El Ayuntamiento de Sevilla cede ocho alojamientos de Emvisesa a Cruz Roja para su programa de acogida temporal de solicitantes de protección internacional

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha cedido a Cruz Roja Española ocho alojamientos que había solicitado para poder alojar a familias ucranianas víctimas de la invasión rusa. La empresa municipal de la vivienda ha sido la encargada de gestionar la adjudicación de cuatro viviendas y cuatro alojamientos de su parque de alquiler.

Se trata de tres viviendas de tres dormitorios, una vivienda de dos dormitorios y cuatro alojamientos tipo coliving que se convertirán en el hogar para un total de 31 personas, en su mayoría mujeres con hijos. Emvisesa ha seleccionado los alojamientos en las zonas de especial preferencia solicitadas por Cruz Roja, situadas en Nuevo Amate y Sevilla Este.

Juan Manuel Flores, delegado municipal de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Francisco Rodríguez Guanter, presidente del Comité Provincial de Cruz Roja en Sevilla, han suscrito el convenido de cesión y han visitado los alojamientos colaborativos donde se alojarán cuatro de las ocho familias ucranianas.

El convenio suscrito entre Emvisesa y Cruz Roja de Sevilla se encuentra dentro del marco del programa municipal de acuerdos con asociaciones sin ánimo de lucro, gracias al cual Emvisesa cede viviendas a entidades del tercer sector en condiciones ventajosas”, según ha explicado Juan Manuel Flores. El convenio fomentará la contratación de tres profesionales por parte de Cruz Roja y permitirá afianzar otros veintidós que ya trabajan en el programa de acogida de esta entidad.

Durante la visita, Francisco Rodríguez Guanter se ha mostrado “encantado con la calidad y la organización” de los alojamientos y ha conversado con Sofía, una chica ucraniana inquilina de los alojamientos colaborativos que vive en España desde 2011 y será un gran apoyo en la integración de las familias ucranianas.

Sofía, Francisco Rodríguez Guanter y Juan Manuel Flores.
Sofía, Francisco Rodríguez Guanter y Juan Manuel Flores.

En 2020 Emvisesa puso en marcha el proyecto de Alojamientos Colaborativos RUE32, con objeto de promover y posibilitar el desarrollo de alojamientos en modalidad compartida en la ciudad de Sevilla. Los alojamientos se caracterizan por fomentar un régimen colaborativo donde grupos heterogéneos comparten espacios de trabajo, estudio y ocio en un equipamiento construido y gestionado por Emvisesa. Todos los alojamientos están dotados de comedor, cocina y baño propio, con una serie de espacios comunes en los que están situados diferentes servicios como zona de barbacoa, lavandería, sala de estudios, sala de usos múltiples, aparcamiento privado, etcétera.

Cruz Roja, organización humanitaria de alcance mundial que tiene como misión proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, es una de las principales entidades sin ánimo de lucro que gestiona plazas de acogida temporal en la provincia de Sevilla, en desarrollo del denominado Programa de Acogida e Integración de Personas Solicitantes de Protección Internacional, Protección Temporal y Otros Colectivos Vulnerables, gestionado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El objetivo principal de su programa, además de ofrecer un sistema de cobertura de las necesidades básicas inmediatas a la llegada de los refugiados a Sevilla, es facilitar y promover su integración y autonomía personal.

La cesión de dos locales a Cruz Roja por parte del Ayuntamiento favorecerá el “Plan de Normalización” que Emvisesa está desarrollando en Modecar (Torreblanca)

El Ayuntamiento de Sevilla ha cedido a Cruz Roja Española dos inmuebles de propiedad municipal en la Plaza Salvador Valverde de la barriada de Torreblanca.

El alcalde de la ciudad, Juan Espadas, y la presidenta de Cruz Roja en Sevilla, Amalia Gómez, han firmado el documento administrativo para esta cesión temporal y gratuita de dos locales, en presencia del delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo, y la delegada del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Adela Castaño, así como miembros de Cruz Roja, entidad sin ánimo de lucro y de carácter voluntario.
El alcalde de la ciudad, Juan Espadas, y la presidenta de Cruz Roja en Sevilla, Amalia Gómez, han firmado el documento administrativo para esta cesión temporal y gratuita de dos locales, en presencia del delegado de Hacienda y Administración Pública, Joaquín Castillo, y la delegada del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Adela Castaño, así como miembros de Cruz Roja, entidad sin ánimo de lucro y de carácter voluntario.

Los dos locales comerciales se encuentran en Modecar, promoción propiedad de Emvisesa, donde la Empresa Municipal de la Vivienda está llevando a cabo un Plan para la normalización y regularización de un conjunto de viviendas protegidas en alquiler en el que se concentraba casi el 70% de las ocupaciones ilegales del parque público de viviendas.

Emvisesa está recuperando numerosas viviendas y adjudicándolas a familias que cumplen los requisitos de acceso a una VPO, lo que unido a una inversión de más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad y a la futura puesta en marcha del Servicio de Agentes de Proximidad va a contribuir a devolver Modecar a una situación normalizada.

La cesión de estos dos locales, originalmente propiedad de Emvisesa, favorecerá el Plan para la normalización y regularización, gracias al desarrollo por parte de Cruz Roja de proyectos sociales que respondan a las necesidades del barrio y contribuyan a la mejora de la calidad de vida de los vecinos y las vecinas.

En el momento de la entrega de las llaves, Juan Espadas ha destacado la importancia de la labor de Cruz Roja en la ciudad y los reforzados lazos de colaboración con el Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento y, especialmente, con aquellos distritos con mayores necesidades de transformación social en la ciudad. “Torreblanca tiene una serie de carencias, Distrito y Servicios Sociales definen prioridades, Cruz Roja tiene proyectos y Patrimonio Municipal posee locales, y el resultado de tal colaboración y puesta en común de objetivos ha sido este acuerdo en beneficio de los vecinos y las vecinas del barrio”, ha señalado.

Me consta que lleváis meses trabajando de manera coordinada en el barrio con las familias en riesgo de exclusión social y en los colegios, y con la cesión de los locales consideramos que se puede reforzar este trabajo conjunto en Torreblanca. Por ello, tenéis todo nuestro respaldo y consideración”, según ha trasladado Juan Espadas a Amalia Gómez.

El regidor, además, ha recordado que esta cesión gratuita y a largo plazo –10 años– se encuadra en la estrategia del actual gobierno de la ciudad para poner en valor el patrimonio municipal en desuso, ya sea para proyectos sociales –como es el caso de Cruz Roja y otras ONG que trabajan a pie de calle con distintos colectivos en riesgo de exclusión social o con diversidades funcionales– o para iniciativas de autoempleo y emprendimiento empresarial.

Emvisesa ha entregado durante la presente legistatura municipal 571 viviendas, incluyendo el 100% de las que se encontraban vacías. Algo similar está sucediendo con los locales comerciales, gracias al Primer y Segundo Plan de Empleo de Locales de Emvisesa.

Modecar, Torreblanca.
Modecar, Torreblanca.

Los dos locales comerciales cedidos a Cruz Roja en Modecar cuentan con 66,34 y 76,01 m2 y serán unificados a cargo de la organización humanitaria, que desplegará proyectos que incidan en la inclusión social (información, integración, autonomía personal, actividades de ocio para mejorar la educación en valores en menores, apoyo a personas en su búsqueda activa de empleo, actividades grupales de hábitos saludables, mejora de las condiciones de salubridad en zonas comunes y sensibilización ante la situación de la barriada); en iniciativas con personas mayores (como talleres y actuaciones directas con voluntariado); en atención a inmigrantes (la asistencia y mediación jurídica, clases, información, talleres, acciones formativas, favorecer competencias personales y actuaciones de sensibilización); en el trabajo con mujeres (atención psicológica y asesoramiento jurídico, sensibilización y una atención inmediata en momentos de crisis); en apoyo a la infancia (con escuelas de familias); en salud (hábitos de vida saludables, prevención y sensibilización, sobre todo en VIH-sida); en discapacidad (actividades de ocio, ayudas técnicas a entidades que trabajen con este colectivo y para favorecer la inserción laboral e igualdad de oportunidades para el acceso al mercado laboral), y, por último, en la formación del voluntariado para los colectivos vulnerables.

Dentro de este conjunto de iniciativas, la inserción sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión social y el trabajo con mujeres serán ejes prioritarios, a tenor de la radiografía de necesidades sociales detectadas en este barrio del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca.

El Ayuntamiento de Sevilla también está ejecutando una nueva inversión de un millón de euros en Torreblanca, dirigida a reurbanizar y renovar las redes de abastecimiento y saneamiento de la calle Pero Mingo.

60 personas en riesgo de exclusión se favorecerán del Proyecto Integral de Inclusión Social que firman Ayuntamiento y Cruz Roja

60 personas pertenecientes a diferentes conjuntos familiares se beneficiarán del ‘Proyecto Integral de Inclusión Social en la Ciudad de Sevilla’ que se ha puesto en marcha con el acuerdo que han firmado el Ayuntamiento de Sevilla, a través del delegado de Empleo y Bienestar Social, Juan Manuel Flores, y Cruz Roja, a través de su presidenta en Sevilla, Amalia Gómez.

Con este proyecto se planifica “una atención integral para personas en riesgo de exclusión social de carácter asistencial que residen en zonas desfavorecidas, a las que se les plantea soluciones de carácter global”.

Esta perspectiva persigue diversos objetivos, como el acceso a viviendas y redes de recursos de su entorno. También se incluye la inserción de nuevas habilidades sociales, tanto familiares como individuales. Contempla el diseño de nuevas estrategias laborales, a través de la formación y de la mediación social. Paralelamente se ofrecerá apoyo en los procesos de empleabilidad, facilitando el acercamiento al mercado de trabajo y ampliando las oportunidades de acceso a un empleo.

El convenio presenta un presupuesto de 300.000 euros, con el que se atenderá a entre 7 y 12 familias durante el año que tiene vigencia en función del grado de éxito y de la adaptación a la programación propuesta a través de siete técnicos y de toda la red de recursos de Cruz Roja, incluyendo la red de voluntariado.

A %d blogueros les gusta esto: