El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprueba la construcción de 86 nuevas viviendas y 50 alojamientos de Emvisesa con una inversión total de 13 millones de euros para tres proyectos de alquiler social, venta y ‘coliving’

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado hoy por mayoría –con los votos a favor de PSOE, PP y Ciudadanos, y contrarios de Participa Sevilla e Izquierda Unida– afrontar la primera fase de construcción de viviendas protegidas con cargo al nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla 2018-2023, compuesta por tres proyectos concretos en otras tantas zonas de la ciudad, que sumarán una inversión conjunta de 13 millones de euros e incrementarán el parque público de Emvisesa. La empresa municipal ya ha incrementado su parque de alquiler durante estos cuatro últimos años en un 15%, llevándolo hasta las 2.795 viviendas.

El primero de los proyectos aprobados hoy atañe a tres viviendas protegidas para régimen de alquiler en la calle Sol, en el Distrito Casco Antiguo. Se trata de una vivienda en planta baja (dos dormitorios y 56 metros cuadrados), y dos del tipo dúplex en la primera y segunda planta (con tres dormitorios y 76 y 73 metros cuadrados, respectivamente). Las 3 viviendas irán destinadas a familias con unos ingresos de hasta 3,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). El precio de alquiler será de entre los 284 y 389 euros mensuales. La inversión municipal para este proyecto asciende a 250.000 euros.

Alzado calle Sol.

El segundo proyecto corresponde a la rehabilitación de un edificio en mal estado en la confluencia de las calles García Ramos y Mendoza Ríos del barrio de San Vicente, en el Distrito Casco Antiguo, para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en coliving. Es una apuesta por la innovación social aplicada a la vivienda pública, a partir de un modelo que prioriza la convivencia entre personas mayores y jóvenes y personal universitario. El proyecto incluye zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o de informática. El precio mensual estimado estará entre 98 y 145 euros y la inversión ascenderá a 1.247.000 euros.

Imagen virtual del proyecto de 50 alojamientos en García Ramos.

Por último, tras la aprobación plenaria de hoy se podrá acometer la construcción de 83 viviendas protegidas en régimen de venta (con un precio limitado) en la zona de Cisneo Alto, en el Distrito Macarena. Este proyecto contempla 40 viviendas de tres dormitorios, 36 de cuatro dormitorios y 7 de dos dormitorios, además de 6 locales comerciales, plazas de aparcamiento, trasteros, un local de ocio comunitario, patio ajardinado y azoteas verdes. El precio de venta de esta promoción pública estará de entre los 99.000 y 144.000 euros y la inversión requerida alcanza los 11.606.655 euros.

Imagen virtual de la promoción de Emvisesa en Cisneo Alto.

La delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, ha recordado que Emvisesa ya ha adjudicado 853 viviendas durante la actual legislatura y ha agradecido el respaldo de los distintos grupos a la propuesta de Emvisesa, puesto que permitirá a la empresa municipal iniciar las primeras promociones de viviendas públicas desde principios de esta década.

Emvisesa ya tiene proyectadas o en concurso de proyectos las primeras promociones de un plan que incluye más de 1.000 nuevas viviendas protegidas en venta y alquiler a precios por debajo de mercado libre. Las 60.000 personas que viven en viviendas promovidas por Emvisesa se multiplicarán durante los próximos años gracias a nuevos edificios situados en Cisneo Alto, calle Sol, Su Eminencia o Hacienda El Rosario.

Emvisesa presenta sus planes para construir 240 alojamientos en modalidad de vivienda cooperativa en la jornada “Sembrando la ciudad de iniciativas contra la soledad: las viviendas colaborativas para mayores”, organizada por la UPO

Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, ha inaugurado esta mañana la jornada “Sembrando la ciudad de iniciativas contra la soledad: las viviendas colaborativas para mayores“, organizada por la Cátedra de Economía Social “El Roble” de la Universidad Pablo de Olavide.

Cristina Murillo Fuentes, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla; Laura López de la Cruz; directora de la Cátedra de Economía El Roble; Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo; y Eliseo Monsalvete Mazo; presidente de Iniciativa Ciudad Abierta.
Cristina Murillo Fuentes, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla; Laura López de la Cruz; directora de la Cátedra de Economía El Roble; Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo; y Eliseo Monsalvete Mazo; presidente de Iniciativa Ciudad Abierta.

Ante un centenar de asistentes, Antonio Muñoz se ha referido al peso específico de Emvisesa en el desarrollo de la ciudad de Sevilla, deteniéndose en 3 proyectos específicos de alojamientos colaborativos que la empresa municipal está desarrollando.

Una de las piezas del modelo de ciudad de la que podemos sentirnos más orgullosos en este mandato es la recuperación de las políticas de vivienda públicas entendidas en un doble sentido: la promoción y el desarrollo de iniciativas lideradas por Emvisesa y el área de Bienestar Social; y la colaboración con el sector privado para la recuperación sostenible de la construcción y rehabilitación de viviendas en Sevilla“, afirmó Antonio Muñoz.

El delegado ha recordado varias de las medidas “valientes e innovadoras” llevadas a cabo por Emvisesa durante los últimos cuatro años, como la puesta en marcha de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, el refuerzo de las ayudas sociales a inquilinos de VPO, el desarrollo de protocolos de convivencia, la recuperación de vivienda pública irregularmente ocupada, la captación de vivienda privada vacía, la cesión de pisos y locales a entidades sin ánimo de lucro o las permutas de viviendas pertenecientes a personas mayores confinadas en pisos-cárcel.

Antonio Muñoz en un momento de su intervención.
Antonio Muñoz en un momento de su intervención.

Pero sobre todo hemos planificado y diseñado una  estrategia de ciudad con la vivienda con un papel protagonista, con una visión innovadora y adaptada a las realidades. No podemos hacer las mismas políticas públicas de vivienda que antes de la crisis y hay que ir más allá de las políticas de urgencia propias de la crisis“.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, y Pedro González-Quevedo, responsable de Gestión de la empresa municipal, han protagonizado una intervención dedicada a los “Planes de co-vivienda en Sevilla“.

En la actualidad, Emvisesa se encuentra desarrollando 3 proyectos relacionados con las formas de habitar denominadas coliving y cohousing.

Se trata de conceptos nacidos en Estados Unidos, centro Europa y los países nórdicos durante la década de los 80 del pasado siglo y que ahora están penetrando con fuerza en España. La idea fundamental consiste en crear alojamientos que se adapten a los diferentes estilos de vida de particulares sectores de población, como pueden ser mayores, jóvenes, estudiantes o profesionales de determinados gremios.

Los inmuebles cuentan con zonas comunes sobredimensionadas para fomentar la convivencia y la interacción de sus habitantes, así como un alto nivel tecnológico.

En el caso del cohousing, los usuarios suelen participar del proceso de creación desde los inicios del proyecto, tomando decisiones sobre dotaciones, distribución o materiales. Uno de sus rasgos distintivos es la concurrencia de espacios privados y comunes, que fomentan la convivencia entre los residentes y permiten la reducción de costes. Son los propios usuarios quienes gestionan y dirigen la comunidad mediante el establecimiento de normas como estatutos comunitarios.

El coliving está dirigido a personas que buscan entornos profesionales y de vida colaborativos, donde poder compartir ideas y experiencias aprovechando las sinergias grupales.

El cohousing se centra en proporcionar alojamientos para residencia habitual, mientras el coliving ofrece alojamientos con zonas comunes de trabajo, equipamientos y recreo, además de un espacio reducido de vivienda privada.

Emvisesa apuesta en tres proyectos de coliving y cohousing por la eficiencia, la sostenibilidad y la optimización a los usos reales que se harán de los alojamientos. Además, tiene el objetivo de crear vínculos de colaboración que puedan ser aprovechados por las comunidades de propietarios o inquilinos, quienes se beneficiarán de estos recursos propios.

Esta filosofía requiere compromiso y participación.

García Ramos

El primero de estos proyectos consiste en la rehabilitación de un edificio en mal estado de conservación, situado entre las calles García Ramos y Mendoza Ríos (barrio de San Vicente, Distrito Casco Antiguo), para dar lugar a 50 plazas de alojamiento en la modalidad de coliving o co-vivienda.

El proyecto, de promoción y gestión pública, se desarrolla sobre un solar con una edificabilidad de 1681 m2.

Emvisesa ya ha solicitado la licencia de obras a la Gerencia de Urbanismo, mientras avanza en la redacción del proyecto con medios propios de la empresa municipal.

García Ramos simboliza la apuesta del Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa por la innovación social, con un modelo que prioriza la fórmula de convivencia intergeneracional entre personas mayores, jóvenes y personal universitario, frente a los alojamientos turísticos tan propios de la zona centro de la ciudad.

Aunque el recientemente aprobado Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla contabiliza este proyecto como 21 alojamientos, serán 50 las plazas disponibles, contando además de zonas de uso comunitario como bibliotecas, salas de estudio o informática.

Los precios de los alojamientos estarán entre 98 y 145 euros por plaza, en función de las aportaciones municipales que se prevean en los presupuestos de los distintos ejercicios.

Parcela SIPS S-1 San Jerónimo

Emvisesa está desarrollando el primer proyecto piloto de una serie de tres relacionados con alojamientos cooperativos.

Este primer proyecto dedicado al envejecimiento activo, de promoción pública y gestión mixta, hace uso de un suelo de interés público y social (SIPS) para promover un edificio de tres plantas con 189 alojamientos compartidos para coliving y cohousing en el barrio de San JerónimoAlamillo, a escasos metros del Centro de Recursos Avanzados Empresariales (CREA) y de la futura sede del Centro de Innovación abierta Sevilla Futura en las antiguas naves de Renfe.

El solar cuenta con una superficie de 4.237 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.170 metros cuadrados. Está prevista la cesión de la parcela a Emvisesa por parte de Patrimonio por el plazo de 75 años.

La promoción permitirá la convivencia de personas mayores que tengan en común experiencia en el mundo empresarial y de los negocios. De ese modo podrán ofrecer asesoramiento y compartir experiencias con otros residentes interesados en el emprendimiento.

Ya existe un estudio económico y se contempla la promoción de un centro de 42 plazas y otro de 147.

A este primer proyecto piloto de alojamientos cooperativos seguirá un segundo a desarrollar en un SIPS destinado a uso genérico que será de promoción y gestión mixtas; y un tercero de uso residencial y promoción y gestión privadas.

Alojamientos piloto para estudiantes y profesorado universitario en la parcela S-3 de San Jerónimo

Emvisesa está desarrollando, por encargo de la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento de Sevilla, un proyecto de alojamientos piloto para estudiantes y profesorado universitario en el barrio de San Jerónimo.

El proyecto, de promoción y gestión públicas, se llevará a cabo en la parcela S3-API-DMN-01 en San Jerónimo Alamillo, por tratarse de un suelo de interés público social, ser el Distrito Norte el entorno del EDUSI y, además, para aprovechar la sinergia generada con el proyecto Sevilla Futura de las Naves de Renfe.

Actualmente se encuentra en fase de redacción del proyecto básico de ejecución y a finales de abril está prevista la entrega del mismo, paso previo a la licitación de las obras de construcción.

Este proyecto es el primer ejemplo de un modelo contemplado en el PMVS. El nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación prevé el desarrollo de actuaciones a través de iniciativas relacionadas con el desarrollo de alojamientos, que deberán ponerse en marcha mediante proyectos piloto basados en modelos alternativos.

El gasto total subvencionable del proyecto asciende a 225.000 euros. El 80% de la financiación procede de los Fondos Europeos para la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (EDUSI) para el desarrollo de la línea de actuación LA10/01, siendo el 20% restante financiado por el Ayuntamiento de Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda, Emvisesa, y la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla, FIUS, han suscrito un acuerdo de colaboración para la creación de un grupo de investigación.

El convenio también prevé que la Fundación de la Universidad Hispalense preste asistencia técnica en el Programa Piloto de Alojamientos para estudiantes y profesorado universitario.

Esta colaboración permitirá la construcción de una novedosa forma de edificación, denominada semilla, capaz de crecer y adaptarse a las nuevas demandas que vayan surgiendo.

Entre sus características destacan:

·        Una mínima huella ecológica en el lugar en el que se ubica, San Jerónimo en este caso.

·        Un edificio mueble, transportable y almacenable en un espacio reducido (1 solo contenedor).

·        Replicable en situaciones de emergencia habitacional que se planteen a Emvisesa.

·        Alta eficiencia energética y mínima emisión de CO2.

·        Reducción al mínimo de los residuos de construcción y eliminación de los de demolición, al no ser necesaria gracias a la posibilidad de transporte.

·        Control de los costes económicos, mejora del proceso de control de calidad y eliminación de desviaciones presupuestarias.

·        Generación de patentes compartidas entre el Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla, de gran importancia teniendo en cuenta la exportabilidad del proyecto.

·        Los dos alojamientos se fabrican en taller y se transportan a su parcela de destino para su montaje.

·        Los alojamientos estarán monitorizados, al objeto de obtener datos referidos a consumo energético para su posterior evaluación.

·        La adecuación de la forma de construir a nuestro entorno mediterráneo, apoyada en estudios desarrollados por la Universidad de Sevilla.

Este tipo de construcción basado en potenciar procesos industrializados también tendrá impacto sobre la creación de empleo, facilitando el reciclaje de una amplia red de oficios del sector, actualmente infrautilizados en Sevilla y vinculados a la carpintería, herrería, estructuras y acabados.

Los alojamientos piloto son la oportunidad para movilizar recursos productivos y de conocimiento, así como poner en los mercados algunos sistemas que provoquen un progreso en la industrialización eficiente y de baja huella ecológica.

Aunque el piloto, cofinanciado con fondos europeos y municipales, consiste en el desarrollo de 2 unidades de alojamientos, la estrategia reside en poder replicar esta novedosa forma de construir colmatando la parcela y haciendo uso de otros suelos en la capital.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, adjudica 600 viviendas y capta 200 viviendas vacías durante la presente legislatura.

El Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa continúan dando pasos firmes en la reactivación de la política de vivienda social con la entrega de 593 viviendas protegidas y la captación de más de 200 viviendas vacías durante la presente legislatura.

Ni una vivienda municipal vacía.

Todas las viviendas pertenecientes al parque de Emvisesa están en uso. Desde el inicio de la presente legislatura la Empresa Municipal ha adjudicado 593 viviendas, muchas de las cuales se hallaban vacías u ocupadas por personas que no cumplían los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida.

Servicio de Inspección.

Una de las medidas en que se apoya la estrategia de Emvisesa para poner en uso el mayor número posible de viviendas y que éstas tengan un destino social contrastable, es el incremento de la actuación del Servicio de Inspección. Dichas inspecciones han permitido abrir más de 50 expedientes para la recuperación de viviendas que sus inquilinos adjudicatarios mantenían vacías o bien habían sido ocupadas ilegalmente por personas que, a criterio de los funcionarios de los Servicios Sociales Municipales, no cumplían los requisitos para acceder a su uso por la vía excepcional.

Los inmuebles recuperados a personas que no cumplen los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida municipal son inmediatamente adjudicados a otras familias que cuentan con todos los informes favorables.
Los inmuebles recuperados a personas que no cumplen los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida municipal son inmediatamente adjudicados a otras familias que cuentan con todos los informes favorables.

La inmediata puesta en marcha de un Servicio de Agentes de Proximidad contribuirá a sistematizar y optimizar la inspección del parque municipal de viviendas.

Convenios con entidades financieras.

Debido a la crisis económica que estalló en 2008, las sociedades inmobiliarias de muchas entidades financieras acumularon viviendas que no pudieron comercializar y permanecían vacías. Mediante acuerdos suscritos con Caixabank (Building Center) o con la SAREB, Emvisesa se ha hecho cargo de la gestión de 8 de estas viviendas que permanecían vacías en Sevilla para ponerlas a disposición de 8 familias en riesgo de exclusión social, que abonan en concepto de alquiler rentas muy reducidas, en función de sus ingresos. Se trata de 8 familias que no tenían acceso a ningún tipo de alojamiento, ni siquiera a los alquileres más económicos del mercado libre, a las que se ha resuelto su problema habitacional gracias a viviendas vacías de entidades financieras.

El acuerdo con Building Center prevé la cesión a Emvisesa de entre 15 y 25 inmuebles titularidad de la sociedad inmobiliaria de Caixabank.
El acuerdo con Building Center prevé la cesión a Emvisesa de entre 15 y 25 inmuebles titularidad de la sociedad inmobiliaria de Caixabank.

Los convenios suscritos con Caixabank (Building Center) y Sareb prevén la incorporación de más viviendas, por lo que esperamos contar con 30 viviendas más para resolver el problema habitacional de otras tantas familias, partiendo de pisos vacíos de entidades financieras.

Programa de compra de viviendas vacías.

El 30 de enero de 2018 el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, abrió el plazo para que los dueños de viviendas vacías en Sevilla presentaran ofertas de venta a la Empresa Municipal de la Vivienda.

El plazo concluyó el pasado 2 de abril y la convocatoria, que estuvo apoyada en la campaña #SevillaLlena en medios de comunicación y redes sociales, ha sido un éxito a la luz de los primeros datos obtenidos por Emvisesa.

El Censo de Viviendas Vacías, del que se presentó un adelanto en las Jornadas “100 años de vivienda pública municipal en Sevilla”, contempla la existencia de casi 23.000 viviendas vacías en Sevilla, es decir, un 7% del total. Los técnicos redactores del Censo han destacado la reducción a la mitad en apenas 7 años, ya que en 2011 las viviendas vacías suponían un 14% del total de las viviendas existentes en Sevilla capital. Teniendo en cuenta que, según los autores del trabajo, la lógica del mercado requiere de un stock de vivienda vacía en rotación en torno al 4% ó 5% (16.500 viviendas) para evitar la escalada de precios, las campañas de captación de Emvisesa disponen de un interesante margen de alrededor de 6.500 viviendas vacías para incorporar al parque público.

El objetivo fijado en la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Viviendas es el de poner en uso 470 de estas viviendas vacías durante los años 2018, 2019 y 2020.

En esta primera campaña de captación han sido 59 las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa. Una de ellas ha sido excluida por no adecuarse a los requisitos recogidos en las bases del concurso, mientras que otra requiere de subsanaciones.

32 personas han presentado ofertas con una sola vivienda, mientras que 1 persona ha presentado un lote de 12 viviendas y una entidad ha ofertado 15 viviendas.

Si nos fijamos en la tipología de las viviendas ofertadas, el 92% son pisos (54), el 5% viviendas unifamiliares (3) y el 3% dúplex (2).

El 93% de las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa se encuentran en una planta 4ª o inferior (o bien son viviendas unifamiliares). Sólo 4 viviendas se encuentran en una 5ª planta o superior.

La superficie catastral media de las viviendas vacías ofertadas a Emvisesa es de 70,66 m2, siendo la mediana estadística de 76 m2, la vivienda de mayor superficie de 103 m2 y la más pequeña de 40 m2.

Respecto al año de construcción, la media es del año 1970. La vivienda más antigua fue construida en 1952 y la más nueva en 2003.

Las 57 viviendas que presentan toda la información exigida en las bases (hay una cuyo sobre no ha sido abierto por no ajustarse a las exigencias de las Bases y otra incompleta) se reparten en 7 de los 11 Distritos Municipales de Sevilla.

Si atendemos a los barrios la oferta está muy repartida, ya que las 57 viviendas de las que se ha podido conocer su situación se distribuyen en 28 diferentes barrios de Sevilla.

Alquiler de viviendas vacías.

#SevillaLlena tiene una versión en la que dueños de viviendas vacías pueden ofrecerlas a Emvisesa en alquiler y, de este modo, facilitar que el mayor número posible de estas viviendas se conviertan en el hogar de quienes más las necesitan, cumpliendo un fin social y reportando un beneficio económico a sus propietarios.

Hasta la fecha se han incorporado 6 viviendas por este método al parque de Emvisesa y otras 5 están pendientes de hacerlo en breve.

Cuaquier propietario puede ofertar a Emvisesa viviendas, con un mínimo de 50 m2 y dos dormitorios, ubicadas en el término municipal de Sevilla, no alquiladas ni ocupadas, con las condiciones básicas de habitabilidad (suministros de agua y electricidad, calentador de agua) y un seguro multirriesgo contratado.

La cesión de uso de la vivienda a Emvisesa se realiza por un periodo de tres años. No obstante, el contrato de alquiler con el inquilino final tendrá una duración de un año, prorrogable hasta dos años más.

Existe una Comisión Técnica de la Vivienda que se ocupa de la selección de los inquilinos.

El inquilino abonará los consumos de suministros de agua, electricidad y gas, salvo si están incluidos dentro de las cuotas de comunidad. Al propietario de la vivienda corresponden las cuotas de Comunidad, el impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de entrada de vehículos en su caso y el seguro multirriesgo.

Emvisesa se encarga de subsanar posibles deficiencias en la vivienda, descontando al propietario el importe de las reparaciones de los recibos de alquiler.

El alquiler, en una cuantía máxima de 450 euros, le será abonado al propietario directamente por Emvisesa de manera mensual y será revisable anualmente. La cantidad será establecida por los técnicos de Emvisesa, atendiendo al tamaño, estado y situación de la vivienda.

Los inquilinos de las viviendas incorporadas a este Programa habrán de firmar un documento por el que se comprometen a hacer buen uso de la vivienda y zonas comunes y mantener una convivencia normalizada. Además, los técnicos de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) accederán a las viviendas para revisar periódicamente sus condiciones de conservación, habitabilidad y salubridad. Emvisesa es la responsable de devolver a su propietario la vivienda vacía y en adecuadas condiciones de habitabilidad.

La renta es abonada a los propietarios directamente por Emvisesa, que garantiza su pago y pone todas las medidas a su alcance para evitar incumplimientos de contrato. No obstante, si finalizado el contrato los inquilinos se negaran a abandonar la vivienda, Emvisesa continuaría abonando al propietario el importe de la contraprestación y se encargaría de ejercer las acciones pertinentes para recuperar la posesión del inmueble y devolvérselo a su propietario.

Permuta del solar de la calle Ramón Carande.

La parcela propiedad de Emvisesa sita en Ramón Carande estaba valorada en 7 millones de euros y permitía la construcción de un máximo de 68 viviendas en un plazo aproximado de dos años y medio, por lo que la Empresa Municipal inició el pasado verano un original procedimiento para cambiarla por un lote compuesto de:

  •  viviendas terminadas y listas para su adjudicación.
  • efectivo para invertir en compra de viviendas vacías, rehabilitación de inmuebles y nueva promoción de viviendas protegidas.
  • locales comerciales.
  • suelo para construir nuevas viviendas.

El plazo de presentación de ofertas se abrió el pasado mes de julio de 2017 y finalizó el 6 de octubre, presentándose 5 ofertas.

El Consejo de Administración de Emvisesa seleccionó como oferta ganadora la presentada por Inmobiliaria del Sur, S.L.

Parcela en Ramón Carande.
Parcela en Ramón Carande.

A cambio de la parcela de Ramón Carande, Emvisesa ha obtenido:

  • 63 viviendas vacías terminadas y listas para ser adjudicadas: 51 de ellas se encuentran en un edificio de la avenida de Andalucía y las 12 restantes están repartidas por la capital. La adjudicación de estas 63 viviendas elevará a más de 650 las viviendas entregadas durante la presente legislatura.
  • 1 solar situado en Valdezorras donde Emvisesa podrá construir 135 nuevas viviendas protegidas.
  • 3 locales comerciales en los bajos del edificio de la avenida de Andalucía.
  • 3,5 millones de euros en metálico, que Emvisesa invertirá en la compra de viviendas que se encuentran vacías (1,2 millones de euros), así como en rehabilitación de inmuebles como el de la calle García Ramos y nueva promoción de viviendas protegidas (2,3 millones de euros).

Cohousing en pleno centro de Sevilla.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha iniciado los trámites para la rehabilitación de un edificio vacío ubicado entre los números 23-25 de la calle García Ramos y 24-26 de la calle Mendoza Ríos, con el objetivo de ejecutar en este inmueble un proyecto social de alojamientos para 60 jóvenes y personas mayores.

García Ramos.

Esta actuación se enmarca dentro de la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Viviendas aprobada por el consejo de administración de Emvisesa y que tiene como objetivo alcanzar las 1.000 viviendas adjudicadas al finalizar 2019.

El proyecto se ha iniciado con la cesión del inmueble desde la Delegación de Hacienda y Administración Pública a la Empresa Municipal de la Vivienda. Mediante dicha cesión se intenta poner fin al deterioro y abandono del inmueble durante los últimos diez años. De hecho, este edificio fue expropiado por el Ayuntamiento en el año 2008 por un importe de 1,7 millones de euros y desde entonces ha pasado por Gerencia de Urbanismo, Emvisesa y el Ayuntamiento de Sevilla, sin que se haya adoptado medida alguna para impulsar su recuperación.

El proyecto prevé recuperar este inmueble con plazas de alojamiento para 50 ó 60 personas en módulos de entre 50 y 80 m2, a través de un proyecto de rehabilitación sostenible con un modelo de intervención social intergeneracional. El presupuesto del proyecto es de 2,1 millones de euros y la previsión es que las obras, que tendrán una duración de 20 meses, puedan comenzar antes de fin de 2018.

Si tu casa no te sirve, puedes cambiarla.

La OMDV gestiona el Protocolo de Permuta de Viviendas de Emvisesa.

El Protocolo de Permuta se dirige tanto a inquilinos de viviendas en alquiler de Emvisesa que desean cambiar su piso por otro que se ajuste a sus necesidades (Bolsa de Permutas), como a propietarios de viviendas (no necesariamente de Emvisesa) que desean que la Empresa Municipal adquiera su vivienda y les ofrezca otra en alquiler.

La Bolsa de Permutas ya ha facilitado una permuta entre dos familias y cuenta con 8 solicitudes en trámite.

Sensibles a las necesidades de personas mayores o afectadas por enfermedades.

La opción del Protocolo de Permuta de Viviendas abierta a propietarios ha hecho posible que Emvisesa adquiera la vivienda afectada de humedades propiedad de la familia de Francisco, un joven con fibrosis quística y trasplantado de ambos pulmones, al que se le ha cambiado por otra vivienda que se adapta a sus necesidades en la barriada de Pino Montano. La vivienda reparada y libre de humedades se incluirá en el parque de Emvisesa.

En este mismo sentido, Emvisesa ha adquirido 3 viviendas en Guadaira Sur y una cuarta está en fase de tasación. 2 de estas viviendas pertenecían a dos parejas compuestas de personas de avanzada edad, que habían quedado aisladas en Guadaíra Sur por carecer sus viviendas de las mínimas condiciones de habitabilidad necesarias. Las dos viviendas han sido demolidas y sus propietarios alojados en sendas viviendas del parque de alquiler de Emvisesa en la zona donde viven sus familias (dos sectores distintos de la barriada de Pino Montano). Las nuevas viviendas se encuentran en promociones que disponen de ascensor y fueron adecuadas a las necesidades de sus nuevos inquilinos.

El Ayuntamiento, a través de Emvisesa, rehabilitará un edificio municipal del Casco Antiguo para promover un proyecto social de alojamientos compartidos para jóvenes y personas mayores

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ha iniciado los trámites para la rehabilitación de un edificio ubicado entre los números 23-25 de la calle García Ramos y 24-26 de la calle Mendoza Ríos, con el objetivo de ejecutar en este inmueble un proyecto social de alojamientos para jóvenes y personas mayores. Esta actuación se enmarca dentro de la Estrategia de Ampliación Urgente del Parque Público de Viviendas aprobada por el consejo de administración de Emvisesa y que tiene como objetivo alcanzar las 1.000 viviendas en alquiler en los próximos años.

Antonio Muñoz, Carmen Castreño y Felipe Castro durante la rueda de prensa.
Antonio Muñoz, Carmen Castreño y Felipe Castro durante la rueda de prensa.

El proyecto, que fue abordado por urgencia en la última Junta de Gobierno, se ha iniciado con la cesión del inmueble desde la Delegación de Hacienda y Administración Pública a la Empresa Municipal de la Vivienda. Mediante dicha cesión se intenta poner fin al deterioro y abandono del inmueble durante los últimos diez años. De hecho, este edificio fue expropiado por el Ayuntamiento en el año 2008 por un importe de 1,7 millones de euros y desde entonces ha pasado por Gerencia de Urbanismo, Emvisesa y el Ayuntamiento de Sevilla, sin que se haya adoptado medida alguna para impulsar su recuperación.

Vista aérea del edificio sito entre las calles García Ramos y Mendoza Ríos.
Vista aérea del edificio sito entre las calles García Ramos y Mendoza Ríos.

Es un proyecto que vuelve a reflejar el giro que hemos dado a las políticas de vivienda en este mandato. Después de un periodo de completo abandono, recuperamos este edificio en pleno centro de la ciudad para rehabilitarlo y darle uso con un proyecto de innovación social que sigue el modelo implantado en otros puntos de Europa”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien presentó hoy esta iniciativa junto a la delegada de Relaciones Institucionales, Economía y Comercio, así como presidenta de Emvisesa, Carmen Castreño, y el gerente de la empresa municipal, Felipe Castro.

Puede descargar el archivo (02PresentacionGARCIARAMOS.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

El proyecto prevé recuperar este inmueble con plazas de alojamiento para entre 50 y 60 personas en módulos de entre 50 y 80 m2, a través de un proyecto de rehabilitación sostenible con un modelo de intervención social intergeneracional. El presupuesto del proyecto es de 2,1 millones de euros y la previsión es que las obras, que tendrán una duración de 20 meses, puedan comenzar antes de fin de este año.

Desde la web de Emvisesa se informará puntualmente de los avances del proyecto, así como de los requisitos de acceso. Te recomendamos suscribirte para recibir de manera cómoda y gratuita todas las novedades.

La presentación de esta iniciativa ha sido retransmitida en directo mediante el Canal de Emvisesa en YouTube

Inscríbete y asiste a las Jornadas “30 Años de Emvisesa”.

El pasado día 12 de mayo se cumplieron 30 años del nacimiento de Emvisesa.

Durante este año 2017 vamos a organizar diferentes actos para celebrar nuestro 30º aniversario, contar nuestra experiencia y aprender de aquellos que puedan ayudarnos a mejorar.

Entre tales actos destacan las Jornadas “30 Años de Emvisesa”, que tendrán lugar los días 5 y 6 de junio en la sede de la Fundación Cajasol (Plaza de San Francisco).

Nos gustaría contar con la asistencia a estas Jornadas de todas aquellas personas interesadas en el futuro de la vivienda protegida, el cohousing, las smart cities, el factor social de la vivienda pública, el patrimonio municipal de suelo, la eficiencia energética, la integración público-privada, la mediación y resolución de conflictos vecinales o la aplicación del “big data” a la política de vivienda protegida, entre otros interesantes temas.

Le invitamos a consultar el Programa de las Jornadas e inscribirse como oyente de manera gratuita en aquellas mesas de su interés.