sin ánimo de lucro y proveedores relacionados con la empresa municipal.

Emvisesa ha sido una de las primeras empresas promotoras de vivienda en poner en funcionamiento planes de ayuda integrales para personas afectadas por la COVID-19, dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y anticipándose a la normativa que se ha ido publicando en forma de Real Decreto-ley con posterioridad. Así, el 27 marzo, la empresa municipal de la vivienda de Sevilla ya publicó su Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. El 31 de marzo publicó el Protocolo para la aplicación de medidas excepcionales a los contratos de arrendamientos de locales comerciales, talleres y oficinas titularidad de Emvisesa para hacer frente al impacto económico del COVID-19, en el que también se dio cabida a entidades sin ánimo de lucro que desarrollan proyectos sociales en viviendas cedidas por Emvisesa en condiciones ventajosas. Finalmente, el 21 de abril, Emvisesa publicó el Protocolo excepcional para titulares de viviendas promovidas por EMVISESA con cantidades aplazadas, afectados por la crisis sanitaria derivada de la COVID19.

Se trata de un paquete de medidas que ofrece diferentes opciones a las que pueden acogerse quienes hayan visto empeorar su situación económica a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. El sitio web emvisesa.org detalla los diferentes programas disponibles, los requisitos de acceso y ofrece una página de ayuda y 16 líneas telefónicas de atención para los interesados.

En esencia, las ayudas consisten en una moratoria o una reducción de la renta según las posibilidades económicas del solicitante y el programa concreto al que se acoja.

Emvisesa ha previsto que las solicitudes de ayuda puedan tramitarse completamente de manera telemática, en consonancia con lo establecido por la normativa y para evitar desplazamientos y contribuir a reducir los contactos entre personas. El trámite se realiza mediante formularios alojados en el sitio web emvisesa.org y se ofrecen alternativas a la documentación a presentar. En caso de no poder aportar un certificado de Vida Laboral, de empadronamiento o la Declaración de la Renta, se ofrece la posibilidad de descargar y cumplimentar una declaración responsable.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Las ayudas se tramitan en base a los documentos y declaraciones responsables que los interesados aportan. Una vez se vaya relajando el estado de alarma y no existan riesgos para la salud de las personas, iremos requiriendo la documentación original necesaria”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Hasta el momento, Emvisesa ha recibido 146 solicitudes válidas de personas que desean acogerse a alguno de los diferentes programas de ayuda para afectados por la COVID-19. Destacan las 108 solicitudes, un 74% del total, cursadas por inquilinos de Emvisesa. Le siguen las 38 solicitudes, un 26% del total, presentadas por arrendatarios de locales, talleres y oficinas propiedad de Emvisesa, en su mayoría emprendedores autónomos que han visto su negocio cerrado o su actividad muy mermada. Las solicitudes de propietarios de viviendas de Emvisesa han sido redirigidas a otros programas, por no cumplir los requisitos.

Ayudas a inquilinos

El 4 de abril la empresa municipal adaptó su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la COVID-19 al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, lo cual implicó que los solicitantes pudieran acogerse al programa de ayudas propias de Emvisesa o a las reguladas por la citada norma.

Emvisesa cuenta con 2.798 inquilinos, de los que un 3,85% ha solicitado acogerse a alguno de los dos programas de ayuda (Emvisesa COVID-19 y Estatal COVID-19) disponibles. El programa propio de Emvisesa cuenta con mejores condiciones para la mayor parte de los potenciales solicitantes y ha acumulado el 93% de las solicitudes, mientras que el Estatal ha recibido el 7% restante.

 

Desde la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, entidad coordinadora de las ayudas a inquilinos, se está estudiando caso por caso y recomendando el programa más beneficioso para cada solicitante. Por ello, es posible que algunas de las ayudas no concedidas acaben siendo aprobadas en segunda opción y que algunas ayudas pre aprobadas en un programa, pasen a otro si éste es más beneficioso para los solicitantes”, afirma Felipe Castro.

El 70,37% de las ayudas solicitadas se han concedido o están pendientes de aportar algún documento para su aprobación, mientras que el 29,63% restante no han sido concedidas, pudiendo algunas acceder a otro programa. Los motivos fundamentales para no aprobar la concesión de la ayuda son el no demostrarse vulnerabilidad, tal y como exige el protocolo y el Real Decreto-ley que regula estas ayudas, o bien no hallarse correlación entre la situación económica y la crisis provocada por la COVID-19.

Cada solicitud supone, de media, una ayuda de 256 euros mensuales. En caso de llegar a las 420 ayudas concedidas (un 15% del parque de alquiler), Emvisesa dejaría de ingresar más de 107.000 euros mensuales.

El 55% de las personas que se han acogido al programa de ayuda propio de Emvisesa abonará una renta mensual equivalente al 10% de sus ingresos (con un mínimo de 75€ de renta mensual) hasta que se decrete el fin del estado de alarma o la empresa municipal lo anuncie en su sitio web. El 17% abonará una renta equivalente al 5% de sus ingresos mensuales disponibles (con un mínimo de 45 euros mensuales) y el 28% restante abonará 25 euros mensuales de renta de alquiler.

En el 59% de las ayudas aprobadas los solicitantes se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE); en el 23% se trataba de autónomos obligados a un cese de actividad; un 5% de las familias han sufrido ambas casuísticas, mientras que en el 13% restante se ha dado una situación de desempleo que afecta a la unidad de convivencia.

Ayuda a autónomos

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal. En su mayoría se trata de emprendedores y pequeños empresarios autónomos que han visto sus negocios cerrados o su actividad muy mermada a causa de la COVID-19.

El 89,5% de las solicitudes están completas o en trámites de completarse tras los requerimientos oportunos por parte de Emvisesa, mientras que el 10,5% restante aún tienen la oportunidad de ajustarse a los requisitos exigidos en el protocolo de ayuda.

Una vez aprobadas las ayudas y de manera general, los solicitantes gozarán de un aplazamiento por el que podrán dejar de abonar hasta el 50% de sus recibos de alquiler entre los meses de abril y diciembre de 2020 y abonar la diferencia en 24 meses a partir de enero de 2021, sin gastos ni intereses de ningún tipo.

Las 38 solicitudes tramitadas supondrían que Emvisesa aplazaría hasta 94.726 euros de rentas en 24 meses. La media es de hasta 2.500 euros de aplazamiento por solicitud de ayuda aprobada. En caso de llegar a las 94 ayudas concedidas (un 30% del parque de locales comerciales, talleres y oficinas), Emvisesa aplazaría aproximadamente 235.000 euros de renta a 24 meses.

Emvisesa ha reforzado la atención a las personas afectadas por la COVID-19 mediante media docena de programas de ayuda. Todos los empleados de la empresa municipal están trabajando sin descanso para aliviar la crisis de los más afectados y contribuir a la reactivación económica. Técnicos, personal jurídico, administrativos, economistas… El personal que atiende los teléfonos y responde los correos está realizando turnos que van más allá de su horario de forma voluntaria y estamos recibiendo cientos de mensajes de agradecimiento y felicitación. El apoyo por parte del Ayuntamiento nos está permitiendo responder con todos estos programas de ayuda y con licitaciones que alivian la crisis a numerosas familias”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro sobre el balance provisional de los planes de ayuda de Emvisesa a afectados por la COVID-19:

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, en las Jornadas de la Federación de Entidades con Proyectos y Pisos Asistidos (FEPA)

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha participado en las decimoquintas Jornadas organizadas por la Federación de Entidades con Proyectos y Pisos Asistidos (FEPA), que este año han tenido lugar en Sevilla.

Las Jornadas FEPA han atraido a numeroso público a la sede de Inturjoven en la calle Isaac Peral de Sevilla.
Las Jornadas FEPA han atraido a numeroso público a la sede de Inturjoven en la calle Isaac Peral de Sevilla.

Felipe Castro representó al Ayuntamiento de Sevilla en el acto de inauguración celebrado en la sede de Inturjoven de Sevilla el jueves 12 de marzo, bajo el lema “Interculturalidad: retos para la cohesión social”.

El gerente de la empresa pública de la vivienda de Sevilla aportó la visión que desde Emvisesa, como instrumento del Ayuntamiento de Sevilla en materia de vivienda social, se tiene de un fenómeno como la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro.

En mayo de 2015, cuando llegué a la gerencia de Emvisesa, teníamos un total de 18 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la integración de colectivos en riesgo de exclusión. Desde mayo de 2015 hasta febrero de 2020 se han cedido 21 nuevas viviendas, duplicando la cesión de viviendas respecto al total histórico. Actualmente, por tanto, Emvisesa tiene un total de 39 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Ello supone, aproximadamente, el 1,5% del parque de viviendas en alquiler de Emvisesa, con un valor de cinco millones y medio de euros“, expresó Felipe Castro.

Felipe Castro en las Jornadas FEPA.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Pepa Arqué, presidenta de la FEPA, durante el acto de inauguración de las Jornadas.

Se trata de un dato objetivo que pone de manifiesto la confianza del Ayuntamiento y Emvisesa en estas asociaciones que trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes, refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Son entidades que acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención cada año de más de 1.220 personas en riesgo de exclusión social y la creación o consolidación de más de 80 puestos de trabajo“, continuó Felipe Castro.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública.

Buena parte de los convenios entre Emvisesa y las entidades sin ánimo de lucro se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones.

Con el aval del éxito obtenido en más de una veintena de proyectos desde 2015, son muchas las asociaciones de todo tipo que acudían a Emvisesa para ser incluidas en programas de cesión de viviendas. Desde el pasado mes de noviembre de 2018 la firma espontánea de convenios bilaterales se ha sustituido por la convocatoria pública, al tratarse de una figura más transparente, que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos.

Felipe Castro agradeció el trabajo de todas las asociaciones que tienen suscritos convenios de colaboración con Emvisesa, entre las que se encuentran  Paz y Bien, Aspanri-Aspanri Down, la Asociación Sevillana Síndrome de Asperger, la Fundación Persán, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), CEPAIM, Sevilla Acoge, Atenea-Realidades o la Asociación Abrázame.

Visita de Emvisesa a las viviendas cedidas a Paz y Bien.
Visita de Emvisesa a las viviendas cedidas a Paz y Bien.

El director gerente de Emvisesa se despidió pidiendo creatividad en tiempos de crisis, para poner en marcha muchos proyectos que hagan avanzar nuestra sociedad hacia la inclusión y ofrezcan soluciones concretas a quienes más necesitan un alojamiento.

La misión de FEPA es favorecer la autonomía y la igualdad de oportunidades de los y las jóvenes sin apoyo familiar en proceso de emancipación, especialmente de los/as tutelados/as y extutelados/as.

Esta misión se realiza a través de la participación activa de las entidades que los atienden.

FEPA es la entidad de referencia y el interlocutor relevante en España en torno a la realidad y los desafíos de los jóvenes y las jóvenes sin apoyo familiar en proceso de emancipación, especialmente los tutelados/as y extutelados/as.

Emvisesa cede un piso en alquiler para acogimiento familiar a “Humanos con Recursos”, alcanzando las 39 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha cedido una vivienda a la asociación sevillana Humanos con Recursos para atender a personas sin hogar o en riesgo de perder su vivienda.

Humanos con Recursos es una asociación sin ánimo de lucro que lucha contra la exclusión social mediante la sensibilización, la mediación laboral, el voluntar­iado, el análisis, el estudio, la in­vestigación, la participación social y la formación.

Emvisesa ya había cedido dos viviendas a Humanos con Recursos, en virtud del convenio suscrito en febrero de 2019 por ambas entidades para facilitar el desarrollo de los programas “Servicio de alojamiento en pisos y hostales para personas o familias en situación de riesgo por pérdida de vivienda, personas sin hogar y personas o familias de asentamientos chabolistas” y “Servicio de Alojamiento en pisos y hoteles para personas o familias en situación de riesgo por pérdida de vivienda y para personas sin hogar inmigrantes”.

El objetivo fundamental de la colaboración entre Emvisesa y Humanos con Recursos es la atención inmediata ante situaciones de vulnerabilidad social que presenten las personas o familias que han perdido su vivienda.  Desde la seguridad de un hogar, Humanos con Recursos facilita a los beneficiarios de sus programas información y orientación, además de acceso al resto de recursos sociales de la ciudad.

Estos programas generan empleo para varios profesionales que supervisan y prestan apoyo a los beneficiarios.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, hace entrega de las llaves de una tercera vivienda a Lara Parejo, vicepresidenta de Humanos con Recursos.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, hace entrega de las llaves de una tercera vivienda a Lara Parejo, vicepresidenta de Humanos con Recursos.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Lara Parejo Muñiz,  vicepresidenta de la Asociación Humanos con Recursos, han sido los encargados de firmar el contrato de cesión de arrendamiento de una tercera vivienda que ofrece continuidad al proyecto iniciado, tal y como se acordó en el convenio firmado el pasado año.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro tras el acto de entrega:

En mayo de 2015 Emvisesa tenía un total de 18 viviendas cedidas a entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la integración de colectivos en riesgo de exclusión. Desde mayo de 2015 hasta febrero de 2020 se han cedido 21 nuevas viviendas, duplicando la cesión de viviendas a entidades SAL (sin ánimo de lucro) respecto al total histórico. A 8 de febrero de 2020 Emvisesa tiene un total de 39 viviendas cedidas a entidades SAL.

Estas asociaciones trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y devuelven a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido, mediante la atención de miles de personas en riesgo de exclusión social y la creación de cientos de puestos de trabajo.

La relevancia de estas cesiones no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública.

Hasta la creación de dicho procedimiento, la premisa fundamental en estos proyectos era contar con una memoria justificativa sólida por parte de las entidades solicitantes que garantizara el cumplimiento de los fines perseguidos. Las viviendas debían contribuir al desarrollo de programas para la integración socio-laboral de colectivos que cuentan con una especial problemática a la hora de la inclusión. Parte fundamental de dicha integración es facilitar la incorporación al mundo laboral a los destinatarios de los programas.

Buena parte de los convenios se han venido enmarcando en el Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, que está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales. Gracias a este Plan y, concretamente, a la aportación económica realizada por parte de la Delegación de Empleo y Bienestar Social, Emvisesa ha continuado cediendo viviendas a entidades sin ánimo de lucro, tras detectar el efecto positivo en el empleo directo e indirecto de dichas cesiones.

Con el aval del éxito obtenido en más de una veintena de proyectos desde 2015, son muchas las asociaciones de todo tipo que acudían a Emvisesa para ser incluidas en programas de cesión de viviendas. Desde el pasado mes de noviembre de 2018 la firma espontánea de convenios bilaterales se ha sustituido por la convocatoria pública, al tratarse de una figura más transparente, que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos.

Emvisesa colabora con asociaciones sin ánimo de lucro en la atención residencial a menores tutelados en Sevilla

Emvisesa ha participado en la jornada técnica “Evolución de la atención residencial a menores tutelados en Andalucía“, organizada por la Asociación Paz y Bien.

Puede descargar el archivo (programa-pazybien.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Pedro González-Quevedo, director del Área de Gestión de Emvisesa, tomó parte en la mesa de debate dedicada a los programas de emancipación que facilitan la salida de los menores del sistema de protección.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa han fortalecido enormemente los programas de colaboración con entidades sin ánimo de lucro, de manera que actualmente hay casi 40 viviendas públicas cedidas en condiciones muy ventajosas a asociaciones que trabajan en proyectos integradores con personas en riesgo de exclusión social“, expuso Pedro González-Quevedo.

Durante los últimos cuatro años se han cedido 20 viviendas, duplicando la cesión de viviendas a entidades sin ánimo de lucro (SAL) respecto al total histórico e incrementándola en más de un 300%.

13 viviendas de Emvisesa están cedidas a asociaciones que trabajan para la integración de personas con discapacidad, otras 13 para la integración de inmigrantes y refugiados; y 11 a asociaciones y fundaciones que facilitan la integración de otras personas en grave riesgo de exclusión social.
13 viviendas de Emvisesa están cedidas a asociaciones que trabajan para la integración de personas con discapacidad, otras 13 para la integración de inmigrantes y refugiados; y 11 a asociaciones y fundaciones que facilitan la integración de otras personas en grave riesgo de exclusión social.

Estas asociaciones trabajan para facilitar la integración socio laboral de personas con discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista; inmigrantes y refugiados; y personas en riesgo grave de exclusión social, como jóvenes sevillanos sin recursos.

Muchas de las personas acogidas a nuestros programas de colaboración  han sido menores que salen del sistema de protección y necesitan un puente que facilite su completa integración. Acceden en condiciones ventajosas de alquiler a una vivienda pública y terminan por devolver a la sociedad sevillana mucho más de lo que han recibido“, afirmó Pedro González-Quevedo.

La relevancia de estas cesiones de viviendas no se encuentra tan sólo en la cantidad de viviendas, sino en las características de las entidades receptoras y en la creación de un procedimiento basado en la convocatoria pública, una figura transparente que garantiza la libre concurrencia y dota de una mayor agilidad a la tramitación de los procesos.

La presidenta de la Asociación Paz y Bien, Pepa Romero, insistió en que “la infancia merece más. Los niños y niñas del sistema de protección necesitan de la colaboración de asociaciones e instituciones públicas y privadas“.

El delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Joaquín Pérez Blanes, destacó su voluntad de trabajar con los menores, sin importar su lugar de procedencia.

María José Gutiérrez, jefa del servicio de protección de menores en Sevilla, recordó que “de los 5.231 menores tutelados en Andalucía, 2.600 están en acogimiento residencial, con mayor presencia de niños“.

Una de las conclusiones principales de la Jornada fue la necesidad de solventar el gran reto que supone romper el círculo vicioso del desamparo y la pobreza.

El director del Área de Gestión insistió en la voluntad de Emvisesa de fortalecer sus programas de colaboración con entidades sin ánimo de lucro que faciliten la integración laboral, social y económica de personas en riesgo de exclusión.
El director del Área de Gestión insistió en la voluntad de Emvisesa de fortalecer sus programas de colaboración con entidades sin ánimo de lucro que faciliten la integración laboral, social y económica de personas en riesgo de exclusión.

 

 

 

 

El Segundo Plan de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla adecuará otros cuatro locales comerciales de Emvisesa para transformarlos en iniciativas empresariales que facilitarán la creación de 28 empleos

El pasado mes de mayo culminó la primera convocatoria del Plan de empleo municipal con la adecuación de un total de 16 locales pertenecientes a Emvisesa que estaban en bruto y que, tras una inversión de 800.000 euros, ahora albergan distintas iniciativas que generan 60 puestos de trabajo, además de las 18 contrataciones que se han realizado para las distintas obras de adecuación.

Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Entrega de llaves del último local perteneciente al Primer Plan de Empleo y Activación de Locales Comerciales de Emvisesa, a cargo del delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

De manera inmediata, el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa pusieron en marcha una segunda edición a la que se presentaron 15 iniciativas empresariales y que va a permitir la adecuación de otros 4 locales comerciales y la creación de 28 empleos.  

Tal y como establecen las bases del Plan, las solicitudes presentadas han sido evaluadas por una Comisión Técnica y de Seguimiento que ha emitido los informes preceptivos para determinar como favorables seis de las propuestas.

Este segundo Plan de Empleo tiene un coste programado para el Ayuntamiento de Sevilla de otros 200.000 euros que, sumados a una cantidad extraordinaria que aportará con fondos propios la empresa pública de la vivienda, cubrirán las obras de adecuación de 4 de los locales, que ya han suscrito contratos de reserva. Las otras dos iniciativas valoradas positivamente por la Comisión formarán parte de una lista de espera única.

Esta segunda convocatoria ha mantenido las mismas condiciones del primer plan de empleo. Emvisesa realiza y corre con los gastos de las obras de adecuación de los locales que se encuentran en bruto, ajustadas a los proyectos que en ellos se van a realizar y en total colaboración con los adjudicatarios. Se le conceden a los adjudicatarios seis meses de carencia y durante otros seis meses sólo se cobrará el 50% de la renta. A partir del primer año se mantiene un alquiler asequible“, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Según los proyectos elaborados está previsto que las cuatro iniciativas del segundo plan generen 28 empleos, siendo 22 de ellos contratos vinculados a la actividad y estando otros 6 empleos vinculados a las obras de adecuación.

Ya están preparados los proyectos de adecuación de los locales de los tres primeros clasificados, la ONG Wide Horizon Projects (Polígono Sur), la academia de formación musical y artes escénicas Zë Estudio (Nervión) y la empesa de reformas Ekiobras (Sevilla Este).

Emvisesa va a iniciar la licitación de las obras de adecuación de estos tres locales, estimando un plazo de licitación de 2 meses y un plazo de ejecución de entre 2 y 3 meses más.

La redacción del proyecto del siguiente local clasificado, el centro de atención pisicopedagógica ADE (Sevilla Este), se encuentra en fase de contratación.Un a vez finalizado el proyecto comenzará la licitación de las obras de adecuación, con plazos estimados similares a los anteriores.

En paralelo a los Planes de Empleo, el Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha distintas campañas y acciones que han permitido la ocupación de la práctica totalidad de los locales comerciales de Emvisesa.

Juan Espadas, Juan Manuel Flores y Felipe Castro recorrieron el local de la ONG Acción contra el Hambre junto a su responsable.
Juan Espadas, Juan Manuel Flores y Felipe Castro recorriendo el local de la ONG Acción contra el Hambre junto a su responsable.

Entre dichas acciones se encuentra la cesión de locales comerciales a entidades sin ánimo de lucro. Emvisesa ya posee ejemplos positivos de dinamización social, económica y cultural de las zonas en las que se asientan entidades como “Acción contra el Hambre” (San Jerónimo), que están sirviendo como guía para futuras intervenciones en otros distritos de la ciudad.

Asimismo, la primera convocatoria del Programa Piloto Tres Barrios-Amate para la dinamización de zonas desfavorecidas ha permitido que las asociaciones Save The Children, Asaenes y Ápice estén poniendo en marcha proyectos que crearán empleo y dinamizarán Cerro-Amate, gracias a la cesión en régimen de alquiler de 5 locales comerciales de Emvisesa. El pasado 17 de junio finalizó la segunda convocatoria, que facilitará la cesión de un total de 3 nuevos locales comerciales de cuarenta, sesenta y ochenta metros cuadrados, respectivamente, situados en la calle Amperio (promoción propiedad de Emvisesa en la calle Cátodo).

Javier Cuenca, director de Save The Children, recibiendo las llaves de los locales de manos de Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo.

Cuando finalizó la anterior legislatura Emvisesa tenía 105 locales vacíos, lo que representaba un 30% de su patrimonio.  Existía demanda por parte de entidades y emprendedores pero la mayor parte de los locales estaban en bruto y el elevado coste de las obras de adecuación, así como la obligación de abonar rentas de alquiler antes de que el negocio estuviese en funcionamiento, provocaban que permanecieran sin uso. La exitosa experiencia de los Planes de Empleo refuerza nuestra iniciativa de continuar adecuando locales a través de una inversión pública para proyectos de emprendedores, innovación social o entidades”, declaró Juan Manuel Flores.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda del Ayuntamiento de Sevilla media en el desahucio de una familia en riesgo de exclusión social y le ofrece, en coordinación con Emvisesa, una vivienda social del parque público de alquiler

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de Emvisesa, ha alcanzado un acuerdo con la entidad financiera titular de una vivienda privada para aplazar la orden de desalojo existente sobre una familia en situación de riesgo de exclusión social, con el objetivo de que se pueda trasladar a una vivienda del parque social municipal que se encuentra en fase de adecuación.

La familia está formada por dos adultos, un hijo mayor de edad y dos hijos menores. Los Servicios Sociales, en coordinación con la OMDV, les han estado facilitando ayuda. Ningún miembro de la unidad de convivencia tiene empleo y sólo ingresan la ayuda familiar. La familia tiene los suministros de la vivienda ocupada legalmente contratados y no han tenido problemas de convivencia comunitaria.

La OMDV les está asesorando desde marzo de 2017, año en el que recibieron una sentencia que les obligaba a desalojar una vivienda propiedad de una entidad financiera que habían ocupado sin título en el distrito Cerro Amate. La sentencia se convirtió en firme en octubre de 2018, aunque tras la mediación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda se logró la suspensión transitoria del lanzamiento. Desde entonces, se ha estado trabajando en la búsqueda de una alternativa habitacional acorde con las posibilidades y necesidades de la familia.

Ante el señalamiento de nuevo del lanzamiento mañana miércoles 12 de junio, la OMDV ha llegado a un acuerdo con la entidad financiera propietaria de la vivienda ocupada, que ha solicitado su paralización el tiempo suficiente para dar tiempo a Emvisesa a adecuar un piso propiedad de la empresa municipal y llevar a cabo la mudanza.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ha emitido un informe de idoneidad tras analizar en profundidad la situación socioeconómica de la familia, que abonará una renta acorde a su situación económica, denominada renta mínima exigible. Periódicamente, la OMDV, Emvisesa y los Servicios Sociales Municipales comprobarán la evolución y el cumplimiento de requisitos para ajustar la renta a las posibilidades económicas de la familia.

Emvisesa prevé que la vivienda, sobre la que la familia tiene suscrito un documento de reserva, estará lista en un plazo máximo de una semana. Se trata del tiempo necesario para adecuar la vivienda a la que la familia podrá trasladarse, evitando el desalojo y regularizando su situación.

 

Juan Manuel Flores y Felipe Castro revisando el Informe Semestral de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda OMDV.

Durante los últimos cuatro años el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha adjudicado 229 viviendas siguiendo el procedimiento de urgencia a otras tantas familias vulnerables en riesgo de exclusión social.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda se ha convertido, desde su inauguración a mediados de 2016, en el punto de referencia para asesorar a unidades familiares en riesgo de perder su hogar, tras abrir 1.200 expedientes y mediar con entidades financieras y propietarios privados, evitando que se produzca un solo desahucio sin que medie una alternativa habitacional.