Emvisesa lleva a cabo dos nuevas permutas de viviendas con realojo simultáneo, con lo que amplía su parque de viviendas y ofrece una solución a dos familias con graves problemas de accesibilidad

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, ha vuelto a aplicar el novedoso Protocolo de permuta con realojo simultáneo con la reciente adquisición de dos nuevas viviendas y la entrega a sus propietarios de otras tantas en alquiler.

Emvisesa ya ha llevado a cabo 29 permutas de viviendas, 9 de ellas mediante el Programa de Permuta con Realojo Simultáneo.

Emvisesa posee diferentes programas para facilitar que aquellas familias que habitan en viviendas que no se adaptan a sus necesidades puedan cambiarlas por otras que sí se ajusten. Gracias a dichos programas hemos realizado 29 permutas. Concretamente acabamos de llevar a cabo dos nuevas operaciones de permuta de vivienda con realojo simultáneo. Hemos adquirido las viviendas de dos familias cuyos graves problemas de salud las habían convertido en verdaderos pisos cárcel. Y, de forma inmediata, les hemos adjudicado dos viviendas adaptadas a sus necesidades con un alquiler muy asequible que ronda los 200 euros mensuales de media. Con este tipo de operaciones, además de solucionar el problema de estas familias, Emvisesa logra ampliar el parque público de viviendas, ya que las viviendas adquiridas se ponen a punto y se adjudican a otras familias compatibles”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La primera de las viviendas adquiridas por Emvisesa se encuentra en la barriada de San Pablo. Se trata de una vivienda sin ascensor que pertenecía a un matrimonio con graves problemas de salud e incapacitada para subir y bajar escaleras, por lo que se había convertido en lo que se denomina un piso cárcel.  Emvisesa ha adquirido la vivienda por 62.500 euros y les ha adjudicado otra en régimen de alquiler, con ascensor, completamente adecuada a las necesidades del matrimonio, situada en Polígono Aeropuerto (Sevilla Este), por la que abonarán una renta mensual de 300 euros.

Felipe Castro. Permuta de vivienda.
Felipe Castro entregando la documentación y llaves de una nueva vivienda que responde a las necesidades de un matrimonio aquejado de graves problemas de salud.

La segunda de las viviendas adquiridas por Emvisesa se encuentra en la barriada de Los Pájaros. Se trata de otra vivienda sin ascensor que pertenecía a un matrimonio con un menor aquejado de graves problemas de salud e incapacitado para subir y bajar escaleras, por lo que se había convertido en un piso cárcel.  Emvisesa ha adquirido la vivienda por 25.000 euros y les ha adjudicado otra en régimen de alquiler, con ascensor, completamente adaptada y adecuada a las necesidades del menor, situada en Polígono Aeropuerto (Sevilla Este), por la que abonarán una renta mensual de 484 euros.

 “Emvisesa soluciona, así, dos graves problemas de alojamiento a dos familias y, además, aumenta el parque público de viviendas sociales en alquiler, ya que los dos inmuebles adquiridos se adjudicarán inmediatamente a dos familias compatibles con sus características”, ha declarado Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) se encarga de la comprobación del cumplimiento de todos los requisitos establecidos en el Protocolo y es quien propone las adjudicaciones a las familias que lo solicitan.

El Ayuntamiento aprueba, a través de Emvisesa, las bases para el desarrollo de 1000 viviendas privadas en alquiler asequible con una inversión estimada de 100 millones de euros

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda Emvisesa, en coordinación con la Delegación de Patrimonio y el Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha aprobado en Junta de Gobierno las bases de la primera convocatoria municipal para el desarrollo en la ciudad de 1.000 viviendas en alquiler asequible por parte de promotores privados con el objetivo de que se ponga en marcha una inversión superior a los 100 millones de euros en el sector a partir del próximo mes de septiembre. Esta convocatoria, que se enmarca dentro del Plan Municipal de Vivienda, tiene como objetivo favorecer el desarrollo de parcelas calificadas como VPO privadas y bloqueadas desde hace años con una fórmula intermedia entre la vivienda protegida y el alquiler a precios de mercado.

Para la puesta en marcha de este programa, con las bases aprobadas el pasado viernes en Junta de Gobierno, se abrirá una bolsa el próximo mes de septiembre para que las empresas promotoras y propietarios de suelos puedan reservar un cupo de viviendas en este nuevo régimen que ha sido consensuado durante los últimos meses a través de distintas sesiones de trabajo y para el que ya se cuenta con promotores interesados en desbloquear proyectos a través de esta fórmula.

En los últimos años la vivienda en Sevilla ha experimentado una fase de crecimiento. Se han concedido más de 6.000 licencias de viviendas de renta libre y a través de distintas fórmulas hemos conseguido ampliar el parque público y adjudicar hasta 1.000 pisos. Contamos con una herramienta fundamental para estos años que es el Plan Municipal de Vivienda y tras la crisis sanitaria que estamos sufriendo y sus consecuencias sociales y económicas vamos a relanzar este Plan con el objetivo de contribuir a la reactivación del sector de la construcción y garantizar alternativas adecuadas a la población sevillana especialmente a los jóvenes”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien estuvo acompañado en la presentación del programa por la delegada de patrimonio, Carmen Fuentes, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

Rueda de prensa Alquiler Asequible
Rueda de prensa Alquiler Asequible

El programa de alquiler asequible establece un modelo de rentas por encima de los precios de una VPO pero por debajo de los precios de una vivienda en alquiler a precios de mercado. El importe del alquiler está fijado por el Ayuntamiento con base en una fórmula avalada por la normativa autonómica. Las rentas concretas dependerán de las dimensiones de cada vivienda fijadas en los proyectos . En una vivienda de 90 metros cuadrados construidos, por ejemplo, el alquiler oscilara entre los 457 y los 640 euros mensuales con la garantía de que no habrá cambios o variaciones, sólo el IPC durante el tiempo de vigencia del contrato

Podrán acceder a estas viviendas unidades familiares con ingresos de hasta 4,5 y 5,5 veces el IPREM. Esto se trata de un perfil económico superior a las convocatorias habituales de VPO (prácticamente el doble de ingresos). El programa está diseñado para que las rentas de alquiler no superen en ningún casó el 25% de los ingresos de la unidad familiar. Así, en cada promoción habrá una mitad de viviendas en alquiler más asequible a las que podrán acceder sólo unidades familiares con ingresos hasta 4,5 veces el IPREM; y la otra mitad tendrá un precio algo más elevado y sólo podrán acceder unidades familiares con ingresos hasta 5,5 veces el IPREM. Se garantiza la estabilidad en los precios y en el uso de las viviendas, favoreciendo tanto a inquilinos como a promotores. Los contratos son de un mínimo de 10 años prorrogables otros cinco. Del mismo modo, se protege de la especulación puesto que se ha fijado un límite para la desprotección de la vivienda de 30 años.

El programa viene acompañado de una actualización del Índice de Precios del Alquiler puesto que uno de los objetivos es influir en los precios en los barrios que están muy por encima de la media en Sevilla. Para ello, se ha arbitrado el siguiente mecanismo. Las primeras 500 viviendas de alquiler asequible se podrán reservar sin importar la ubicación del solar. Pero en las segundas 500 Emvisesa priorizará aquellas propuestas a desarrollar en barrios donde a traves del ipra se detecten mayores precios de alquiler. Cualquier propuesta de suelo calificado como VPO en esas zonas tendrá prioridad en su desarrollo. El sistema permite, además, establecer bonificaciones a los promotores de suelo para desarrollar este programa puesto que se equipara en términos de bonificaciones fiscales a una VPO. De esta forma, podrán acceder a nueve años de bonificaciones en el IBI que arrancarán en el 100% y finalizarán en el 30%; y podrán tener además reducciones de entre el 50 y el 95% en el ICIO. Con este programa se pretende también desbloquear parcelas de suelos en desarrollo paralizadas ante la falta de promoción de VPO privadas en la ciudad. De esta forma, este programa puede beneficiar a proyectos urbanísticos como los previstos para suelos de Cruzcampo, Santa Justa, Naves de San Luis, Su Eminencia o Ronda de Tejares.

Hay aspectos muy destacados que favorecen a todos los intervinientes en este novedoso programa de alquiler asequible. Los inquilinos no dedican más del 25% de sus rentas al pago del alquiler de su vivienda habitual. Los promotores disfrutan de ventajas fiscales y disponen de una gran bolsa de interesados inscritos en el Registro de Demandantes. Ambos obtienen estabilidad en los plazos de vigencia de los contratos“, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Junto a la aprobación de esta medida, el Ayuntamiento, a través de Emvisesa relanza tras la crisis sanitaria, dos líneas de actuación previstas en el Plan Municipal de Vivienda. Por un lado, y después de que en febrero pasado se firmó el acuerdo de financiación con el ICO se relanza la convocatoria de compra y alquiler de viviendas vacías para pisos sociales con un presupuesto total de 9 millones de euros. El objetivo es llegar en los próximos meses a 150 pisos más para el parque público a través de esta vía que se suman a los 127 que se han adquirido ya a través de esta fórmula en anteriores convocatoria. Por otro lado, se están acelerando todas las tramitaciones de nuevas promociones del Plan Municipal que prevé más de 1.000 VPO nuevas y se ha lanzado ya la primera de las licitaciones de obra en la parcela de Cisneo Alto.

Puede descargar el archivo (00DEF_RuedaPrensa_VIVIENDA_Presentación15_06_2020.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Puede descargar el archivo (ProgramaAlquilerAsequible_aprobado.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Emvisesa tramita 150 solicitudes de ayuda de inquilinos, propietarios y autónomos afectados por la crisis económica provocada por la COVID-19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado y puesto en marcha diferentes programas de ayuda para aliviar los efectos económicos que la crisis de la COVID-19 está provocando en inquilinos, propietarios, autónomos, entidades sin ánimo de lucro y proveedores relacionados con la empresa municipal.

Emvisesa ha sido una de las primeras empresas promotoras de vivienda en poner en funcionamiento planes de ayuda integrales para personas afectadas por la COVID-19, dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y anticipándose a la normativa que se ha ido publicando en forma de Real Decreto-ley con posterioridad. Así, el 27 marzo, la empresa municipal de la vivienda de Sevilla ya publicó su Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. El 31 de marzo publicó el Protocolo para la aplicación de medidas excepcionales a los contratos de arrendamientos de locales comerciales, talleres y oficinas titularidad de Emvisesa para hacer frente al impacto económico del COVID-19, en el que también se dio cabida a entidades sin ánimo de lucro que desarrollan proyectos sociales en viviendas cedidas por Emvisesa en condiciones ventajosas. Finalmente, el 21 de abril, Emvisesa publicó el Protocolo excepcional para titulares de viviendas promovidas por EMVISESA con cantidades aplazadas, afectados por la crisis sanitaria derivada de la COVID19.

Se trata de un paquete de medidas que ofrece diferentes opciones a las que pueden acogerse quienes hayan visto empeorar su situación económica a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. El sitio web emvisesa.org detalla los diferentes programas disponibles, los requisitos de acceso y ofrece una página de ayuda y 16 líneas telefónicas de atención para los interesados.

En esencia, las ayudas consisten en una moratoria o una reducción de la renta según las posibilidades económicas del solicitante y el programa concreto al que se acoja.

Emvisesa ha previsto que las solicitudes de ayuda puedan tramitarse completamente de manera telemática, en consonancia con lo establecido por la normativa y para evitar desplazamientos y contribuir a reducir los contactos entre personas. El trámite se realiza mediante formularios alojados en el sitio web emvisesa.org y se ofrecen alternativas a la documentación a presentar. En caso de no poder aportar un certificado de Vida Laboral, de empadronamiento o la Declaración de la Renta, se ofrece la posibilidad de descargar y cumplimentar una declaración responsable.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.
Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Las ayudas se tramitan en base a los documentos y declaraciones responsables que los interesados aportan. Una vez se vaya relajando el estado de alarma y no existan riesgos para la salud de las personas, iremos requiriendo la documentación original necesaria”, afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Hasta el momento, Emvisesa ha recibido 146 solicitudes válidas de personas que desean acogerse a alguno de los diferentes programas de ayuda para afectados por la COVID-19. Destacan las 108 solicitudes, un 74% del total, cursadas por inquilinos de Emvisesa. Le siguen las 38 solicitudes, un 26% del total, presentadas por arrendatarios de locales, talleres y oficinas propiedad de Emvisesa, en su mayoría emprendedores autónomos que han visto su negocio cerrado o su actividad muy mermada. Las solicitudes de propietarios de viviendas de Emvisesa han sido redirigidas a otros programas, por no cumplir los requisitos.

Ayudas a inquilinos

El 4 de abril la empresa municipal adaptó su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la COVID-19 al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, lo cual implicó que los solicitantes pudieran acogerse al programa de ayudas propias de Emvisesa o a las reguladas por la citada norma.

Emvisesa cuenta con 2.798 inquilinos, de los que un 3,85% ha solicitado acogerse a alguno de los dos programas de ayuda (Emvisesa COVID-19 y Estatal COVID-19) disponibles. El programa propio de Emvisesa cuenta con mejores condiciones para la mayor parte de los potenciales solicitantes y ha acumulado el 93% de las solicitudes, mientras que el Estatal ha recibido el 7% restante.

 

Desde la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, entidad coordinadora de las ayudas a inquilinos, se está estudiando caso por caso y recomendando el programa más beneficioso para cada solicitante. Por ello, es posible que algunas de las ayudas no concedidas acaben siendo aprobadas en segunda opción y que algunas ayudas pre aprobadas en un programa, pasen a otro si éste es más beneficioso para los solicitantes”, afirma Felipe Castro.

El 70,37% de las ayudas solicitadas se han concedido o están pendientes de aportar algún documento para su aprobación, mientras que el 29,63% restante no han sido concedidas, pudiendo algunas acceder a otro programa. Los motivos fundamentales para no aprobar la concesión de la ayuda son el no demostrarse vulnerabilidad, tal y como exige el protocolo y el Real Decreto-ley que regula estas ayudas, o bien no hallarse correlación entre la situación económica y la crisis provocada por la COVID-19.

Cada solicitud supone, de media, una ayuda de 256 euros mensuales. En caso de llegar a las 420 ayudas concedidas (un 15% del parque de alquiler), Emvisesa dejaría de ingresar más de 107.000 euros mensuales.

El 55% de las personas que se han acogido al programa de ayuda propio de Emvisesa abonará una renta mensual equivalente al 10% de sus ingresos (con un mínimo de 75€ de renta mensual) hasta que se decrete el fin del estado de alarma o la empresa municipal lo anuncie en su sitio web. El 17% abonará una renta equivalente al 5% de sus ingresos mensuales disponibles (con un mínimo de 45 euros mensuales) y el 28% restante abonará 25 euros mensuales de renta de alquiler.

En el 59% de las ayudas aprobadas los solicitantes se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE); en el 23% se trataba de autónomos obligados a un cese de actividad; un 5% de las familias han sufrido ambas casuísticas, mientras que en el 13% restante se ha dado una situación de desempleo que afecta a la unidad de convivencia.

Ayuda a autónomos

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal. En su mayoría se trata de emprendedores y pequeños empresarios autónomos que han visto sus negocios cerrados o su actividad muy mermada a causa de la COVID-19.

El 89,5% de las solicitudes están completas o en trámites de completarse tras los requerimientos oportunos por parte de Emvisesa, mientras que el 10,5% restante aún tienen la oportunidad de ajustarse a los requisitos exigidos en el protocolo de ayuda.

Una vez aprobadas las ayudas y de manera general, los solicitantes gozarán de un aplazamiento por el que podrán dejar de abonar hasta el 50% de sus recibos de alquiler entre los meses de abril y diciembre de 2020 y abonar la diferencia en 24 meses a partir de enero de 2021, sin gastos ni intereses de ningún tipo.

Las 38 solicitudes tramitadas supondrían que Emvisesa aplazaría hasta 94.726 euros de rentas en 24 meses. La media es de hasta 2.500 euros de aplazamiento por solicitud de ayuda aprobada. En caso de llegar a las 94 ayudas concedidas (un 30% del parque de locales comerciales, talleres y oficinas), Emvisesa aplazaría aproximadamente 235.000 euros de renta a 24 meses.

Emvisesa ha reforzado la atención a las personas afectadas por la COVID-19 mediante media docena de programas de ayuda. Todos los empleados de la empresa municipal están trabajando sin descanso para aliviar la crisis de los más afectados y contribuir a la reactivación económica. Técnicos, personal jurídico, administrativos, economistas… El personal que atiende los teléfonos y responde los correos está realizando turnos que van más allá de su horario de forma voluntaria y estamos recibiendo cientos de mensajes de agradecimiento y felicitación. El apoyo por parte del Ayuntamiento nos está permitiendo responder con todos estos programas de ayuda y con licitaciones que alivian la crisis a numerosas familias”, ha expresado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro sobre el balance provisional de los planes de ayuda de Emvisesa a afectados por la COVID-19:

Emvisesa potencia su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la crisis de la COVID-19, adaptándolo al Real Decreto-ley 11/2020

Emvisesa ha publicado un nuevo protocolo excepcional para proteger a los inquilinos de sus viviendas afectados por la crisis sanitaria de la COVID-19.

Se trata de un texto que adapta el Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19, publicado el pasado 27 de marzo, a lo dispuesto por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la COVID-19.

El nuevo protocolo, que actualiza y sustituye al anterior, se conoce como “Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria COVID-19“.

El Protocolo establece la posibilidad de acogerse, a quienes cumplan los requisitos establecidos, a dos programas de ayudas incompatibles entre sí:

  1. Por un lado está el programa propio denominado EMVISESA COVID-19.
  2. La segunda opción es la aplicación directa del artículo 4.2 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo.

OPCIÓN 1: PROGRAMA EMVISESA COVID-19

EMVISESA COVID-19 se configura como un programa propio de la empresa pública de la vivienda del Ayuntamiento de Sevilla, que cumple con la recomendación de impulsar acuerdos entre arrendador y arrendatario y mejora las condiciones establecidas por el Real Decreto-ley 11/2020. En este sentido, el Programa EMVISESA COVID-19 se permite desbordar la vigencia de los contratos de alquiler y establece un procedimiento de aplazamiento del pago del total de la renta de alquiler mensual durante, al menos, el tiempo que dure el estado de alarma o sus posibles prórrogas. También, con respecto a la aplicación directa del Real Decreto-ley, regula el pago de la deuda contraída mediante ayudas municipales, no distingue entre renta y gastos repercutibles y amplía el plazo de solicitud mientras esté en vigor el estado de alarma o cualquiera de sus posibles prórrogas. Asimismo, el Programa EMVISESA COVID-19 simplifica la tramitación y ajusta las rentas a las posibilidades reales de los inquilinos mediante estudios individualizados de sus condiciones socioeconómicas, evitando una acumulación innecesaria de la deuda.

Los inquilinos a quienes se conceda esta ayuda no habrán de abonar la totalidad de la renta mensual (incluidos los gastos y cantidades asimiladas), sino una cantidad determinada adecuada a su capacidad económica actual, que se considerará como pago a cuenta de la renta del mes correspondiente, calculada siguiendo criterios sociales y económicos conforme a la situación de la unidad familiar o de convivencia, denominada Renta Mínima Exigible.

Podrán ser beneficiarios de este Programa las familias o unidades de convivencia que sean inquilinos o cesionarios legales de viviendas u otros alojamientos titularidad de EMVISESA o gestionados por esta, que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica como consecuencia directa de la alerta sanitaria COVID19, debiendo cumplir los requisitos establecidos en el Protocolo (básicamente “haber pasado, dentro del plazo de vigencia del estado de alarma,  a situación de desempleo, expediente temporal de regulación de empleo (ERTE), o haber reducido su jornada por motivos de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una perdida sustancial de ingresos, no alcanzando por ello el conjunto de los ingresos de toda la unidad familiar o de convivencia el importe de ingresos que se indica en el Real Decreto-ley 11/2020” y que “la renta de alquiler, más los gastos y suministros básicos sea igual o superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar o de convivencia“).

Recomendamos la lectura del “Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria COVID-19” y, en caso de optar por el Programa EMVISESA COVID-19, pueden presentar la solicitud cumplimentando y enviando el siguiente formulario.

OPCIÓN 2: APLICACIÓN DIRECTA DEL ARTÍCULO 4.2 DEL REAL DECRETO-LEY

El Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la COVID-19, expresa en su artículo 4.1 la posibilidad de llegar a acuerdos entre arrendadores y arrendatarios, como el que supone el PROGRAMA EMVISESA COVID-19 explicado en la Opción 1. No obstante, en caso de imposibilidad de lograr tal acuerdo, existe la opción de solicitar la aplicación directa de su artículo 4.2, en cuyo caso Emvisesa aplicaría una moratoria de aplazamiento en el pago de la renta arrendaticia de manera automática y que afectaría al periodo de tiempo que durase el estado de alarma decretado por el Gobierno sin que pudiera superarse, en ningún caso, los cuatro meses. Dicha renta se aplazaría, a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia, mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos tres años o a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo a lo largo del cual continúe la vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas.

Podrán ser beneficiarios de esta aplicación directa del artículo 4.2 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo,  las familias o unidades de convivencia que no lleguen a un acuerdo previo con Emvisesa a través del PROGRAMA EMVISESA-COVID-19, siempre que sean inquilinos o cesionarios legales de viviendas u otros alojamientos titularidad de EMVISESA o gestionados por esta, y que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica como consecuencia directa de la alerta sanitaria COVID19, debiendo cumplir los requisitos establecidos en el Protocolo (básicamente “haber pasado, dentro del plazo de vigencia del estado de alarma,  a situación de desempleo, expediente temporal de regulación de empleo (ERTE), o haber reducido su jornada por motivos de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una perdida sustancial de ingresos, no alcanzando por ello el conjunto de los ingresos de toda la unidad familiar o de convivencia el importe de ingresos que se indica en el Real Decreto-ley 11/2020” y que “la renta de alquiler, más los gastos y suministros básicos sea igual o superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar o de convivencia“).

Recomendamos la lectura del “Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria COVID-19” y, en caso de optar por la aplicación directa del artículo 4.2 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la COVID-19, pueden presentar la solicitud cumplimentando y enviando el siguiente formulario.

ANTE CUALQUIER DUDA DISPONE DE LOS SIGUIENTES

TELÉFONOS DE ATENCIÓN (DE LUNES A VIERNES LABORABLES ENTRE 8:30 Y 14:30 HORAS). SI EL TELÉFONO AL QUE LLAMAN COMUNICA, MARQUEN EL SIGUIENTE NÚMERO:

955 476 000, 955 476 054, 955 476 114, 955 476 062, 955 476 161, 955 476 142, 955 476 154, 955 476 153, 955 476 186, 955 476 071, 955 476 052, 955 476 171, 955 476 138, 955 476 188

y LOS CORREOS ELECTRÓNICOS (24 HORAS AL DÍA, 7 DÍAS DE LA SEMANA):

OMDV@EMVISESA.ORG y CORREO@EMVISESA.ORG

 

El Ayuntamiento de Sevilla reducirá los alquileres a los inquilinos de Emvisesa con graves problemas económicos por despidos, cierres o bajas laborales debidos a la crisis sanitaria del coronavirus COVID 19

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con el área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado hoy el Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas públicas afectados por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19.

Se trata de una medida arbitrada de forma extraordinaria y durante la duración del estado de alarma con el objetivo de dar respuesta y reducir los alquileres a hogares que atraviesen graves problemas económicos y acrediten que tengan graves dificultades económicas sobrevenidas por los efectos de la pandemia del COVID 19. Es, por tanto, una medida más dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y con la presencia del delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales, Juan Manuel Flores, y la delegada de Recursos Humanos y Modernización, Clara Macías.

Emvisesa tiene 2.798 familias inquilinas con distintos modelos de alquiler en función de su situación económica y social, y cuenta con un Protocolo de Protección a familias con pocos recursos al que están acogidas casi un millar de familias que reciben ayudas por parte del área de Bienestar Social. Este modelo de ayudas se mantiene durante esta crisis. Por tanto, el protocolo excepcional aprobado está dirigido al resto de hogares de la empresa pública que no tienen asignada ninguna ayuda hasta el momento pero que puedan haber entrado en una situación de vulnerabilidad o en graves dificultades económicas por la crisis sanitaria.

Concretamente, este protocolo excepcional está dirigido a inquilinos que con motivo de la crisis sanitaria hayan sufrido una reducción drástica de ingresos por la crisis sanitaria al haberse producido situaciones como un ERTE o ERE, un despido o no renovación del contrato, el cierre de un establecimiento, la suspensión de una actividad económica por el decreto de alarma o una baja laboral por enfermedad o aislamiento por contagio del coronavirus. En cualquier caso, con carácter general, cualquier situación sobrevenida por la crisis sanitaria que haya provocado que las rentas del alquiler supongan más del 30% de los recursos mensuales de la unidad familiar.

Para estos supuestos y previa solicitud y acreditación, Emvisesa realizará un estudio personalizado de las posibilidades de pago que pueda asumir la familia en función de una serie de indicadores, y esta será la cuantía que se le requerirá de forma excepcional mientras dure el estado de alarma a modo de pago a cuenta. Una vez que haya finalizado la alerta sanitaria, estos hogares deberán acreditar esta situación que han declarado en Emvisesa ante el área de Bienestar Social para la tramitación de la ayuda social correspondiente para poder incorporarse al sistema de prestaciones sociales.

Emvisesa facilita desde el día de hoy, el Protocolo completo, un modelo de solicitud, así como toda la información de la documentación y justificantes necesarios para acceder a este protocolo excepcional. Para ello, se ha habilitado un espacio en la web de la empresa municipal que permitirá que toda la tramitación sea telemática con apoyo telefónico en caso de ser necesario. En cualquier caso, la documentación no dsponible podrá ser requerida una vez finalizada la alerta sanitaria para comprobar todas las circunstancias alegadas, y en caso de que la reducción de alquiler finalmente no estuviera justificada de acuerdo con los criterios de Servicios Sociales se le requerirá el importe que no ha sido abonado durante los meses de duración del estado de alarma y de la crisis sanitaria.

El Ayuntamiento tiene entre sus prioridades ofrecer la respuesta social adecuada dentro de nuestras competencias a las familias que más están sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria por el coronavirus. Dentro de estas posibilidad, como gran arrendador de casi 3.000 familias, la empresa municipal de vivienda asume como viene haciendo durante los últimos años su responsabilidad social dando una respuesta personalizada a quienes peor lo estén pasando” , explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores.

Escucha las declaraciones de Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, sobre el nuevo “Protocolo excepcional para inquilinos de viviendas de Emvisesa afectados por la crisis sanitaria COVID-19”:

El 3 de abril Emvisesa ha adaptado su Protocolo a lo dispuesto en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo , dando lugar al PROTOCOLO EXCEPCIONAL PARA INQUILINOS DE VIVIENDAS DE EMVISESA AFECTADOS POR LA CRISIS SANITARIA COVID19 ADAPTADO AL RDL 11/2020, DE 31 DE MARZO, POR EL QUE SE ADOPTAN MEDIDAS URGENTES COMPLEMENTARIAS EN EL ÁMBITO SOCIAL Y ECONÓMICO PARA HACER FRENTE AL COVID-19.

Emvisesa potencia la atención telefónica y telemática al ciudadano para minimizar el riesgo de contagio frente a la exposición al nuevo Coronavirus SARS-CoV-2

Siguiendo las recomendaciones del Ayuntamiento de Sevilla y el Ministerio de Sanidad, Emvisesa ha reforzado sus servicios de atención telefónica y telemática, con el objeto de limitar la atención presencial a aquellos casos de extrema necesidad para realizar trámites considerados imprescindibles.

De este modo, todos los ciudadanos interesados pueden utilizar como medida más rápida y efectiva el siguiente formulario de atención:

FORMULARIO INSTANTÁNEO DE CONSULTAS, QUEJAS, SUGERENCIAS Y RECLAMACIONES A EMVISESA, OMDV Y REGISTRO DE DEMANDANTES DE SEVILLA Úselo como vía más rápida y cómoda para contactar con nosotros.

Nombre y apellidos (requerido)

Teléfono de contacto (requerido)

Correo electrónico de contacto (requerido)

Dirección (en su caso, indique claramente la dirección objeto de la reclamación)

Asunto

Mensaje


Si no tiene posibilidad de utilizar el formulario, también dispone de los números de atención telefónica:

General: 955 476 000.

Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda: 955 476 171.

Registro de Demandantes: 955 476 180.


Permanezca atento a las disposiciones de las administraciones Central, Autonómica y Municipal que pudieran ampliar, corregir o modificar el contenido de esta información.

Siempre que sea posible, utilicen el formulario de atención, al tratarse de la vía más rápida y cómoda.

Más información sobre el CORONAVIRUS:

Enfermedad por nuevo coronavirus, COVID-19
Enfermedad por nuevo coronavirus, COVID-19

Emvisesa lleva a cabo una nueva permuta de vivienda con realojo simultáneo y aprueba otras dos, con lo que amplía su parque de viviendas y ofrece una solución a tres familias residentes en inmuebles sin ascensor

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa, ha vuelto a aplicar el novedoso Protocolo de permuta con realojo simultáneo puesto en marcha en el anterior mandato con la reciente adquisición de una nueva vivienda y entrega a sus propietarios de otra en alquiler. Además, la Comisión Ejecutiva de Emvisesa ya ha aprobado otras dos nuevas permutas con realojo simultáneo que se ejecutarán durante las próximas semanas. Con este tipo de operaciones, Emvisesa no solo consigue el objetivo de ampliar el parque público de vivienda, sino también el de ofrecer soluciones inmediatas a personas que, por distintas razones, tienen problemas habitacionales en sus propias casas.

En este caso, la propietaria de la vivienda adquirida por Emvisesa solicitó su inclusión en el protocolo de permutas, concretamente en la modalidad de adquisición de vivienda con realojo simultáneo, a causa de graves problemas de salud y movilidad reducida que la tenían confinada en un piso que se encontraba en un inmueble sin ascensor en la barriada de Los Pajaritos. Así, Emvisesa ha adquirido la vivienda por un importe 26.472,44 euros y de manera simultánea ha adjudicado a su propietaria una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros.

Última permuta con realojo simultáneo ejecutada por Emvisesa. Felipe Castro hace entrega de las llaves de una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros.
Última permuta con realojo simultáneo ejecutada por Emvisesa. Felipe Castro hace entrega de las llaves de una vivienda en régimen de alquiler en un edificio con ascensor ubicado en Nuevo Amate, con una renta mensual de 291 euros a una inquilina con graves problemas de salud a la que Emvisesa ha adquirido su vivienda.

Emvisesa soluciona, así, un problema grave de alojamiento a una familia y, además, aumenta el parque público de viviendas sociales en alquiler, ya que el inmueble adquirido se adjudicará inmediatamente a un solicitante que sí se pueda adecuar a sus características”, ha declarado Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla.

Asimismo, la Comisión Ejecutiva de Emvisesa ya ha aprobado dos nuevas permutas con realojo simultáneo que se ejecutarán durante las próximas semanas. En el primero de los casos, Emvisesa adjudicará una vivienda en régimen de alquiler a una familia que cuenta entre sus miembros con una persona que padece un grave problema de salud que le impide habitar la vivienda de su propiedad, que será adquirida por la empresa municipal. Esta unidad familiar también es propietaria de una vivienda ubicada en el barrio de Los Pajaritos, en una primera planta de un edificio sin ascensor. El matrimonio tiene a su cargo a un hijo de siete años que padece una parálisis cerebral y necesita silla de ruedas para desplazarse. La vivienda de Los Pajaritos, además de no tener ascensor, no se encuentra adaptada y tiene unas dimensiones muy reducidas, provocando que el menor no pueda salir a la calle y dificultando las labores de cuidado de sus padres, lo que, incluso, ha motivado que se tengan que trasladar temporalmente a la vivienda de un familiar.

En este caso, la familia ha solicitado la aplicación del protocolo de permuta en la modalidad de adquisición con realojo simultáneo, demandando que la vivienda nueva sea adaptada a minusválidos. La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) comprobó el cumplimiento de todos los requisitos establecidos en el protocolo y ha propuesto la adjudicación a esta familia de una vivienda en régimen de alquiler de Emvisesa en Sevilla Este. El edificio está dotado de ascensor y no tiene ningún tipo de barrera arquitectónica y la vivienda consta de 3 dormitorios y se encuentra adaptada a personas con movilidad reducida. Simultáneamente a la entrega de dicha vivienda, Emvisesa ha procedido a la adquisición por compraventa ante notario de la vivienda propiedad de la familia a cambio de 24.714,05 euros, solucionando, así, su problema habitacional.

El beneficiario del segundo caso es el de un matrimonio de avanzada edad, propietarios de una vivienda ubicada en el barrio de La Oliva, en una tercera planta de un edificio sin ascensor. El propietario tiene reconocida una incapacidad permanente y absoluta por diversas dolencias que limitan su movilidad, lo que, unido a las barreras arquitectónicas que existen en la vivienda de su propiedad, impiden a la pareja llevar una vida normalizada

En aplicación del Protocolo, tras comprobar la OMDV el cumplimiento de todos los requisitos, se propuso la adjudicación en régimen de alquiler a esta familia de una vivienda del parque de Emvisesa, sita en la zona de Rochelambert. La familia abonará una renta inferior a 250 euros mensuales por una vivienda sin ningún tipo de barrera arquitectónica en un edificio dotado con ascensor. Emvisesa adquirirá la vivienda propiedad del matrimonio a cambio de 34.466,10 euros y procederá a incorporarla a su parque de alquiler y adjudicarla a otra unidad familiar cuyas necesidades sí se adapten a la misma”, ha expresado Felipe Castro.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda da respuesta a 1.400 familias en riesgo de perder su hogar, canaliza las ayudas sociales del Ayuntamiento a inquilinos de Emvisesa sin recursos para abonar la renta de alquiler y gestiona las permutas con realojo simultáneo desde “pisos cárcel” a viviendas públicas adaptadas

El delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes integrales, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han presentado un avance del balance de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), que estará disponible en breve en el sitio web de la empresa pública de la vivienda.

Se trata del séptimo informe que presenta la OMDV, una vez que ha superado los dos años y medio en funcionamiento, en el que destaca la atención a más de 10.000 personas de las que 1.392 se encontraban en riesgo de perder sus viviendas, mayoritariamente por órdenes de desahucios o impagos de rentas. Todas ellas han contado con asesoramiento, mediación y, en su caso, una alternativa habitacional.

La ciudad de Sevilla cuenta con una política social de vivienda al servicio de las familias con mayores necesidades. La OMDV junto a las diferentes estrategias puestas en marcha desde el ámbito de Servicios Sociales y desde Emvisesa, nos ha permitido transformar por completo la respuesta que ofrecía la ciudad a las personas con necesidades sociales, urgentes o no, relacionadas con la vivienda. Se están aportando respuestas y soluciones a problemas habitacionales que se presentan en vecinos y vecinas de estas zonas de la ciudad y constituye una línea de acción relevante dentro de la estrategia municipal de intervención integral en barrios desfavorecidos”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social.

Evolución en la gestión de expedientes de la OMDV.
Evolución en la gestión de expedientes de la OMDV.

De acuerdo con los datos que figuran en los informes semestrales que se realizan, fue en el inicio del funcionamiento de esta oficina cuando se produjo una mayor demanda por parte de familias en riesgo de perder su vivienda. Concretamente, 655 en los primeros 12 meses. En estos momentos, sin embargo, la cifra ha descendido y se ha estabilizado en torno a 25 expedientes mensuales.

Clasificación de expedientes según título de ocupación y tipo de propietario. Informe OMDV.
Clasificación de expedientes según título de ocupación y tipo de propietario. Informe OMDV.

De estas personas en riesgo de perder su vivienda, la mayoría —500 en total— eran inquilinos que no podían hacer frente a los pagos de la renta. Le siguen, con 368 casos, las personas o unidades de convivencia que han acudido a la oficina y que ocupaban pisos sin el correspondiente título legal. En tercer lugar, se han registrado 254 casos de viviendas en propiedad cuyos dueños no han podido seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución.

En todos estos casos, las personas han contado con el apoyo de la Oficina Municipal y de los Servicios Sociales y han dispuesto al menos de una alternativa habitacional”, subrayó Juan Manuel Flores, quien destacó que en este periodo el Ayuntamiento ha llegado a entregar por la vía de excepcionalidad una vivienda a un total de 261 familias en situación de emergencia por riesgo de exclusión social.

Ayudas Sociales al alquiler.
Ayudas Sociales al alquiler.

El delegado, además, ha subrayado otras líneas de actuación que se coordinan a través de la OMDV como es el caso de las ayudas directas al hogar a través de programas como las prestaciones complementarias o las ayudas económicas para familias con menos recursos. En estos cuatro últimos años se han concedido ayudas por un importe de 12,7 millones de euros a través de esta vía, superando los 3 millones de euros en ayudas a inquilinos de Emvisesa para abonar el alquiler.

En cuanto al protocolo de permutas, destinado a buscar una solución a personas o familias que habitan en viviendas con graves problemas de accesibilidad, en los últimos años se han producido importantes avances a través de la Oficina. Actualmente, Emvisesa tiene una bolsa de permutas con 120 solicitudes y se han gestionado tres expedientes de permutas excepcionales de inquilinos de promociones. Además, se han cerrado ya nueve operaciones de compra con realojo simultáneo a familias con graves problemas de accesibilidad y hay otros nueve expedientes en marcha.

En este sentido, el último consejo de administración de Emvisesa aprobó dos expedientes nuevos de permutas. Por un lado, se trata de una familia residente en una vivienda en altura sin ascensor ubicada en una Zona de Transformación Social y que cuenta con un menor con graves problemas de salud que le obligan a ir en silla de ruedas. Dado que su vivienda se había convertido en un denominado ‘piso cárcel’, el protocolo de permuta ha permitido que Emvisesa haya adquirido dicha vivienda y se les haya facilitado, bajo alquiler social, otra vivienda accesible en otra zona de Sevilla. En el segundo caso, Emvisesa ha adquirido el piso en el que vivía un matrimonio de avanzada edad y con graves problemas de salud. Era una tercera planta sin ascensor y también está ubicado en otra Zona de Transformación Social. Esta pareja solicitó la aplicación del protocolo de permuta con especial interés en que se les buscara una alternativa cerca de donde reside una de sus hijas para que pudiera atenderles. Ahora se trasladan a un piso de Emvisesa cercano a la residencia de su hija, mientras que la empresa ha adquirido su vivienda.

Aplicación del Protocolo de Convivencia por parte de la OMDV.
Aplicación del Protocolo de Convivencia por parte de la OMDV.

Dentro de este balance, el delegado y el gerente de Emvisesa también hicieron referencia al protocolo de convivencia puesto en marcha a fin de resolver conflictos en los bloques de Emvisesa, ofreciendo un servicio especializado de mediación además de un marco sancionador y disciplinario. Desde la aprobación del protocolo de convivencia se han abierto 417 expedientes, de los cuales 145 se iniciaron durante el 2019.

Datos del Registro de Demandantes de Viviendas Protegidas.
Datos del Registro de Demandantes de Viviendas Protegidas.

Ante el inicio inminente de nuevas actuaciones dentro del Plan Municipal de la Vivienda, la OMVD también ha hecho balance actualizado del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla, en el que figuran 11.970 personas inscritas, siendo el 57% unidades familiares de un solo miembro y menores de 35 años. Respecto a la vivienda, un 40% de los inscritos desea alquiler con opción a compra, el 35% alquiler y el 25% compra.

Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.
Presentación del Informe Semestral de la OMDV. Felipe Castro y Juan Manuel Flores.

Felipe Castro recordó que Emvisesa tiene en uso la totalidad de su parque de viviendas disponibles, alcanzando las 1.050 viviendas sociales adjudicadas durante el período 2015-2019. También ha incrementado su parque de alquiler un 15%, llegando a las 2.800 viviendas. “Durante los próximos meses vamos a continuar trabajando para iniciar las licitaciones de las que serán las próximas promociones de viviendas y alojamientos protegidos, entre ellas Cisneo Alto, Hacienda El Rosario, García Ramos, Torreblanca RP2, San Juan de la Salle ó calle Sol. Es importante destacar que hemos logrado garantizar la financiación del 100% del programa de nueva construcción y rehabilitación de Emvisesa. En total, Emvisesa promoverá más de 1.000 nuevas viviendas protegidas a las que habrá que sumar las  que promueva la iniciativa privada. Hablamos de un mínimo de 2.000 viviendas y alojamientos protegidos más todas aquellas que sigamos sumando gracias a otros programas del PMVS, como el de captación de viviendas vacías que ya nos ha permitido hacernos con unas 260 viviendas que no tenían uso“, ha declarado Felipe Castro.

Listas provisionales de admitidos en la convocatoria para adjudicar 8 viviendas en régimen de alquiler con opción a compra situadas en Sevilla Este y Pino Montano

Una vez finalizado el plazo para participar en la convocatoria pública para adjudicar ocho viviendas en alquiler con opción a compra, situadas en Pino Montano y Polígono Aeropuerto (Sevilla Este), y analizadas las solicitudes presentadas, Emvisesa procede a publicar las listas provisionales de admitidos en los cupos general y de personas procedentes de ruptura familiar.

LISTA DE ADMITIDOS EN EL CUPO GENERAL DE PERSONAS INSCRITAS EN EL REGISTRO DE DEMANDANTES:

Puede descargar el archivo (ListaProvisionalAdmitidosGENERAL_29_1_2020_EMVISESA.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


LISTA DE ADMITIDOS EN EL CUPO DE PERSONAS PROCEDENTES DE RUPTURA FAMILIAR:

Puede descargar el archivo (ListaProvisionalAdmitidosRUPTURA_29_1_2020_EMVISESA.pdf) haciendo clic sobre este enlace.


Solicitantes que han olvidado prestar su consentimiento para el tratamiento de sus datos

Emvisesa ha detectado que algunas solicitudes no tienen marcada la casilla con el texto “He sido informado, declaro ser mayor de 14 años y presto mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con la finalidad anteriormente descrita“. Al tratarse de un requisito obligatorio, dichas solicitudes no aparecen en los listados provisionales de admitidos. No obstante y entendiendo que se trata de un error, Emvisesa ha enviado un correo electrónico con una aplicación que permitirá, a los solicitantes que lo han olvidado, otorgar su consentimiento digitalmente (evitando el desplazamiento a nuestra sede) y pasar a formar parte de las listas definitivas de admitidos.

Otras solicitudes excluidas

Aquellos solicitantes que no se encuentren en la lista provisional de admitidos pueden informarse del motivo en el teléfono 955 476 000, en horario de atención al ciudadano. El plazo para subsanar los posibles errores observados y realizar, en su caso, las reclamaciones oportunas ya está abierto y concluirá el lunes 3 de febrero a las 14:30 horas.

Las subsanaciones, presentación de documentación y posibles reclamaciones se llevarán a cabo en la oficina de atención al ciudadano de la sede de Emvisesa (avenida de la Ingeniería, 9. Edificio 9. Parque Empresarial Arte Sacro. 41015. Sevilla) los días laborables y en horario de 8:30 a 14:30 horas.

Tras publicar las listas definitivas de admitidos se realizarán dos sorteos ante notario entre los mismos (uno para cada cupo), que determinarán el orden de prelación con el que posteriormente se les citará para la reserva de las viviendas, hasta que no quede ninguna vacante. A cada solicitante se le asignará un número aleatorio con el que participarán en dichos sorteos. El resultado de los sorteos se publicará en este mismo sitio web (suscríbete y recibirás los avisos en tu correo electrónico de manera gratuita).

Una vez reservadas y contratadas todas las viviendas se publicará en esta web el último número que ha obtenido vivienda, quedando anulados todos los posteriores.

 

Felipe Castro expone las soluciones creativas que el Ayuntamiento de Sevilla y Emvisesa están aportando ante un nuevo cambio de ciclo en el mercado de la vivienda

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, ha participado en una mesa de debate organizada por el diario ABC denominada “El mercado de la vivienda ante un cambio de ciclo”.

Se trata de un acto desarrollado en el marco del salón inmobiliario Welcome Home 2020, en el que también han participado Emilio Carbó, director general de Nemesis Gestora; Luis Martel, Managing Director de Básico Real Estate y Estanislao Torres, Director General de Promar.

La mesa estuvo moderada por la periodista Elena Martos y en ella participaron Felipe Castro, director gerente de Emvisesa; Emilio Carbó, director general de Nemesis Gestora; Luis Martel, Managing Director de Básico Real Estate y Estanislao Torres, Director General de Promar.
La mesa estuvo moderada por la periodista Elena Martos y en ella participaron Felipe Castro, director gerente de Emvisesa; Emilio Carbó, director general de Nemesis Gestora; Luis Martel, Managing Director de Básico Real Estate y Estanislao Torres, Director General de Promar.

Felipe Castro ha aportado la visión que desde el sector público existe sobre el mercado de la vivienda, prestando especial atención a las medidas puestas en marcha durante los últimos cuatro años para responder a la necesidad de alojamiento de familias que no encuentran respuesta en el mercado libre.

Emvisesa está respondiendo más a una necesidad que a una demanda. A diferencia de lo que ocurre en el mercado libre, las familias inscritas en el Registro Público Municipal de Demandantes no han experimentado una mejoría económica suficiente para acceder a la financiación necesaria para adquirir una vivienda al margen de los regímenes de protección social”, ha expresado Felipe Castro. “Las rentas medias de alquiler de los inquilinos de Emvisesa se encuentran en torno a los 200 euros mensuales, muy lejos de los 12 euros por metro cuadrado correspondientes a las viviendas libres en determinadas zonas de la capital”.

El debate se ha centrado en la escasez de suelo para promover viviendas, la posible incompatibilidad entre desarrollo turístico y vivienda asequible, la escalada de precios en un mercado tradicionalmente minoritario como era el del alquiler, la dificultad de los jóvenes para emanciparse y financiar una vivienda y, finalmente, los cambios sociales y demográficos que demandan nuevas soluciones habitacionales que van más allá del tradicional piso de tres dormitorios, salón comedor, sala de estar, cocina, baño y aseo.

La respuesta desde el sector público a todos estos retos está siendo la creatividad en el diseño de soluciones. A pesar de todos los consabidos condicionantes de este mercado inmobiliario, desde la empresa municipal del Ayuntamiento de Sevilla hemos sido capaces de entregar las llaves de más de 1.000 viviendas asequibles durante los últimos cuatro años”, afirmó Felipe Castro.

Elena Martos y Felipe Castro.
Elena Martos y Felipe Castro.

Emvisesa, desde el marco que ha supuesto la redacción por primera vez en la historia de la empresa pública de un Plan Municipal de Vivienda, está apostando decididamente por la adopción de soluciones creativas, entre las que Felipe Castro destacó las siguientes:

  1. El aprovechamiento de todos los recursos habitacionales disponibles en el parque público. A diferencia del sector privado, Emvisesa ha adjudicado el 100% de las viviendas vacías de que disponía hace cuatro años. 291 viviendas que han dado una solución habitacional inmediata a otras tantas familias.
  2. La ampliación del parque de viviendas con el reto que supone el no haber podido construir hasta el desarrollo del nuevo PMVS. 360 nuevas viviendas (15% de un parque de 2.800) gracias a soluciones creativas como la permuta de suelos por viviendas o la captación en compra y alquiler de viviendas vacías privadas.
  3. La investigación y el estudio para aflorar, negro sobre blanco, los precios reales de alquiler en nuestros barrios, la presión turística y la importancia de la vivienda vacía (IPRA).
  4. La colaboración con el sector privado para aprovechar dichos estudios y poner en carga la enrome cantidad de “suelos cautivos” en los que desarrollar vivienda asequible (Programa de Alquiler Asequible).
  5. El desarrollo de alojamientos alternativos, como cohousing y coliving, para satisfacer una nueva demanda. Rompemoldes y RUE32 son primeras experiencias que tendrán continuidad inmediata con más de 250 alojamientos cooperativos de alta calidad en García Ramos, San Jerónimo y otras zonas de Sevilla.
  6. Los programas de permutas de viviendas, entre los que destacan especialmente los que implican el realojo simultáneo de familias confinadas en verdaderos pisos-cárcel.
  7. La atención a las familias en riesgo de exclusión social con la puesta en marcha de la La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ha gestionado 1.400 expedientes sin un solo desahucio sin alternativa habitacional. Por otra parte, destaca el desarrollo de programas especiales para el mejor aprovechamiento de hasta el último céntimo destinado por Bienestar Social a las familias con menos recursos, a las que han llegado 3 millones de euros durante los últimos cuatro años.
  8. La nueva promoción de vivienda, un recurso que para Emvisesa no es único, pero sí necesario. Destaca la financiación obtenida gracias a los últimos acuerdos suscritos con el BEI y el ICO (más de 80 millones de euros en condiciones muy ventajosas para nueva promoción, rehabilitación y captación de vivienda vacía).
  9. Los Programas de Empleo mediante la activación de locales comerciales vacíos propiedad de Emvisesa, que han permitido la creación de 104 empleos (72 vinculados a negocios e iniciativas sociales de nueva creación) y el desarrollo socio económico de numerosos barrios de Sevilla.