Emvisesa inicia las obras de demolición de la cuarta vivienda adquirida en el marco del plan de regularización de Guadaíra Sur previsto por el Ayuntamiento de Sevilla

La empresa municipal de la vivienda de Sevilla, Emvisesa, ha iniciado las obras de demolición de una vivienda situada en la calle Betanzos (Pineda, distrito Bellavista-La Palmera), en el marco del proceso de regularización del entorno Guadaíra Sur que se ejecuta por parte del Ayuntamiento, así como de eliminación de la infravivienda en esta zona de la ciudad.

Plano de situación del entorno Guadaira Sur.
Guadaira Sur.

En el marco de las medidas impulsadas por el Consistorio para garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada, y teniendo en cuenta la función eminentemente social de Emvisesa, se está procediendo a la adquisición de las viviendas situadas en un área que presenta malas condiciones de accesibilidad y habitabilidad ofreciendo a sus propietarios el acceso a viviendas del parque público de alquiler de la empresa municipal. Estas nuevas viviendas se encuentran en promociones que disponen de garaje, ascensor y son adaptadas por la propia Emvisesa a las necesidades de sus nuevos inquilinos.

Locales comerciales en Pino Montano.
Pino Montano.

Dos de las viviendas adquiridas por la empresa municipal en el entorno de Guadaíra Sur, a una media de 35.000 euros, pertenecían a personas de avanzada edad que habían quedado aisladas por carecer sus viviendas de las mínimas condiciones de habitabilidad. Emvisesa supervisa las mudanzas que están posibilitando el traslado de estas personas desde sus pisos cárcel a viviendas del parque público de alquiler, en barrios en los que disponen de asistencia familiar y gozan de suficientes servicios sanitarios, comerciales y de transporte, como es el caso del barrio de Pino Montano (Distrito Norte).

Estado de una de las viviendas de la calle Betanzos (Guadaira Sur).

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento ya comenzó en 2012 la adquisición de viviendas en este sector de la capital hispalense, como parte de un plan cuyo fin es la demolición completa de la zona. El nuevo planeamiento del sector, denominado ARI-DBP-3, prevé la construcción de 143 nuevas viviendas y zonas libres en el lugar en el que existían 55. Algunas de estas viviendas se encuentran vacías y en el resto habitan, sobre todo, personas mayores que aspiran a ser realojadas en viviendas con mejores condiciones de habitabilidad.

La progresiva eliminación de la infravivienda en Sevilla, ofreciendo a sus inquilinos la posibilidad de residir en viviendas del parque público, es un objetivo recogido en el Plan Estratégico 2030 y casa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y con la función social de la vivienda que tiene Emvisesa”, según ha destacado el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores.

Emvisesa aprueba su décima permuta de vivienda a un matrimonio septuagenario con movilidad reducida por una adaptada a sus necesidades de accesibilidad y en un edificio con ascensor

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con la Delegación de Bienestar Social y Empleo, ha iniciado el proceso de su décima permuta de vivienda. En esta ocasión la permuta se ha realizado a un matrimonio septuagenario con graves problemas de salud y movilidad reducida. La empresa pública, asimismo, tiene en trámites administrativos la ejecución de otras 46 permutas.

Este matrimonio, propietario de una vivienda ubicada en una tercera planta de un edificio sin ascensor ubicado en el Polígono Sur, solicitó la aplicación del protocolo de permuta en la modalidad de adquisición con realojo simultáneo, solicitando que la vivienda de realojo fuera adaptada y sin manifestar preferencia por ninguna zona en concreto. El estado de salud de esta pareja (con minusvalía por problemas óseos y limitación funcional degenerativa) le impide utilizar escaleras, dificultando su vida diaria e impidiéndoles salir a la calle en su anterior vivienda.

En aplicación del Protocolo de Permuta, Emvisesa ha adquirido el piso del matrimonio para su adecuación y posterior adjudicación a una familia compatible, al tiempo que le ha adjudicado una vivienda en régimen de alquiler en la zona de Sevilla Este, en una planta baja de un edificio dotado con ascensor y sin barreras arquitectónicas.

El Protocolo de Actuación y Gestión de Permutas de Emvisesa está solucionando la demanda de familias que desean, por diferentes motivos, cambiar por otro el piso que legalmente ocupan. “Este protocolo posee diferentes modalidades a las que se pueden acoger personas que cumplan los requisitos fijados, sean o no inquilinos de Emvisesa. La modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a la que se ha acogido la pareja en cuestión, tiene como finalidad el incremento del parque social de viviendas de Emvisesa, además de ofrecer solución habitacional a familias propietarias de viviendas que se encuentren en determinadas condiciones que les impidan satisfacer sus necesidades habitacionales”, según ha explicado el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

En este mismo sitio web está a disposición de los interesados la información necesaria, así como los correspondientes formularios de solicitud de permuta de vivienda.

Emvisesa ha realizado ya 10 cambios de viviendas y tiene pendientes de realizar otros 46 en las diferentes modalidades de sus programas de permutas. Se trata de 56 viviendas protegidas que cumplen todos los requisitos de accesibilidad y se ajustan a las necesidades de sus nuevos inquilinos, y cuyo coste de puesta en carga se estima en 4,5 millones de euros.

 

Mediante el procedimiento excepcional se han permutado 6 viviendas, mientras que el realojo simultáneo ha permitido 1 permuta (otras 6 están pendientes de cerrarse). El proceso de regularización del entorno de Guadaíra Sur ha permitido la permuta de 3 viviendas aislada para su derribo y el traslado de sus propietarios de avanzada edad a viviendas de Emvisesa en Pino Montano. El lunes 29 de octubre se abre la Bolsa de Permuta de Los Pajaritos para permitir el traslado de 40 inquilinos de viviendas municipales en mal estado a otras nuevas.