El Ayuntamiento ofrece, a través de Emvisesa y la OMDV, soluciones a más de 1.200 familias sevillanas con necesidad urgente de alojamiento o en riesgo de perder su piso y en el 100% de los casos de desahucio se habilitó una alternativa habitacional

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) que se encuentra adscrita a la empresa municipal Emvisesa, ha tramitado un total de 1.215 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma entre el segundo semestre de 2016, cuando se puso en funcionamiento, y el día 30 de junio de 2019, según indican los datos del informe semestral –el sexto ya– que realiza Emvisesa.

En el 100 % de los casos en que se produjo desahucio o una situación que implicaba la pérdida de la vivienda, la OMDV pudo ofrecer a los afectados una alternativa habitacional para evitar el desamparo, y el 72%–casi tres de cada cuatro– de los expedientes abiertos en relación a la necesidad de vivienda y riesgo de pérdida se encuentran ya cerrados.

Quiero resaltar la eficacia de los profesionales de esa oficina municipal, que tratan de buscar una salida habitacional a las familias que corren el riesgo de desamparo”, ha comentado el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores.

Durante el primer año de funcionamiento de la OMDV se abrió el 54% del total de los expedientes. Progresivamente, la apertura se ha ido ralentizando, “y confiamos en que se estabilice en 20 casos mensuales, aproximadamente”, ha apuntado Flores, quien ha destacado la coordinación entre Emvisesa y el Área de Bienestar Social.

Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.
Evolución de los expedientes abiertos y resueltos por la OMDV.

La evolución del registro de expedientes, a tenor de esos informes semestrales, ha sido la siguiente:

• Segundo semestre de 2016: 367 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 288 expedientes.
• Segundo semestre de 2017: 130 expedientes.
• Primer semestre de 2018: 116 expedientes.
• Segundo semestre de 2018: 126.
• Primer semestre de 2019: 188 expedientes.

Al analizar el título de ocupación de las viviendas objeto de esos 1.215 expedientes tramitados, en 436 casos se trata de viviendas en alquiler, cuyos inquilinos corren el riesgo de pérdida de la misma por no poder continuar haciendo frente al pago de la renta. Al alquiler le sigue la ocupación ilegal, con 329 casos: se trata de personas o unidades de convivencia que ocupan la vivienda sin el correspondiente título legal, incurriendo en riesgo de perderla cuando sus legítimos propietarios inician acciones para recuperarla. En 222 casos se trata de viviendas en propiedad cuyos dueños no pueden seguir afrontando el préstamo hipotecario y acuden a la OMDV para buscar una solución. Asimismo, en el 51,8% de los expedientes tramitados desde la apertura de la oficina, el dueño de la vivienda era una entidad bancaria.

El 76% de los 871 expedientes cerrados por la OMDV han llegado a tramitarse judicialmente. Y ocupación ilegal, ejecución hipotecaria y desahucio por el impago de renta copan el 75% del total de procedimientos judiciales.

Protocolos de convivencia y permutas

Desde la aprobación del Protocolo de Convivencia hasta el día 30 de junio pasado, se han abierto 341 expedientes al respecto, de los cuales 69 se iniciaron durante el primer semestre de 2019. De todos esos expedientes, 126 se encontraban cerrados a la fecha indicada, con 78 inquilinos sancionados por incumplimientos del mismo, efectuándose 21 resoluciones de contrato.

Evolución en los protocolos de convivencia abiertos por la OMDV.

Y con respecto al Protocolo de Permutas, hay 17 viviendas en la Bolsa de Permutas publicada en la web de Emvisesa, una permuta se ha realizado por el procedimiento excepcional de cambio y otras 5 mediante el de adquisición con realojo simultáneo.

Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.
Un matrimonio con problemas de movilidad cambia su piso cárcel por una vivienda adecuada a sus necesidades gracias al “Programa de permuta con realojo simultáneo” de Emvisesa el pasado mes de junio.

El realojo simultáneo permite adquirir viviendas sin ascensor, pertenecientes sobre todo a mayores con problemas de movilidad, y adjudicarles otras adecuadas a sus necesidades, en promociones situadas en barrios con todos los servicios, ascensor y plaza de garaje.

Demanda de vivienda protegida en Sevilla

Respecto a la demanda de vivienda protegida en Sevilla, a mediados de 2019 había 10.949 personas inscritas como demandantes activos de vivienda protegida en el Registro Público Municipal de Sevilla. La cifra se mantiene estable entre los 10.000 y 12.000 inscritos según las series históricas, pero desde Emvisesa se espera que haya un aumento con el anuncio de nuevas promociones de VPO y la mayor actividad de la empresa pública en años, según ha sostenido el delegado Juan Manuel Flores.

La mayoría de los inscritos, un 64,80%, forman parte de unidades familiares compuestas por un solo miembro.

Las preferencias en el régimen de tenencia indican que un 35% preferirían acceder a una vivienda protegida en alquiler, el 25% en venta y el 40% en alquiler con opción a compra. Por tanto, sea directamente en propiedad o bien alquilándola en un primer momento para ejercer una opción de compra con posterioridad, existe una importante demanda de viviendas en propiedad, a la que va a responder el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación de Sevilla. El PMVS prevé destinar un 60% de sus viviendas a régimen de alquiler y el resto a venta.

El 48,21% de los inscritos como demandantes de vivienda protegida en Sevilla pertenecen al grupo de especial protección “jóvenes menores de 35 años”. Les siguen en número las “familias monoparentales con hijos a cargo”, que suponen el 9% de las inscripciones.

El 68,24% de las personas inscritas como tienen una antigüedad inferior a los tres años. El 65% poseen unos ingresos no superiores al IPREM, es decir, 537,84 euros mensuales o incluso menos. En ese sentido, Emvisesa ha puesto en marcha medidas para que las familias en extrema necesidad no abonen en concepto de alquiler más del 5% de sus ingresos mensuales y ninguna familia o unidad de convivencia pague más del 30% de sus ingresos en concepto de alquiler.

Por último, la OMDV recibió más de 360 solicitudes para tramitar las ayudas PPR para familias con pocos recursos durante 2017, que se suman a las 440 tramitadas durante 2018 y las 473 en lo que va de 2019. Todas ellas se remiten a la Delegación de Bienestar Social, que comprueba el cumplimiento de requisitos y determina la ayuda que corresponde a cada caso. A la fecha, los datos de que dispone Emvisesa indican que se conceden más del 64% de las ayudas solicitadas.

El Ayuntamiento de Sevilla fortalece su apuesta por la prevención, mediación y resolución de conflictos vecinales en las promociones de viviendas protegidas de Emvisesa

Emvisesa cuenta, desde finales del pasado mes de junio de 2016, con un servicio de mediación e intervención externa en comunidades vecinales de su parque de viviendas protegidas en alquiler. Dicho servicio sirve de apoyo al trabajo de las profesionales de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de la avenida de San Jerónimo.

Ahora, la empresa pública de la vivienda amplía los recursos humanos y materiales dedicados a la mediación y resolución de conflictos incrementando la plantilla de profesionales, que ya estaba compuesta por un psicólogo, un trabajador social, dos educadores y un experto en psicoterapias, con dos psicólogos más (dedicados al trabajo con menores y al comunitario, respectivamente). También se incrementa el número de horas dedicadas al programa de resolución de conflictos. Dicha ampliación hará posible que 7 especialistas con experiencia de la Asociación Ponte colaboren con las 8 técnicas de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, disponiendo un total de 15 personas para fortalecer el trabajo de la OMDV.

Vídeo de la Asociación Ponte sobre el trabajo desarrollado en la OMDV:

También se refuerza “Mi territorio, un espacio compartido“, un proyecto enfocado hacia los institutos de las zonas de Sevilla donde existen viviendas protegidas de Emvisesa. Se trata de una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas. Este año se ampliarán los centros de enseñanza secundaria donde se imparten los talleres a todos los barrios próximos a viviendas del parque público municipal.

"Mi territorio, un espacio compartido" es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.
“Mi territorio, un espacio compartido” es una acción formativa promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, e impartida por la Asociación Ponte para difundir en centros de secundaria las normas básicas de convivencia que deben respetarse en las comunidades de viviendas protegidas municipales.

Con la prestación de este servicio, Emvisesa dota a la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de una herramienta eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos que afectan a la pacífica convivencia de las comunidades vecinales, conformadas por viviendas en alquiler de la empresa pública de la vivienda de Sevilla.

En el marco del Plan Municipal para el Acceso a una Vivienda Digna, y reforzada por el Plan Municipal de Vivienda de Sevilla, el Ayuntamiento de Sevilla creó la OMDV el pasado 31 de mayo de 2016.

Durante tres años de existencia, la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda atendido a miles de familias con dudas y problemas relacionados con el alojamiento, llegando a tramitar 1.200 expedientes que implicaban riesgo de pérdida del hogar. Semestralmente la OMDV presenta un informe público que recoge su actividad.

La OMDV también ha trabajado intensamente con los problemas de convivencia existentes en las comunidades de inquilinos de viviendas protegidas propiedad de Emvisesa, abriendo más de 320 expedientes. En dicha tarea ha contado con el apoyo y la experiencia de este servicio externo de profesionales.

Felipe Castro, director gerente de Emvisesa, habla sobre el Protocolo de Convivencia aplicado por la OMDV:

El Protocolo de Convivencia se aplica en las viviendas del parque de alquiler de Emvisesa, que no ha dejado de crecer estos cuatro últimos años y ya se aproxima a las 3.000 viviendas. El Protocolo de Convivencia ha ido creciendo y garantizando la cohabitación pacífica, el acatamiento de las obligaciones establecidas en los contratos de arrendamiento, el cumplimiento de la normativa de vivienda protegida y la protección a los vecinos perjudicados por actuaciones incívicas de otros inquilinos.

La OMDV es quien coordina y optimiza la experiencia de 7 profesionales externos especializados en la resolución de conflictos, el refuerzo de las relaciones entre personas y el auspicio del bienestar social, mediante la creación de estrategias y la explotación de habilidades para prevenir, mediar y remediar.

Emvisesa expone casos prácticos de la política municipal de vivienda social del Ayuntamiento de Sevilla en Amsterdam

Emvisesa ha participado en las jornadas “The financialisation of housing: policy for affordability” organizadas por la Comisión Europea para tratar la situación de la financiación de la vivienda social y sus problemas a nivel global, desde un punto de vista eminentemente práctico.

Las jornadas, repartidas en dos días y organizadas mediante talleres, han reunido a responsables políticos y expertos en vivienda para dialogar sobre medidas encaminadas a contener o estimular, según la necesidad, los efectos creados por los actores financieros en el mercado residencial. El objetivo final consiste en descubrir cómo mejorar la accesibilidad a la vivienda mediante la comparación de diferentes políticas puestas en marcha en grandes ciudades europeas y valorar si son modelos viables y exportables.

Víctor Reguera y Raúl Burgos representaron a Emvisesa en diversas conferencias y sesiones participativas celebradas en “The financialisation of housing: policy for affordability” en Amsterdam.

Víctor Reguera y Raúl Burgos, miembros del Área Económica de Emvisesa, participaron en diferentes conferencias y mesas, en las que expusieron diferentes ejemplos de la política del Ayuntamiento de Sevilla en materia de vivienda social.

La renta media mensual del alquiler de viviendas en Sevilla se situa en 1.055 euros, por debajo de capitales como Barcelona, Madrid, San Sebastián, Palma de Mallorca o Bilbao, y en niveles similares a los de Vitoria, Alicante, Málaga, Valencia o Pamplona. La renta media que abonan los inquilinos de viviendas protegidas de Emvisesa asciende a 174 euros mensuales, un 420% inferior a la media de la renta libre de todas las capitales de España.

El alquiler centró buena parte de las intervenciones y Emvisesa expuso cómo los precios han aumentado durante 2019 un 16% de media en las capitales de provincia españolas, en contraste con la reducción del 1,85% en Sevilla, que situa su renta media en 1.055 euros mensuales. Por su parte, las viviendas sociales que el Ayuntamiento de Sevilla ofrece a través de su empresa pública, Emvisesa, tienen una renta media de 173,77 euros, un precio un 500% inferior a la renta libre en Sevilla y un 420% inferior a la media de la renta libre de todas la capitales de España.

Las sesiones participativas se organizaron para servir de “olla a presión” en la producción de conocimientos, de manera que cada participante basó su contribución en experiencias prácticas específicas. Emvisesa compartió los resultados de programas puestos en funcionamiento durante los cuatro últimos años, que le han permitido adjudicar 900 viviendas, incrementar el parque social de alquiler con 355 viviendas más o atender más de 1.200 casos de familias en riesgo de pérdida de su vivienda.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y sus diferentes protocolos de mediación y convivencia, así como los programas de ayuda a familias con pocos recursos, suscitaron gran interés por parte del resto de delegaciones provenientes de Berlin, Budapest, Paris, Oporto, Lisboa, Londres, Vilna, BarcelonaAtenas y la propia Amsterdam.

La combinación entre los programas para construir 1.000 nuevas viviendas sociales y el aprovechamiento de viviendas ya construidas pero vacías fue objeto de numerosas preguntas y comentarios positivos por parte del resto de entidades participantes.

Firma de la Alianza Estratégica entre Emvisesa y la Real Fundación Patronato de Viviendas de Sevilla.

Asimismo, representantes de otras delegaciones tomaron buena nota del modelo de rehabilitación integral que el Ayuntamiento de Sevilla llevará a cabo en la barriada Los Pajaritos, mediante la alianza estratégica de Emvisesa y la Real Fundación Patronato de Sevilla, y las posibilidades de replicarlo y exportarlo a otras zonas y ciudades.

La OMDV pone a prueba el “Protocolo de protección a inquilinos de Emvisesa especialmente afectados por problemas de convivencia”

El Protocolo de Convivencia de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) incorpora una serie de actuaciones de protección a inquilinos especialmente afectados por problemas de convivencia.

Dichas actuaciones se activan si se producen conductas delictivas como comportamientos contra la libertad sexual, violencia de género o cualquiera que afecte gravemente a la integridad física o psicológica de un inquilino de Emvisesa. En estos casos, la empresa municipal tramita un cambio de vivienda y reubica a los inquilinos afectados para protegerlos de las potenciales amenazas, mientras ejerce las pertinentes actuaciones contra los causantes.

Emvisesa ofrece a los afectados una vivienda en régimen de alquiler ubicada en una zona alejada de la situación conflictiva. Esta vivienda posee similares características a la original, en cuanto a su tamaño, número de habitaciones y anejos vinculados. El cambio puede ser definitivo o temporal, dependiendo de la resolución del conflicto y la voluntad de las partes.

Cuando los afectados tienen impago de rentas, Emvisesa les ofrece un fraccionamiento o aplazamiento de la deuda, facilitando la resolución del problema principal que constituye el conflicto que afecta a su integridad física o psicológica.

Este Programa de la OMDV requiere para su aplicación que las actuaciones hayan provocado daños físicos o psíquicos o supongan un peligro directo para la integridad de alguno de los miembros de la unidad familiar. Los afectados deben ser una unidad de convivencia concreta que haya presentado una denuncia ante la Policía y no una comunidad de inquilinos de manera genérica. Finalmente, dicha unidad de convivencia afectada debe comprometerse a no retirar la denuncia, a colaborar con la OMDV en las medidas que se adopten contar el agresor, a abonar las deudas que tuvieren, así como a entregar la vivienda en las condiciones que establezca Emvisesa.

La Comisión Ejecutiva de la empresa pública de la vivienda del Ayuntamiento de Sevilla es quien debe aprobar el cambio de vivienda.

Hasta la fecha la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ha abierto nueve expedientes.

Siete familias ya se encuentran en otras viviendas de zonas alejadas del conflicto y una más está pendiente de la puesta a punto de la vivienda donde va a ser reubicada. Una de las familias rechazó finalmente el cambio“, afirma la responsable de la Oficina.

En todos los casos se han iniciado también expedientes de Protocolo de convivencia contra los causantes de los comportamientos delictivos. En el 100% de los mismos, el Consejo de Administración de Emvisesa acordó la resolución de sus contratos de alquiler y, por tanto, deberán abandonar las viviendas una vez exista sentencia judicial firme. Mientras tanto, el cambio de vivienda posibilita que los comportamientos delictivos no sigan afectando a las familias a las que se protege, a la espera de que la familia infractora abandone la vivienda“, ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La totalidad de los casos afectaba a colectivos especialmente vulnerables y llegaron a producirse agresiones físicas y/o amenazas.

Es el caso de un matrimonio del mismo sexo afectado de problemas severos de salud y discapacidad que sufría una situación de acoso por parte de una vecina  a la que la pareja denunció por un comportamiento “homofobia extrema”. Recientemente la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha calificado el problema como solucionado, tras una completa y compleja actuación de la OMDV ya que confluían numerosas circunstancias, incluyendo el impago de rentas, que han dilatado el proceso.

El plazo medio transcurrido entre la aprobación por parte de la Comisión Ejecutiva de Emvisesa y el cambio efectivo a otra vivienda, no supera los tres meses. Por ello, en estos casos es muy importante denunciar ante la Policía y aportar la denuncia a la OMDV para agilizar la tramitación”, ha declarado la responsable de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Emvisesa, la Obra Social La Caixa y la Asociación Ponte firman un convenio para promover la convivencia vecinal en adolescentes de centros de educación secundaria

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su empresa pública Emvisesa, la Obra Social La Caixa y la Asociación Ponte Iniciativas Psicosociales han suscrito un convenio de colaboración para concienciar y sensibilizar sobre el cumplimiento de las normas de convivencia en las comunidades de viviendas protegidas.

El convenio se articula mediante el programa de acciones formativas “Mi territorio… Un espacio compartido”, encaminado a estimular la reflexión, la creatividad y el desarrollo de opiniones propias en unos 2.000 alumnos de los centros de educación secundaria de la ciudad de Sevilla con el fin de ayudarles a interiorizar un pensamiento productivo en la resolución de conflictos.

Estas acciones formativas se desarrollarán en dos fases, una dirigida a los alumnos de institutos del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca y otra, a los institutos del Distrito Cerro-Amate. Desde Emvisesa y la Obra Social La Caixa incentivarán el despliegue del programa “Mi Territorio…Un Espacio Compartido”, mediante la aportación de 27.000 euros, mientras que la Asociación Ponte Iniciativas Psicosociales, va a encargarse de  impartir las acciones formativas.

Para el seguimiento del desarrollo de este convenio se prevé la constitución de una comisión paritaria mixta, integrada por representantes de cada una de las partes.

 

El acuerdo, rubricado por María Jesús Catalá Buera, directora territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, Carlos Alfonso González de Valdés, en representación de la Asociación Ponte, y Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y en presencia del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, extenderá su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2019.

La colaboración entre Emvisesa y Asociación Ponte en el Programa de Convivencia implantado en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda ya fue reconocida con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, que fue concedido por la entidad Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) en la sexta edición de su “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicio.

“Mi territorio… un espacio compartido” es una acción formativa promovida por parte de Emvisesa para la difusión de normas de convivencia, en el ámbito de los centros de enseñanza secundaria, es decir, entre los adolescentes. El Servicio de Mediación e Intervención Vecinal de la Asociación Ponte se basa en los principios del respeto, la promoción y la defensa del interés de cada vecino y vecina, así como velar por su bienestar y el derecho a una vivienda. Su modelo de trabajo aúna la intervención psicosocial con las técnicas teatrales. Se aborda la atención a los adolescentes y sus familias dotando de habilidades para la prevención y el manejo de conflictos en sus relaciones y ofreciendo un marco para la comunicación y la expresión del propio adolescente. En suma, su metodología Psicoterapia Integrativa Basada En Escenas, PIBE, tiene el objetivo principal de ofrecer alternativas a la población adolescente para resolver conflictos de forma pacífica.

Emvisesa expone sus premiados “Programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales”

Emvisesa ha estado representada a través de su gerente, Felipe Castro, en las II Jornadas sobre “Psicoterapia Integrativa Basada en Escenas” organizadas por la Asociación Ponte.

Puede descargar el archivo (II_jornadas_ponte.-modificado.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

En estas Jornadas también han participado Iñigo Ochoa de Alda (Presidente de la FEAP), Antonio Reina, Alfonso González de Valdés, José Ángel Gutierrez, Salud Angulo, Mercedes Bandrés, José Miguel Luque, Lola Ordóñez y Mercedes Bernal (Asociación Ponte), Pilar Hidalgo Figueroa (Jefa de Servicio de Prevención y Apoyo a las Familias de la Junta de Andalucía. Consejería de igualdad y Políticas Sociales), Mª Victoria Hidalgo García (Profesora de la Universidad de Sevilla), Lucía Jiménez (Profesora de la Universidad de Sevilla), Bárbara Lorence (Profesora de la Universidad de Huelva), Jesús Maya (Profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de la Asociación para el Estudio y apoyo a las familias ESAFAM), Reyes Casares Ordóñez (Presidenta Colegio Oficial de Psicólogos Sevilla), Juan José Jiménez Hernández (Director del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía) y Juan de Dios Jaen Moreno (Concejal de Bienestar Social de Bonares. Huelva).

La intervención de Felipe Castro ha estado centrada en los exitosos programas de convivencia y resolución de conflictos vecinales implementados por la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

Emvisesa es la gestora de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, conocida como OMDV. Desde su creación en junio de 2016 la OMDV ha adquirido un protagonismo inmediato, gracias a un amplio equipo de profesionales especializados en educación, trabajo social, derecho o psicología y a un presupuesto superior al millón de euros anual.

En apenas dos años la OMDV ha atendido a 10.000 personas con una problemática relacionada con la necesidad de vivienda y/o el riesgo de perder su alojamiento. En 1.000 casos, la gravedad de la situación requirió de la apertura de un expediente. Ni uno solo de esos expedientes ha terminado en desahucio sin que podamos ofrecer una alternativa habitacional, lo cual es un dato que habla por sí solo del trabajo de la OMDV.

La OMDV ha entregado 170 viviendas por la vía de la excepcionalidad a otras tantas familias en una situación límite. Hablamos de viviendas valoradas en más de 14 millones de euros que se han convertido en el hogar de unas 600 personas  a las que los Servicios Sociales Municipales, en coordinación con los técnicos de la OMDV, han valorado con riesgo grave de exclusión habitacional.

Dentro de la OMDV existe una unidad centrada en la resolución de problemas de convivencia. Tras haberlo incrementado en más de 240 durante estos tres años, Emvisesa administra hoy día un parque de 2.681 viviendas en alquiler. Alrededor de 10.000 personas deben ponerse de acuerdo en aspectos que afectan a la economía doméstica, al derecho al descanso o a la libertad individual.

Desde la puesta en marcha del Protocolo de Convivencia hemos abierto 241 expedientes relacionados con problemas de convivencia. Para un parque de 2.680 viviendas no es una cifra alarmante, pero cada expediente constituye un mundo en sí mismo para las personas afectadas.

La cantidad de expedientes que se vienen abriendo por año es bastante estable y se encuentra alrededor de los 100 anuales.

Hay un factor, como la proliferación de ocupaciones ilegales, que ha demostrado ser una de las principales causas de estos problemas de convivencia.

Emvisesa ha diseñado un Plan de Regularización y Normalización que está dando grandes resultados en las promociones que concentraban un 70% del total de ocupaciones ilegales de todo el parque público de vivienda y, no parece casualidad, de los problemas de convivencia.

En dichas promociones, los problemas de convivencia se han ido reduciendo al tiempo que Emvisesa expulsaba a los ocupas ilegales. El fenómeno de la ocupación de viviendas públicas municipales está relacionado con verdaderas mafias organizadas.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, ya tuvo que desembolsar más de 200.000 euros para recuperar las condiciones de habitabilidad en Modecar, donde auténticos grupos organizados se hicieron con el control de la promoción, llegando a clausurar el garaje para dedicarlo a peleas de perros y gallos y como almacén de vehículos robados. Los enganches ilegales de suministros de agua y electricidad proliferaron al ritmo de los destrozos en la propiedad común y los problemas de convivencia. Ante tal situación muchas familias abandonaban su vivienda, que era inmediatamente ocupada por miembros del mismo grupo organizado.

Emvisesa ha puesto fin a este círculo vicioso denunciando todas las ocupaciones ilegales y a todos los inquilinos que no ocupan de manera legal y efectiva la vivienda que les ha sido adjudicada.

De esta manera Emvisesa tiene el 100% de su parque de viviendas adjudicado o dentro del proceso natural por el que unos inquilinos se marchan y otros acceden; y los procesos judiciales en marcha relacionados con ocupaciones ilegales están fallando uno tras otro a favor de la empresa municipal.

El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.
El recién estrenado Servicio de Agentes de Proximidad está demostrando ser una medida eficaz más en la resolución ágil de problemas de convivencia.

Emvisesa diseña y ejecuta medidas concretas, como el Servicio de Agentes de Proximidad, como la lucha contra la ocupación ilegal y el abandono de viviendas, y muy especialmente la Unidad de Mediación y Resolución de Conflictos de la OMDV.

El 35% de los expedientes abiertos por la Unidad se encuentran ya cerrados al haberse solucionado la causa del problema, o bien no quedar acreditados los hechos causantes de la denuncia.

Respecto a las sanciones, actualmente todos los expedientes salvo aquellos que implican actos delictivos o subarriendo, pasan directamente a mediación, tras comprobar los hechos. La unidad de Mediación intenta la resolución amistosa del conflicto. Si tras la intervención de Mediación, los causantes del conflicto no deponen su actitud es cuando se practican las sanciones oportunas.

Las sanciones pueden llegar, y de hecho así ha ocurrido en 29 casos graves, a la resolución del contrato de alquiler. La Comisión Ejecutiva y/o el Consejo de Administración de Emvisesa autorizan este tipo de procedimientos.

Existe un caso denominado de inquilinos especialmente afectados, donde Emvisesa procura el traslado inmediato a otras viviendas de su parque de alquiler. Hemos tenido 7 casos de inquilinos especialmente afectados por problemas de convivencia y 5 de ellos ya disfrutan de una vivienda alejada de la fuente del conflicto.

Cuando los causantes del conflicto son personas no inquilinas de viviendas de Emvisesa y la actuación policial o judicial se prevé a medio plazo, optamos por alejar a las víctimas del núcleo del problema.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) otorgó el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“ al Programa de Convivencia de la OMDV, en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao el pasado mes de mayo.

El jueves 20 de septiembre apúntate a la mesa redonda “Vivienda y exclusión residencial” organizada por la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y el Ayuntamiento de Sevilla

El próximo jueves 20 de septiembre entre 10:00 y 13:00 tendrá lugar en el Centro Cívico La Buhaira la mesa redonda “Vivienda y exclusión residencial“, organizada por la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN Andalucía) con la colaboración de la Delegación de Educación y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla.

Puede descargar el archivo (180920_mesaredonda_vivienda.pdf) haciendo clic sobre este enlace.

Las personas interesadas pueden inscribirse de manera gratuita desde la web de EAPN y obtener más información en los teléfonos de atención 693 27 75 83 y 854 70 82 45.

Irene Acero participará en representación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), gestionada por Emvisesa.

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), gracias a un presupuesto anual superior a 1 millón de euros,  ha podido atender desde su creación a más de 9.000 personas que han recibido asesoramiento, apoyo y a las que se han tramitado más de 1.000 expedientes relacionados con riesgo de pérdida de vivienda debido a todo tipo de circunstancias y situaciones personales. Ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

La OMDV ha ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 166 familias en situación de emergencia social. Estas 166 familias han podido acceder a una vivienda pública municipal de manera inmediata, mediante un procedimiento de urgencia desarrollado en colaboración con los Servicios Sociales Municipales.

La labor de la OMDV ha sido recientemente reconocida con el Premio a las Mejores Prácticas en materia de gestión de vivienda social en Bilbao concedido por las empresas municipales españolas.

Feleipe Castro y Juan Manuel Flores, con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas” de la AVS.
Feleipe Castro y Juan Manuel Flores, con el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas” de la AVS.

La OMDV también está desarrollado con éxito iniciativas novedosas contra la exclusión, como el  Protocolo de Permutas o el Protocolo de Convivencia.

Gracias al Protocolo de Permutas, familias cuyas viviendas no se adaptan a sus necesidades o capacidad económica pueden cambiarlas por viviendas del parque de alquiler de Emvisesa. Se trata de viviendas que han quedado pequeñas por el aumento de miembros de la familia, son demasiado grandes y caras para familias de uno o dos miembros, no disponen de ascensor en el caso de personas mayores, están muy alejadas de posibles cuidadores, etc. Emvisesa las adquiere y rehabilita para ponerlas a disposición de otras familias cuyos requisitos se corresponden a las características de las viviendas.

Por su parte, el protocolo de Convivencia se ve seriamente reforzado con la puesta en funcionamiento del Servicio de Agentes de Proximidad.

La OMDV también tiene entre sus funciones la gestión del Registro de Demandantes de Vivienda, en el que figuran alrededor de 11.500 personas inscritas, cuya demanda se verá en gran parte satisfecha gracias al nuevo Plan Municipal de Vivienda de Sevilla.

Por tanto, entre las numerosas funciones de la OMDV en su lucha contra la exclusión se encuentran la atención individualizada a familias con problemas de vivienda, el asesoramiento legal y jurídico en materia de vivienda (prevención, mediación y protección), la resolución de conflictos, la elaboración de un censo de viviendas vacías, la coordinación con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, la aplicación del protocolo de convivencia, el servicio de mediación, la recuperación de viviendas vacías, el protocolo de permuta de viviendas, el asesoramiento de claúsulas suelo o la gestión de ayudas económicas a familias con rentas bajas.

Respecto a dichas ayudas, el Ayuntamiento de Sevilla ha destinado ya 800.000 euros en este mandato a protección de familias con pocos recursos, en forma de renta social, y se han tramitado  233 ayudas por un importe de otros 900.000 euros sólo en 2018 para familias con deudas por impago de rentas.

El Ayuntamiento de Sevilla pone en marcha este lunes el servicio de agentes de proximidad que dará cobertura a más de 7.000 personas que residen en viviendas protegidas de Emvisesa

Felipe Castro, gerente de Emvisesa; Francisco José Guzmán Ramírez, representante de Global Guzmán Prieto S.L.U; y Jesús Palacios Rodríguez, representante de Searo Servicios Generales, S.L.  han firmado los contratos para la puesta en marcha de un nuevo servicio de agentes de proximidad, que comenzará a funcionar el lunes 3 de septiembre.

Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Francisco Guzmán, representante de Global Guzmán Prieto.
Felipe Castro, gerente de Emvisesa, y Francisco Guzmán, representante de Global Guzmán Prieto.

El objetivo es mejorar el mantenimiento y conservación de las viviendas, así como la convivencia y atención social a las más de 2.600 familias, unas 7.000 personas, que residen en las promociones de alquiler que Emvisesa tiene distribuidas por toda la capital.

Los contratos suponen 11 empleos, gracias a la creación de 9 puestos de trabajo y la consolidación de otros 2. Más de la mitad de los empleos de nueva creación, concretamente 5, serán ocupados por personas con discapacidad.

Felipe Castro y Jesús Palacios, representante de SEARO, un Centro Especial de Empleo que trabaja con personas con discapacidad.
Felipe Castro y Jesús Palacios, representante de SEARO, un Centro Especial de Empleo que trabaja con personas con discapacidad.

El presupuesto de licitación ha ascendido finalmente a 144.554,60 euros y la duración mínima de los contratos es de 12 meses (prorrogables otros 15 meses). Dada la dimensión del parque público la licitación se ha dividido en dos lotes de 75.709,60 euros y 68.845 euros, respectivamente. El servicio de agentes de proximidad dará cobertura a más de 2.600 viviendas en alquiler, 334 locales comerciales, 11 oficinas, 73 talleres y 1.141 plazas de garaje.

Es una nueva medida con la que seguimos cumpliendo nuestros compromisos y reforzando las políticas sociales en materia de vivienda, así como la política de reactivación y potenciación de Emvisesa”, explicó Felipe Castro.

Se trata de una medida enmarcada en la política de reactivación y potenciación de la Empresa Municipal de la Vivienda que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Sevilla, con el fin último de responder a las personas que desean acceder a una vivienda municipal, así como ofrecer un mejor servicio a quienes ya son inquilinos de Emvisesa.

Los agentes de proximidad son profesionales con los conocimientos técnicos necesarios para la realización de reparaciones eléctricas, cambios de cerraduras, trabajos de jardinería, sellados de grietas, pintado de barandillas, puertas o paredes, fijación de elementos tales como tablones de anuncios, etc.

Llevarán a cabo una labor preventiva de conservación y mantenimiento que permita anticiparse al deterioro definitivo de elementos que exijan costosas sustituciones.

Por otro lado, los agentes de proximidad efectuarán labores de inspección técnica de las promociones propiedad de Emvisesa, tanto en las propias viviendas como en sus zonas comunes, incluyendo las instalaciones existentes en las mismas.

Del mismo modo, desarrollarán labores propias de un conserje o un sereno, como la entrega de documentación, revisiones de conservación de la promoción, contacto directo con los vecinos, etc.

Uno de los aspectos fundamentales de la labor de los agentes de proximidad será la coordinación con los inspectores de Emvisesa para detectar los posibles problemas de convivencia, ocupación ilegal de inmuebles o falta de habitabilidad que se produzcan en las promociones, convirtiéndose en interlocutores con los inquilinos.

Desde el próximo lunes 3 de septiembre el servicio estará funcionando. Las comunicaciones entre inquilinos y  agentes de proximidad se realizarán a través de los administradores de fincas de las comunidades, con quienes Emvisesa ya ha contactado, con el fin de dotar al servicio de una mayor eficacia y dinamismo.

La Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda premia a Emvisesa por la labor de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda y su “Programa de Convivencia”

Emvisesa recibió anoche en Bilbao el “Premio a la mejor actuación en el ámbito de la administración y gestión del parque social de viviendas“.

El premio, correspondiente a la sexta edición de los “Premios AVS a las Mejores Prácticas en Vivienda Social, Rehabilitación y Gestión Pública de los Servicios“, fue otorgado por la Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) en una ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Arriaga de la capital vizcaína.

Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, y Felipe Castro, gerente de Emvisesa, fueron los encargados de recibir un galardón que reconoce la labor de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) y, más concretamente, de su Programa de Convivencia.

Pedro Javier Jauregui, viceconsejero de Vivienda del Gobierno Vasco, fue el responsable de entregar el premio a Juan Manuel Flores y Felipe Castro.

El jurado valoró “la puesta en marcha de un sistema de atención integral con la creación de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, para la prestación de asistencia social, psicológica y de servicios de asesoramiento legal y jurídico en el ámbito de la vivienda.  Asimismo, el jurado destacó “la amplitud y ambición del programa, dirigido a un parque de más de 2.600 viviendas en alquiler, que persigue garantizar la convivencia pacífica en las promociones de vivienda en dicho régimen de alquiler, el cumplimiento de las obligaciones y la normativa, y la protección de los vecinos frente a acciones incívicas, entre otros objetivos. Con este fin se han creado diferentes Mesas (sociales,  ciudadanas, asociativas, profesionales o financieras), en las que la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda actúa como mediadora, con el objetivo de buscar soluciones que garanticen el derecho a una vivienda digna”.

La ceremonia de entrega de galardones puso el broche final a la Asamblea General de la AVS, que ha tenido lugar en la capital vizcaína en reconocimiento del centenario de la fundación de Viviendas Municipales de Bilbao, empresa homóloga de Emvisesa.

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, saluda a una de las trabajadoras de la OMDV.
Juan Espadas, alcalde de Sevilla, saluda a una de las técnicas del Programa de Convivencia de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda.

El Premio es el mejor regalo por el segundo cumpleaños de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), que abrió sus puertas el 31 de mayo de 2016 en la avenida de San Jerónimo, como una de las medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla para reactivar Emvisesa y devolver la vivienda protegida al centro de la política municipal.

Oficina del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda de Sevilla: La OMDV es el lugar al que los ciudadanos pueden dirigirse para recibir una atención directa e integral relacionada con sus necesidades de vivienda. Presta un servicio de asesoramiento legal y jurídico a las personas con problemas relacionados con el alojamiento, gracias a políticas de prevención, mediación y protección. La Oficina es mediadora social entre ciudadanos y entidades financieras, estamentos jurídicos y otros organismos.
Oficina del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda de Sevilla: la OMDV es el lugar al que los ciudadanos pueden dirigirse para recibir una atención directa e integral relacionada con sus necesidades de vivienda. Presta un servicio de asesoramiento legal y jurídico a las personas con problemas relacionados con el alojamiento, gracias a políticas de prevención, mediación y protección. La Oficina es mediadora social entre ciudadanos y entidades financieras, estamentos jurídicos y otros organismos.

Durante estos dos años, la OMDV ha atendido a más 4.000 personas y tramitado más de 800 expedientes relacionados con necesidad de vivienda o riesgo de pérdida de la misma.

Más del 70% de los expedientes se encuentran resueltos, destacando que ninguno de ellos ha concluido con un desahucio sin que se haya ofrecido una alternativa habitacional a la familia afectada.

Este premio supone un reconocimiento al trabajo que se viene realizando durante este mandato en la reactivación de Emvisesa y en los programas sociales que se están poniendo en marcha y que han supuesto una profunda transformación de la labor y la gestión de la empresa pública respecto a su situación de parálisis en el mandato anterior”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

Emvisesa contará en sus promociones con un Servicio de Agentes de Proximidad que llevará a cabo tareas de mantenimiento, conservación y velará por la convivencia. El plazo de presentación de ofertas concluye el lunes 23 a las 14:30 horas.

Emvisesa ha iniciado la contratación de un nuevo servicio de agentes de proximidad, con el objetivo de mejorar el mantenimiento y conservación de sus viviendas, la convivencia y la atención social a las más de 2.600 familias que residen en las promociones de alquiler que la Empresa de la Vivienda tiene distribuidas por toda la capital.

Se trata de una medida enmarcada en la política de reactivación y potenciación de la Empresa Municipal de la Vivienda* que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Sevilla, con el fin último de responder a las personas que desean acceder a una vivienda municipal, así como ofrecer un mejor servicio a quienes ya son inquilinos de Emvisesa.

Promoción MC 1.2 de Polígono Aeropuerto, Sevilla Este.
Zonas comunes de una promoción en régimen de alquiler en Polígono Aeropuerto, Sevilla Este.

Los agentes de proximidad desarrollarán labores de mantenimiento y conservación de las promociones propiedad de Emvisesa, con especial atención a sus zonas comunes.

Será un equipo de profesionales con los conocimientos técnicos necesarios para la realización de reparaciones eléctricas, cambios de cerraduras, trabajos de jardinería, sellados de grietas, pintado de barandillas, puertas o paredes, fijación de elementos tales como tablones de anuncios, etc.

Se trata, por un lado, de desarrollar una labor preventiva de conservación y mantenimiento, que permita anticiparse al deterioro definitivo de elementos que exijan costosas sustituciones.

Por otro lado, los agentes de proximidad efectuarán labores de inspección técnica de las promociones propiedad de Emvisesa, tanto en las propias viviendas como en sus zonas comunes, incluyendo las  instalaciones existentes en las mismas.

Del mismo modo, llevarán a cabo el resto de labores propias de un conserje
o un sereno, como la entrega de documentación, revisiones de conservación de la promoción, contacto directo con los vecinos, etc.

Garaje utilizado como vertedero por ocupantes ilegales de una promoción de viviendas protegidas.

De manera coordinada con los inspectores de Emvisesa, elevarán informes para detectar los posibles problemas de convivencia, ocupación ilegal de inmuebles o falta de habitabilidad que se produzcan en las promociones,
convirtiéndose en interlocutores con los inquilinos.

Este contrato, cuya licitación se publicó en el Perfil del Contratante del Ayuntamiento de Sevilla, tiene un presupuesto asignado de 198.000 euros y una duración mínima de 12 meses (prorrogable otros 15 meses). Dada la dimensión del parque público se ha dividido en dos lotes. Está previsto que dé cobertura a más de 2.600 viviendas en alquiler, 334 locales comerciales, 11 oficinas, 73 talleres y 1.141 plazas de garaje.

Es un nuevo proyecto que ponemos en marcha para mejorar nuestro parque público de viviendas y la atención que prestamos a miles de familias que residen en él. Era una demanda desde hace tiempo de muchos hogares contar con interlocutores directos con presencia en los bloques y que conozcan de primera mano sus necesidades y problemas”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

El plazo para la presentación de ofertas finaliza el próximo lunes 23 de abril de 2018 a las 14:30 horas y pueden ampliar esta información consultando la Plataforma de Contratación, donde están publicados los pliegos de condiciones administrativas y técnicas.

Los agentes de proximidad cubrirán viviendas, locales comerciales, oficinas, talleres y plazas de garaje repartidos por toda la capital: La Calzada, Pino Montano, San Jerónimo, Mendigorría, Ramón y Cajal, El Porvenir, Avenida de Hytasa, Aeropuerto Viejo, Parque Empresarial Arte Sacro, Campo de los Mártires, Avenida de Kansas City, San Luis, Cros Pirotecnia, Los Carteros, Palmete, Bermejales, Uralita, Torreblanca, Nuevo Amate, Los Pajaritos, Polígono Aeropuerto, Avenida de Andalucía.
Los agentes de proximidad cubrirán viviendas, locales comerciales, oficinas, talleres y plazas de garaje repartidos por toda la capital: La Calzada, Pino Montano, San Jerónimo, Mendigorría, Ramón y Cajal, El Porvenir, Avenida de Hytasa, Aeropuerto Viejo, Parque Empresarial Arte Sacro, Campo de los Mártires, Avenida de Kansas City, San Luis, Cros Pirotecnia, Los Carteros, Palmete, Bermejales, Uralita, Torreblanca, Nuevo Amate, Los Pajaritos, Polígono Aeropuerto, Avenida de Andalucía…

 

*Reactivación y potenciación de Emvisesa:

  • Ejecución de inversiones por un importe superior a los 3 millones de euros.
  • Las ayudas a las rentas más desfavorecidas que garantizaba la aplicación de la Renta Social, desaparecida en junio de 2017, se garantizan y mejoran con el PPR (Protocolo de Ayuda a Familias con Pocos Recursos). Entre septiembre y noviembre de 2017 Emvisesa ha tramitado 365 solicitudes, de las que se van a conceder un mínimo de 221. Durante el presente año se harán efectivas las ayudas por valor de 516.661,57 euros.
  • El Ayuntamiento va a invertir más de 64 millones de euros para ampliar el parque público con la construcción de más de 545 viviendas en diferentes zonas que van desde la Carretera de Carmona a Bellavista, pasando por la Hacienda El Rosario.
  • De manera inminente Emvisesa va a rehabilitar y poner en uso más de 20 viviendas en el centro de la ciudad (García Ramos).
  • La permuta de la parcela propiedad de Emvisesa en la avenida Ramón Carande ha permitido cambiar un solar en el que se pueden construir 68 viviendas por un paquete compuesto por un solar para la promoción de 130 viviendas, 63 pisos construidos y listos para su entrega, 3 locales comerciales, así como 3,5 millones de euros para adquirir viviendas vacías y rehabilitar edificios. Un conjunto valorado en más de 11 millones de euros, frente a los 7 en que estaba valorada la parcela de Ramón Carande.
  • Bonificación del 95% del IBI a los más de 2.600 inquilinos de viviendas municipales que tienen una reducción media de 220 euros al año gracias a la inversión de 600.000 euros por parte del Ayuntamiento de Sevilla.
  • Se han entregado 571 viviendas, poniendo en uso la totalidad de viviendas que se encontraban vacías y denunciando aquellos casos de viviendas ocupadas por personas que no cumplen los requisitos exigidos. Todos los esfuerzos están encaminados a que la cifra de viviendas entregadas por Emvisesa antes de finalizar el mandato alcance las 1.000.
  • Los más desfavorecidos continúan estando en el centro de nuestra política de vivienda, como demuestran las 157 viviendas entregadas por excepcionalidad a otras tantas familias en riesgo de exclusión social que han acreditado ante técnicos de Bienestar Social el cumplimiento de los requisitos necesarios.
  • El 31 de mayo de 2016 inauguramos la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, que desde entonces ha abierto más de 800 expedientes relacionados con personas con necesidad urgente de vivienda o en riesgo de perder la suya. Ninguno de esos más de 800 casos ha concluido con un desahucio sin que exista una alternativa habitacional.
  • El Plan de Inversiones y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, está permitiendo rehabilitar viviendas para fines sociales, gracias a un presupuesto superior a los 500.000 euros.
  • Emvisesa tiene un total de 35 viviendas de su parque de alquiler cedidas a entidades sin ánimo de lucro. Prácticamente el 50% se han cedido durante la actual legislatura, siendo beneficiarias 7 entidades diferentes que, además de crear y consolidar más de 70 puestos de trabajo, han facilitado alojamiento y colaborado en la integración sociolaboral de más de 1.100 personas.
  • Convocatoria del Segundo Plan de Empleo para poner a disposición de los emprendedores interesados los últimos locales propiedad de Emvisesa que permanecen en bruto y sin uso. Gracias a 800.000 euros de inversión del Ayuntamiento de Sevilla ya se adjudicaron y pusieron en uso 16 locales para entidades y proyectos empresariales de distinto tipo y en diferentes puntos de la ciudad. Dicho Primer Plan de Empleo generó 60 empleos vinculados a las actividades desarrolladas en los locales y 18 con la contratación de las obras de adecuación.
  • Realización del Censo de Viviendas Vacías de Sevilla y programa de captación de las mismas, tanto en venta como en alquiler.
  • Implicación directa en la gestión de las comunidades de inquilinos.